• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

> Berria: Faxismoa > FRAGA ASEGURA QUE EL FRANQUISMO SENTO LAS BASES PARA UNA ESPAÑA CON MAS ORDEN

  • Fraga: “El franquismo ha sentado las bases para una España con más orden”
  • Asegura que personajes históricos del calibre de Franco deben ser juzgadas cuando haya pasado tiempo
  • Cadena Ser, 2007-12-30 # Servimedia

El ex presidente de la Xunta y actual senador del Partido Popular, Manuel Fraga, considera que los cuarenta años de dictadura franquista sentaron “las bases para una España con más orden”.


“Teniendo en cuenta lo que fue nuestro siglo XIX y las dos Repúblicas, el franquismo ha sentado las bases para una España con más orden”, señala el histórico dirigente del Partido Popular en una entrevista publicada hoy por el “Faro de Vigo”.


Fraga cree que no se puede “comparar la etapa de Franco con los años 30” e incluso recuerda un episodio de esa época: “El diputado Calvo Sotelo, que haciendo uso de su libertad de palabra criticaba al Gobierno, fue asesinado en un coche de la policía por un capitán de la guardia civil de uniforme rodeado de guardias de asalto. Aquello no era vivir”.


Al hablar sobre el dictador, Fraga recuerda lo que en su día ocurrió en Francia con Napoleón. “Al día siguiente de matarlo era un estropajo, pero cincuenta años después lo trajeron a París, es su héroe nacional y preside el Panteón de Hombres Ilustres”, señala. “No digo que con Franco vaya a ocurrir lo mismo, sino que las figuras de ese calibre no se pueden juzgar hasta pasado un cierto tiempo”, añade.


Las polémicas declaraciones de Jaime Mayor Oreja, que se negó a “condenar el franquismo porque “forma parte de la historia” son respaldadas “completamente” por Fraga. “Compare la etapa de Franco con los años 30. El diputado Calvo Sotelo, que haciendo uso de su libertad de palabra criticaba al Gobierno, fue asesinado en un coche de la policía por un capitán de la guardia civil de uniforme rodeado de guardias de asalto. Aquello no era vivir”.


Aznar y Zapatero
Fraga dedica en su entrevista generosos halagos hacia José María Aznar por “utilizar a los mejores hombres y a las mejores fórmulas” y sólo le reprocha “su honradez al anunciar antes de haber ganado las elecciones que no repetiría un tercer mandato”.


De Zapatero, critica “todo esto de la Memoria Histórica” por ser “un intento de ir a contramarcha de la historia”. “Algunas cosas se harán menos mal, pero en conjunto la gestión no es buena. Y sobre todo, tratar con los terroristas”.


Tras las elecciones de marzo, Manuel Fraga afirma saber dónde está su sitio: “Yo tengo 85 años, al servicio de Galicia y de España. En esa situación tengo que estar. El Senado no es mal sitio para mí”.

Anuncios

> Berria: Hauteskundeak > COLECTIVOS HOMOSEXUALES SE MOVILIZAN PARA IMPEDIR QUE EL PP GANE LAS PROXIMAS ELECCIONES

  • Colectivos de homosexuales se movilizan para impedir que el PP gane las próximas elecciones
  • “El Partido Popular siempre ha hecho gala de su homofobia”
  • El Plural, 2007-12-25 # José María Garrido

Para evitar que la comunidad gay “apoye a un partido que durante años ha despreciado y difamadao a tutiplén” al colectivo homosexual, son muchos los gays, transexuales y lesbianas que, en plena precampaña electoral se están movilizando para impedir que Mariano Rajoy se convierta en el próximo presidente de Gobierno español.


El objetivo a conseguir está claro: El Partido Popular no puede ganar las próximas elecciones generales porque este partido político “siempre ha rechazado cualquier intento de regularización de parejas homosexuales, haciendo gala de su homofobia, la cual se intensificó con su rechazo al matrimonio entre personas del mismo sexo”.


Refrescar la memoria
Para recordar el comportamiento que los populares han tenido con la comunidad gay en la última legislatura, un blog de Chueca ha decidido refrescar la memoria a todos los votantes.


