• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

> Berria: Bikoteak > URUGUAY: PRIMERA LEGALIZACION DE LA UNION CIVIL DE HOMOSEXUALES EN LATINOAMERICA

  • Uruguay legaliza, por vez primera en Latinoamérica, la unión civil de homosexuales
  • El Correo, 2007-12-28

Uruguay se convirtió ayer en el primer país de América Latina en legalizar la unión civil de parejas homosexuales en todo su territorio, tras la promulgación por parte del presidente Tabaré Vázquez de una ley que regula las parejas de hecho de distinto o igual sexo.


La normativa, refrendada por el mandatario en consejo de ministros, garantiza derechos y obligaciones para las parejas heterosexuales y homosexuales que convivan más de cinco años sin interrupciones, como la asistencia recíproca, creación de sociedad de bienes, derechos sucesorios, cobro de pensiones por fallecimiento y otras disposiciones vinculadas a la seguridad social.


Hasta el momento, las uniones de parejas homosexuales sólo estaban reguladas en la región en Ciudad de México, el estado brasileño de Rio Grande do Sul y en tres zonas argentinas: Buenos Aires, Villa Carlos Paz y provincia de Río Negro.


La ley uruguaya entrará en vigor la primera semana de 2008 con alcance nacional, e incluye la apertura de un registro donde podrán inscribirse parejas de cualquier género.

Anuncios

> Berria: Eliza > BLAZQUEZ ARREMETE CONTRA EL ABORTO Y EL "DIVORCIO EXPRESS" EN SU MENSAJE NAVIDEÑO

  • Blázquez arremete contra el aborto y el ‘divorcio exprés’ en su mensaje navideño
  • «Hemos conocido la realidad de niños literalmente destrozados para sacarlos del seno materno», dice el obispo de Bilbao
  • El Correo, 2007-12-25

El obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, aprovechó ayer su felicitación de Navidad para arremeter contra la interrupción voluntaria del embarazo y el ‘divorcio exprés’, dos realidades que, en su opinión, «han adquirido las dimensiones de fenómenos socialmente preocupantes». «Si la familia es un pilar básico de la sociedad, su quiebra nos llena de inquietud de cara al futuro; y en las últimas semanas hemos recibido con estupor noticias estremecedoras sobre el aborto», dijo a sus fieles el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE).


A cinco días de la celebración de una manifestación ‘Por la familia cristiana’ organizada por la Archidiócesis de Madrid, Blázquez aprovechó el escándalo de las clínicas que practicaban interrupciones del embarazo ilegales para alertar de la «peligrosa crisis moral» de la que es señal «la aceptación del aborto». «Hemos conocido la realidad de niños literalmente destrozados para sacarlos del seno materno y posteriormente triturados para eliminarlos sin levantar sospechas ni dejar huellas. ¿Cuánto nos cuesta mirar de frente esta realidad macabra y hasta llamar a las cosas por su nombre! La interrupción voluntaria del embarazo es un eufemismo encubridor de una acción horrible y nefanda. El aborto procurado es la eliminación deliberada y directa de un ser humano en la fase inicial de su existencia; a un inocente se le corta intencionadamente el hilo de la vida», sentenció el obispo.


«Pretendido derecho»
Blázquez se pregunta, entre otras cosas, cómo se explica que el amor de la madre se haya degradado «hasta convertir el aborto en un pretendido derecho de la mujer a su cuerpo para disponer según su arbitrio del hijo que está gestando», por qué los padres que recurren a la interrupción del embarazo no buscan para su hijo «una casa de acogida o un hogar de adopción», y «cómo es posible que se convierta en negocio económico el sufrimiento de la mujer embarazada y la vida del niño en gestación». El obispo de Bilbao reivindica las fiestas navideñas como «un aldabonazo a nuestro sentido moral para respetar la vida de todo ser humano» y añade que «todos los hombres y mujeres de buena voluntad están llamados a cuidar la vida del niño todavía no nacido, del enfermo incurable, del anciano decrépito, de la persona discapacitada física y mentalmente, de los que se excluyen a sí mismo o son relegados en la miseria».


