• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Elkarrizketak: Francisco Vázquez > "ES UNA MARCHA ATRAS DE LA IGLESIA"

  • Francisco Vázquez • Embajador en el Vaticano
  • “Es una marcha atrás de la Iglesia”
  • El País, 2008-01-04 # Luis R. Aizpeolea • Madrid

Francisco Vázquez, embajador de España en el Vaticano, se encontraba pasando las fiestas de fin de año en su tierra natal, A Coruña, cuando los cardenales Antonio María Rouco Varela y Agustín García-Gasco dirigieron en la plaza de Colón de Madrid un ataque, inédito desde la Transición, de la jerarquía eclesiástica contra el Gobierno, al que llegó a acusar de “disolver la democracia”. Vázquez escuchó la intervención del Papa ese día y no le sorprendió. Pero comprendió el alcance del ataque cuando al día siguiente leyó en la prensa el contenido de los discursos de Rouco Varela y García-Gasco. A Francisco Vázquez, 61 años, un peso pesado de la política, alcalde socialista de A Coruña desde las primeras elecciones municipales democráticas, de 1979, hasta que hace tres años José Luis Rodríguez Zapatero le nombró embajador de España en la Santa Sede, el ataque le cogió por sorpresa. La información que disponía del Vaticano de la concentración del domingo era que su contenido reivindicativo no se saldría de los cauces normales. Para Vázquez, católico y socialista, que ha dedicado sus tres años en la Embajada en el Vaticano a mejorar las relaciones con la Santa Sede, lo sucedido es un jarro de agua fría. Habla de “marcha atrás”, pero no desespera. Atribuye el ataque a un sector de la jerarquía, pero exonera al Vaticano. Propone serenidad al Gobierno y reclama que sea la Iglesia la que reaccione frente a su sector más retrógrado.

Francisco Vázquez, que regresará en los próximos días a Roma, cree que el Gobierno no debe precipitarse tras la agresión del sector radical de la jerarquía. Él espera una reacción de la propia Iglesia, y que lo haga con gestos más que palabras.

Pregunta. ¿Cómo valora las declaraciones críticas con el Gobierno de algunos obispos y cardenales españoles en la concentración que organizó el domingo la jerarquía eclesiástica en la plaza de Colón de Madrid?

Respuesta. Fueron unas declaraciones muy injustas y desproporcionadas que han distorsionado la naturaleza de un acto de apoyo a la familia ante gente de buena fe. Algunos cardenales, sobre todo Antonio María Rouco Varela y Agustín García-Gasco, lo convirtieron en un mitin político.

P. ¿Qué le ha parecido la expresión del cardenal García-Gasco de que la legislación del Gobierno disuelve la democracia?

R. Me dolió mucho. No se corresponde con el tratamiento que la acción de este Gobierno ha dado a la Iglesia. Entiendo que pueda estar en desacuerdo con una parte de la legislación del Gobierno. Pero lo que no puede es poner en entredicho la naturaleza de un Gobierno democrático que ha buscado el diálogo con la Iglesia española. Es una marcha atrás de la Iglesia española que arrincona a quienes apostamos por el diálogo y refuerza a quienes están por el enfrentamiento.

P. ¿Le ha sorprendido esta ofensiva contra el Gobierno?

R. Me ha sorprendido. Yo creía que no había ningún problema. Hace unas semanas coincidí con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el aeropuerto de Roma, con motivo de la reunión de dirigentes europeos que se celebró en la capital italiana, y le informé de que el acto sería reivindicativo, pero dentro de los cauces normales. Es la información que yo tenía del Vaticano, de las intenciones del Papa. Por tanto, me quedé sorprendido cuando percibí aquel tono político beligerante. Tengo que decir que no es esa la postura de la Iglesia sino de sólo un sector.

P. ¿Ha hablado con el Vaticano?

R. Sí.

P. ¿Cómo ha acogido lo que sucedió en el acto de Madrid?

R. Con sorpresa y disgusto. Nuestras relaciones con el Vaticano son buenas.

P. Usted dice que hay varios sectores en la Iglesia. ¿Cuáles son esos sectores?

R. Sería un error hablar de una Iglesia única. La Iglesia es muy plural, incluso en su jerarquía. Hay dos líneas distintas. Por un lado, la del Papa Benedicto XVI y el Vaticano, la del presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blazquez, o la de los cardenales de Barcelona y Sevilla, que mantienen algunas críticas, pero dentro de los cauces. Los discursos de la mayoría de ellos, en la concentración de Madrid, fueron leídos porque no estuvieron presentes en ella, y se mantuvieron en la corrección. Por otro lado, está la línea que han marcado los cardenales de Madrid, de Valencia y algún seglar de confrontación política con el Gobierno.

