• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Erreportajea: Abortoa > UNA LEY DE PLAZOS CUBRIRIA EL 90% DE LOS ABORTOS QUE SE REALIZAN

  • Una ley de plazos cubriría el 90% de los abortos que se realizan
  • El PSOE ha rechazado incluir la normativa en el programa electoral
  • El País, 2008-01-05 # Emilio de Benito • Madrid

Los datos de los abortos realizados en España en 2006 (101.592, un 10% más que el año anterior) han reabierto el debate sobre la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo. De las tres posibilidades que ofrece la actual legislación (daño físico o psíquico para la madre, malformación fetal o que el feto sea resultado de una violación), es la primera la que más se ha utilizado: lo ha sido en 98.523 ocasiones (el 97% de las veces).

Este empleo supone para los autodenominados grupos pro-vida (movimientos antiabortistas conservadores) una clara muestra de que se está cometiendo un fraude. Y refuerza su convencimiento de que, si se incluyera el llamado cuarto supuesto o ley de plazos (que las mujeres pudieran interrumpir el embarazo sin aducir ningún motivo antes de una fecha determinada), el número de interrupciones se dispararía aún más.

Pero un análisis de los datos realizado por este periódico demuestra que esto no es así. Si se toma como plazo máximo para abortar sin más requisito las 14 semanas de gestación -fue lo que propuso IU el pasado 14 de diciembre en el Congreso de los Diputados, en una proposición a la que se opusieron tanto el PSOE como el PP-, quedarían cubiertos por el llamado cuarto supuesto unos 92.500 embarazos, más del 90% del total.

Esto no querría decir que el resto de las interrupciones del embarazo no se realizarían. La ley de plazos no puede evitar los otros supuestos. Actualmente, el plazo que tiene una mujer para abortar si su salud corre peligro no tiene límite. Si existe riesgo para el feto, es de 22 semanas. Solamente se evitaría que la mujer tuviera que dar explicaciones en el caso de una violación.
Entonces, ¿por qué ese interés de las feministas y de IU en aprobar una ley de plazos? El objetivo principal es precisamente ése: que la mujer, que se supone que ya está pasando por un mal trago al pensar que está embarazada sin quererlo, tenga que pasar por la burocracia de estar dando explicaciones. Es el famoso lema de “nosotras parimos, nosotras decidimos” que gritaban las feministas en las manifestaciones previas a la regulación del aborto.

En el caso de una violación, se supone que hay una denuncia previa que le facilita el trámite. Pero la regulación española del aborto de 1985 es muy garantista en el caso de que aduzca que va a sufrir un gran daño físico y, sobre todo, si el peligro al que apela es de tipo psíquico.

En este caso, necesita que dos especialistas confirmen el futuro daño. Ello sólo acumula trámites y alarga el proceso, y, con ello, el sufrimiento. Además, se abre la puerta a casos como el de las clínicas abortistas del doctor Morín en Barcelona. Uno de los motivos por los que se le ha detenido es porque en sus establecimientos había hojas de diagnóstico en blanco ya firmadas por los psiquiatras para que se rellenaran a voluntad del médico.

En contra de quienes defienden el cuarto supuesto o ley de plazos están quienes afirman, con el PSOE a la cabeza, que con la ley actual no hay ninguna mujer que se quede sin abortar si lo desea, y que no hay una demanda social de que la regulación se modifique.

Ésta, tras unos inicios más complicados, se ha estabilizado. En los últimos años (de 1998 a 2006) sólo 30 personas han sido condenadas por un delito de aborto ilegal. De ellas, 17 eran hombres, 11 mujeres y hay otras dos sentencias en las que no consta el sexo del inculpado, según la relación que mantiene el Instituto Nacional de Estadística.

De nuevo, este dato se presta a una doble interpretación: por un lado sería todo más fácil con una ampliación de la ley; por otro, ésta no está dando apenas problemas -salvo escándalos como el del año pasado en Barcelona- por lo que no hace falta modificarla.

En las próximas elecciones el tema no estará en el centro de los debates. De los partidos mayores, sólo IU insiste en incluir la modificación de la regulación. PP, CiU y PNV siempre se han opuesto. El PSOE, que en las anteriores elecciones llevaba en su programa electoral la despenalización de la ley de plazos, ha anunciado que no incluirá esta propuesta en el documento que prepare para el 9 de marzo.