Manifestación
De este modo, en este blog se recuerda que, mientras más del 60% de la población estaba en 2005 a favor de legalizar la unión entre parejas del mismo sexo, el PP se opuso radicalmente a esta ley. “La medida, que obtuvo 183 votos a favor y 136 en contra, fue celebrada por cientos de miles de gays, lesbianas y transexuales durante la manifestación del orgullo gay de ese año. Sin embargo, una semana antes, un grupo de integristas convocó una manifestación contra la medida que fue secundada por altos cargos del Partido Popular y la Iglesia”.


Recurso de inconstitucionalidad

Meses más tarde, el 30 de septiembre de 2005, el Partido Popular presentó un recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio homosexual. Mariano Rajoy aseguró entonces que esta ley vulneraba siete artículos de la Constitución española y desnaturalizaba la institución básica del matrimonio”.


“Política homófoba”
Ya en pleno 2006, el 27 de febrero, se debatió en el Congreso de los Diputados la posible derogación de la ley que equiparaba los matrimonios homosexuales y los heterosexuales. Mientras el PSOE, ERC, IU-ICV, BNG y el Grupo Mixto, defendían a capa y espada esta ley, el Partido Popular y algunos diputados de Unió votaron a favor de la derogación, “demostrando de nuevo, su política homófoba”.


Derogación de la ley

Afortunadamente, esta ley que ha contribuido a que España se sitúe en la lista de los países más modernos y tolerantes del Mundo no se derogó aquel día, pero si el Partido Popular gana las próximas elecciones generales, es más que probable que los populares intenten acabar con una ley que ha proporcionado tantas satisfacciones al colectivo gay. De momento, Zaplana lo deja claro: “El Partido Popular está en contra de esa ley”.

> Erreportajea: Homofobia > PARA QUE NO TE OLVIDES… LA HOMOFOBIA DEL PARTIDO POPULAR

  • Para que no te olvides… (1): La cruzada del PP contra el matrimonio gay
  • Diario de un comunista gay, 2007-12-23

Cada vez que entro en el foro de Partidos Políticos de chueca.com me deprimo, no lo puedo evitar. Y es que son muchos los mensajes de apoyo a un partido que, durante años, nos ha despreciado y difamado a tutiplén. He dedicado ya algunos de mis artículos al nuevo fenómeno “homófobo” de los peperogays, esos homosexuales que disfrutan apoyando al Partido Popular después de que este los ninguneara en los ocho años que estuvo en el poder rechazando cualquier ley de parejas presentada por los partidos políticos de izquierda; e incluso en la oposición, cuando se alió con el Foro de la Familia para rechazar la idea de que una pareja de gays o lesbianas pudiera considerarse familia y, por tanto, tener los mismos derechos que cualquier pareja heterosexual.

El 19 de septiembre de 2000, el PP rechazó las propuestas de PSOE, CiU, IU y Grupo Mixto para regular a las parejas de hecho. Ese mismo año, el 20 de noviembre, 84 diputados nacionales del PP firmaron un recurso de inconstitucionalidad contra la ley foral para la igualdad jurídica de las parejas estables de Navarra y, en 2003, el consejo de ministros acordó interponer recurso de inconstitucionalidad contra ley vasca de parejas de hecho. Podemos observar, por tanto, que el Partido Popular siempre ha rechazado cualquier intento de regularización de parejas homosexuales, haciendo gala de su homofobia, la cual se intensificó con su rechazo al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Por eso, no viene mal recordar aquellos días en los que el matrimonio entre personas del mismo sexo era un auténtico debate en nuestro país. La mayoría de los españoles -más del 60%- estaba a favor de la medida apoyada, principalmente, por IU y PSOE. El PP, sin embargo, se opuso radicalmente a la ley, por lo que votó en contra en el Congreso.

Todos los grupos políticos, a excepción del PP y algunos diputados de CiU, votaron a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. La medida, que obtuvo 183 votos a favor y 136 en contra, fue celebrada por cientos de miles de gays, lesbianas y transexuales durante la manifestación del orgullo de ese mismo año. Sin embargo, una semana antes, un grupo de integristas convocó una manifestación para protestar contra la medida, que fue secundada por altos cargos del Partido Popular y la Iglesia Católica.