P. ¿A qué atribuye la beligerancia política, exhibida el domingo, del sector de Rouco y García-Gasco?

R. La Iglesia española está en un proceso electoral. En marzo, los obispos y cardenales eligen al nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española y su nueva dirección. Ligado a esto hay un sector de la Iglesia, incapaz de convivir con un Gobierno de izquierda, lo mismo que existe en España una parte de la izquierda, anticlerical, incapaz de convivir con la Iglesia. Son extremos que se alimentan. El gran error ahora sería dar argumentos a este sector radical que quiere la confrontación. Por eso, apelo a la serenidad. Sería un error tirar por la borda el trabajo del Gobierno de toda una legislatura que empezó con problemas con la Iglesia y que luego se normalizó con los acuerdos sobre financiación y educación.

P. El PSOE está convencido de que hay una connivencia entre ese sector radical de la jerarquía eclesiástica y el PP. Y la celebración de un acto contra el Gobierno a casi dos meses de las elecciones es una expresión de esa connivencia ¿Qué piensa usted?

R. Estoy de acuerdo en que existe una connivencia entre un sector de la jerarquía eclesiástica y el PP en la búsqueda de objetivos electorales. Pero la izquierda no debe cometer el error de politizar las relaciones con la Iglesia. Hay sectores en la Iglesia que quieren colaborar con el Gobierno en cuestiones evangélicas, como el desarrollo de la Ley de Dependencia. Con esos sectores se ha dialogado sobre la asignatura Educación para la Ciudadanía y la Ley de Memoria Histórica, y se ha llegado a acuerdos.

P. ¿Qué papel atribuye a la cadena de radio de los obispos, la Cope, en la movilización antigubernamental del domingo y en la situación de tensión entre la Iglesia y el Gobierno?

R. Tiene mucho que ver. La Cope ha seguido una estrategia de confrontación con el Gobierno desde las elecciones generales de 2004.

P. ¿Qué le ha parecido la reacción del presidente del Gobierno y del PSOE, que han replicado a los ataques de los obispos que ha sido un sector de la jerarquía eclesiástica el que se ha apartado de la democracia?

R. El presidente Rodríguez Zapatero ha hecho lo correcto, reaccionar con energía. Ha hecho lo que tenía que hacer, dar un puñetazo sobre la mesa, y señalar que la jerarquía eclesiástica no puede seguir ese camino.

P. ¿Ha hablado con el presidente?

R. Sí. Está muy dolido y enfadado. Tiene la sensación de que han abusado de su buena fe al responder a su política de diálogo con la Iglesia con un ataque frontal en el que se atribuye a este Gobierno nada menos que una posición antidemocrática.

P. ¿Qué van a hacer ahora, más allá de las palabras?

R. Tenemos que mantener la serenidad y esperar a que la Iglesia dé el paso de recomponer esta situación. Hay muchos católicos que no comparten las posiciones que el sector radical de los obispos mantuvo el domingo. Incluso, en la misma jerarquía eclesiástica, como los obispos de Barcelona y Sevilla, discrepan de ese sector radical. Estos sectores moderados quieren colaborar con el Gobierno en los asuntos sociales. Creo que debe haber una reacción dentro de la propia Iglesia y debe ser más de gestos que de palabras.

P. ¿Qué gestos contempla?

R. Exigir el cambio de la línea editorial de la Cope. Es un problema de la Iglesia porque la línea editorial actual no representa a millones de católicos españoles.

P. ¿No cree que esta ofensiva episcopal puede ampliar la corriente de quienes apuestan por materializar una separación definitiva entre el Estado y la Iglesia en España?

R. No estoy de acuerdo con una separación absoluta entre Iglesia y Estado. La Iglesia en España juega un papel cultural, histórico y de vertebración social que tenemos que reconocer y respetar. La Iglesia es mucho más que los purpurados. Lo que más agradaría al PP es que tirásemos por la borda, al fin de una legislatura en la que ha habido mucho diálogo con la Iglesia, los consensos logrados en educación y en tantos temas. Así como la importante cooperación en materia social e internacional.

> Berria: Politika > IU PIDE EXPLICACIONES A DE LA VEGA SOBRE QUE HAY ACORDADO CON EL VATICANO

  • IU pide explicaciones a De la Vega sobre qué hay acordado con el Vaticano
  • Europa Press, 2008-01-04

IU-ICV solicitó hoy la convocatoria urgente de la Diputación Permanente del Congreso para que aborde la necesidad de que comparezca la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y dé explicaciones sobre qué acuerdos mantiene el Gobierno con la Iglesia, si esos acuerdos se extienden al Estado del Vaticano y tienen por objeto legislación española, lo que supondría una cesión de soberanía, y si tiene intención de llamar a consultas al embajador español ante la Santa Sede, Francisco Vázquez.