  • La opción menos conveniente
  • El País, 2008-01-05 # Agencias • Madrid

Los datos sobre los abortos realizados en España en 2006 (101.592, el doble que hace una década) han encendido el debate entre los partidarios de que se regule la interrupción del embarazo y los contrarios. Pero en dos aspectos están de acuerdo ambos extremos: que se trata de la opción menos deseable para la mujer y que hace falta una mayor educación sexual para evitar que esta cifra siga en aumento.

Pero una vez establecidos estos dos puntos, cada grupo tira para un lado. Los presidentes de la Sociedad Española de Contracepción y de la Federación de Planificación Familiar Estatal, Ezequiel Pérez y Guillermo González, respectivamente, exigieron una asignatura de formación sexual incluida en el sistema educativo e impartida por expertos en la materia. En ella se explicarían mejor los métodos anticonceptivos, para evitar los embarazos indeseados.

Pero la misma asignatura puede verse de otra manera. E-Cristians (un grupo de activistas de Cataluña) afirmó que el “crecimiento descontrolado” de los abortos demuestra “el fracaso de la cultura del preservativo y la ‘píldora del día siguiente”. Para este grupo, lo que debería enseñarse no es el uso de los métodos anticonceptivos, sino el valor de la castidad hasta el matrimonio.

Margarita Delgado, investigadora y demógrafa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), sostuvo que “el aborto no puede ser una alternativa a los métodos anticonceptivos”. La experta argumentó que las gestaciones no deseadas deben evitarse con medidas a priori, no con el aborto.

Los profesionales sanitarios, tanto de Atención Primaria (AP) como ginecólogos, deben realizar “un trabajo diario más serio” para informar a sus pacientes sobre los métodos de contracepción y evitar así las elevadas cifras de abortos que se han registrado en España durante la última década, dijo Lorenzo Arribas, coordinador del grupo de atención a la mujer de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC).

Los diputados del Partido Popular Angel Pintado y José Eugenio Azpiroz, miembros de la Acción Mundial de Parlamentarios por la Vida, calificaron de “fracaso” la cifra de abortos, y reclamaron un “pacto de Estado en apoyo de las embarazadas”, que suponga “un compromiso más firme” de las administraciones “en apoyo a las mujeres con embarazos en dificultad”.

> Erreportajea: Eliza > LAS DECLARACIONES MAS POLEMICAS DE LA IGLESIA ESPAÑOLA

  • Las declaraciones más polémicas de la Iglesia española
  • La polémica vuelve a saltar tras las declaraciones del obispo de Tenerife sobre el abuso de menores. Repasamos aquí otras declaraciones de importantes miembros de la Iglesia que desataron controversia. El matrimonio homosexual o la asignatura de la Ciudadanía han sido alguno de los temas más recurrentes durante los últimos años. Gobierno y la Iglesia siempre han tenido motivos para polemizar.
  • 20 Minutos, 2007-12-27 # David Yagüe

  • Sobre los matrimonios homosexuales…
  • En la Iglesia siempre hubo homosexuales y les seguimos queriendo.

La aprobación de la ley que permitía las uniones entre personas de un mismo sexo ha sido sin duda uno de las materias que más espinas ha levantado. La oposición, y la reacción de la Iglesia, ante esta normativa provocó gran debate en la sociedad.

En mayo de 2005, los obispos recordaron a los católicos su deber de oponerse a esa legislación y a esa práctica que según los prelados suponía una “subversión de los principios morales más básicos de la sociedad”.

En su activa militancia por defender sus ideas, más de 15 obispos se manifestaron, un mes más tarde, en un acto convocado por el “Foro de la Familia”. En aquella marcha el obispo de Granada afirmó que el matrimonio entre personas de un mismo sexo “discriminaba a los matrimonios verdaderos” y ofendía a “la inteligencia”.

Sin duda, otras declaraciones que provocaron sorpresa y polémica fueron las del Obispo de Ciudad Real, Antonio Algora, que comparó a Zapatero con el emperador romano Calígula (considerado uno de los mayores y más sanguinarios tiranos de la historia) por permitir el matrimonio homosexual y no dudó en afirmar que en la Iglesia siempre hubo homosexuales, uno fieles, a los que, afirmó, “seguimos queriendo”.

