• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Berria: Eliza > BERMEJO PIDE A LOS OBISPOS QUE REFLEXIONEN SOBRE LA PEDERASTIA

  • Bermejo pide a los obispos que reflexionen sobre la pederastia
  • El ministro de Justicia critica al prelado de Tenerife
  • El País, 2007-12-30 # Juan G. Bedoya • Madrid

“Difíciles de digerir”. Con esta impresión ha recibido el Gobierno las declaraciones del obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, sobre la homosexualidad y la pederastia. El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, pidió ayer una reflexión a la Conferencia Episcopal tras calificar las palabras del prelado como “enormemente desafortunadas”.

El obispo Álvarez comparó la homosexualidad con la pederastia y dijo que hay menores que desean y provocan los abusos sexuales, en una entrevista publicada por La Opinión de Tenerife. También declaró que “sólo un 6% de los homosexuales se debe a cuestiones biológicas”. Añadió: “No hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica, como podría practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta”.

Advertido por la periodista que le estaba entrevistando sobre la evidente diferencia que hay entre una relación homosexual y un abuso, el obispo replicó: “Por supuesto, pero ¿por qué el abusador de menores es enfermo?”. La periodista: “Un abuso es una relación no consentida”. Y el obispo: “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso, si te descuidas, te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”.

Estas son las opiniones que, según Fernández Bermejo, “deberían hacer reflexionar a la Conferencia Episcopal”. Lo dijo ayer en declaraciones a la Cadena Ser. También que las opiniones del prelado son más desafortunadas “por lo que suponen que por lo que realmente acaban diciendo”. “A veces resulta difícil digerir que un obispo pueda decir semejantes cosas”, añadió.

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, Juan José Tamayo, acusó al obispo de Tenerife de “demonizar y culpabilizar” a los adolescentes que sufren abusos sexuales, y de “desculpabilizar a los pederastas”.

En declaraciones a la agencia Servimedia, Tamayo añadió que lo dicho por el prelado es “una agresión contra la dignidad humana y la integridad física de los adolescentes, y una pérdida de los criterios éticos más elementales en relación con la violencia y la violación sexual”.

El obispo “demuestra un profundo desconocimiento de las investigaciones científicas sobre la sexualidad. Se mueve en un paradigma homofóbico, al considerar la homosexualidad perjudicial para las personas y para la sociedad, y al entender la práctica de la homosexualidad como un vicio. Con declaraciones como ésta no extraña el descrédito que la Iglesia católica tiene entre los adolescentes y los jóvenes, que huyen de ella como de la peste”, concluyó.

> Berria: Eliza > ASTURIAS: RECHAZO TOTAL A LAS PALABRAS DEL OBISPO BERNARDO ALVAREZ

  • Rechazo total en Asturias a las palabras de Bernardo Alvarez
  • El prelado aseguró que algunos menores incitan al abuso sexual.
  • La Voz de Asturias, 2007-12-29 # L. Ordóñez • B. Solís

Las declaraciones del obispo de Tenerife, Bernardo Alvarez, asegurando que algunos menores incitan al abuso sexual y comparando la homosexualidad con la pederastia, han suscitado un rechazo general en Asturias.

Eduard Mariot, portavoz de las Redes Cristianas de Asturias, comentó que “también hay mujeres adultas que pueden provocar, pero no por eso el adulterio es aceptable para la religión católica. Un menor no está formado como persona y una relación de ese tipo le puede provocar graves daños. Las ideas del obispo son retrógradas, nos sitúan al nivel de la lapidación de las mujeres en otras religiones”.

El portavoz de las Redes Cristianas aseguró que “mi impresión es que el obispo ha hecho estas declaraciones buscando protagonismo de cara a la reunión del 30 de diciembre, convocada por la Conferencia Episcopal en Madrid con motivo del Día de la Familia Cristiana”.

Por su parte Teresa Ordiz, viceconsejera de Familia e Infancia del Gobierno del Principado, considera que las afirmaciones “están en la línea de aquellos que culpaban a las mujeres, cuando eran agredidas sexualmente, de provocar por llevar la falda corta”. Ordiz opina que “un menor en su despertar sexual puede mostrar determinadas actitudes, pero el adulto, por serlo, tiene que actuar con una responsabilidad que el menor no tiene. Las declaraciones del obispo son inadmisibles”.