Así lo explicó hoy el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, considerando que las declaraciones que ha hecho Vázquez hablan de acuerdos entre los dos Estados sobre leyes españolas, acuerdos que podrían tener como contrapartida la “paz” en las relaciones con la Iglesia en España.

“Pero no hay paz. ¿Qué va a hacer el Gobierno?”, inquirió, para preguntar también si el Ejecutivo reaccionará a la “callada por respuesta” que ha recibido de la jerarquía eclesiástica tras su reacción a las críticas recibidas en el acto sobre la familia celebrado el domingo en Madrid.

“Debe haber alguna medida, como la llamada a consultas del embajador, aunque no parece que haya que consultarle mucho, parece la voz de su amo”, criticó Llamazares. Vázquez, a su juicio, se comporta como embajador del Vaticano y no del Gobierno de España.

Gaspar Llamazares subrayó también hoy que es a su juicio igualmente grave que “de estos acuerdos bajo púrpura” no se ha “enterado de nada” el Parlamento, autor de las leyes. “Es inaceptable”, zanjó.

> Berria: Eliza > CATOLICOS DE BASE LAMENTAN QUE LOS OBISPOS IGNOREN LA REALIDAD SOCIAL

  • Católicos de base lamentan que los obispos ignoren la realidad social
  • Somos Iglesia dice que la jerarquía aún tiene “dificultades” con la democracia
  • El País, 2008-01-04 # Juan G. Bedoya • Madrid

“No piensas más allá de ti misma, no eres universal. Tu legalidad raya frecuentemente en la injusticia. Conviértete a la justicia, aunque tengas que rebasar tu propia legalidad. Por ejemplo, cuando discriminas las distintas formas de familia”. Es lo que piden los católicos de base a la jerarquía del catolicismo español después de escuchar los mensajes de los cardenales el domingo pasado en la plaza de Colón en Madrid. Reunidos en la plataforma denominada Redes Cristianas, en la que participan 150 colectivos de toda España, son el rostro de la otra iglesia, la que tradicionalmente ha trabajado por un cambio en aspectos como la igualdad entre mujeres y hombres, la democracia interna, el protagonismo del laicado, la opción por los pobres, el diálogo interreligioso, etcétera.

La corriente Somos Iglesia es miembro de Redes Cristianas, y Raquel Mallavibarrena Martínez de Castro una de sus portavoces. Ayer difundió un comunicado en el que lamenta que los obispos presenten de nuevo una visión de la familia como algo monolítico y coincidente con los planteamientos de ciertos sectores de la Iglesia. “Se ignora la realidad de tantos católicos que viven y sienten la familia con acentos distintos pero acordes con los valores del Evangelio. Esto dificulta y casi imposibilita cualquier diálogo sereno dentro de la Iglesia sobre un tema tan importante y tan vinculado a la parte más íntima de las personas y a la vez tan influido por las realidades sociales”, afirman en el comunicado.

Somos Iglesia echa en falta en la jerárquica eclesiástica “una defensa de la familia basada en aspectos tan importantes y actuales como la conciliación de la vida laboral y familiar, las dificultades de acceso a la vivienda o la violencia de género”. Añade esta corriente del catolicismo: “Parece que el tema de la familia consiste sólo en hablar del aborto, divorcio o el matrimonio homosexual”. En su opinión, las intervenciones de los prelados sonaron “a una descalificación de otras realidades familiares distintas de la llamada familia tradicional, lo cual pone en evidencia las dificultades que aún tiene la Iglesia católica como institución en España para participar en el debate democrático y plural propio de un Estado aconfesional”.

El coordinador del grupo de Cristianos Socialistas del PSOE, Carlos García de Andoín, animó a “todos los católicos” que discrepen del rumbo que está tomando la Iglesia en España a “tomar posición” frente a quienes “están abusando del sentido de fidelidad y comunión de la mayoría”.

La mayor parte de la comunidad católica “no comparte” el espíritu del acto Por la Familia Cristiana del pasado domingo en Madrid, “realizado bajo el sesgo sectario y fundamentalista de algunos movimientos católicos”, manifestó a Efe. García de Andoín trabajó durante 12 años en la diócesis de Bilbao, que preside el obispo Blázquez, actualmente al frente de la Conferencia Episcopal y uno de los oradores del acto del pasado domingo.

  • Las reformas que disgustan a los obispos

Una ‘hoja de ruta’ para reforzar el laicismo
Las zozobras de los obispos ante este Gobierno empezaron pronto, en octubre de 2004. Y también han resonado en el Vaticano, en la voz del cardenal Julián Herranz, del Opus Dei y miembro de la Curia (Gobierno vaticano). Dijo: “Compartimos la seria preocupación de la Conferencia Episcopal porque el concepto de laicidad del Estado se está transformando en fundamentalismo laicista. Ese laicismo agresivo tendrá repercusiones muy negativas”.

