• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Berria: Eliza > EXAMEN DE CIUDADANIA A LA IGLESIA CATOLICA

  • Examen de Ciudadanía a la Iglesia Española
  • No aprueban en materia de igualdad y sorprenden —cuando no ofenden— en cuestiones relacionadas con nuevas familias
  • Público, 2008-01-05 # Miguel Angel Marful • Madrid

El pasado domingo, en el acto que celebraron los obispos en defensa de la “familia cristiana”, una de las voces situada más a la derecha del episcopado, el arzobispo de Valencia, Agustín García Gasco, se rasgó las vestiduras dolido por el futuro del sistema democrático en España.

“Nos dirigimos a la disolución de la democracia”, señaló el prelado entre los aplausos de su auditorio. El arzobispo de Valencia denunció que España camina hacia el “laicismo radical”, una de sus expresiones favoritas.

Vigilante frente a “la homosexualidad, el aborto y el divorcio exprés” para que la democracia no se desvíe, García Gasco colmó la paciencia de un Gobierno poco habituado a replicar a los obispos. “Todo el mundo tiene su sitio y derecho a tener derechos, piense como piense y profese una religión u otra”, respondió el presidente del Gobierno.

La Iglesia frente al espejo
A lo largo de los últimos años, los obispos se han pronunciado sobre todo lo divino y buena parte de lo humano.

Los documentos de la Conferencia Episcopal, y buena parte de las declaraciones de sus integrantes, deparan más de una sorpresa. Hay un juez inapelable que se estudia en los institutos, la asignatura Educación para la Ciudadanía. Empleada como un espejo, la imagen que devuelve de la jerarquía católica española refleja buena parte de sus contradicciones.

> Berria: Hezkuntza > PAIS VASCO: EL TSJPV ADMITE UN RECURSO SOBRE EDUCACION PARA LA CIUDADANIA

  • El TSJPV admite un recurso sobre Educación para la Ciudadanía
  • La recusación contra el decreto vasco que regula la asignatura ha sido presentada por catorce padres
  • El Diario Vasco, 2007-12-30 # A.L. • DV • Bilbao

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha admitido a trámite un recurso presentado contra el decreto del Gobierno Vasco que desarrolla en Euskadi la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

En dicho recurso, se esgrime un informe de la denominada Red de Profesionales por la Ética que indica que «el currículo de Educación para la Ciudadanía en el País Vasco tiene, como en el resto de comunidades, una fuerte carga de educación moral de los alumnos que es contraria a la libertad ideológica en la escuela».

Según informó la citada red a través de un comunicado hecho público ayer, el recurso alega la «vulneración del derecho fundamental de los padres a educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones, sin injerencias del Estado o de la Administración».

Esta iniciativa legal fue presentada ante el alto tribunal vasco por un grupo de catorce padres de alumnos el pasado 27 de noviembre.

Por su parte, el Partido Popular ya anunció a finales del pasado mes de noviembre su intención de recurrir igualmente ante el TSJPV el mencionado decreto del Gobierno Vasco sobre el currículo educativo vasco, por considerar que «conculca derechos fundamentales» de los padres a la hora de decidir sobre la educación de sus hijos.

> Erreportajea: Eliza > LAS DECLARACIONES MAS POLEMICAS DE LA IGLESIA ESPAÑOLA

  • Las declaraciones más polémicas de la Iglesia española
  • La polémica vuelve a saltar tras las declaraciones del obispo de Tenerife sobre el abuso de menores. Repasamos aquí otras declaraciones de importantes miembros de la Iglesia que desataron controversia. El matrimonio homosexual o la asignatura de la Ciudadanía han sido alguno de los temas más recurrentes durante los últimos años. Gobierno y la Iglesia siempre han tenido motivos para polemizar.
  • 20 Minutos, 2007-12-27 # David Yagüe

  • Sobre los matrimonios homosexuales…
  • En la Iglesia siempre hubo homosexuales y les seguimos queriendo.