El presidente de la CEE alerta, en la segunda parte de su mensaje, de la «fragilidad creciente de la estabilidad y de la fidelidad de los matrimonios» en Europa occidental, y de la «aceptación y multiplicación del divorcio como si fuera una fatalidad a la que deberíamos resignarnos porque sería imposible cambiar el curso de los acontecimientos. ¿No tocamos aquí otra realidad preocupante de nuestro tiempo y de nuestra sociedad?», se pregunta el prelado, para quien las últimas modificaciones legales han agravado esa situación en España.


«Con la ley llamada del ‘divorcio exprés’, la proporción de matrimonios que han llegado a la ruptura a través de la separación temporal y a través del divorcio se ha invertido drásticamente en un par de años, el tiempo para una posible reflexión antes de pasar al divorcio se está eliminando». El obispo de Bilbao sostiene que «esta ley ha inferido un terrible golpe a la estabilidad del matrimonio» y considera «preocupante el altísimo porcentaje de matrimonios que se rompen y la proporción creciente; si no cambia el signo, en poco tiempo de dos matrimonios contraídos uno fracasará».


Ricardo Blázquez aprovecha la oportunidad para recordar que «en el nacimiento de Jesús fue anunciada la paz a los hombre en la Tierra; esta paz que continúa siendo siendo una aspiración profunda entre nosotros y un grito en algunos lugares de la Tierra».

> Berria: Musika > FALETE: "NO ME HACE FALTA DECIR QUE SOY MARICON PARA VENDER DISCOS"

  • Falete debuta hoy en Bilbao con un repaso a sus tres discos
  • El sevillano anuncia una actuación caliente en su estilo de «flamenco festero»
  • El Correo, 2007-12-11 # Oscar Cubillo

Espécimen torrencial que canta lo mismo copla que palos flamencos, Falete es un sevillano de 1978 que en su día espetó: «No me hace falta decir que soy maricón para vender discos». Lo que cuenta es que un adolescente Falete arrancó en los tablados como apoyo de La Chunga y que ya ha compartido carteles con artistas de hoy (José Menese) y de ayer (Juanito Valderrama). Hoy debuta en Bilbao -un cólico nefrítico lo impidió hace unos años- después de pasear su honda figura de 114 kilos por el mundo y recibir el calor de diferentes públicos. El de Japón, por ejemplo. «Es increíble el conocimiento que tienen los japoneses de la cultura nuestra en general. No te hablo sólo de flamenco, también de escritores, actores y de la gastronomía, que por cierto la vuestra es la mejor de España. A mí como la cocina vasca, ninguna».

Erudición nipona
Y después del elogio vuelve a su admiración por los nipones: «Una gente de la compañía empezamos a porfiar sobre una soleá, que es un palo del flamenco. Y vino un japonés y él nos aclaró quién había creado ese cante, en qué año y los distintos estilos de soleá que hay. Yo le dije a una de mis compañeras: ‘A mí me da vergüenza decir que soy español’. Es una vergüenza que una persona que vive a tantos miles de kilómetros de distancia sepa de nuestra cultura más que nosotros. Ellos son unos enamorados muy auténticos y verdaderos».

Encuentra eco a su personalísimo arte en todas partes y no quiere decantarse por una audiencia o un escenario determinado. «No tengo predilección por ningún sitio. Hasta hoy, gracias a Dios, en cualquier parte he sentido mucho amor del público», asegura.

Jesús Quintero dijo de él que vive y siente como un artista y, además, sufre como un artista. Él está de acuerdo: «El arte sale mejor cuando se sufre. Si tienes cargas que te hacen daño, al subir al escenario te encuentras en tu propio mundo, en tu espacio, donde eres tú nada más. Lo echas todo afuera y sale bordado».

