• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Erreportajea: Trans > PRIMER MATRIMONIO DE MUJERES TRANSEXUALES LESBIANAS: "SER LESBIANA TRANSEXUAL ES UN TABU EN MEXICO"

  • En España, se lleva acabo la primera boda entre mujeres transexuales
  • “Ser lesbiana transexual es un tabú en México”, dicen las recién casadas
  • Mundo de Hoy, 2006-01-14


En España, se llevó acabo la primera boda entre mujeres transexuales, la argentina Ángela Bo y la mexicana Sabrina Sánchez se convirtieron en las protagonistas de una boda muy especial, se llevó a cabo el 2 de diciembre pasado en la provincia catalana de Girona, España. “Somos concientes de que rompimos todos los moldes. La orientación de género no necesita una orientación sexual determinada, como piensa la mayoría de la sociedad. Queremos que la ceremonia y su publicidad sirvan para romper tópicos y para aclarar la diferencia entre identidad y orientación sexual “, declaró Ángela Bo.

La recién casada argentina de 50 años, es una talentosa arquitecta e intérprete de idiomas. Fue militante del Partido Comunista y formó parte del Centro de Estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires. En 1981 abandonó su país, pues era candidata idónea para integrarse a la creciente lista de “desaparecidos” durante la dictadura militar iniciada por Rafael Videla.

La mexicana Sabrina de 25 años estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México; se mostró visiblemente decepcionada ya que su país le brindaba nulas oportunidades, como transexual “y más con un gobierno conservador como el actual” comentó. Luego de haber terminado sus estudios en la UNAM, se vio limitada pues no podía ejercer su profesión porque las leyes mexicanas no contemplan su condición de mujer transexual y por consiguiente no se permite que sus estudios sean válidos.


El nuevo matrimonio, se conoció virtualmente en 2004 en la página web de la activista transexual Carla Antonelli e iniciaron un noviazgo a través de Internet y hace nueve meses Sabrina dejó su tierra natal cuando se graduó de la licenciatura. Viajó a España con la idea de pasar el resto de sus días con su amor.

De acuerdo a sus declaraciones, para cumplir su sueño siempre contaron con el apoyo incondicional de sus amigos, familiares, e incuso de Carla Antonelli y de las autoridades españolas. Sabrina Sánchez, declaró que la boda significó la culminación de un ciclo y el comienzo de otro, el del reconocimiento legal de su relación, indicó además que quieren ser felices como cualquier pareja del mundo y “luchar por el pan de cada día”. Por ahora no desean adoptar niños, pues prefieren en este momento disfrutarse como pareja. Tal vez en el futuro sí lo hagan, ya que las leyes españolas sí lo permiten.

“En el mundo trans, ser lesbiana es un tabú; sin embargo, no se avergüencen por ser como son. Ahora que existe en la capital de la República la figura de Sociedades de Convivencia pueden hacer que su relación sea reconocida legalmente” declaró Sánchez. Y agregó que las autoridades mexicanas necesitan retomar el ejemplo del gobierno de España el que catalogó de “progresista”, pues comprende que todos los ciudadanos, sin excepción, tienen los mismos derechos, según lo marca el primer artículo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.