La aprobación de la ley que permitía las uniones entre personas de un mismo sexo ha sido sin duda uno de las materias que más espinas ha levantado. La oposición, y la reacción de la Iglesia, ante esta normativa provocó gran debate en la sociedad.

En mayo de 2005, los obispos recordaron a los católicos su deber de oponerse a esa legislación y a esa práctica que según los prelados suponía una “subversión de los principios morales más básicos de la sociedad”.

En su activa militancia por defender sus ideas, más de 15 obispos se manifestaron, un mes más tarde, en un acto convocado por el “Foro de la Familia”. En aquella marcha el obispo de Granada afirmó que el matrimonio entre personas de un mismo sexo “discriminaba a los matrimonios verdaderos” y ofendía a “la inteligencia”.

Sin duda, otras declaraciones que provocaron sorpresa y polémica fueron las del Obispo de Ciudad Real, Antonio Algora, que comparó a Zapatero con el emperador romano Calígula (considerado uno de los mayores y más sanguinarios tiranos de la historia) por permitir el matrimonio homosexual y no dudó en afirmar que en la Iglesia siempre hubo homosexuales, uno fieles, a los que, afirmó, “seguimos queriendo”.

  • Sobre la Educación para la Ciudadanía…
  • Los colegios religiosos que impartieran esa asignatura colaboraban “con el mal”.

La nueva asignatura escolar creada por el gobierno también provocó fuertes reacciones desde el estamento eclesiástico. Las razones eran que, en opinión de Monseñor Agustín García-Gasco promovía un “ateísmo científico” que le recordaba a la URSS.

Con semejantes precedentes no era extraño que el Arzobispo de Granada llamara a los padres a la “desobediencia civil” ante la asignatura y que el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio Cañizares, afirmara que los colegios religiosos que impartieran la materia estaban “colaborando con el mal”.

  • Sobre prácticas sexuales y reproducción…
  • ¿Cómo se puede decir no a la guerra, decir no a la violencia en los hogares y decir sí al aborto?

Estos asuntos siempre han provocado fricciones cuando la Iglesia opina sobre ellos desde hace siglos. En marzo de 2006, la Conferencia Episcopal Española presentaba una introducción pastoral para fieles y teólogos donde consideraba como “pecados graves” la masturbación, la fornicación, la pornografía y las prácticas homosexuales.

Un año antes, en enero de 2005, muchos medios de comunicación publicaron que la Iglesia “flexibilizaba” su postura sobre el uso del preservativo como método contra el SIDA. Sin embargo, la Conferencia Episcopal rectificó con prontitud y afirmó que su uso era “contrario a la moral de la persona”.

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Antonio Cañizares, al reflexionar sobre la moral en España realizó una pregunta que también levantó polémica: “¿Cómo se puede decir no a la guerra, decir no a la violencia en los hogares y decir sí al aborto?”

Sobre la reproducción asistida, el Obispo de Cartagena comparó estas prácticas con los experimentos del doctor Frankenstein.

  • Sobre otros temas…
  • Yo no los puse. Yo no los quito.

La ley para la Memoria Histórica también trajo polémicas declaraciones desde la Iglesia. El obispo de Sigüenza-Guadalajara, José Sánchez declaraba sobre los restos franquistas en las parroquias de su diócesis lo siguiente: “Yo no los puse. Yo no los quito”. Eso sí, matizó que lo haría si la Ley le obligaba.

A finales de 2006, la Junta Islámica solicitó permitir el rezo conjunto de cristianos y musulmanes en la mezquita-catedral de Córdoba. La Conferencia Episcopal consideró que veía “absolutamente inviable” el rezo musulmán en dicho recinto.