Javier Martínez Andrade, responsable de los grupos cristianos de Xente Gai Astur (Xega), recordó que “en la actual legislación la homofobia es un delito denunciable”, aunque añadió que no le han sorprendido estas declaraciones “que siguen la línea actual de la jerarquía católica, porque la homosexualidad es una de las fijaciones del actual romano pontífice y de la Conferencia Episcopal española”.

> Berria: Eliza > LA IGLESIA GUARDA SILENCIO SOBRE EL OBISPO DE TENERIFE

  • La Iglesia guarda silencio sobre el obispo de Tenerife
  • El País, 2007-12-29

El obispo de Tenerife comparó la homosexualidad con la pederastia y dijo que “hay adolescentes que desean los abusos, incluso los provocan”. La Iglesia católica no ha querido pronunciarse sobre ello. Silencio tanto desde la archidiócesis de Sevilla -a la que pertenece Tenerife- como en la Conferencia Episcopal Española.

Pero declaraciones como ésas no pasan inadvertidas. Los periodistas recabaron la opinión sobre ellas al presidente del Gobierno y al líder de la oposición. Zapatero, con gesto de reprimir una respuesta, se limitó a decir que prefiere no contestar. Mariano Rajoy aseguró que no se siente “capaz de entender exactamente lo que ha querido decir” Bernardo Álvarez, el prelado de Tenerife.

Otros le han entendido perfectamente y recriminado con dureza. Al Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, le parece una “barbaridad” que el obispo suscriba el mismo argumento que utilizan los pederastas. “Un poquito más de rigor y de cuidado con los ejemplos en que se usan a los niños”, pidió. “Los que creen que la pederastia es algo bueno lo justifican con que son los niños los que dan el consentimiento y los que lo piden o lo autorizan, lo cual es perverso”, añadió.

Sacerdotes condenados
El portavoz de la Asociación pro Derechos del Niño (Prodeni), José Luis Calvo, acusó a la jerarquía católica española y al Vaticano de amparar a sacerdotes acusados y condenados por casos de pederastia, al tiempo que pidió la renuncia del obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, cuyas palabras calificó de “impactantes y execrables”. Prodeni ha enviado cartas a la Conferencia Episcopal Española y al Vaticano en las que denuncia “el apoyo y la comprensión” que la Iglesia española ha dado a curas acusados y condenados por pederastia.

“La Iglesia ambivalente ampara hasta lo indecible los comportamientos delictivos de sacerdotes pederastas y, por otro lado, desprecia los derechos que asisten a las víctimas”, recalcó. Calvo pidió que Bernardo Álvarez sea destituido como obispo.

La asociación de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales Algarabía, de Tenerife, exigió una rectificación “pública y personal” del obispo. La presidenta de Algarabía lamentó que el obispo opine que los adolescentes incitan al abuso sexual.

> Berria: Eliza > DURAS CRITICAS AL OBISPO DE TENERIFE POR EQUIPARAR HOMOSEXUALIDAD Y PEDERASTIA

  • “Hay adolescentes que desean los abusos, incluso te provocan”
  • Duras críticas al obispo de Tenerife por una declaración en la que equipara la homosexualidad con la pederastia
  • El País, 2007-12-28 # José Manuel Pardillas · Tenerife

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, recibió ayer un aluvión de críticas tras comparar la homosexualidad con la pederastia y afirmar que hay menores que desean y provocan los abusos sexuales. En una entrevista publicada por La Opinión de Tenerife, Álvarez asegura que “sólo un 6% de los homosexuales se deben a cuestiones biológicas; no hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica, como podría practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta”.


En ese instante, la periodista del diario Laura Docampo le interrumpe: “La diferencia entre una relación homosexual y un abuso está clara”, a lo que el obispo responde: “Por supuesto, pero ¿por qué el abusador de menores es enfermo?”. La periodista replica: “Un abuso es una relación no consentida”. Y el obispo: “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso, si te descuidas, te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”.