¿Tenía -tiene- el Ejecutivo socialista lo que los obispos llaman “una hoja de ruta” para reforzar el laicismo y la aconfesionalidad del Estado y de la sociedad? Los cardenales Rouco y Cañizares creen que sí. Rodríguez Zapatero se ha esforzado en demostrar que no, anunciando públicamente que renuncia a denunciar los acuerdos con la Santa Sede, de 1979. En ellos se sustentan los privilegios y las milmillonarias ayudas que España entrega a esta Iglesia para pagar sueldos de obispos y sacerdotes, los salarios de 30.000 profesores de catolicismo y los de cientos de capellanes castrenses, penitenciarios y en hospitales públicos, o para subvencionar los colegios religiosos concertados, además del mantenimiento de un paraíso fiscal casi completo.

Pese a todo, los recelos del episcopado siguen en pie, como se demostró el pasado domingo.

‘Divorcio exprés’, aborto y las subversiones del sexo
El sexo siempre pone nerviosa a la jerarquía católica, pese a haber sido un asunto desprovisto de importancia entre los primeros cristianos -hasta que san Ambrosio en el siglo IV introdujo el debate del celibato de los eclesiásticos. Las declaraciones del obispo de Tenerife sobre homosexualidad y abusos a menores lo han vuelto a demostrar.

“Un homosexual no es normal”, sostienen los prelados. Por eso dibujan una España sexualmente subversiva, culpando casi siempre a los Gobiernos: abortos sin condiciones, divorcios exprés, amor libre, preservativos en venta en cada esquina, parejas de hecho, píldoras del día después… “La revolución sexual ha separado la sexualidad del matrimonio, de la procreación y del amor”, dice la Conferencia Episcopal, que ve al español como un “sujeto débil, arrastrado por los impulsos”. La legalización del matrimonio -con este nombre- entre personas del mismo sexo ha sido la gran “subversión”. No lo perdonan. Tampoco el PP, que tiene recurrida la ley.

Y junto a ello, que Zapatero quiera ampliar la despenalización del aborto, legalizar la eutanasia, investigar con embriones, etc. En algunos de estos casos, el Gobierno ha dicho que no hará lo que los obispos suponen que va a hacer. Pero es como si ya nadie escuchara a nadie.

La educación de los jóvenes y la enseñanza religiosa
Los cuatro acuerdos firmados el 3 de enero de 1979 entre el Gobierno de Adolfo Suárez y el Estado vaticano -sobre asuntos jurídicos, asuntos económicos, enseñanza y asuntos culturales, y sobre asistencia religiosa a las Fuerzas Armadas y el servicio militar de clérigos- terminaron sólo a medias con el Concordato nacionalcatólico de 1953. Por eso fueron rechazados airadamente por los socialistas, que los consideraron un trágala del débil Ejecutivo suarista, además de preconstitucionales, e incluso inconstitucionales.

Pronto se vio que la enseñanza iba a ser, de los cuatro pactos, el caballo para muchas batallas. Lo sufrió Felipe González cuando aprobó la LODE en 1985, y el problema arreció frente a Zapatero cuando este Gobierno suspendió, nada más tomar el poder, la entrada en vigor de la reforma Aznar, abordando una propia. Hubo muchos motivos de desacuerdo, pero la imposición de la asignatura Educación para la Ciudadanía -también recurrida por el PP-, acabó en incendio general.

También lamentan los obispos que el Ejecutivo haya buscado solución -insatisfactoria para todos, por cierto- al conflicto de los profesores de religión, que contrata y paga el Estado, pero que los prelados pretenden despedir cuando quieran.

> Iritzia: Juan José Millás > PELICULAS

  • Películas
  • El País, 2008-01-04 # Juan José Millás

La plaza estaba llena de parejas con niños que habían acudido al reclamo de una organización cuyos miembros tienen prohibido casarse y procrear. Aunque el acto pretendía ser una exaltación del matrimonio cristiano, los que ocupaban la tarima eran, sin excepción, solteros (como si un analfabeto voluntario pregonara las bondades de la lectura). Al poco, no obstante, de que comenzara el acto, dejó de exaltarse el matrimonio cristiano para censurar todos los demás. Nadie prohibía a los manifestantes casarse por la Iglesia ni atarse a la misma pareja durante el resto de su vida ni tener cuantos hijos les viniera en gana. Tampoco se les obligaba a utilizar el condón ni ningún otro método anticonceptivo. Pero les molestaba enormemente la existencia de uniones que no se atuvieran a las normas de la suya.

