• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

> Berria: Emakumeak > ANDALUCIA: EL PARLAMENTO APRUEBA POR UNANIMIDAD LAS LEYES DE IGUALDAD Y VIOLENCIA

  • Doble escudo legal para las mujeres
  • El Parlamento aprueba por unanimidad las leyes de Igualdad y Violencia
  • El País, 2007-11-15 # Isabel Pedrote · Sevilla

Por primera vez en 25 años de autonomía, el Parlamento andaluz ha aprobado leyes específicas cuya protagonista es la mujer. El debate final de ambas se produjo ayer bajo el signo de la unanimidad y el respaldo social. Lo primero se vio en el apoyo global de todos los grupos, lo segundo en el lleno de la tribuna del público del salón de plenos. Ya había precedentes de esa unanimidad: en el debate a la totalidad ni siquiera se pidió la devolución de la ley, lo que no evitó un aluvión de enmiendas parciales que, en el caso de la Ley de Igualdad, sobre todo, se ha traducido en un cambio sustancial del texto respecto al proyecto inicial.


En opinión de las portavoces, de ser meramente declarativa y poco comprometida, la norma ha pasado a ser un instrumento muy útil. Y lo llamativo es que en la mutación no sólo han participado los grupos de la oposición (como es lo habitual), sino mayoritariamente el grupo socialista, que presentó 43 enmiendas a un texto de 63 artículos. La consejera de Igualdad, Micaela Navarro, destacó que el marco jurídico involucra a todas las políticas del Gobierno, y resumió su contenido en dos ejes: el empleo y la conciliación de la vida laboral y personal. La ley va acompañada de una memoria económica: en el ámbito público habrá planes periódicos y, en el privado, incentivos para guarderías.


Una de sus principales novedades es la ampliación del permiso de paternidad a cuatro semanas, además de los 15 días de permiso retribuido que permite la ley estatal, para los empleados públicos andaluces (256.000). A este derecho, a diferencia de lo aprobado en las Cortes, podrán acceder también las parejas homosexuales. La ley contempla otros aspectos innovadores como medidas para evitar los efectos del impago de pensiones y que la Administración pública no contrate o subvenciones a empresas que hayan sido condenas por vulnerar el derecho de las mujeres.


La Ley
de Violencia de Género partía de las conclusiones de un grupo de trabajo en el que participaron todos los partidos. La norma garantizará la prestación sanitaria, incluida la psicológica, a las víctimas, además de protección y seguridad, pero, sobre todo, incide en el desarrollo de las medidas preventivas. En su intervención, Micaela Navarro resaltó la complejidad de abordar este tipo de delitos y dijo que el objetivo prioritario de la ley es garantizar, por todos los medios, la seguridad, integridad y libertad de las víctimas del maltrato.


Entre las medidas, se incluye un cupo de reserva específico en las promociones de vivienda protegida para su cesión o adjudicación a las mujeres maltratadas. La novedad es que dispondrán de casa en propiedad y no únicamente en alquiler. Además, los hijos de las víctimas tendrán prioridad en el acceso a las guarderías infantiles.


Pese a su respaldo, la oposición puso más pegas a esta norma que a la de Igualdad, ya que las medidas similares que recoge la ley estatal de Violencia no han dado los frutos esperados. En los nueve primeros meses de 2007 se han presentado 11.325 denuncias por malos tratos en Andalucía, frente a las 14.325 de 2006. Han muerto ocho mujeres.


  • Igualdad
  • El permiso de paternidad se extiende a progenitores del mismo sexo.
  • Los funcionarios de la Junta cuentan con cuatro semanas, además de los 15 días estatales.
  • Se crearán guarderías en los centros de trabajo públicos. Incentivos para las empresas privadas.
  • Las bases de las subvenciones públicas tendrán en cuenta la igualdad por parte de las empresas solicitantes.
  • Medidas para suplir el impago de pensiones compensatorias de separación o divorcio.