El obispo no atendió ayer las llamadas telefónicas de EL PAÍS. El vicario general del obispado, Antonio Pérez, intentó matizar las declaraciones: “El obispo en sus palabras no pretende justificar ni comprender un fenómeno absolutamente rechazable como es el abuso de menores”.


El secretario de Movimientos sociales del PSOE, Pedro Zerolo, calificó estas declaraciones como “impropias e irresponsables” y las vinculó a “una línea integrista”, que “debe haber sorprendido a los propios feligreses católicos”. Zerolo aseguró que Álvarez “busca notoriedad con una clara intencionalidad política”, que vinculó a la cercanía de la manifestación prevista en Madrid el día 30 por la defensa de la familia tradicional. “Si Dios existe, tendría que estar llorando ante estas declaraciones”, concluyó el defensor de los derechos de los gays.


La comunidad homosexual en Canarias reaccionó con indignación. Los colectivos Algarabía, Altihay, Gamá y su grupo Diálogo Cristiano y Lánzate emitieron ayer un comunicado conjunto en el que lamentan “el tono y contenido del mensaje”, que “representa las posturas más retrógradas de la Iglesia católica y alejadas de los valores de nuestra sociedad”. Estos grupos advierten del error de vincular la homosexualidad con una enfermedad, “de la misma forma que en la actualidad nadie en su sano juicio defendería teorías del pasado como la supremacía de la raza blanca, del hombre sobre la mujer o la inconveniencia de los matrimonios interraciales”.


Todos argumentos defendidos en otros tiempos por la Iglesia y sobre los que ha sabido modificar su discurso.

> Berria: Eliza > EL OBISPO DE TENERIFE ARREMETE CONTRA LOS HOMOSEXUALES, PERO JUSTIFICA LOS ABUSOS SEXUALES A MENORES

  • “Hay adolescentes de 13 años que están deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”
  • El obispo de Tenerife arremete contra los homosexuales, pero justifica los abusos sexuales a menores de edad
  • El Plural, 2007-12-27 # José María Garrido

La pasada Nochebuena, el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, afirmó que la “homosexualidad perjudica a las personas y a la sociedad”. Para el obispo, el 94% de los homosexuales lo son por vicio. Sin embargo, Álvarez se mostró mucho más condescendiente con los violadores.


En una entrevista publicada en “La Opinión de Tenerife”, el obispo de Tenerife empezó afirmando que “aunque no fuera políticamente correcto decirlo”, la homosexualidad es una “enfermad”, y acabó justificando que los violadores abusen sexualmente de adolescentes.


“Te provocan”
“Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo (con que se abuse sexualmente de ellos), y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”, relató sin sonrojarse el obispo de Tenerife.


Palabras textuales
Debido a la gravedad de las declaraciones efectuadas por el obispo de Tenerife, El Plural estima oportuno reproducir textualmente el fragmento de la entrevista en “La Opinión de Tenerife” en la que Bernardo Álvarez justifica los abusos sexuales a menores de edad.


– Pregunta: “La diferencia entre una relación homosexual y un abuso está clara”.


– Respuesta: “Por supuesto. Pero, ¿por qué el abusador de menores es enfermo?”


– Pregunta: “Para empezar, un abuso es una relación no consentida”.


– Respuesta: “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”.


Lamentable
Igual de lamentable es la opinión que el obispo de Tenerife vertió sobre la homosexualidad. Para empezar, Álvarez lamentó que ya no fuera “políticamente correcto” decir que la homosexualidad es una “enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano”. “Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir”, subrayó el obispo católico.


Vicio
Asimismo, Bernardo Álvarez señaló que “sólo un 6% de los homosexuales se deben a cuestiones biológicas”. Para el obispo de Tenerife, el 94% restante de homosexuales lo son por vicio.


Igual que el abuso de menores
“No hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica como puede practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta”, relató Álvarez.


A favor de
la COPE
Mucho más condescendiente se mostró el obispo con Federico Jiménez Losantos. “Si no existiera la COPE habría que inventarla, porque si no estaríamos todos cortados por la misma línea informativa”, recalcó Álvarez.