Los solteros de la tarima, que vestían, por cierto, de un modo muy llamativo (luego dicen que los adolescentes les provocan), solicitaron la abolición del divorcio y del laicismo y exigieron al Gobierno más libertad sin que a nadie, entre los congregados, le pareciera incoherente que se pidiera una cosa y su contraria. Si añadimos que había muchas personas mayores, que habían conocido el franquismo, así como el papel represor de la Iglesia a lo largo de aquellos 40 años, el espectáculo resultaba delirante (y sombrío, para decirlo todo). Aparecieron en la tele monjitas muy ancianas que posiblemente habían sido carceleras de aquel régimen (trabajo que algunas órdenes religiosas aceptaron con gusto) y sacerdotes con canas que quizá habían asistido a más de una ejecución. En otro canal, Fraga Iribarne, palanganero mayor del Caudillo y presidente del PP, corroboró que la dictadura había sido un remanso de paz. Antes de irnos a la cama vimos una película de indios y americanos en la que los indios eran los malos.

> Iritzia: David Alvear Morón > PSICOPATOLOGIA Y DISCURSO ECLESIAL

  • Psicopatología y discurso eclesial
  • Noticias de Gipuzkoa, 2008-01-04 # David Alvear Morón • Psicólogo

Atrás quedó la época en la que la homosexualidad era entendida como una disfunción psiquiátrica, mencionada aún en el DSM-III, publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría en el año 1980.

Decía que, aun superada esta fase, parece que el discurso oficial de la Iglesia Católica se resiste a descatalogar a los sujetos homosexuales como enfermos mentales, cuando, y ésta es mi tesis, las últimas salidas de tono llevadas a cabo por diversos arzobispos españoles en el acto por la familia cristiana celebrado en Madrid, esta vez imposibles de descontextualizar, se acercan a las de un movimiento subcultural disfuncional y tendente a lo psicopatológico, que me preocupa como miembro de esta sociedad laica, no lo olvidemos, y como profesional dedicado al ámbito de la salud mental.

Ya Teofrasto en el siglo IV. a.C., en su obra Caracteres , nos habla del carácter oligárquico como aquel que emplea razonamientos del tipo: “Nosotros, que entendemos mejor, debemos controlar los asuntos del pueblo”. Es en este sentido oligarca y antipluralista como catalogaría los discursos cuasiapocalípticos de los mandatarios eclesiásticos.

No en vano, las palabras que defiende el movimiento conocido como Teocons (sector conservador de la Iglesia Católica) encajan sobremanera con lo que en psicopatología se entiende como “trastorno obsesivo-compulsivo” (TOC). Por lo que utilizaré las líneas que siguen para aclarar esta correlación, a mi modo de ver alta, entre el discurso de la jerarquía eclesial española y el trastorno obsesivo-compulsivo.

Enumero a continuación los constructos cognitivo-afectivos que comparten en un alto grado, tanto un sujeto con perfeccionismo patológico (TOC), como los discursos de los arzobispos en cuestión:

1) Afectividad restringida, manteniendo una apariencia externa carente de relajación, tensa, adusta, sin alegría, sombrío y triste; conservando cualquier tipo de expresión emocional bajo un estricto control. Mientras, transmite una autoimagen de seriedad.

2) Estrechamiento cognitivo: concibiendo el mundo en términos de normas, reglamentaciones y jerarquías, siendo falto de imaginación, a la vez que le disgustan sobremanera las ideas y costumbres novedosas ajenas a lo establecido.

3) Excesiva minuciosidad, escrupulosidad e inflexibilidad en cuestiones de moralidad, ética o valores.

4) Reacio a delegar tareas o trabajos en otros, a no ser que éstos se sometan exactamente a su manera de hacer las cosas. Traduciéndose en una excesiva represión, que al extrapolarlo del plano psicológico al social, nos referimos a que “los que saben”, los morales, los buenos, dicen a los otros lo que hay que hacer y lo que no.

Al hilo de lo escrito, y aun entendiendo que un artículo en prensa no es el lugar adecuado para profundizar en cuestiones más complejas relativas al estudio personológico del ser humano, no me gustaría finalizar sin describir la variante de la personalidad obsesivo-compulsiva conocida como Compulsivo puritano (Millon, 2006), siendo bajo mi punto de vista el subtipo que mejor refleja a las altas esferas de la jerarquía católica.

El sujeto compulsivo puritano , a grandes rasgos, se siente atrapado entre la obediencia y el desafío. Sus instintos e impulsos suelen ser muy fuertes, por lo que buscan protección en la justicia divina para purificarse, transformarse y contenerse (Millon, 2006). Ello deriva en tener que canalizar su hostilidad a través de desplazamientos sádicos, identificando un enemigo común (en este caso el Gobierno socialista) o utilizar a débiles como cabezas de turco (el Gobierno socialista y sus necesidades electorales).