  • Sobre la Educación para la Ciudadanía…
  • Los colegios religiosos que impartieran esa asignatura colaboraban “con el mal”.

La nueva asignatura escolar creada por el gobierno también provocó fuertes reacciones desde el estamento eclesiástico. Las razones eran que, en opinión de Monseñor Agustín García-Gasco promovía un “ateísmo científico” que le recordaba a la URSS.

Con semejantes precedentes no era extraño que el Arzobispo de Granada llamara a los padres a la “desobediencia civil” ante la asignatura y que el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio Cañizares, afirmara que los colegios religiosos que impartieran la materia estaban “colaborando con el mal”.

  • Sobre prácticas sexuales y reproducción…
  • ¿Cómo se puede decir no a la guerra, decir no a la violencia en los hogares y decir sí al aborto?

Estos asuntos siempre han provocado fricciones cuando la Iglesia opina sobre ellos desde hace siglos. En marzo de 2006, la Conferencia Episcopal Española presentaba una introducción pastoral para fieles y teólogos donde consideraba como “pecados graves” la masturbación, la fornicación, la pornografía y las prácticas homosexuales.

Un año antes, en enero de 2005, muchos medios de comunicación publicaron que la Iglesia “flexibilizaba” su postura sobre el uso del preservativo como método contra el SIDA. Sin embargo, la Conferencia Episcopal rectificó con prontitud y afirmó que su uso era “contrario a la moral de la persona”.

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Antonio Cañizares, al reflexionar sobre la moral en España realizó una pregunta que también levantó polémica: “¿Cómo se puede decir no a la guerra, decir no a la violencia en los hogares y decir sí al aborto?”

Sobre la reproducción asistida, el Obispo de Cartagena comparó estas prácticas con los experimentos del doctor Frankenstein.

  • Sobre otros temas…
  • Yo no los puse. Yo no los quito.

La ley para la Memoria Histórica también trajo polémicas declaraciones desde la Iglesia. El obispo de Sigüenza-Guadalajara, José Sánchez declaraba sobre los restos franquistas en las parroquias de su diócesis lo siguiente: “Yo no los puse. Yo no los quito”. Eso sí, matizó que lo haría si la Ley le obligaba.

A finales de 2006, la Junta Islámica solicitó permitir el rezo conjunto de cristianos y musulmanes en la mezquita-catedral de Córdoba. La Conferencia Episcopal consideró que veía “absolutamente inviable” el rezo musulmán en dicho recinto.

> Berria: Abortoa > C. MADRID: UNOS ENCAPUCHADOS ATACAN LA CLINICA ABORTISTA DATOR DE MADRID

  • Unos encapuchados atacan la clínica abortista Dator de Madrid
  • El País, 2007-12-27 # María R. Sahuquillo · Madrid

Cinco encapuchados atacaron en la madrugada de ayer la clínica de abortos Dator de Madrid, una de las más antiguas de España. Los agresores, todos hombres según el vigilante de seguridad del centro, lanzaron piedras y otros objetos contundentes contra los cristales de la clínica en la que pasaban la noche varias mujeres ingresadas, un médico y varias enfermeras. La cristalera del centro de abortos quedó totalmente destrozada. Esta es la segunda vez en menos de dos semanas que la clínica es atacada. Hace cuatro días un médico y dos enfermeras fueron agredidos a la salida del centro.


El ataque de ayer se presenta como un aperitivo al que las clínicas abortistas pueden sufrir mañana, festividad de los Santos Inocentes y un día en el que, año tras año, estos centros sufren agresiones. Ayer, Dator amaneció con los cristales rotos.


“El guarda de seguridad vio desde la clínica cómo cinco hombres totalmente cubiertos con bufandas, gorros o capuchas lanzaban piedras. Incluso contra los cristales blindados de la entrada. No salió. Tiene orden de quedarse en el centro donde además estaban ingresadas varias mujeres”, asegura Gael Leveder, portavoz de Dator. La zona de las habitaciones está en la parte interior de la clínica, con lo que las mujeres ingresadas, el médico y las enfermeras que dormían en el centro no sufrieron ningún daño. La clínica presentó ayer una denuncia por lo ocurrido y envió una carta a la delegación del Gobierno en Madrid. Le exigen que tome “medidas urgentes que pongan fin a la actuación hostil de los grupos ultras contra las clínicas y los trabajadores” y piden mayor protección para los médicos y enfermeras que trabajan en las clínicas de abortos.


