• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Berria: Hezkuntza > ESTUDIO DE LA FELGTB: LAS PERSONAS TRANSEXUALES SON LAS QUE MAS RECHAZO SUSCITAN ENTRE LOS ESCOLARES

  • Según un estudio de la FELGTB
  • Los transexuales son las personas que más rechazo suscitan entre los escolares
  • La Crónica Social, 2007-12-19 # Julio García

Será lo poco habituados que están a verlos, será lo reciente de su aceptación (aún incipiente) en la sociedad, será que nadie les ha explicado su realidad, lo cierto es que los transexuales son las personas que más rechazo despiertan entre los escolares españoles de 11 a 19 años, según el estudio “Actitudes ante la diversidad sexual de la población adolescente de Coslada (Madrid) y San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria)”.

  • El 6% desconoce el significado de la palabra
  • El 30% de los jóvenes reconoce haber practicado acciones homófobas
  • El 30% de alumnos varones muestra tendencias de fuerte rechazo a la diversidad sexual
  • En cada aula hay al menos un gay y una lesbiana, según el estudio

El estudio, elaborado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales a partir de las encuestas a 4.636 alumnos de entre 11 y 19 años de esas dos ciudades, señala que un 6% de los encuestados no saben el significado de la palabra transexual.


El informe refleja que el 30% de los jóvenes reconoce haber practicado acciones homófobas y el 30% de alumnos varones muestra tendencias de fuerte rechazo a la diversidad sexual. Otro dato es que un 83% de los alumnos se reconoce como heterosxual, mientras el 17% restante duda, no responde, se muestra ambiguo, o se declara abiertamente homosexual.


El estudio, que asegura que en cada aula hay al menos un gay y una lesbiana, denuncia que los escolares que no declaran abiertamente su orientación sexual sufren el mayor grado de acoso (insultos, violencia, rechazo, etc.) y principalmente los que afirman ser homosexuales.


Además, el 53% de los chicos creen que su familia les apoyaría en el que caso de que tener una orientación sexual distinta a la heterosexual, aunque el grado de confianza en los amigos, el profesorado o los compañeros es mucho más reducido (31,7%, 25,1% y 8,4%, respectivamente).


El informe indica también que la gran mayoría de los jóvenes no conocen homosexuales y lesbianas que han destacado en la historia o en la literatura, sin embargo, sí reconocen a Jesús Vázquez y Boris Izaguirre como gays.


El presidente de la Felgtb, Antonio Poveda, afirmó durante la presentación del estudio que la asignatura de Educación para la Ciudadanía puede ser de gran ayuda para combatir la homofobia en las escuelas.


“La educación puede hacer mucho bien por superar los prejuicios y los mitos”, afirmó Poveda, que añadió que los jóvenes gays y lesbianas “no pueden desarrollarse plenamente sin un sistema educativo que les hable de su realidad afectivo-sexual, que les provea de referentes positivos, les reconozca a ellos y a sus familias y les proporcione un espacio seguro donde desarrollarse sin miedos ni inseguridades”.

> Elkarrizketa: Paolo Zanotti > "LAS LESBIANAS NO NECESITAN PERTENECER A UN GRUPO, A DIFERENCIA DE LOS GAYS"

  • Paolo Zanotti, escritor
  • “Las lesbianas no necesitan pertenecer a un grupo, a diferencia de los gays”
  • ¿Existe una identidad homosexual? ¿Cómo eran los homosexuales en la Edad media? ¿Quién fue el primero en hacer pública su condición sexual y enfrentarse con una sociedad que le consideraba réprobo? Estas son algunas de las cuestiones a las que responde Paolo Zanotti, que acaba de presentar en España su libro ‘Gay’ (Turner Libros). Con él hemos conversado para que nos aclare algunas cuestiones a propósito de quienes entienden.
  • “No es casual que el número de adolescentes suicidas homosexuales sea muy alto”
  • “Los homosexuales son más sensibles que los heterosexuales, pero se debe a cómo han vivido las experiencias”
  • “El punto de inflexión hay que buscarlo en la mitad del siglo XIX, momento en que se pasa de considerar los actos homosexuales de manera aislada a hablar de una identidad uniforme”
  • La Crónica Social, 2007-11-29 # Esther Peñas

‘Gay’: “perteneciente o relativo a la homosexualidad. Hombre homosexual”. Homosexual: “Dicho de una relación erótica, que tiene lugar entre individuos del mismo sexo”. Hay muchos términos para designar al homosexual, algunos con connotaciones despectivas y otros más o menos acertados que, a lo largo de la historia, han tratado de imponerse. Fue en 1869 cuando se acuñó la palabra, homosexualidad, tras una ardua y dura competición por erigirse en el vocablo institucionalizado. Uranismo, inversión, amor homogénico y otros muchos quedaron fuera de este galardón.