Tiene tres discos. El primero, ‘Amar duele’. Le siguió ‘Puta mentira’.Y el nuevo es ‘Coplas que nos han matao’. «Éste es más Falete. Si tú analizas, hay una ranchera, pero yo la canto por rumba, un palo flamenco. Si hay un tema de Chavela Vargas, lo llevo al flamenco por los matices de mi voz. Es la onda. Como hacía Bambino en sus años. Es un flamenco festero, para entenderlo bien».

El artista sevillano avanza lo que será su concierto del Arriaga: «Repasaré los tres discos en una hora y tres cuartos o dos horas. Llevo dos guitarras, un teclado, dos percusiones, cuatro voces de coro, un bailaor… La verdad es que el espectáculo es muy bueno. Hay una parte instrumental sólo de los músicos, otra parte que el bailaor hace un baile y terminamos en un fin de fiesta, sin micros ni nada, todos a’lante, un poquito a la antigua usanza».

> Elkarrizketa: Udiarraga García-Uribe > "EL SIDA HA DEJADO DE SER MORTAL, PERO SIGUE SIENDO VERGONZANTE"

  • Udiarraga García-Uribe, Presidenta de la nueva Federación de OGG Antisida Euskalsida
  • «El sida ha dejado de ser mortal, pero sigue siendo vergonzante»
  • La portavoz del asociacionismo vasco reclama para Vizcaya y Guipúzcoa un servicio de Ginecología
  • El Correo, 2007-12-01 # Fermín Apezteguía


«Tengo 42 años y me hice activista hace 15, cuando el sida se llevó la vida de una de mis mejores amigas, en las navidades de 1992. Lo tenía todo porque era muy lista, muy guapa, majísima. Todas le teníamos una envidia sana. Empecé colaborando en T4, de la mano de un histórico, Josu Unanue, y luego fundé Itxarobide, como un brazo de esta organización. El trabajo social me atrapó; y en 1997 decidí dejar mi empleo en una inmobiliaria para hacer de todo esto mi profesión».


«El virus de la inmunodeficiencia humana, el VIH, nos ha hecho más humanos y más luchadores a las personas que nos hemos acercado a este mundo, pero no estamos solos frente a él. Para pararlo, necesitamos la ayuda de toda la sociedad». Udiarraga García-Uribe está convencida de que la unión hace la fuerza. Quizás por eso, la fundadora de Itxarobide ha sido elegida para presidir la recién creada Euskalsida, la federación que agrupa a las siete ONG del País Vasco que combaten contra la infección.


-¿Qué quería la última persona que llamó a la puerta de Itxarobide?
-Era un hombre de 48 años, de formación universitaria que todo lo que sabía sobre el sida era lo que había visto sobre África en los documentales de la televisión. Venía muy empapado, pero sobre todo venía pidiendo socorro. Quería respuestas a un montón de preguntas y las quería ya.


-¿Qué buscan en ustedes los pacientes recién diagnosticados?
-Quieren que les expliques el mejor tratamiento. Y también buscan, y esto es lo que más me impresiona, el anonimato más grande que he conocido en 15 años de activismo.


-¿Por el miedo al rechazo?

-¡Claro, claro! Quieren que lo sepa su médico, como mucho su pareja y se acabó. ‘Que trabajo en una oficina desde hace 20 años, tengo un puesto de prestigio y si se sabe algo, no me mata el sida, sino mi corazón’. No quieren saber nada.


-¿Qué les dan que no encuentren en su familia, por ejemplo?
-Algo que sólo pueden encontrar aquí, en las ONG. Les ponemos en contacto con personas que, como ellos, viven con el VIH y eso les alivia terriblemente. ¿Le cuento una anécdota rápida?


-¡Por favor!
-Hace un año vino una mujer de más de 61 años a la que había infectado su marido. Llevaba año y medio tragándose sola toda su angustia y gastándose en psicólogos el dinero que no tenía, a 70 euros la sesión. Por fin tuvo el valor de llamarnos por teléfono.