Hace cuatro días un médico de la clínica y dos enfermeras fueron atacados por un grupo de exaltados a la salida de la clínica. Los agresores les lanzaron huevos, les insultaron y les amenazaron. Algo que Leveder declara como “inaceptable”. “No tenemos protección y las agresiones a los profesionales que trabajan en estos centros se multiplican. Esto dificulta mucho su labor. También perjudica a las mujeres que vienen a las clínicas. No hay derecho”, critica la portavoz de Dator.


Las clínicas de abortos de toda España han solicitado protección policial para el día 28. Una fecha para la que hay convocadas varias manifestaciones contra el aborto.

> Berria: Eliza > BLAZQUEZ ARREMETE CONTRA EL ABORTO Y EL "DIVORCIO EXPRESS" EN SU MENSAJE NAVIDEÑO

  • Blázquez arremete contra el aborto y el ‘divorcio exprés’ en su mensaje navideño
  • «Hemos conocido la realidad de niños literalmente destrozados para sacarlos del seno materno», dice el obispo de Bilbao
  • El Correo, 2007-12-25

El obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, aprovechó ayer su felicitación de Navidad para arremeter contra la interrupción voluntaria del embarazo y el ‘divorcio exprés’, dos realidades que, en su opinión, «han adquirido las dimensiones de fenómenos socialmente preocupantes». «Si la familia es un pilar básico de la sociedad, su quiebra nos llena de inquietud de cara al futuro; y en las últimas semanas hemos recibido con estupor noticias estremecedoras sobre el aborto», dijo a sus fieles el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE).


A cinco días de la celebración de una manifestación ‘Por la familia cristiana’ organizada por la Archidiócesis de Madrid, Blázquez aprovechó el escándalo de las clínicas que practicaban interrupciones del embarazo ilegales para alertar de la «peligrosa crisis moral» de la que es señal «la aceptación del aborto». «Hemos conocido la realidad de niños literalmente destrozados para sacarlos del seno materno y posteriormente triturados para eliminarlos sin levantar sospechas ni dejar huellas. ¿Cuánto nos cuesta mirar de frente esta realidad macabra y hasta llamar a las cosas por su nombre! La interrupción voluntaria del embarazo es un eufemismo encubridor de una acción horrible y nefanda. El aborto procurado es la eliminación deliberada y directa de un ser humano en la fase inicial de su existencia; a un inocente se le corta intencionadamente el hilo de la vida», sentenció el obispo.


«Pretendido derecho»
Blázquez se pregunta, entre otras cosas, cómo se explica que el amor de la madre se haya degradado «hasta convertir el aborto en un pretendido derecho de la mujer a su cuerpo para disponer según su arbitrio del hijo que está gestando», por qué los padres que recurren a la interrupción del embarazo no buscan para su hijo «una casa de acogida o un hogar de adopción», y «cómo es posible que se convierta en negocio económico el sufrimiento de la mujer embarazada y la vida del niño en gestación». El obispo de Bilbao reivindica las fiestas navideñas como «un aldabonazo a nuestro sentido moral para respetar la vida de todo ser humano» y añade que «todos los hombres y mujeres de buena voluntad están llamados a cuidar la vida del niño todavía no nacido, del enfermo incurable, del anciano decrépito, de la persona discapacitada física y mentalmente, de los que se excluyen a sí mismo o son relegados en la miseria».


El presidente de la CEE alerta, en la segunda parte de su mensaje, de la «fragilidad creciente de la estabilidad y de la fidelidad de los matrimonios» en Europa occidental, y de la «aceptación y multiplicación del divorcio como si fuera una fatalidad a la que deberíamos resignarnos porque sería imposible cambiar el curso de los acontecimientos. ¿No tocamos aquí otra realidad preocupante de nuestro tiempo y de nuestra sociedad?», se pregunta el prelado, para quien las últimas modificaciones legales han agravado esa situación en España.