> Berria: Hezkuntza > LA ESCUELA CATOLICA SIGUE DISCRIMINANDO POR CAUSA DE ORIENTACION SEXUAL

  • La escuela católica sigue discriminando por causa de orientación sexual
  • La “compasión” de la Iglesia Católica hacia jóvenes gays y lesbianas vulnera su autoestima y destruye su dignidad ante el resto del alumnado. Un 25% de los adolescentes homosexuales piensa en suicidarse, según varios estudios europeos.
  • CGL, 2007-11-14

Ante la guía editada por las escuelas católicas para adoctrinar según su ideario la docencia de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, y donde se proponen conceptos de “compasión” y “delicadeza” hacia las personas homosexuales, la federación de asociaciones Coordinadora Gai-Lesbiana de Catalunya manifiesta su total rechazo a una nueva forma de discriminación que vulnera la autoestima de los y las adolescentes homosexuales y transexuales (éstos últimos parece que no existen para la Iglesia).


Hay una doble moral en ese criterio de “compasión” y “delicadeza” que se contradice con el de “respeto” que también se menciona, pues el trato propuesto nos remite al tradicional lamento de la “desgracia” que ha tenido una familia de tener un hijo “así” (desviado, anormal).


Declaraciones
Antonio Guirado, Secretario General de la CGL, manifiesta: “A estas alturas, después de que el estudio Kinsey demostrase en 1947 la natural diversidad sexual humana y de que la psiquiatría y la psicología hace muchos años dejasen de considerar enfermedad la homosexualidad, es intolerable que bajo ningún concepto gays y lesbianas sean considerados dignos de compasión. Se trata de ciudadanos y ciudadanas como los demás y esa compasión es signo de una homofobia paternalista, pero homofobia al fin y al cabo. La libertad de cátedra y la libertad de culto no pueden amparar la discriminación de las personas por causa de su orientación sexual, sexo, ideología, origen cultural y étnico, lengua e ideología, libertades fundamentales protegidas en seis artículos de nuestro vigente Código Penal. En las aulas hay que impartir ciencia y no doctrina. Hablar de compasión y delicadeza hacia las personas homosexuales tiene nefastas consecuencias en el ámbito educativo y entre el alumnado. En primer lugar coloca a los homosexuales como una categoría inferior a los heterosexuales y en consecuencia refuerza la homofobia que lamentablemente se manifiesta a menudo con el “bulling” en los institutos y del que son víctimas los alumnos que no casan con los valores machistas al uso, sean o no gays o lesbianas. El joven que prefiera la música clásica al fútbol o la chica que prefiera el deporte a la moda, aún siendo heterosexuales pueden ser objeto de bulling”.


Jordi Petit, Presidente de Honor de la CGL, declara: “Esta presión y rechazo, sea en el instituto, la familia y su entorno inmediato, sume a muchos adolescentes homosexuales y transexuales en situaciones de aislamiento, sufrimiento callado y profundos estados depresivos. Varios estudios y encuestas internacionales revelan que más de un 25% de los adolescentes homosexuales piensan en el suicidio. Lamentablemente no se ha realizado ningún estudio sobre suicidio de los adolescentes homosexuales y transexuales en España (salvo un celebrado estudio sobre “bulling” y homofobia en varios institutos de Madrid, coordinado por COGAM que abunda en esta línea). Hace falta saber cuantos adolescentes homosexuales y transexuales sufren depresión en nuestro país y hasta llegan a suicidarse porque lo desconocemos, y a menudo, la familia esconde el motivo del suicidio o incluso lo ignora. Ese es el reto pendiente y no fomentar la compasión. Verdaderamente produce rubor constatar que todavía España no aparece en los estadísticas y relación de estudios internacionales sobre suicidios de adolescentes homosexuales”.

> Berria: Hezkuntza > EpC: LA ESCUELA CATOLICA EDUCARA EN LA COMPASION A LAS PERSONAS HOMOSEXUALES

  • La escuela católica educará en la “compasión” a los gays
  • Los colegios concertados editan una guía para Ciudadanía
  • El País, 2007-11-14 # María R. Sahuquillo · Madrid

“Respeto, compasión y delicadeza” hacia los homosexuales. Así deben ser “acogidos”, según la patronal mayoritaria de colegios católicos subvencionados, FERE. Su guía de Educación para la Ciudadanía dirigida a profesores, que se presentó ayer en Madrid, recoge uno de los puntos más polémicos y criticados por la Iglesia católica y las asociaciones que se oponen a la nueva asignatura: la homosexualidad. Para ello recurre al catecismo.


“Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales instintivas. No eligen su condición homosexual; ésta constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza”, dice parte de la cita escogida. Y agrega que “se evitará” hacia ellos “todo signo de discriminación injusta”. La FERE no boicotea la asignatura de Educación para la Ciudadanía -que se imparte ya en 3º de ESO en siete comunidades y se extenderá al resto el próximo curso-, pero la adapta a la doctrina católica. O, como dice Manuel de Castro, secretario general de FERE, “lo desarrolla conforme al ideario católico”. Para ello utiliza materiales como el catecismo, pastorales o escritos redactados por los papas. También resalta los contenidos comunes de la materia de Ciudadanía y la de Religión.


La patronal mayoritaria de los colegios católicos concertados recibe cada año 3.200 millones del Estado como subvención para gestionar sus 2.000 colegios. La FERE se ha caracterizado por marcar la distancia con otros sectores católicos que promueven la objeción de conciencia contra la asignatura. Ahora, edita 5.000 ejemplares de esta guía para orientar a sus profesores que costará unos 10 euros. Se trata de un manual que habla de respeto y compasión hacia los homosexuales pero recoge en sus materiales propuestos documentos de la iglesia católica que definen el matrimonio homosexual como “incongruente”. “Una cosa es lo que autoriza la legislación y otra el juicio ético y moral sobre esa realidad y nuestra posición es la de la iglesia”, declaró De Castro.


Para la FERE hay que orientar la asignatura de Ciudadanía hacia la “búsqueda de la verdad”, aunque esta “no aparezca en los contenidos propuestos por la ley”. Con esta guía quieren tranquilizar a los detractores de la materia en sus centros. “No hay nada que temer”, dijo De Castro, esta materia estará “en total coherencia” con el ideario católico.


La patronal declaró que no ha recomendado ningún libro de texto en particular para esta materia. “Sólo hemos pedido que se elija con cuidado, ya que se debe adecuar al carácter del centro”. La homosexualidad no es el único tema que recoge la guía. También y siempre con referencias a textos católicos, habla de la igualdad entre hombre y mujer, del “enorme poder” de los medios de comunicación -que hacen que “nadie pueda escapar” de las corrientes culturales que difunden-, la familia o la paz.

  • Doctrina católica
  • La guía. El catecismo, pastorales y escritos de los papas adaptan Ciudadanía a la “doctrina católica”
  • Homosexualidad. “Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza”.
  • Verdad. “A la asignatura hay que darle un carácter de búsqueda de la verdad, aunque éste no aparezca en los contenidos propuestos por la ley”.

> Berria: Salaketak > LA FELGTB EXPRESA SU INCONDICIONAL APOYO A ARCOPOLI UPM

  • La FELGTB expresa su incondicional apoyo a ARCOPOLI UPM
  • La asociación universitaria fue objeto de ataques verbales por expresar su rechazo a consignas discriminatorias para el colectivo lgtb
  • FELGTB, 2007-11-08

La Federeción Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales (FELGTB) quiere expresar su apoyo incondicional a la asociación ARCOPOLI UPM (integrada en la FELGTB ) después de los ataques verbales recibidos en un acto de la Plataforma Hazte Oír ante el Ministerio de Cultura en contra de la Asignatura Educación para la Ciudadanía. Miembros de la Junta Directiva ARCOPOLI UPM presenciaron cómo Hazte Oír se manifestaba en contra de EPC con una clase simulada en la que se leía un párrafo en donde comparaban abiertamente las uniones entre hombre-hombre y mujer-mujer, con la de un hombre y un mono. Ante esto, las y los activistas de la asociación exigieron respeto y criticaron dichas asimilaciones, lo que provocó que fueran verbalmente agredidos por los miembros de la plataforma allí reunidos. Ellas y ellos sólo exigieron respeto hacia el colectivo homosexual.