> Berria: Eliza > EL OBISPO DE TENERIFE AFIRMA QUE ALGUNOS MENORES INCITAN AL ABUSO SEXUAL

  • El obispo de Tenerife afirma que algunos menores incitan al abuso sexual
  • Bernardo Álvarez, en declaraciones a un diario local, compara la homosexualidad con las agresiones sexuales a niños
  • El País, 2007-12-27

“Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”. En estos términos se ha referido al abuso de menores el obispo de Tenerife Bernardo Álvarez en una entrevista que publica el diario local “La Opinión”.


Poco después de las 14.00, el vicario general del obispado, Antonio Pérez, ha matizado estas declaraciones en nombre de Álvarez: “El obispo en sus palabras no pretende justificar ni comprender un fenómeno absolutamente rechazable como es el abuso de menores”.


En cuanto a la homosexualidad, Álvarez señala que “perjudica a las personas y a la sociedad” y afirma, asimilándola a las agresiones sexuales, que “la persona practica [la homosexualidad] como puede practicar el abuso de menores”.


Diferentes diócesis de la Iglesia católica, especialmente en Estados Unidos (Boston y Los Ángeles) e Irlanda (Dublín) se han visto implicadas en escándalos de pederastia destapados y reconocidos en los últimos años.


Por otra parte, el máximo responsable de la Iglesia católica en Tenerife afirma que si en Canarias se registra el récord nacional de divorcios se debe a falta de madurez.


También se refiere el obispo a unas declaraciones de su homólogo de San Sebastián, quien denunció el “sectarismo” de la emisora de radio Cope, propiedad de la Conferencia Episcopal Española: “Primero hay que decir que la COPE no es la Iglesia. Es una emisora en la que la Iglesia tiene la mayoría de la propiedad. Esto significa que es libre, no la maneja nadie ni se vende a nadie. La llevan los que la dirigen y cada uno de los profesionales es libre y responsable de decir lo que quiera. Unas veces hay unas voces como las de la mañana, que yo no comparto para nada”. afirma Álvarez.


Sentencias judiciales

El obispo también se refiere a la publicación el pasado día 17, por parte de ELPAÍS, de la noticia de la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Canarias de condenar al Obispado y al Gobierno regional por vulneración de los derechos fundamentales de dos docentes de Religión.


“El artículo de El País es tendencioso y tiene una marcada agresividad. Con Las Palmas hemos optado por callarnos porque se han escrito cartas al director de ese periódico y no las publican. Segundo, en el TSJC ha habido una filtración que vulnera el secreto sumarial, porque ese artículo decía que el tribunal diría tal cosa. Pero lo que no dicen es que en varias ocasiones el Tribunal Supremo de España ha dicho que el de Canarias no tiene razón”.

> Berria: Eliza > EL OBISPO DE TENERIFE DECLARA QUE HAY MENORES QUE DESEAN EL ABUSO E INCLUSO TE PROVOCAN

  • Entrevista en el diario canario “La Opinión”
  • El obispo de Tenerife: ‘Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan’
  • El Mundo, 2007-12-27

“Puede haber menores que sí lo consientan -referiéndose a los abusos- y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”. Con estas palabras ha descrito el máximo responsable de la Iglesia en Tenerife, el obispo Bernardo Álvarez, el grave problema de los abusos a menores en una entrevista en el diario local ‘La Opinión’.


El obispo además compara la homosexualidad con los abusos y, aunque asegura que la diferencia entre la homosexualidad y los abusos está clara, plantea una pregunta: “¿por qué el abusador de menores es enfermo?”.


En cuanto su opinión sobre los homosexuales, Álvarez, pese a que asegura respetar esta condición sexual vuelve a mostrar su lado más crítico y afirma que “el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad”.


Para el obispo, hoy en día “no es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano. Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir”.


Además, considera que debido a la homosexualidad “a la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones”. Álvarez aconseja que para que no se lleguen a estos extremos “hay que promover la educación e inculcar los valores de la feminidad y la masculinidad”.


A la pregunta de si hay que orientar la homosexualidad, el obispo se muestra aún más crítico y afirma que “no se puede dejar a las personas libradas a lo que salga (sic), ¿por qué no hacemos lo mismo con la violencia o con otros impulsos que tiene el ser humano?”. Finalmente, asimila (la homosexualidad) a las agresiones sexuales, que “la persona practica como puede practicar el abuso de menores”.