Paolo Zanotti nos propone en su libro un recorrido histórico de lo que ha supuesto la homosexualidad o las conductas homosexuales (que no siempre fueron lo mismo). Quién mejor que él para saciar los interrogantes que pueden surgir al lector y para animarle a bucear en las páginas de este ensayo.


¿Cómo surge la idea de embarcarse en este titánico trabajo?
Fue idea de la editorial; éste, ‘Gay’, es el primer título de una colección de Fazi. La idea que tenían mis editores era la de hacer perfiles de los grandes personajes homosexuales de la historia contemporánea, pero a mí me interesaba más profundizar en cosas que damos por descontadas, en el colectivo, cómo vive un hombre un homosexual, algo que te remite inmediatamente a cómo ha vivido a lo largo de los siglos.

¿Cómo condiciona la homosexualidad al hecho de ser?
Ojalá llegue un día en que la homosexualidad sea completamente normal, no diferencial, que serlo se asemeje a ser rubio o moreno, algo accesorio. Pero en realidad nunca será lo mismo, sobre todo en países donde todo el mundo sea moreno, porque ser rubio allí será siempre distinto… Influye en la personalidad, en lo que la persona llegará a ser; la diferencia se marca desde el primer momento, ya que los homosexuales nacen solos, en una familia que no lo es –en general-, y el hecho de ser homosexual le cambia, inicia un proceso de búsqueda de sus iguales y sus ideales. Hasta no hace mucho tiempo un joven homosexual trataba de entender qué le pasada, no tenía referencias que pudieran explicarle. No es casual que el número de adolescentes suicidas homosexuales sea muy alto. Se juntan dos crisis, la de la adolescencia y la de la homosexualidad.


¿Se puede hablar de características específicas de los homosexuales?
Hay muchas investigaciones científicas al respecto. Todas aquellas que acaban publicándose concluyen diciendo que los gays tienen un lado del cerebro más parecido al de la mujer y por eso son más sensibles. Entonces, tendríamos que aceptar la premisa de que la mujer es por definición más sensible que el hombre, algo que no es fácil. Creo que los homosexuales son más sensibles que los heterosexuales, pero se debe, a mi juicio, a cómo han vivido las experiencias, y a que éstas son distintas en uno y otro caso. En la construcción del rol masculino ha entrado en juego la reducción de la sensibilidad, en especial a mostrarla. Porque hasta el siglo XVIII era común que los hombres caminasen por la calle de la mano o se besasen, no era algo extraño ni malo; pero estos comportamientos sociales van cambiando a lo largo del tiempo. Y la idea del hombre, durante muchos años, extirpó su sensibilidad.


Aunque la respuesta es todo el ensayo, me gustaría que nos resumiese a grandes rasgos la evolución de la homosexualidad en la historia.
Tenemos bastante información de la Edad Media, documentación escrita, fundamentalmente proveniente de los monasterios; tenemos constancia de poemas de amor de esta época al estilo griego, es decir, cuando el objeto amado es un joven alumno; la diferencia de edad no es algo extraño en el amor, se daba también en parejas heterosexuales. El punto de inflexión hay que buscarlo en la mitad del siglo XIX, momento en que se pasa de considerar los actos homosexuales de manera aislada a hablar de una identidad uniforme.


Para esta ‘normalización’ del colectivo, ¿quién ha ayudado más, el cine, la literatura, los medios de comunicación o el poder político?
Los medios de comunicación han jugado un papel muy importante, han ayudado a unificar la condición homosexual, que era una comunidad dispersa. La cuestión es que no se puede hablar sólo de homosexualidad sino de lo que hay alrededor. El contexto y la identidad cambian juntos. Y el cambio también se debe al cambio de la familia tradicional. El hecho de que la familia no tenga por objeto la procreación, abre la posibilidad a los homosexuales a que se presenten como familias, ya que asemejan a la familia heterosexual sin hijos y sin intención de tenerlos. Asimismo, la constitución de la homosexualidad como una identidad reconocible es hoy en día esencial para la estrategia política. Desde el movimiento de liberación de los Estados Unidos, los homosexuales se comportaron como las comunidades afroamericanas para exigir sus derechos.