Para Antonio Poveda, Presidente de la FELGTB esta es una muestra más de la intolerancia, falta de respeto a la diversidad y las intenciones de continuar con la homofobia en la sociedad por parte de Plataformas como Hazte Oír.


Igualmente es importante resaltar que bajo todo momento los miembros de Arcopoli UPM mantuvieron una actitud de respeto, permitiendo la libertad de expresión de los manifestantes independientemente que no estuvieran de acuerdo con sus demandas, e interviniendo sólo cuando los ataques y comparaciones homófobas que la Plataforma Hazte Oír lanzó se hicieron intolerables con el colectivo de gays y lesbianas.

> Berria: Homofobia > HAZTE-OIR EQUIPARA A LOS HOMOSEXUALES CON LOS MONOS

  • HazteOir.org equipara a los homosexuales con los monos
  • La plataforma cívica HazteOir.org realizó ayer una improvisada ridiculización de una clase de Educación para la Ciudadanía frente al Ministerio de Educación
  • Público, 2007-11-06 # Yolanda González · Madrid

Había camisetas para todo el que pasaba por la madrileña calle de Alcalá. Y su lema era “ZP, deja a los niños en PaZ”. La plataforma cívica HazteOir.org realizó ayer una improvisada ridiculización de una clase de Educación para la Ciudadanía frente al Ministerio de Educación.


Alejandro Campoy, “el primer padre objetor” en contra de la asignatura, desempeñó el papel de maestro de un aula en la que los alumnos interpretaban a Esperanza Aguirre, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y José Blanco, entre otros. Ante un auditorio cuya media de edad superaba los 35 años, Campoy y sus alumnos montaron un debate ficticio en el que no faltaron los principales argumentos que los opositores esgrimen contra la asignatura. A juzgar por el texto escenificado por esta plataforma, la asignatura “no dice nada de la Constitución” y se centra en otros temas como sexualidad y afectividad y homosexualidad. “Desde una concepción cristiana del hombre y de la sociedad, afirmamos la dignidad de la persona y la importancia de valores como la libertad, la justicia y la solidaridad”, figura en la web de HazteOir.org.


Interferencias
El guión preparado por HazteOir.org, y que ninguno de los ficticios alumnos conocía de memoria, empezó a sufrir interferencias cuando un grupo de cuatro alumnos de la Universidad Politécnica de Madrid mostró su indignación al oír que uno de los personajes hablaba de que “hay familias monogamas y polígamas, de hombre-hombre, mujer-mujer, hombre-mono”. Los jóvenes, integrantes de Arcópoli, la Asociación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de la citada universidad, se declararon hartos de recibir “constantes insultos”. “Déjadnos en paz, iros a los actos del PSOE”, les gritó una mujer cercana a los 60 años.


Con esta particular forma de “salir del armario” en público, los integrantes de Arcópoli , esgrimieron la aproximación respetuosa a la diversidad personal y cultural, uno de los valores que integra el bloque de contenidos de la polémica asignatura. “Es necesario que se explique que hay diferentes familias y que tenemos una ley de matrimonios entre personas del mismo sexo”, explicaron. Tras la clase llegó un intercambio de opiniones entre Arcópoli y HazteOir.org. Algunos, admitían que hablar de relaciones “hombre-mono” no había sido acertado. Pero siguen cargando contra una materia que “usurpa a los padres el derecho de formar a los hijos respecto a sus convicciones morales”.