-¿Y qué pasó?
-Le pedí que se pasase por la asociación y le preparé una especie de encerrona, con dos mujeres y un hombre seropositivos. De 60 minutos, estuvo 40 de llanto. Al terminar me dijo que, emocionalmente, aquella hora le había valido más que todas las consultas al psicólogo. Eso hacemos las ONG y eso no se puede comprar.


-¿Quienes les piden ayuda?

-Personas de todo tipo y condición. A nuestra asociación los que más llegan son hombres de 40 años. Las mujeres tardan muchísimo en pedir ayuda, siempre tienen otras cosas que hacer. Y cada vez vienen más personas coinfectadas.


-Con dos virus: ¿sida y hepatitis C?
-Sí. El 70% de las persona que llamaron a nuestra puerta en 2006 estaban preocupadas por ambas cuestiones. El sida es muy democrático: aquí viene un ingeniero, un barrendero, un parado, un inmigrante…


-¿Cuánto pesa el estigma para que todo el mundo esté infectado y nadie quiera que lo sepa el de al lado?

-Si hablamos de 100 kilos, el peso del estigma es 93. El gran problema del sida es la discriminación. Ha dejado de ser una enfermedad maldita para convertirse en vergonzante. Ya no es sinónimo de muerte, sino que es una enfermedad para esconder.


-¿Por qué surge Euskalsida?
-Hacía mucho tiempo que trabajábamos en red las siete ONG del País Vasco. Ahora le hemos dado un ámbito jurídico para ahondar en nuestro trabajo social.


-Han comenzado bien: pidieron una consulta de enfermedades sexuales para Álava y se abre el día 11…
-Pues sí, ja, ja… pero nos faltan muchas cosas.


-¿Como qué?
-Como un servicio de ginecología especializado para las personas con VIH de Vizcaya y Guipúzcoa.


-¿Qué mensaje quiere dejar a los lectores que hayan llegado hasta el final de esta entrevista?
-Mientras no dispongamos de una vacuna, la educación es nuestra mejor baza contra el sida.

> Berria: Trans > EL GOBIERNO VASCO SUBVENCIONARA CON 60.000 EUROS A LAS PERSONAS TRANSEXUALES REASIGNADAS EN 2007

  • El Gobierno vasco subvencionará con 60.000 euros a los transexuales operados en 2007
  • El Correo, 2007-11-28

El Gobierno vasco sufragará total o parcialmente las operaciones de cambio de sexo realizadas a lo largo del año 2007 en Euskadi, mediante una convocatoria de ayudas dotada con 60.000 euros. La orden, que prevé subvenciones de entre el 50% y el 100% del coste de la intervención, fue aprobada ayer por el Consejo de Gobierno a instancias de la consejería de Asuntos Sociales.


Osakidetza no se hace cargo de la cirugía de cambio de sexo en la comunidad autónoma vasca, aunque sí cubre de manera gratuita el diagnóstico y el tratamiento hormonal que requieren estos pacientes. Como en años anteriores, el Ejecutivo ayudará a las personas transexuales a costearse las operaciones de reasignación de sexo. También serán subvencionables las intervenciones de cirugía plástica complementarias y necesarias para adecuar los rasgos sexuales secundarios.


Las ayudas no podrán superar los 10.000 euros en el caso de transexuales femeninos, y los 15.000 en el de los masculinos. Podrán beneficiarse las personas que acrediten su condición de transexuales mediante la certificación correspondiente, y siempre que lleven empadronadas al menos un año en algún municipio vasco. Ser mayor de edad y estar emancipado es otro requisito. El plazo para la presentación de solicitudes concluye el 28 de diciembre.

> Berria: Hiesa > ALAVA CONTARA POR FIN CON SU CONSULTA DE INFECCIONES DE TRANSMISION SEXUAL

  • Alava contará por fin con su consulta de infecciones sexuales
  • El Correo, 2007-11-26

El consejero de Sanidad aprovechó ayer la presentación de la campaña de prevención del sida para anunciar la próxima apertura, el día 11 de diciembre, de una consulta de enfermedades de transmisión sexual en Vitoria. La capital alavesa era la única que quedaba sin un servicio de estas características, que las organizaciones no gubernamentales que trabajan en el ámbito del VIH/sida han venido reclamando desde hace varios años.