«Con la ley llamada del ‘divorcio exprés’, la proporción de matrimonios que han llegado a la ruptura a través de la separación temporal y a través del divorcio se ha invertido drásticamente en un par de años, el tiempo para una posible reflexión antes de pasar al divorcio se está eliminando». El obispo de Bilbao sostiene que «esta ley ha inferido un terrible golpe a la estabilidad del matrimonio» y considera «preocupante el altísimo porcentaje de matrimonios que se rompen y la proporción creciente; si no cambia el signo, en poco tiempo de dos matrimonios contraídos uno fracasará».


Ricardo Blázquez aprovecha la oportunidad para recordar que «en el nacimiento de Jesús fue anunciada la paz a los hombre en la Tierra; esta paz que continúa siendo siendo una aspiración profunda entre nosotros y un grito en algunos lugares de la Tierra».

> Iritzia: Enrique Gil Calvo > FAMILIAS

  • Familias
  • El País, 2007-12-24 # Enrique Gil Calvo

Con la triple aprobación de los Presupuestos, el canon digital y la ley antibofetón finaliza una de las legislaturas más crispadas de nuestra reciente democracia, que prometía morir antes de tiempo cuando nació, pero que finalmente ha logrado resistir hasta el final con una relativa facilidad. El PP no ha logrado abortarla ni bloquearla a pesar de su doble oposición parlamentaria y extraparlamentaria, que además de obstruir desde el Congreso la política territorial y antiterrorista no ha dudado en recurrir también al sabotaje mediático, clerical y judicial. Y ha fracasado porque, a pesar de su exigua mayoría simple, el Gobierno ha sabido nadar y guardar la ropa navegando entre las dos aguas de los extremismos opuestos (la Escila del independentismo radical y el Caribdis del PP neoconservador), sin perder el rumbo hacia la Ítaca electoral donde le aguarda la Penélope ciudadana.


Hasta Ulises vuelve a casa por Navidad, y la odisea de Zapatero también ha buscado el calor familiar al acabar la legislatura. En efecto, la crónica política de la semana pasada ha estado trufada de temas que afectan directa o indirectamente a las familias españolas. Así ocurre con los Presupuestos, un hermoso árbol navideño adornado por una guirnalda de guindas electorales como el cheque natal, la educación infantil, la subvención a la dependencia o la subida de las pensiones. Pero se da la coincidencia de que también han cobrado un protagonismo actualísimo dos cuestiones que afectan directamente a la vida familiar: la polémica del aborto, donde Zapatero se ha contradicho dos veces a sí mismo alarmado por la cruzada integrista contra las clínicas abortistas, y la ley antibofetón, que ha modificado el Código Civil para desautorizar la corrección progenitora que atente contra la integridad física o moral de los menores.


Son dos cuestiones ciertamente preocupantes, con las que no se puede frivolizar. No sólo el aborto está creciendo hasta límites inadmisibles, especialmente entre las adolescentes, sino que además se produce en el 90% de los casos alegando un tercer supuesto hipócritamente falaz (la salud psíquica de la madre) que no está limitado por ningún plazo de vida fetal. Y desde un punto de vista ético, a esto no hay derecho. Hay que acabar con semejante inseguridad jurídica. Hay que cambiar la ley del aborto, sustituyendo los motivos por los plazos. Y hay que informar y adiestrar sexualmente a las adolescentes para que no sean tan irresponsables como hasta ahora: ni ellas ni sus parejas.


Respecto al bofetón, es muy oportuno que su legítima desautorización se haya incluido en una ley de adopción, pues en efecto, la incidencia del maltrato infantil se da en mucha mayor medida entre los progenitores no biológicos: padrastros, madrastras, adoptantes, tutores… Y conviene recordar que el volumen oculto del maltrato infantil es muy superior al que emerge al conocimiento público, constituyendo junto al maltrato a los mayores una de las peores muestras de violencia familiar clandestina. Vaya contradicción la de un país tan familista como España, que ostenta el récord de adopciones internacionales a la vez que exhibe una tasa de abortos elevadísima y la más baja fecundidad de Europa. Y siendo hoy Nochebuena cabe plantearse esta paradoja: ¿queremos a nuestros hijos o los rechazamos?