> Iritzia: Elvira Lindo > ASIGNATURA

  • Asignatura
  • El País, 2007-10-10 # Elvira Lindo

Me cuenta una profesora de Historia de un colegio concertado cómo, apremiada por la insistencia de los padres en discutir si había que aceptar o no la Educación para la Ciudadanía, una de las religiosas que dirigen el centro, contestó: “No es un asunto urgente pero quiero que tengan claro que cuando la asignatura tenga que darse, se dará”. La religiosa no se sumaba a la rebelión a la que algunos sectores defensores de las esencias católicas animan. Probablemente, sobre sus manos caerán asuntos como la homosexualidad, la inmigración o la violencia y los manejará sin el más mínimo problema, haciendo compatibles sus creencias con los principios que definen nuestra democracia. No es tan difícil. Como no es difícil entender que la sociedad suele ser mucho más transversal (por emplear un término tan en boga) de lo que nuestra clase política se cree. Los burdos intentos de estereotipar a los ciudadanos en monigotes de derecha o de izquierda que tienen su voto vendido de antemano hacen aguas según esta democracia, aún inmadura, cumple años y permite que cada español se organice su universo ideológico sin orejeras partidistas. Por suerte, no todos los creyentes responden a lo que quisiera la santa carcundia y sus voceros, ni al sambenito de reaccionarios que les atribuye a veces la izquierda. Otro tanto pasa con la ya cansina definición de pijo o de progre, términos que algunos creíamos guardados en el baúl de los recuerdos, pero que se han desempolvado para su uso en un momento en que hay tanto votante del PP que se aprovecha de las libertades individuales defendidas por la izquierda (progres), como votantes del PSOE que creen que el PP consiste en diez millones de pijos gangosos, lo cual haría de España un país inaudito: con una clase alta más numerosa que la trabajadora. Los socialistas dan por hecho que a los niños de los populares les va a venir de perlas que en la escuela les den un repasillo democrático, pero parecen obviar que es estupendo que a cualquier niño, incluso al propio, le corrijan las tonterías que escucha en casa, como por ejemplo, que todos los adversarios son imbéciles. Por desgracia, no se ha inventado en este mundo partido que te libre de ser un imbécil.

> Berria: Hezkuntza > EL OBISPO JOSE IGNACIO MUNILLA ACUSA AL GOBIERNO DE DIVIDIR A LA IGLESIA POR LA ASIGNATURA DE CIUDADANIA

  • Un obispo acusa al Gobierno de dividir a la Iglesia por Ciudadanía
  • Rajoy advierte en Salamanca de que si gana las elecciones suprimirá la asignatura «nada más llegar al Gobierno»
  • El Mundo, 2007-10-08 # José Manuel Vidal · Madrid

Divide y vencerás. Esta es la «estrategia» que, según el obispo de Palencia, José Ignacio Munilla, está utilizando el Gobierno socialista para ganar la batalla de la Educación para la Ciudadanía. Una estrategia que se concreta en permitir cualquier libro de texto de la nueva asignatura, incluso «los más contradictorios».


Para el prelado palentino, perteneciente al sector más conservador del episcopado actual, «este primer año, el objetivo prioritario del Gobierno ha sido el de impedir a toda costa un número elevado de objetores».


O, lo que es lo mismo, «introducir la asignatura, sin sufrir un desgaste excesivo, máxime en el contexto de un año electoral. Luego, en años posteriores, ¡tiempo habrá de ir ajustando los contenidos!».


Para conseguir el objetivo de reducir el número de objeciones a la Educación para la Ciudadanía, el Gobierno puso en marcha, según el prelado, un plan para dividir a la Iglesia. La patronal católica de la Federación de Religiosos de la Enseñanza (Fere) por un lado y la mayoría de los obispos, por el otro.


Una estrategia que, según monseñor Munilla, «se concreta en dar el visto bueno para que los colegios privados puedan impartir la asignatura con algunos manuales de contenidos no problemáticos». Siempre con el mismo objetivo: «Evitar un frente común de rechazo a una inaceptable intromisión del Estado en la educación moral de los alumnos».


De ahí que estén ya en circulación y los alumnos de la nueva asignatura puedan encontrarse con libros de textos «que abordan, de forma totalmente contradictoria, los temas morales en litigio». Y el obispo hace un recorrido por los principales textos. Y saca evidentes conclusiones.