Así, es una realidad que los grupos orientados y dirigidos por sujetos compulsivos puritanos tienden a buscar grados de fundamentalismo cada vez más radicales, y muchos de ellos disfrutan en secreto de castigar a los demás, saliendo fortalecido su superyó.

En un plano socio-cultural se podría definir el discurso oficial de la Iglesia Católica como una inadaptación crónica a los nuevos retos que nos trajo la modernidad primeramente; y a la ambivalencia, a la provisionalidad, a la complejidad, a la incertidumbre y al pluralismo que posteriormente han emergido junto a la posmodernidad.

Por lo que suscribo lo defendido por el filósofo catalán Salvador Pániker, cuando afirma que ya no se puede reducir la realidad a ninguna teoría (bien sea religiosa o de otro tipo), se acabó la época de las grandes síntesis y comenzamos la aventura pluralista. Lo cual no es óbice para crear un nuevo humanismo, que al combinar ciencias y letras, nos depare un futuro más optimista y esperanzador del que nos auguran desde el Vaticano.

> Iritzia: Beatriz Etxabe Antero > CARTA DE LA MADRE DE UNA NIÑA VIOLADA EN ZESTOA

  • Carta de la madre de una niña violada en Zestoa
  • Noticias de Gipuzkoa, 2008-01-04 # Beatriz Etxabe Antero

Soy la madre de la niña de 14 años de Zestoa agredida sexualmente, forzada y violada, e incluso robada (le quitaron los 20 euros que llevaba para volver en taxi a casa) por tres compañeros de su escuela.

Supe antes por los medios de comunicación que la Fiscalía de Menores ha archivado el caso por falta de pruebas, cosa que no me queda más remedio que aceptar. Pero no puedo aceptar cómo se ha publicado, tratando de perjudicar a mi hija, cuando, por ella, puedo poner la mano en el fuego sin quemarme.

En pocas cuadrillas falta un local, trastero o lugar donde reunirse para hablar de sus cosas, porque todavía no entran en bares y no tienen otros sitios de reunión. Mi hija conoce a esos chavales de la escuela y tonteaban de una forma normal; por ello, no se asustó, ni pensó nada malo cuando le propusieron que entrara al local con ellos.

Quiero preguntar quién quiere en su primera relación estar con tres chicos, uno tapándole la boca para que no la oigan gritar, otro quitándole la ropa para el otro violarle y aprovecharse todos. Tristemente eso es lo que pasó.

Estoy totalmente dolida con la forma de actuar de sus padres. Todos queremos a nuestros hijos, es nuestro deber quererlos y protegerlos. Pero se los castiga cuando han roto un cristal. Esto ha sido muy serio, han herido a mucha gente, incluidos a vosotros, como padres, que sabéis tan bien como yo lo que pasó, pero queréis limpiar su nombre y el vuestro. Pero que han violado a una compañera de clase lo llevarán siempre, no lo olvidará nadie tan fácilmente, vosotros tampoco.

Aparte de los padres, que no veo muy normal su forma de actuar, también quiero decir que me he sentido defraudada con el comportamiento de los profesores y la dirección de la escuela. No han sabido proteger a la agredida y el trato ha sido igual tanto para con los chavales como con los padres, cosa que no veo justa.

En su día tuve llamadas para que no denunciáramos el caso y lo hicimos. Hoy no sé qué haría, y lo digo de verdad, porque me ha defraudado totalmente cómo funciona la justicia, y sólo yo sé lo que estamos pasando en casa.

Las dudas y los comentarios los dejo para los que miran mucho de qué familia eres, donde está antes el qué dirán que la verdad. Me dijo el fiscal que archivaba el caso, aun creyendo lo contrario, porque faltaban las pruebas.

Las pruebas las he tenido yo, con sus golpes y moraduras, que nadie ha querido ver, y sus malas noches. Y ya han pasado siete meses y seguimos, ella y yo, con tratamiento psicológico. Eso tampoco lo vio el médico forense.

La rabia y la impotencia dicen que se curan con el tiempo, y llegará el momento que lograremos estar en calma y dormir en paz. En cambio, supongo que habrá muchos que, como se dice, llevarán la procesión por dentro.

Desde aquí quiero agradecer al pueblo de Zestoa y a todos los que me han demostrado que están con nosotros.