El colectivo homosexual, ¿es una parodia de sí mismo?
Puede hablarse de personas frívolas, pero no aplicar el adjetivo a todo el colectivo. Hay gente más combativa y otra más festiva.


En cuanto a forma de vivir, ¿hay diferencias entre lesbianas y gays?
En el libro, de lesbianas hablo poco, como casi todos los libros sobre homosexualidad, el mío también repara brevemente en ellas. El motivo es que, por una parte, se sabe mucho menos de este colectivo en el pasado, y, por otra, ellas tienen una exigencia menor de tener una identidad fuerte, como la que exigen los hombres. Las lesbianas no necesitan pertenecer a un grupo, a diferencia de los gays. contenido=obtenercontenido(“enlace_rojo”);

> Berria: Merkataritza > EL PRESIDENTE DE XARXAGAY RECONOCE QUE EN LOS AMBITOS EMPRESARIAL Y LABORAL LA HOMOSEXUALIDAD SEGUE ESCONDIDA

  • Jaume Urgell, Presidente de Xarxagay
  • “En el ámbito empresarial o laboral los homosexuales siguen algo escondidos”
  • La mayoría de los estudios sitúan a los Gays, lesbianas, transexuales y bisexuales (GLBT) en un 7% de la población. En España suponen unos 2,4 millones de personas y en el entorno en el que trabaja la Cámara de Comercio Internacional de Gays y Lesbianas serían entre 39 y 45 millones. Este mercado internacional puede mover aproximadamente cerca de un billón de euros. Jaume Urgell, Presidente de Xarxagay, el espacio profesional GLBT, y consejero de la Cámara de Comercio Gay y Lésbica Internacional, es uno de los principales representantes españoles en este sector.
  • ”En el ámbito laboral tratamos de lograr que la gente no tema el momento de ‘salir del armario’, evitar las políticas discriminatorias”
  • ”Nosotros no tenemos una batería de propuestas, lo que queremos es que no tengan miedo a hacer investigaciones de mercado dentro de nuestra comunidad”
  • ”Gays y lesbianas adoptan algunos productos y servicios con más celeridad, son más proclives a probarlos”
  • Crónica Social, 2007-10-07 # Blanca Abella

Las posibilidades de comercio que existen en este segmento de la población están aún por explotar, pero ya se sabe que el colectivo homosexual acude a los cines en una proporción mucho mayor que los heterosexuales (en 21 ocasiones de media frente a 4); realizan más viajes turísticos (12 frente a 2) y salen por la noche con cierta asiduidad (89 frente a 30).


Se trata tan solo de una muestra pues, como bien defiende Jaume Urgell, existe un gran potencial entre este colectivo ya que cuentan con una idiosincrasia y necesidades diferentes. Por ejemplo, muchas parejas de homosexuales no tienen cargas familiares ni herederos directos, lo que influye en la evolución de su patrimonio y favorece la creación de productos financieros específicos.


Pero además, las cámaras de comercio que comienzan a crearse entre este segmento de la población tienen otro objetivo primordial, y es el de favorecer la integración de estas personas en el ámbito laboral, contribuir a que la economía cuente con ellos de forma activa, tanto en su faceta de trabajadores, como en la de empresarios y consumidores.


El pasado mes de septiembre, Barcelona acogió la primera reunión presencial de la Cámara de Comercio Gay y lésbica Internacional. Además, en la ciudad se celebró una conferencia sobre el comercio gay y lésbico que contó con participantes de todo el mundo y tuvo gran repercusión en nuestro país.


¿Cómo se ha desarrollado el encuentro de Barcelona y cuáles han sido los grandes logros de esta cita?
Era la primera vez que se reunía la junta directiva de la Cámara de Comercio Gay y lésbica Internacional presencialmente y se trataron aspectos internos del plan estratégico para los tres próximos años. Pero además, aprovechamos esta cita para hacer una conferencia sobre todos los aspectos que trata esta cámara internacional. La conferencia fue positiva y contó con ponentes de empresas internacionales como Google, IBM, ING. Se trataba de hablar sobre los derechos de las personas gays y lesbianas en el trabajo, sobre la situación de algunos sectores en los que es difícil salir del armario y otros aspectos quizá menos comentados hasta ahora en público, como es la posibilidad de que las empresas consideren a los gays y lesbianas también como un segmento de mercado en algunos aspectos en los que aún no lo hacen.