«Por ejemplo, dependiendo del manual elegido, el aborto puede ser presentado como un derecho de la mujer o, por el contrario, la vida tiene una dignidad que la hace moralmente inviolable desde el momento de su concepción hasta su muerte natural», explica.


Y pone más ejemplos concretos de esta disparidad de textos. «El libro de texto de la editorial Casals afirma que ‘la religión ayuda a las personas a ser buenos ciudadanos, ya que fomenta valores positivos para la convivencia democrática’».


«Ingenuos»
En cambio, «en el texto editado por Laberinto, Fernando Savater llama la atención sobre la presencia de la asignatura de Religión en Bachillerato y comenta que ‘responde a un contorsionismo oportunista que, antes o después -mejor antes-, habrá que revisar definitivamente’».


Asimismo, «los textos de las editoriales Octaedro y Algaida defienden el amor libre y explican el matrimonio homosexual como una opción equiparable al heterosexual», mientras en otros manuales, «como los de Santillana, Edebé y SM, se dan orientaciones notablemente distintas», dice el prelado.


Ante esta situación, monseñor Munilla saca conclusiones. La primera es que «la aprobación de esos manuales tan dispares deja patente la imposibilidad de una ética global de la vida, basada meramente en los principios democráticos de nuestra legislación». Y la segunda: «Nosotros muy ingenuos seríamos si pensásemos que el problema de fondo ha quedado resuelto con esa pluralidad de libros de texto».


Precisamente ayer, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, aseguró que, si su formación gana las próximas elecciones generales, suprimirá la asignatura de Educación para la Ciudadanía «nada más llegar al Gobierno».


El líder popular reiteró en Salamanca, donde protagonizó un acto de partido al que asistieron 3.000 ciudadanos, que su intención es que «los niños estudien asignaturas que les sirvan para el futuro».


Mariano Rajoy se refirió también durante su intervención a los actuales planes de estudio, sobre los que indicó que desea que «todo español pueda estudiar en castellano en su país».


En este sentido, criticó que España es «el único país del mundo» en el que ocurre que los escolares puedan no estudiar en la lengua que da unidad al Estado.


Asimismo, puso el ejemplo de Francia, donde, como indicó, «sería impensable que un niño francés no estudiase francés».


Por último, Rajoy afirmó que el presidente del Gobierno, durante la presente legislatura, «no ha estado a la altura de las circunstancias», de ahí que mostró su convencimiento de que en las próximas elecciones generales «va a ganar el Partido Popular».

> Iritzia: Clara Isabel Laina Pérez > ENSEÑAR CON EL EJEMPLO

  • Enseñar con el ejemplo
  • El País, 2007-10-07 # Clara Isabel Laina Pérez · Madrid

He leído la puesta en escena del vídeo de las Juventudes Socialistas de España. Como socialista me gusta ver a las nuevas generaciones, al futuro del partido, defender la nueva y polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía. Realmente, a la vista del guión lo primero que pienso es que son ellos los que primero deberían empezar a estudiarla. La educación debería empezar por enseñar a través del ejemplo. No se puede enseñar insultando y ridiculizando al otro, para pedir respeto debemos infundirlo, para ser ciudadanos responsables y libres tenemos que respetar la libertad del otro, para mostrar una juventud solidaria que defienda los valores de la democracia y la convivencia deberíamos ver y escuchar un proyecto sólido y con argumentos claros, soluciones concretas a problemas concretos. Nuestros jóvenes sobre todo deberían preparar el camino para las próximas elecciones, que tienen por delante un camino difícil en estos momentos de crispación e insultos sin límite, donde todo vale. El valor más importante de la democracia no debe ser insultar libremente sino educar en libertad, respeto y progreso. Que nuestras juventudes no tengan esta lección clara a estas alturas de curso me preocupa mucho. Quisiera sentirme orgullosa como socialista de los jóvenes que nos representan, pero no por ser los que insultan con más gracia e ingenio.