Por su parte, el obispado de Tenerife ha explicado que Bernardo Álvarez no ha tratado con sus declaraciones de justificar “en ningún caso, un hecho tan condenable como es el abuso a menores”. En cuanto al resto de las declaraciones, el obispado remite únicamente a la entrevista.


Declaraciones que han abierto una fuerte polémica, sobre todo después de que algunas Diócesis de la Iglesia Católica, especialmente en EEUU -Boston, San Diego, Los Ángeles- e Irlanda -Dublín-, se hayan visto implicadas en graves escándalos de pederastia por los que la Iglesia ha llegado a realizar pagos millonarios a las víctimas.

> Komunikatuak: Colectivos LGTB Canarias > ANTE LAS DECLARACIONES DEL OBISPO DE TENERIFE

  • Nota de prensa de los colectivos LGTB canarios ante las declaraciones del obispo de Tenerife
  • Colectivos LGTB Canarias, 2007-12-26

Ante las declaraciones del Obispo de Tenerife el pasado día 24 de diciembre de 2007 todos los colectivos lgtb de las Islas Canarias: Algarabía, Altihay, Gamá y su grupo Diálogo Cristiano, y Lánzate comunicamos lo siguiente:


Ante las declaraciones del Sr. Bernardo Álvarez, Obispo de Tenerife, en el periódico La Opinión de Tenerife el pasado día 24 de diciembre de 2007 todos los colectivos lgtb de las Islas Canarias: Algarabía, Tenerife, Altihay, Fuerteventura, Gamá y su grupo Diálogo Cristiano, Gran Canaria y Lánzate en Lanzarote queremos comunicar lo siguiente:


Lamentamos profundamente el tono y contenido del mensaje del Obispo de Tenerife que evidentemente representa las posturas más retrógradas de la Iglesia Católica y alejadas de los valores de nuestra sociedad.


Se confunde le Sr. Álvarez cuando opina que no es políticamente correcto hablar de la homosexualidad como una enfermedad porque no es cuestión de corrección al hablar sino de manejo de la información y adecuación a los tiempos. De la misma forma que en la actualidad nadie en su sano juicio defendería teorías del pasado como la supremacía de la raza blanca, del hombre sobre la mujer o la inconveniencia de los matrimonios interraciales. Todos argumentos defendidos en otros tiempos por sectores de la Iglesia y sobre los que ha sabido modificar su discurso.


Nos gustaría compartir con el Obispo las palabras de Juan Antonio Férriz, secretario de comunicación del Área de Asuntos Religiosos de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales:


“Es muy utilizado el término de “enfermedad” relacionado con la homosexualidad. La Iglesia Católica también lo utiliza como parte de su argumentación. Sin embargo, el concepto de homosexualidad no se utiliza hasta que Freud inicia su estudio del psicoanálisis y el conocimiento del comportamiento humano. El término homosexualidad surge para definir una patología en contraposición con la heterosexualidad. A partir de ahí, distintos estudiosos del tema han intentado corregir la conducta homosexual. Durante el siglo XX surgen nuevas ideologías que plantean la homosexualidad como una variedad más de la sexualidad humana. Ello comienza a transformar el concepto y a cambiar mentalidades. Finalmente, en 1993, la Organización Mundial de la Salud excluyó la homosexualidad del listado de enfermedades psicológicas. No obstante, la Jerarquía Católica sigue entendiéndolo como desorden emocional o inmadurez de la personalidad, y así lo manifiesta abiertamente en todos sus comunicados.”


Deseamos visibilizar la existencia de las mujeres lesbianas también cuando se hable de homosexualidad, y no por querer ser otro blanco de dardos dañinos sino por representar fielmente nuestra sociedad y realidad actual.