  • Violencia
  • Atención sanitaria y psicológica a las víctimas.
  • Los hijos de las víctimas tendrán prioridad en guarderías infantiles.
  • Cupo especial para acceder a vivienda protegida. La novedad es que será también en propiedad y no sólo en alquiler.
  • Incentivos para el trabajo autónomo y creación de empresas.
  • Las trabajadoras de la Junta tendrán derecho a la reducción de jornada, y a la movilidad.
  • Personación de la Junta en caso de muerte.
Anuncios

> Elkarrizketa: Per Engebak > "EL ESTIGMA DEL SIDA SE VA REDUCIENDO"

  • Per Engebak· Director de Unicef para el este y el sur de África
  • “El estigma del sida se va reduciendo”
  • El País, 2007-11-15 # Inmaculada de la Fuente · Madrid

Per Engebak, director regional de Unicef para el Este y Sur de África, conoce bien la carga que llevan sobre sus hombros los siete millones de huérfanos que ha dejado el virus a su paso. Niños condenados a formar parte de una fatal espiral: vieron morir a sus padres a causa del sida, y quizás ellos mueran por el mismo mal. O no, el último informe Innocenti, Protegiendo la infancia, describe avances. “El estigma del sida se va reduciendo”, afirma. Pero también desafíos.


De los 15 millones de huérfanos en el mundo atribuidos al sida, más de la mitad viven en África subsahariana. Un continente en el que llueve sobre mojado, con una larga tradición de huérfanos por otras causas. En los últimos años, un tercio de los huérfanos africanos lo son por el virus del sida. Se estima, además, que de los 400.000 niños que se infectan al año, el 80% son africanos.


Pregunta. Se ha roto la cultura del silencio y se atisban cambios. ¿Hay razones para la esperanza?
Respuesta. Niños y jóvenes podrían convertirse en poderosos agentes del cambio si se les da información y se les ayuda a salir del círculo vicioso en que se hallan: la generación de sus padres ha sido sacrificada. El reto actual es salvar la suya.


P. ¿El compromiso de los gobiernos es ahora mayor?

R. Los gobiernos de Kenia, Tanzania y Malaui, entre otros, desarrollan planes de acción para ayudar a las familias que sufren la ausencia del padre, de la madre o de ambos. En Zimbabue, por ejemplo, el 8% de los niños son huérfanos. En Lesoto, país muy afectado, se han arbitrado subsidios para las abuelas. Algunas cuidan a nueve o diez niños. La solidaridad es muy fuerte en los núcleos próximos: el 80% de la ayuda se canaliza a través de las comunidades locales. En Kenia se intenta movilizar a los jóvenes para frenar el contagio.


P. Hasta hace poco el tratamiento se centraba en los adultos. ¿Aumenta la sensibilidad por el sufrimiento de los niños?
R. Hace cinco años sólo el 5% de los huérfanos recibía ayuda, ahora ésta llega al 30%. Aunque la prioridad es atender a los adultos, los jóvenes de 15 a 19 años son los más vulnerables a la infección: el riesgo del contagio sigue siendo alto. Por otra parte, para tratar a los niños ha habido que calibrar la dosis pediátrica. Estos medicamentos ya están calibrados y las compañías ya no tienen excusas para producirlos. Por ahora, sólo el 5% de los niños seropositivos recibe cotrimoxazol, un antibiótico de bajo coste que puede reducir a la mitad las muertes de estos chicos por infecciones asociadas al sida. Uno de los objetivos de Unicef para 2010 es que el 80% de los que lo necesiten reciban tratamiento antiretroviral o cotrimoxazol.


P. ¿Hasta qué punto huérfanos y afectados rehacen su vida?

R. En Botsuana, y los países en que las familias reciben ayuda, apenas se han detectado diferencias en la escolarización de los niños afectados por el sida y los que tienen una vida familiar normal.


P. Muchos de estos chicos viven verdaderos dramas…
R. Están traumatizados por la magnitud de su esfuerzo: algunos han cuidado y han visto morir a sus padres. Muchos requieren atención psicosocial: su vulnerabilidad los hace potenciales víctimas de la explotación sexual. Además, al perder a sus padres, carecen de experiencia agrícola para autoabastecerse. Nadie les ha enseñado.


P. En algunas áreas el virus se ceba en las mujeres. ¿Un reflejo más de la desigualdad de género?

R. En Suazilandia, el 50% de las mujeres están infectadas. Y las jovencitas entre 15 y 19 años tienen altas tasas de infección: inician antes sus relaciones al alcanzar la madurez sexual antes que los chicos. A estas edades, además, su autoestima no es muy alta para negociar sus relaciones y protegerse. Hay campañas dirigidas a que desarrollen estas habilidades.