• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

> Berria: Zerbitzuak > BERDINDU, EL SERVICIO VASCO DE ATENCION GLT, HA RECIBIDO A MAS DE 13.000 PERSONAS EN CINCO AÑOS

  • Berdindu: El servicio vasco de atención a gays ha recibido a más de 13.000 personas en cinco años
  • La progresiva regulación de los derechos del colectivo ha supuesto una reducción en el número de visitas
  • El Correo, 2007-11-05 # EFE · Bilbao

El servicio de información, atención y asesoramiento a gays, lesbianas, bisexuales y transexuales del Gobierno vasco, Berdindu, recibió a un total de 13.372 personas durante sus primeros cinco años de funcionamiento. De ellas, 9.387 fueron “usuarias directas” y las 3.985 restantes, familiares y amigos de homosexuales, según ha explicado hoy, en rueda de prensa, el consejero de Asuntos Sociales, Javier Madrazo.


Casi la mitad de este colectivo (6.697 personas) acudió a Berdindu en búsqueda de información sobre asociaciones de gays y lesbianas y sobre los pasos a seguir para formalizar una pareja de hecho, iniciar un proceso de adopción o tras sufrir una agresión homófoba.


Un total de 2.789 usuarios lo hicieron para ponerse en contacto con otras personas de su misma condición sexual, 2.440 para asesorarse jurídicamente y 1.446 demandaron apoyo emocional para hacer frente a la presión social, asumir su propia orientación sexual o comunicársela a su entorno. La mayoría de los usuarios de Berdindu fueron personas jóvenes, con una media de edad de 32 años en el caso de las mujeres, 29 en el de los hombres y 26 en el de los transexuales.


Progresiva regulación
Desde la puesta en marcha de este servicio en noviembre de 2002, cada año ha disminuido el número de personas atendidas, circunstancia que Madrazo relaciona con la progresiva regulación de los derechos del colectivo afectado.


Considera que el reto para los próximos años consiste en pasar de la igualdad legal a la real, ya que los avances legales no son suficientes y aún existen ámbitos, como el social y el laboral, en los que persisten la discriminación por razón de orientación sexual y la homofobia.


También ha apostado por trabajar de forma especial con los adolescentes gays, ya que, según estudios realizados por Berdindu, el 50% sufre rechazo en el hogar, el 73% ha sufrido hostigamiento verbal y el 32% agresiones físicas.


Madrazo ha señalado que los gays adolescentes suman a los problemas propios de su edad el rechazo que sienten por no ser heterosexuales y afirmó que el hecho homosexual se esconde detrás de muchos suicidios adolescentes y también de casos de ‘bullying’ o acoso escolar.

Anuncios

> Iritzia: Empar Moliner > PELO Y PLUMA

  • Pelo y pluma
  • El País, 2007-11-05 # Empar Moliner

En un estupendo artículo que firma Enric Badia en este periódico, leo el caso del concejal del PP de Berga, Josep Saña, que envió por e-mail unos comentarios sobre los homosexuales a otro concejal, éste del Partit dels Socialistes (y homosexual). Decía el tal Saña, entre otras cosas (que no reproduzco por si leen este artículo en horario infantil), que no entendía “cómo hay tantos homosexuales con el asco que damos los hombres peludos”.


En el artículo que les digo, el autor cuenta que este tipo de declaraciones tradicionalmente “han quedado sin castigo en el PP”. Y lo ilustra con un ejemplo: el del alcalde de Pontons, también del mismo partido. Al hombre le salió gratis decir que los homosexuales “son personas taradas, deficientes, inmorales” y revelar el porqué: “Lo normal es que las personas nazcan macho o hembra, porque yo no he visto nunca a dos perros haciendo el amor”.


A mí, los comentarios de Saña no me parecen de homófobos, me parecen muy pintorescos. Cuestionarse por qué hay “tantos homosexuales, con el asco que damos los hombres peludos” no es homófobo, pero demuestra unas peculiaridades en el córtex del autor que algún malintencionado podría decir, sin duda, que son incompatibles con el ejercicio de cargo público, con el ejercicio de cruzar un semáforo en verde o hasta con el de colocar una ficha triangular en un agujero triangular. En primer lugar, nuestro hombre presupone que a todos los homosexuales les gustan los hombres peludos. Eso nos lleva a pensar, pues, que si no hubiese hombres peludos, Saña ya entendería que hubiese “muchos” homosexuales. Dejarían de dar asco. Ya ven que el córtex de Saña no ha conseguido relacionar el término depilación con los términos ciclista, culturista, nadador o hasta metrosexual.


Pero es que, además, si nuestro sujeto no entiende que haya tantos homosexuales “con el asco que dan los hombres peludos”, tenemos que suponer que tampoco entiende que haya tantas mujeres heterosexuales. Y la razón es la misma. El asco que según él dan los hombres peludos. No sé qué experiencia tiene Saña en estas cuestiones. Habrá que suponerle heterosexual, pero no podemos afirmar -porque lo desconocemos- que haya tenido trato carnal con hembras. Sabemos, eso sí, que es peludo, porque dice “el asco que damos” y no “el asco que dan”. Pero ¿cómo sabe que los hombres peludos dan asco? ¿Le darán asco a él, y su peculiar visión del mundo hace que eleve a teoría universal una experiencia propia? ¿Alguna mujer le habrá dicho “los hombres peludos dais asco”? La conclusión a la que nos lleva Saña sin querer, pues, es que sólo las mujeres no peludas pueden mantener relaciones sexuales con otras mujeres no peludas sin dar asco.