Cansadas de no recibir respuesta, las asociaciones convocaron el pasado día 7 una rueda de prensa para la presentación de la plataforma Euskalsida, que agrupa a las siete agrupaciones que operan en el País Vasco, y dieron a conocer sus demandas más urgentes, entre las que incluyeron ésta. La apertura de un servicio así ha cobrado más importancia en los últimos años al haberse dado un resurgir de infecciones que se creían superadas, como la sífilis y la gonococia. En la lucha contra el sida, el control de ambas enfermedades resultan de vital importancia, porque a menudo la aparición de una y otra preceden al diagnóstico de VIH. «No ha habido falta de interés por parte de la Administración pública, sino todo lo contrario», dijo el consejero de Sanidad.


Según Gabriel Inclán, su departamento ha trabajado intensamente durante los últimos años por impulsar este proyecto, pero «cuestiones que escapan de nuestro control» han impedido materializarlo. La consulta de Vitoria se sumará a una red de la que forman parte los dos servicios de Bilbao y el existente en San Sebastián.

> Berria: Turismoa > CIUDAD GAYFRIENDLY: VITORIA ABRE CAMINO

  • Ciudad ‘gay friendly’. Vitoria abre el camino
  • Ni Sitges ni Chueca. La capital vasca se ha convertido en la primera ciudad española en fomentar el turismo gay con fondos municipales. ¡Bienvenidos!
  • El Correo, 2007-11-16 # María Zabaleta

Hace más de una década, en Londres, bautizaron al turismo gay como ‘The pink pound’, algo así como ‘La libra rosa’. El título hacía mención, y honor, al poder adquisitivo de la comunidad homosexual: cuando encuentra una ciudad acorde a sus gustos, gasta. Por encima de la media. Y así fue como, siguiendo la ‘pista del dinero’, se fueron definiendo los nombres de las ‘ciudades rosas’.


Vitoria –tachada todavía de capital provinciana– tampoco se quiere perder la atractiva veta del turismo gay, un colectivo que, según los datos que se barajan, representa entre el 8% y el 12% de la población en España. Y destina casi la mitad de sus ingresos –hasta un 48%– a turismo y moda. Una razón más que de peso para que la capital vasca se haya propuesto ser una ciudad ‘gay friendly’. A saber, abierta, tolerante y respetuosa con el entorno homosexual.


Ya en 1994, con el nacionalista José Ángel Cuerda al frente del Ayuntamiento, Vitoria se convirtió en la primera ciudad española en contar con un registro de parejas de hecho. Años más tarde, el popular Alfonso Alonso abanderó también la lucha por los derechos de gays y lesbianas, discrepando de manera abierta y clara con las posiciones de su partido. No es de extrañar, por tanto, que ahora, en tiempos de gobierno socialista, la capital alavesa haya sido pionera, una vez más, en editar una guía turística financiada con dinero público y dirigida de forma explícita al turismo homosexual: ‘Vitoria-Gasteiz, una ciudad para todos’, reza el tríptico editado por el Ayuntamiento y que acaba de presentar en el Salón Internacional del Turismo de Cataluña.


Bares, pubs, restaurantes, comercios y hoteles se dan la mano en este recorrido por la senda contraria a la homofobia. Un camino que hace ya quince años abrió el Moët, un «histórico» del ‘ambiente’ vitoriano, y que GPS recorre ahora de la mano de algunos de estos ‘gay friendly’ . «Si preguntas por un bar gay en Vitoria, la gente responderá el Moët». Noche tras noche, en él se dan cita parejas y cuadrillas de amigos homosexuales en busca de ligue o diversión. Y se llena. «Vitoria no es Amsterdam ni San Francisco, pero hay más ambiente del que la gente puede pensar», asegura su propietario, César Cobo.