> Iritzia: Guillermo Nagore > LA "KLERO BORROKA"

  • La ‘klero borroka’
  • Noticias de Gipuzkoa, 2008-01-04 # Guillermo Nagore

Escuchar el otro día a Rouco Varela , Cañizares y demás integristas en Madrid, la verdad es que acojonaba . Pero no voy a valorar las palabras por las cuales eran ellos los defensores históricos de democracia, justicia, moral, ética y derechos humanos. No voy a entrar en ese debate porque hace tiempo que decidí que ante la jerarquía católica (tengo mis dudas que sean cristianos si por cristiano se entiende al seguidor del mensaje de Cristo), como quien oye llover. Tendrán mi apoyo cuando lleven el mensaje social de Cristo a la práctica, como lo hacen centenares de miles de católicos comprometidos, pero cuando de lo que se trate es de modelar a su imagen y semejanza su modelo moral (que de moral no tiene nada), ético (que es un insulto para el concepto filosófico de la ética), o educativo, los trataré siempre como a los coleccionistas de mariposas, es decir, cojonudo siempre y cuando no se reúnan en mi casa. Pero como ciudadano de un Estado teóricamente laico, y digo teóricamente porque en la práctica todos sabemos que no lo es, exijo a las administraciones derogar la vergonzosa financiación que con mi dinero se realiza a la Iglesia Católica. Los acuerdos con la Santa Sede, preconstitucionales, y la última revisión de las relaciones Iglesia-Estado realizada por Zapatero no hacen sino violar la Constitución y perpetuar la financiación de facto de una institución que se niega a aceptar la palabra libertad, salvo que esta signifique renunciar a los colores que tiene la vida en favor de su gris celestial. Ya lo dejó escrito El Roto: “ahora dicen que están perseguidos porque no nos dejamos perseguir”.

> Berria: Erasoak > HOMOFOBIAREN AURKA IRUÑEAN

  • Homofobiaren aurka Iruñean
  • Elkarretaratzea egin dute Kattalingorri elkarteak deituta, gazte batek izandako erasoa salatzeko
  • Berria, 2008-01-04

“Erasorik ez, homofobiarik ez” leloa ardatz hartuta elkarretaratzea egin zuten atzo ilunabarrean Iruñean, Udaletxe parean. Kattalingorri elkarteak deitutako ekimena izan zen, eta lehengo asteko ostegunean gazte batek Donibane auzoan jasandako eraso homofoboa salatzea zuen xede. 19 urteko gaztea hainbat nerabek iraindu eta jo egin zuten. Elkarretaratzean gogora ekarri zuten era honetako erasoak ez direla jazoera bakana, eta erakundeei eskatu zieten tolerantzia eta errespetua sustatzen laguntzeko.

> Berria: Erasoak > IRUÑEA: NUMEROSAS PERSONAS ARROPAN AL JOVEN HOMOSEXUAL AGREDIDO

  • Numerosas personas arropan al joven homosexual agredido en Iruñea
  • A pesar de la lluvia y de la presencia policial, alrededor de 150 personas participaron ayer por la tarde en la concentración convocada por Kattalingorri para denunciar la reciente agresión homófoba a David Azkona, quien acudió al acto con un collarín en el cuello.
  • Gara, 2008-01-04 # I.V.

Tras una pancarta con el lema «Basta de agresiones. Homofobiarik ez», unas 150 personas se concentraron a las 20:00 de ayer ante el Ayuntamiento de Iruñea para denunciar la agresión que sufrió hace una semana el joven David Azkona cuando salía de un bar de ambiente gay en el barrio Donibane.

Los concentrados permanecieron en silencio durante un cuarto de hora, bajo la vigilancia de varias dotaciones de la Policía española, y se disolvieron entre aplausos.

Uno de los participantes en el acto expresó, en nombre del Centro de Atención Kattalingorri, la necesidad de que las instituciones introduzcan en el sistema educativo valores a favor de una mayor tolerancia hacia todas las opciones sexuales, con el fin de evitar agresiones «no sólo físicas, sino también verbales», de carácter homófobo.

Aunque en un principio no pensaba asistir, finalmente también acudió a la concentración el propio David Azkona, quien recibió numerosas muestras de apoyo y solidaridad.

A pesar de que ya ha transcurrido una semana desde la agresión, este joven de 19 años todavía se ve obligado a llevar un collarín, por recomendación médica, debido a la contractura que sufrió en el cuello a consecuencia de los golpes recibidos. No obstante, el joven se mostraba bastante recuperado de las lesiones, ya que puede andar sin muletas y los moratones ya van remitiendo. «El médico me ha dicho que siga llevando el collarín y que vaya cada tres días a revisión para ver cómo evoluciono. También tengo que ir al sicólogo, porque estoy tomando medicación contra los ataques de ansiedad que sufro desde la agresión», comentó a GARA David Azkona.

No obstante, precisó que se encuentra «mucho más animado» por las muestras de apoyo recibidas, al tiempo que agradeció la nutrida asistencia a la concentración de ayer «pese al mal tiempo y a las fechas en las que nos encontramos».

El grupo municipal de ANV en Iruñea ha mostrado su apoyo al joven agredido y a todas las personas que sufren ataques de carácter homófobo.

Localizados los agresores
Respecto a sus agresores, el propio David Azkona dijo que presentó denuncia ante la Policía Municipal y que «al parecer» ya han sido identificados los tres jóvenes que le golpearon.