En cuanto al otro, al alcalde de Pontons, pues me parece muy bien que nadie de la cúpula del PP le haya echado. Este sí que soltó comentarios homófobos, pero ya comprendo que un partido político no puede prescindir de alguien que afirma: “Lo normal es que las personas nazcan macho o hembra, porque yo no he visto nunca a dos perros haciendo el amor”. Dejemos a un lado el prodigio de dispersión que supone la frase. Dejemos a un lado que no tiene nada que ver nacer macho o hembra con ser homosexual o heterosexual. Y hasta dejemos a un lado que yo misma, que me he criado en el campo, por supuesto que he visto a animales del mismo sexo intentando -y a veces consiguiendo- la cópula. Hay gallinas que quieren hacen de macho o pollos que quieren fecundar a otros pollos, por no hablar de los perros, que, a la mínima, embisten con libidinosas intenciones a otros perros macho, a peluches o a piernas humanas.


Porque eso es lo de menos. Lo que de verdad es conmovedor, lo de que de verdad convierte al alcalde de Pontons en una personita especial y valiosa es que diga que no ha visto a dos perros “haciendo el amor”. Gracias, san Antonio por permitirme este momento. Con lágrimas de emoción se lo digo a ustedes. Es muy difícil encontrar a alguien tan cursi como para decir que los perros “hacen el amor”. Los que hacen el amor son los humanos (y no todos), como ya cantó en su día el cubano Dinio. Los perros, las moscas o los animales solípedos en general, como por ejemplo el asno, hasta hoy se apareaban. Pero, bueno, igual ya no es así y a lo mejor ahora hasta se fuman el cigarro de después.

> Berria: Zerbitzuak > EL SERVICIO VASCO BERDINDU AYUDA A 13.372 PERSONAS EN 5 AÑOS

  • El servicio vasco para homosexuales Berdindu ayuda a 13.372 personas en 5 años
  • 25 adolescentes llaman para preguntar cómo contarlo en casa, en clase… El recurso apoya a 10 parejas para adoptar niños.
  • 20 Minutos, 2007-11-05 # Unai Etxebarria

¿Cómo se lo cuento a mis padres? ¿Qué tengo que hacer para adoptar un niño? ¿Puedo cambiarme de sexo en el DNI? Son cuestiones a las que da respuesta Berdindu. El Servicio de atención a gays, lesbianas y transexuales del Gobierno vasco ha atendido a 13.372 personas en sus cinco años de funcionamiento. Anualmente la cifra baja, a medida que este colectivo gana en derechos.


La mayoría de los usuarios han acudido a Berdindu solicitando información sobre los trámites de adopción, qué hacer ante una agresión… Pero también ha habido quien se ha acercado en busca de apoyo emocional o asesoramiento jurídico. Berdindu lo forman un abogado, un psicólogo y un responsable del servicio.


La edad media de los usuarios es de 32 años en el caso de las mujeres, de 29 en el de los hombres y de 26 en el de las personas transexuales.


25 adolescentes se han puesto en contacto con este recurso pidiendo consejos para contar su condición sexual en casa o en clase. No en vano, según datos de Berdindu, el 50% de los menores de edad homosexuales o bisexuales sufren rechazo en el hogar. Además, el 73% ha sufrido insultos en su entorno y un 32% agresiones físicas.


Para paliar estos comportamientos, Berdindu ha puesto en marcha un proyecto educativo en el que han participado 100.000 alumnos de primaria (6 a 12 años). Los niños trabajan con textos y asisten a una representación teatral en la que se incide en la igualdad entre las personas, independientemente de su condición sexual.


Berdindu también ha respaldado a los transexuales. Desde 2005, 9 personas han cambiado su nombre y sexo en el DNI. Además, otros 20 transexuales han recibido una ayuda económica para financiar la operación de cambio de sexo. El Ejecutivo destina 60.000 euros anuales, a repartir entre las personas que tienen derecho a recibir la ayuda. “Ante todo se prioriza a las personas con renta más baja”, indica el consejero de Asuntos Sociales, Javier Madrazo.


Asimismo, Berdindu ha asesorado a 9 parejas homosexuales en procesos de coadopción (adopción de uno de los miembros de la pareja del hijo del otro miembro de la misma). También el servicio de apoyo ha ayudado a una pareja lesbiana a adoptar dos menores extranjeros.


Ahora el reto de Berdindu es extender su programa educativo a secundaria (de 12 a 16 años) y explorar el alcance de la homofobia en el mundo laboral. “Recibimos denuncias de profesores homosexuales de colegios privados que ocultan su condición para no ser expulsados”, explica Víctor Santamaría, responsable de Berdindu.


Berdindu está disponible en el teléfono 900 840011 o en su sede en Bilbao (c/ Henao 9, planta baja).