Tanto, que después llegaron más. Entre ellos, el Waslala. Concebido, a priori, como un local de ambiente lésbico, el «respeto y la tolerancia» hacia la diferencia han sido sus señas de identidad desde que su propietaria, Maica Peciña, lo abrió hace ya siete años. Quería montar un local «abierto, no un gueto oscuro y escondido», y así lo hizo. Una amplia cristalera con la bandera del arco iris serigrafiada en ella lo dice todo. Dentro, parejas de chicas y matrimonios «de los de toda la vida» disfrutan del poteo vespertino. Nadie mira a nadie. Nadie se extraña por nada.


«Vitoria es una ciudad respetuosa. Es posible que responda a una falsa moral, a un cierto apego por lo políticamente correcto, pero nadie llegará a insultarte o a agredirte por ser homosexual». Jesús Rodríguez y Mónica López –del servicio municipal de atención e información a gays y lesbianas, Énfasis– reciben unas 1.500 consultas al año en sus oficinas del Casco Viejo. Pero el rechazo no suele figurar entre ellas.


Sin prejuicios
Basta darse una vuelta por la peluquería Summum, que regenta una pareja de homosexuales, para percatarse de ello. Jose y Javi son padres de un niño de 7 años que adoptaron hace cinco. Una familia. Así lo entienden sus clientes, gays, o no. «Aquí vienen señoras de 80 años, madres con sus hijas y también gays. Cada uno se comporta tal y como es, sin prejuicios». Cosa diferente es «darse un beso en un banco», señala Jose. «Pero si eso lo haces en Barcelona, también te miran».


En el café-restaurante Plaza y en Sex Gallery, un sex shop situado en pleno centro de Vitoria, hace tiempo que se superaron estos prejuicios. Lo mismo que en el hotel Almoneda, donde «cada vez es más frecuente que una pareja del mismo sexo te pida una cama de matrimonio», apunta su directora, Arantza Laso. «Y de un sex shop, ¿qué te voy a decir?», se pregunta la encargada de Sex Gallery. «Es el lugar donde menos cohibida se siente la gente. Tenemos productos para ‘heteros’, para gays y para lesbianas. Es imposible encontrar otro lugar con mayor libertad sexual que aquí».


Quizá en el Plaza, otro local exento de etiquetas que, sin ser de ambiente, sí es uno de los bares de Vitoria más frecuentados por el público gay. Una estética moderna y vanguardista, camareros que también ‘entienden’, así como una libertad y un respeto «absolutos» han hecho que el Plaza se consolide como «un punto de encuentro entre ellos».


Pero entre los ‘gay friendly’ también hay una casa de cosmética natural, empresas de ocio que ofrecen vuelos en globo, galerías de arte como Iradier, donde su propietaria, Katy Campo, reconoce que los homosexuales «tienen una sensibilidad especial para el arte», o agencias como Artaza, que «cada vez organiza más viajes a la medida del público gay, un público muy dado al turismo y con un gran nivel», matiza su responsable, Nally Guevara. En definitiva, una ciudad dispuesta a abrirse al mundo y a las ‘divisas’ de un colectivo con fama de gastador.


Buenos Aires, la meca gay
Sin dejar nada al azar y casi con rigor científico, ningún turista gay elige hoy su destino de vacaciones sin contrastar antes su perfil con una fuente incuestionable: la guía ‘Spartacus’, una especie de Biblia actualizada sobre turismo homosexual. En ella, Buenos Aires ocupa un lugar destacado. Y es que la capital argentina es considerada a día de hoy como una de las principales ciudades ‘gay friendly’ del mundo, al mismo nivel que Sydney y por encima de Río de Janeiro, que durante muchos años fue el destino gay por excelencia de Sudamérica. Sao Paulo y San Francisco tampoco se quedan atrás en un ránking al que desde hace unos años se ha sumado también Barcelona, empujada quizá por el histórico tirón de Sitges entre la comunidad homosexual.