• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Berria: Hezkuntza > EL 30% DE LOS ESTUDIANTES DE SAN BARTOLOME DE TIRAJANA RECHAZA A LOS HOMOSEXUALES

  • El 30% de los estudiantes de San Bartolomé de Tirajana rechaza a los homosexuales
  • Un informe revela que la actitud homofóbica detectada es preocupante
  • Las Provincias Diario de Las Palmas, 2007-12-21 # Manuel Reyes · San Bartolomé de Tirajana

Un estudio sobre la diversidad sexual de los adolescentes revela que el 30% de los alumnos que estudian en San Bartolomé de Tirajana tienen una aversión obsesiva hacia los homosexuales. El trabajado fue presentado ayer en las oficinas municipales de Maspalomas y ha sido realizado por la federación estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, en colaboración con el Ayuntamiento sureño y su institución homónima en la localidad madrileña de Coslada.


La finalidad de la investigación es analizar el rechazo a la variedad sexual que existe en los centros de enseñanza, cuyos escolares presentan una incidencia de actitudes homofóbicas que es preocupante, según reconocen el concejal de Educación y la alcaldesa en funciones, Laudencio García y Concepción Narváez, respectivamente, quienes destacan la necesidad de erradicar estos comportamientos por lo enraizado que están en las aulas.
Para elaborar el estudio se ha recabado información de 4.636 jóvenes pertenecientes a siete institutos de cada municipio, todos con edades entre los 11 y los 19 años. Una muestra que abarca el 60% de la población adolescente en Coslada y San Bartolomé, siendo los resultados obtenidos en las dos localidades bastante similares.


Esos datos demuestran que la mayoría de los adolescentes carecen de referentes sobre diversidad afectiva y sexual, que los modelos dominantes provienen del mundo de la televisión, y que los jóvenes que conocen a homosexuales presentan índices inferiores de homofobia. Además, los varones padecen una aversión mayor que las mujeres a la hora de afrontar situaciones relacionadas con condiciones sexuales diferentes, mientras que un 53% de los encuestados considera que su familia lo rechazaría en caso de ser homosexual. Un 30% reconoce haber cometido acciones discriminatorias contra estas personas.


El colectivo más rechazado es el transexual, y el problema se agrava entre los alumnos extranjeros. Aunque el dato que mejor explica el problema es la negativa de los centros privados y concertados de ambos municipios a participar en el trabajo, según el gerente de la federación, Ricardo Rodríguez, “por miedo a que se propagaran actitudes homosexuales entre los alumnos”. Y es que los profesores no están preparados para gestionar la posible variedad sexual que pueda existir en las clases.