Todas estas cuestiones deberían preocupar e interesar a nuestra clase política mucho más de lo que nos viene demostrando hasta ahora, entretenida como está con la crispación oficial mientras se olvida de los problemas reales de la gente, todos ellos relacionados con la familia. Pues como nos demuestran con sus cifras comparadas todos los expertos (Lluís Flaquer, Vicenç Navarro, Rodríguez Cabrero), en España no existe política familiar digna de este nombre, a juzgar por los datos de gastos públicos y servicios sociales, que son con gran diferencia los peores de Europa. Vergüenza debería de darle a la derecha española, que se llena la boca con buenas palabras en defensa de la familia pero que no hace nada real por ella cuando dispone de competencias para ello (si es que no se inhibe como han hecho las autonomías del PP para sabotear al Gobierno). Y algo parecido puede decirse de la izquierda en el poder, pues mucho hablar de política social y leyes de igualdad, vivienda o dependencia, pero véanse las partidas presupuestarias y mídase su efecto real sobre la vida familiar: cero zapatero, pues seguimos con el derecho a formar familia (o a deshacerla cuando no funciona) bloqueado por necesidad.


Acabaré esta columna con una alegoría navideña. Es un tópico admitido que en estas fiestas las familias riñen y las parejas se separan mucho más de lo habitual. Esperemos que la clase política no tome ejemplo crispando su fraternal confrontación todavía más.

> Berria: Abortoa > REGRESA EL MIEDO A ABORTAR

  • Regresa el miedo a abortar
  • Las clínicas temen que las mujeres usen medios inseguros por la presión
  • El País, 2007-12-20 # María R. Sahuquillo · Madrid

Las mujeres que quieren abortar tienen miedo y las que ya han abortado, también. En las clínicas de interrupción de embarazo las pacientes preguntan estos días si abortar es legal, algunas rehusan dar el DNI antes de someterse a la intervención y otras, que ya pasaron por esa operación, quieren recuperar ahora su historial médico o que sea destruido.


La alarma social que se ha desatado estos días a raíz de las detenciones de médicos implicados en abortos supuestamente ilegales en varias clínicas de Barcelona está repercutiendo en el día a día de las clínicas abortistas. Ayer mismo la fiscal pidió prisión provisional para los dos psiquiatras detenidos, informa Jesús García. Además, numerosas pacientes han sido llamadas ante el juez por haber abortado en estas clínicas y las mujeres están asustadas. También los facultativos tienen temores fundados a que ese miedo haga que se alejen de las clínicas y recurran a métodos clandestinos.


Los centros han detectado que el flujo de mujeres que ha acudido a sus locales las últimas semanas ha disminuido ligeramente. “Si una mujer tiene que abortar lo hará. Nos preocupan sobre todo las mujeres inmigrantes. Se corre el riesgo de que vuelvan a hacerlo con el Cytotec o que se pongan en manos de las aborteras. No olvidemos que siguen existiendo”, dice Empar Pineda, portavoz de la clínica Isadora de Madrid. Otro riesgo, según las clínicas es que, por miedo, las mujeres dejen pasar demasiado tiempo antes de acudir a los centros. “Cuantos más días pasen más riesgos hay para su salud”, explica Gael Leveder, de Dator.


Las mujeres no quieren hablar. Se sienten inseguras y prefieren no hacer comentarios sobre lo que está sucediendo. “Puede que no me pase nada, pero… por si acaso. Nunca se sabe”, cuenta una latinoamericana en la clínica Dator. “No, no. No quiero decir nada”, apunta una china en Isadora. El comentario es generalizado entre las españolas, las inmigrantes o las menores que ayer visitaban estas dos clínicas madrileñas. Silencio. “Saben que algo está ocurriendo. Sobre todo desde que en Barcelona se llamó a declarar a las mujeres”, dice Leveder.


Desde hace semanas las clínicas reciben peticiones que les trasladan a la década de los ochenta, cuando el aborto acababa de legalizarse. “Preguntan si estamos en regla, si los médicos tienen titulación y qué ocurre con sus datos”, dice la portavoz de Dator, una de las clínicas históricas. El caso no es único. Sucede lo mismo en la mayoría de las clínicas españolas. “Las mujeres acuden a los centros en tensión. Muchas tienen la sensación de hacer algo ilegal. Algunas se niegan incluso a darnos el DNI, algo que es imprescindible para someterse a la intervención. Otras ponen pegas para darnos el teléfono o la dirección de su casa”, cuenta Eva Rodríguez Armario, presidenta de la Asociación de Clínicas Acreditadas para Interrupciones Voluntarias del Embarazo (Acai).