Todos los grupos firmantes somos conscientes de la proximidad en fechas de la manifestación en Madrid a favor de las familias tradicionales y que tras ella no hay más que un caduco intento de volver a lanzar falacias y calumnias sobre la realidad homosexual, sobre la vida de millones de lesbianas y gays españoles. Ante este ataque, como ante todos los que hemos recibido, trasmitiremos a la ciudadanía la tranquilidad y certezas de nuestro mensaje. Cada día nuestras familias comparten con el resto de tipos de familia la realidad diaria como mejor ejemplo de la calidad de sociedad que tenemos. Denunciamos, eso sí, todo intento de crispación social que ciertos sectores realizan al lanzar mensajes llenos de odio como los que hoy denunciamos.


Lesbianas, Gays y personas Bisexuales hemos luchado durante siglos para alcanzar los niveles de compresión y afecto social que ahora tenemos. El 70% de la población entiende y apoya nuestra lucha según las últimas encuestas del CIS y sabemos que la cifra irá aumentando hasta la erradicación de la discriminación por orientación sexual de la mentalidad de nuestras sociedades.


Nos gustaría imaginar que en algún momento los sectores de la Iglesia que el Sr. Bernardo Álvarez, Obispo de Tenerife, representa frenaran su alocada lucha por calumniar a lesbianas, gays y bisexuales en pro de una verdadera escucha de sus también feligreses lgtb. Porque en estos momentos sólo la homofobia que este sector de la iglesia representa es a quien se puede achacar el supuesto “sufrimiento” que dicen vivimos las y los homosexuales y bisexuales.


Para concluir queremos acercarles un fragmento del pregón de navidad de la importantísima organización católica CONFER (Confederación Española de Religiosos y Religiosas) para demostrarles que otra iglesia existe y es posible:


“….Porque esta Navidad de la esperanza ha de serlo para todos. El Niño que nace es esperanza para todos: para los ancianos, para los inmigrantes, para las mujeres, para los sin papeles, para los varones, para los ateos, para los políticos, para los presos, para los niños, para los poetas, para los ejecutivos, para los periodistas, para los obispos, para los enfermos, para los vagabundos, para los misioneros, para las víctimas, para los sacerdotes, para los consagrados, para las mujeres maltratadas, para los homosexuales, para los jóvenes, para los parados … En las cercanías del Belén hay envuelta con papel de regalo una porción inmensa de esperanza para todos. Para todos.”


Con nuestros mejores deseos de Felicidad en esta fechas y el próximo año se despiden orgullosas y orgullos y muy felices de serlo las lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de nuestros grupos.

> Berria: Homofobia > CANARIAS: EL COLECTIVO GAY INDIGNADO CON LAS DECLARACIONES DEL OBISPO DE TENERIFE

  • El colectivo gay indignado con las declaraciones del Obispo de Tenerife

  • Canarias 24 H, 2007-12-25

El pasado 24 de diciembre el Obispo de la diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez realizó unas polémicas declaraciones sobre la homosexualidad. En una entrevista al periódico La Opinión de Tenerife, fue cuestionado sobre este tema, respondiendo con frases como “lógicamente, creo que el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad”. Algunos colectivos de gays y lesbianas ya han rechazado estas reacciones del representante eclesiástico.

Jhon Alfredo Pazmiño, Presidente de Fundación Triángulo Canarias por la Igualdad Social de gays y lesbianas, ante las declaraciones del Obispo de Tenerife sobre la homosexualidad, opina que “Nos parece rechazable que el Sr Obispo Álvarez se refiera a las relaciones homosexuales añorando las viejas definiciones de la psiquiatría que la consideraban una enfermedad”.


En dicha entrevista el obispo se refiere a los homosexuales y a su condición. “A la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones. Yo no digo que se reprima, pero entre no reprimirlo y promoverlo hay un margen. Creo que hay que promover la educación. Los valores de la feminidad y la masculinidad debemos inculcarlos en los niños. Puede que nos digan que estos valores son retrógrados, pero nosotros pensamos que estos valores respetan la libertad pero al mismo tiempo orientan a las personas” manifiesta


Según el presidente de la Fundación Triángulo Canarias “El señor obispo parece muy contrariado porque nuestra sociedad ya no le permite seguir discriminándonos. Como contraposición a nuestros tiempos llama a volver a educarnos en la masculinidad y la feminidad, esta confusión de términos (gays y lesbianas también tenemos nuestra masculinidad y feminidad clara), nos hace pensar que el señor obispo añora esa “educación” que ellos han transmitido durante siglos, que no definiríamos como sobre la masculinidad y feminidad, sino como defensa del machismo y sumisión, de la que, por suerte, nos estamos también liberando”.