Lo que queríamos era iniciar un debate sobre estas cuestiones y creemos que con la conferencia lo hemos conseguido. También anunciamos el proyecto de creación de una Cámara de Comercio Gays y Lésbica en el ámbito de la península Ibérica, que queremos que se haga realidad antes de final de año y que incorporaría profesionales, empresas y emprendedores de Portugal y España. Xarxagay, que es la asociación que en estos momentos forma parte de la cámara tiene un ámbito sobre todo catalán y queremos crear una cámara más amplia.


¿Por qué una cámara para gays y lesbianas?
Porque en el ámbito de la economía no existe un solo organismo que represente a la colectividad. En general, estas iniciativas surgen en colectivos o segmentos de la población que han tenido o tienen algún tipo de dificultad en el ámbito económico, al igual que ocurre con los jóvenes o mujeres. Aunque no se forman solo por eso.


¿Cuáles son los objetivos o el fin último de esta cámara de comercio?
Son diversos, pero la visión general sería contribuir y tratar de crear opinión o un debate público sobre las cuestiones que afectan a gays y lesbianas relacionadas con la economía. Desde el ámbito del trabajo se trata de la sensibilización a las empresas sobre la necesidad de tener políticas activas a favor de estas personas, para lograr que la gente no tema el momento de salir del armario, si quieren hacerlo, o por ejemplo, que no tenga repercusión el hecho de que lo hagan, es decir, evitar las políticas discriminatorias. Además, queremos representar los intereses de las empresas o empresarios y profesionales gays y lesbianas, al igual que ocurre con el resto de cámaras de comercio, con colegios profesionales o asociaciones empresariales.


¿España sigue a la cola de Europa en aspectos como la homosexualidad o ha conseguido incluso dar ejemplo a otros países?

Yo no creo que España esté a la cola y el hecho de que se aprobase el matrimonio entre personas del mismo sexo es una prueba, es un síntoma de que la situación es buena. Lo que sí cuesta es tratar con normalidad algunas cuestiones en determinados ámbitos, en ámbitos que son un poco estancos. En la sociedad en general se acepta ampliamente la pareja del mismo sexo, en cambio, en el ámbito de la empresa o del trabajo todavía hay miedos y la gente sigue algo escondida.


Sí estamos retrasados respecto a gays y de Estados Unidos. Allí no es que tengan políticas explícitas de no discriminación sino que han sido los mismos, gays y lesbianas, en sus puestos de trabajo los que han pedido los cambios y la aceptación. Aquí todavía no hemos iniciado un esfuerzo por plantear estos temas en nuestras propias empresas y de manera positiva, porque no se trata de ir reclamando, criticando o acusando, sino simplemente de proponer unos debates y eso todavía no lo hemos hecho en España.


¿Cuál es la principal demanda del colectivo en el mundo empresarial?
La necesidad más importante tiene que ver con las personas en sí, con su bienestar y su equilibrio, incluso con sus derechos en algunos casos. Los homosexuales quieren ser ellos mismos, ser en las empresas igual que en la vida privada. Ésta es la prioridad y en la empresa parece que esto es mezclar la vida privada con la vida laboral. Sin embargo, hoy en día, las empresas son cada vez más transversales y en muchos casos, sobre todo cuando llevas ya unos años trabajando en una empresa, tu compromiso ya no es ir por la mañana y despedirte por la noche sin más. Muchas veces tienes que hacer viajes, trabajar con clientes, con compañeros de trabajo y en este ámbito la vida personal de un trabajador está presente.


Y en cuanto a las posibilidades que ofrece este colectivo como mercado a explotar ¿Cuáles son las demandas que plantean desde la cámara de comercio?

En cuanto a servicios y productos que puedan responder a unas necesidades diferentes se habló en la conferencia sobre determinados ámbitos en los que podía ser interesante explorar, algunos típicos como los de turismo o moda, pero también queremos enfatizar que no sólo son estos, sino que por la misma estructura familiar, que suele ser más pequeña, hay algunos ámbitos, como por ejemplo en ciertos productos financieros, con muchas posibilidades.