> Iritzia: Vicente Molina Foix > EL PAPA Y EL PAPA

  • El Papa y el papá
  • El País, 2008-01-04 # Vicente Molina Foix

La noticia ha saltado a la calle, y a algunos nos ha pillado sin confesar: la democracia española se cuela en las alcantarillas de la historia, disuelta por la cultura del laicismo radical y demás abortos pergeñados por José Luis Satán Zapatero. La cosa se dijo el pasado domingo en la plaza de Colón, en un aquelarre a la luz del día en el que, después de oír a los tres santos brujos del episcopado español, Rouco Varela, García-Gasco y Cañizares (a secas), las palabras del antiguo inquisidor Ratzinger, hoy Benedicto XVI, supieron -en videoconferencia- a bálsamo bendito.

La familia. Se supone que esta especie en extinción a la que los purpurados propietarios de la Cope quieren proteger con el celo que los demás reservamos a la avutarda o las playas de arena del Mediterráneo, volverá a salir mañana a las calles de Madrid, espero que corregida y aumentada. Yo mismo -que no he formado familia y por tanto no puedo disolverla con ninguno de los productos cáusticos lanzados al mercado por el Gobierno- pienso ir a la cabalgata de Reyes, el único espectáculo callejero que, junto al Día del Orgullo Gay, me hace salir del armario de marfil donde paso las noches de claro en claro (leyendo) y los días (escribiendo) de turbio en turbio, como dijo aquél.

¿Le parecerá a alguno disolvente esta misma comparación? No pretendo ofender. El 5 de enero, los niños salen -salimos, iba a decir en una regresión infantil imperdonable a mi edad- para ver de cerca una fantasía, meter bulla y asegurarse tangiblemente de los regalos; más o menos lo mismo que lo que buscan gays y lesbianas en su juguetón día del año. Otras coincidencias: los tres Magos van pintados como una puerta, no sólo el rey negro, y para qué hablar de los pajecillos y demás séquitos de las carrozas regias (se han visto hasta odaliscas en años permisivos). Se me dirá que la comitiva de mañana no practica el semidesnudo ni el contoneo capcioso de las musculocas que desfilan por Alcalá y Gran Vía, pero en ello sólo hay un matiz meteorológico: a finales del mes de junio todo invita a quitarse una prenda.

La mirada encandilada de los niños al paso de los Reyes de Oriente es parecida a la de tantos homosexuales mayores que observan los fastos del Orgullo Gay desde la barrera; ellos y ellas echaron hace años una carta al buzón de las ilusiones, y después de varios decenios de recibir carbón, parece que ahora los hados (o las reinas) les dejan en el alféizar de su ventana trenes eléctricos sin diferencia de 1ª y 2ª clase, muñecas de carne y hueso que, aparte de hacer pipí y llorar, pueden amar.

Mañana salen 18 carrozas, y las luces, trajes y atavíos (a un coste para las arcas municipales de un millón de euros) superarán en esplendor a los de la cabalgata rival de junio. Una y otra -así las veo yo en mi fuero externo- constituyen una versión madrileña de las reñidas y legendarias regatas de Oxford y Cambridge. Y hablando de cosas inglesas, aquí va mi outing más atrevido. No sólo asisto, a veces con disimulo de adulto que pasaba por allí, otras con la coartada de acompañar a amigos que aún tienen hijos pequeños, a la cabalgata de Reyes, sino que creí fervientemente hasta una edad escandalosa en esa monarquía coronada en tres cabezas y reinante un solo día al año. Aún hoy me cuesta contener el impulso atávico de mirar la mesa del salón al levantarme el día 6 por la mañana (más temprano que de costumbre, por si acaso), y me irrita, mucho más que el Papa y sus cardenales, toda la liturgia de Papá Noel.

Por eso, al saber que en Madrid se había creado una agrupación llamada La Despensa, en defensa de los Reyes Magos, me puse a buscar su página web (www.yosoydelosreyesmagos.com). La intención es buena. Pésimo el contenido, quizá hasta racista y sexista, en la peor tradición del rap, música (por decir algo) que da soporte al videoclip colgado en esa dirección electrónica. Humillado y ofendido de la manera más chusca, el Papá Noel de La Despensa acaba siendo aniquilado por los guerrilleros adeptos a Melchor, Gaspar y Baltasar. No hay que llegar a eso, ni siquiera con Gasco, Rouco y Cañizares, los papables de nuestra curia.

Queda pendiente el tema de la democracia. Bueno, ahí no hay que dejarse llevar ni por unos ni por otros. Los reyes de todo signo seguirán representando -mientras no crezcamos más- una fantasmagoría útil y cálida, y lo que diga el Papa que vaya sólo a misa.