El representante de este colectivo también hace referencia a las declaraciones que el Obispo hace en dicha entrevista, respecto a los abusos sexuales a menores. “En unas declaraciones que se acercan al absurdo, señala que no todas las relaciones se pueden permitir, aduciendo que también hay menores de 13 años que quieren mantener relaciones sexuales y que le han llegado a provocar (habla en primera persona). Comparando la homosexualidad, de nuevo, con el abuso de menores. Resulta que la Jerarquía Católica, desgraciadamente, tiene bastante conocimiento de abusos de menores dentro de su organización, lo cual no parece haberles hecho entender que aunque pueda haber un menor de 13 años que desee una relación con adultos, la sociedad, como conjunto ha decidido que no tienen suficiente madurez para poder tomar esa determinación, y el adulto que no hace caso de esta norma social es duramente reconvenido” señala.

“Sólo desde la mala fe se puede poner ese ejemplo para aducir que también las relaciones sexuales entre dos adultos, aceptadas y que no hacen mal a nadie, deben ser condenadas” puntualiza Pazmiño.

> Komunikatuak: Fundación Triángulo > SOBRE LAS DECLARACIONES DEL SR. OBISPO DE TENERIFE CONTRA LOS HOMOSEXUALES

  • Sobre las declaraciones del Sr. Obispo de Tenerife contra los homosexuales
  • Fundación Triángulo Canarias, 2007-12-25

Jhon Alfredo Pazmiño, como Presidente de Fundación Triángulo Canarias, por la Igualdad Social de gais y lesbianas, ante las declaraciones del Señor Obispo de Tenerife sobre la homosexualidad, publicadas en La Opinión de Tenerife el día 24 de diciembre opina: “Nos parece rechazable que el Sr. Obispo Álvarez se refiera a las relaciones homosexuales añorando las viejas definiciones de la psiquiatría que la consideraban una enfermedad. El señor obispo parece muy contrariado porque nuestra sociedad ya no le permite seguir discriminándonos. Como contraposición a nuestros tiempos llama a volver a educarnos en la masculinidad y la feminidad, esta confusión de términos (gais y lesbianas también tenemos nuestra masculinidad y feminidad clara), nos hace pensar que el señor obispo añora esa “educación” que ellos han transmitido durante siglos, que no definiríamos como sobre la masculinidad y feminidad, sino como defensa del machismo y sumisión, de la que, por suerte, nos estamos también liberando, y no gracias, precisamente a la Jerarquía Católica.


Por último y en unas declaraciones que se acercan al absurdo, señala que no todas las relaciones se pueden permitir, aduciendo que también hay menores de 13 años que quieren mantener relaciones sexuales y que le han llegado a provocar (habla en primera persona). Comparando la homosexualidad, de nuevo, con el abuso de menores. Resulta que la Jerarquía Católica, desgraciadamente, tiene bastante conocimiento de abusos de menores dentro de su organización, lo cual no parece haberles hecho entender que aunque pueda haber un menor de 13 años que desee una relación con adultos, la sociedad, como conjunto ha decidido que no tienen suficiente madurez para poder tomar esa determinación, y el adulto que no hace caso de esta norma social es duramente reconvenido (como muchos sacerdotes saben bien). Sólo desde la mala fé se puede poner ese ejemplo para aducir que también las relaciones sexuales entre dos adultos, aceptadas y que no hacen mal a nadie, deben ser condenadas. El problema de la Jerarquía Católica es que nos ha tratado siempre como menores de 13 años y cree que nadie, católicos y no católicos, tiene capacidad para decidir sobre su propia vida y que son ellos, los pastores del rebaño, los que nos pueden decir qué podemos y qué no podemos, hacer. Por suerte, señores Obispos, la mayoría del rebaño está cansada de sus dictatoriales mandatos y preferimos seguir las leyes, la constitución, la democracia, la libertad, la tolerancia, el respeto, todas esas cosas que nos hemos ganado, no gracias a ustedes.