Por ejemplo, las personas se van haciendo mayores y las hipotecas inversas podrían ser un producto interesante y adecuado para los homosexuales y quizá todavía no hay una comunicación en ese sentido, las empresas no se dirigen de manera explícita a gays y lesbianas y en cambio tendría sentido. Lo que queremos es que las empresas piensen en estas cosas, nosotros no tenemos una batería de propuestas sino que queremos que no tengan miedo hacer investigaciones de mercado dentro de nuestra comunidad.


Decía uno de los conferenciantes en Barcelona, Albert Kehrer (director de ventas para el mercado gay y lésbico de IBM), con cierta ironía, “no tenemos un ordenador de color rosa”. No se simplifica todo en eso, como mucha gente pensará. ¿cómo resumiría usted la idea del comercio gay y lésbico evitando esos tópicos en los que cae mucha gente?


Se trata simplemente de estudiar los estilos de vida, las pautas, las características demográficas, como cualquier otro estudio de mercado. De cualquier forma, lo del ordenador de color rosa no nos molesta, los símbolos gays tampoco son un tabú y no pasa nada por utilizar el color rosa o la bandera del arco iris, pero lo que queremos es ir más allá.


¿Es cierto, como se dice, que el público gay y lésbico crea tendencias y es más innovador?
Lo que sí dicen los estudios, especialmente en Estados Unidos, es que gays y lesbianas adoptan algunos productos y servicios con más celeridad o que son más proclives a probar nuevos productos. Es un dato general que se puede trasladar a cualquier tipo de sector y que resulta de gran interés para las empresas, por ejemplo, en sus fases de estudio de las productos novedosos.


¿Cree usted que existen en nuestros país todavía problemas de moral o religión a la hora de poner en marcha ese comercio gay y lésbico o permanece tan solo una resistencia residual?
En general, en cualquier aspecto relacionado con gays y lesbianas, en algunos sectores de la población se generan reticencias por el solo hecho de hablar de este sector, no sólo en temas económicos. Más que comercio gay y lésbico sería un poco el papel de gays y lesbianas en la economía o en los aspectos económicos. En cuanto a la moral, sí existen algunas personas que consideran que es una realidad de la que no se puede hablar, pero no es muy representativo y normalmente es por motivos de creencias religiosas.


¿Es posible que algunos heterosexuales se pueden molestar si un anunciante se dirige al sector homosexual?

En los medios generalistas es muy difícil que muestren escenas de la vida cotidiana de este sector. Ejemplos sí hay como en Ikea o el diario La Vanguardia, en un anuncio de televisión que presentó hace unos años. Normalmente lo hacen en el contexto general, presentando a una pareja homosexual junto a otras parejas, y esto está bien, es justamente lo que queremos porque los anuncios reflejan una realidad. Pero actualmente en los anuncios nunca aparecen parejas gays o lesbianas, supongo que requiere un poco de coraje aunque después, en un análisis final, podrían concluir que es beneficioso.


¿Les molestan a los homosexuales los anuncios publicitarios en los que no se sienten identificados?
No existe rechazo pero lo que queremos destacar es el beneficio que tendrían las empresas si de vez en cuando algún tipo de publicidad o comunicación estuviese dirigida a gays y lesbianas. Obviamente, en la televisión o revistas de gran consumo, como las mira todo el mundo, siendo sólo un segmento de un 7 ó un 10 por ciento de la población, prefieren tirar por lo seguro y dirigirse a la mayoría. Y si haces un anuncio de gays y lesbianas parece que sólo te diriges a ellos. Sólo hay un par de empresas como las que he comentado (La Vanguardia e Ikea) que, con creatividad, lo han sabido hacer. A nosotros lo que nos gustaría es que las empresas pensaran sobre estas cuestiones y las tuvieran en cuenta en sus políticas de comunicación.


¿Existe alguna alternativa a la expresión tan manida “salir del armario”, alguna otra expresión en otro idioma?

La verdad es que viene del inglés, de la expresión “come out of the cupboard”, que significa salir del armario. Allí se dice “come out”, que quiere decir salir. A veces también se dice “poder ser uno mismo”, es decir, quitarte la máscara.