“Ayer nos llamó una mujer que abortó hace cinco años y que quería recuperar su historial. Las mujeres quieren garantías para saber que sus datos son confidenciales”, cuenta Pineda. Lo mismo ha ocurrido en la clínica El Sur de Sevilla: “Vino una mujer que abortó hace diez años. Tenía miedo de que su expediente saliese a la luz y su madre y su actual marido descubrieran que había tenido un embarazo a los 18 años”, dice una trabajadora social. Los datos médicos sólo pueden ser revelados a petición expresa del interesado o por mandato de un juez.

> Berria: Abortoa > CHAVES PROPONE UNIDADES EN LOS HOSPITALES PUBLICOS PARA ABORTAR

  • Chaves propone unidades en los hospitales públicos para abortar
  • Más del 97% de las interrupciones del embarazo se practica en centros privados
  • El País, 2007-12-20 # Tereixa Constenla · Sevilla

El aborto se ha caído de la oferta electoral del PSOE, pero no del debate público. Ayer fue el presidente andaluz, Manuel Chaves, quien retomó el tema proponiendo que se creen en los hospitales públicos de toda España “unidades singulares específicas” para hacer abortos y que se incentive a los médicos que quieran hacerlos y, por lo tanto, que no se acojan a la objeción de conciencia.


En 2005, sólo el 2,91% de los 91.664 abortos practicados en España se realizó en centros públicos.


En siete comunidades, entre ellas Andalucía, ningún hospital público lleva a cabo interrupciones de embarazo. En el caso andaluz, se ha concertado con clínicas privadas de forma que la operación se financia con fondos públicos y se realiza por profesionales privados. Los conciertos fueron ayer defendidos por el ministro de Sanidad, Bernat Soria, informa Efe. “El hecho de que el sistema público concierte con la clínica privada no quiere decir que deje de ser público”, dijo Soria.


En una entrevista a RNE, Chaves propuso la creación de esas unidades. “Se trataría de disponer de unidades que garanticen el derecho de las mujeres y el respeto a la legalidad”, explicaron con posterioridad a EL PAÍS fuentes próximas al presidente andaluz. Pero la propuesta no significa un compromiso de Chaves para incluir el aborto en la sanidad de Andalucía, donde también se celebran elecciones el próximo año. “Es una aportación a una reflexión abierta por el presidente del Gobierno”, agregaron fuentes de su entorno.


Chaves aseguró que es necesario hacer una “autocrítica” sobre el papel desempeñado hasta ahora por la sanidad pública en la práctica de abortos y defendió un cambio en la ejecución.


Sobre la reforma de la actual ley del aborto, Chaves no se salió del último guión escrito por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que el martes aseguró que no figurará en el programa electoral y zanjó las especulaciones sobre la recuperación de una iniciativa -una ley de plazos- que sí defendieron en el programa anterior. “Lo positivo en estos momentos es abrir un periodo de reflexión sobre los cambios que hay que introducir en la ley, si es que hay que introducir cambios”, dijo Chaves, que también es presidente federal del PSOE.


En España, el 88% de los abortos se practican en las primeras 12 semanas de gestación. Pero la práctica de algunos en embarazos muy avanzados, como los detectados en las clínicas del doctor Morín en Cataluña, ha avivado el debate sobre la conveniencia de modificar la actual legislación española, que sólo ampara el aborto en caso de violación, malformación del feto y riesgo para la salud física o psíquica de la madre. Este último supuesto ampara al 96,6% (datos de Sanidad de 2005) de los abortos que se realizan.


España es uno de los países comunitarios que cuenta con una legislación más restrictiva. De sus vecinos, tanto Francia como Portugal disponen de una ley de plazos que no pone obstáculos a los abortos en las primeras semanas de gestación. El caso portugués resulta especialmente llamativo, ya que de la absoluta clandestinidad -entre 20.000 y 40.000 mujeres abortaban ilegalmente al año, muchas en clínicas españolas- se pasó a la despenalización durante las primeras 10 semanas. La ley fue aprobada en referendo y ratificada en el Parlamento en marzo de este año.