El 30 de septiembre de 2005, Mariano Rajoy presentaba un recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio homosexual, ya que a su juicio, vulnera siete artículos de la Carta Magna y “desnaturaliza la institución básica del matrimonio”. También alegó que dicha ley priva de derechos a quienes legítimamente los tienen para reconocer los nuevos derechos legítimos de otros.

Las asociaciones integristas que se mostraban radicalmente en contra de la plena equiparación de derechos por parte de las parejas homosexuales, se frotaron las manos con esta medida. Los foros de Hazte Oir aplaudían la actuación del líder del PP a la vez que arremetían contra el rey Juan Carlos por haber aprobado la ley, poniendo como ejemplo la actuación del rey de Bélgica, que abdicó en 1990 durante 36 horas para no tener que poner su firma a la ley del aborto. “Yo soy el Rey de España, no el Rey de Bélgica”, aseguró Juan Carlos.

Pero los integristas no se rendían en su cruzada contra los derechos de los homosexuales. El Foro de la Familia y otras asociaciones ultras recogieron firmas para presentar una iniciativa ciudadana que pretendía derogar la ley del matrimonio homosexual. El 27 de febrero de este año se debatió en el Congreso su posible derogación. PSOE, ERC, IU-ICV y BNG defendieron el matrimonio entre personas del mismo sexo como una “conquista social” de España. CiU se pronunció en contra de la derogación de una norma aprobada hace escasamente año y medio y CC dejó la decisión en manos del TC. Tan sólo el PP y algunos diputados de Unió votaron en a favor de la derogación, demostrando, de nuevo, su política homófoba.

Un mes después, en marzo de este año, el Consejo General del Poder Judicial preparó un informe para que las agencias internacionales de adopción pudieran negarse a tramitar expedientes de parejas homosexuales, argumentando “objeción de conciencia”.

El Partido Popular respaldó la inicitiva del CGPJ, reforzando así su identidad homófoba. Fue por esas mismas fechas cuando el PP no condenó en el Parlamento Europeo la homofobia llevada a cabo por el gobierno de Polonia. Pero eso ya lo trataré en otro artículo.

A unos meses de las elecciones, la gran incógnita para muchos es si el PP se atrevería a derogar la ley en el caso de que ganara los comicios en marzo de 2008.

“Nosotros estamos en contra de esa ley”, asegura Zaplana en el video. Sin embargo, no se moja a la hora de confesar la verdadera inclinación del PP ante el matrimonio entre personas del mismo sexo. Hay que cuidar las formas a escasos tres meses de las elecciones, y no recordar las barbaridades que altos cargos del PP han dedicado al colectivo lgbt en estos años.

Pero algunos no olvidamos…

  • Para que no te olvides (2): A vueltas con el matrimonio
  • Diario de un gay comunista gay, 2007-12-25

En el año 2001, el diputado popular Ángel Cristobal afirmó que “la unión entre homosexuales atenta contra el derecho natural”. Pero fue más allá. “Y si hablamos de matrimonio entre homosexuales, ¿por qué no hablar de matrimonio entre dos hombres y una mujer, entre dos mujeres y un hombre, entre cuatro mujeres y cinco hombres. ¿Por qué no llegamos a la promiscuidad total, a la manera de una tribu amazónica, y vivimos todos bajo un cobertizo y lo pasamos bomba?”

Las declaraciones de Ángel Cristobal no fueron aisladas. Altos cargos del Partido Popular arremetieron contra la posible regularización de las parejas homosexuales: en 2003, el entonces ministro Montoro aseguró que “equiparar a las parejas de hecho traería más paro ” y, más recientemente, la número 2 del PP en Barcelona y tertuliana en numerosos programas, Montserrat Nebrera, afirmó que que el matrimonio gay es como una unión entre “una señora y un delfín”.

Con respecto a la adopción por parte de parejas del mismo sexo, el PP se ha mostrado siempre igual de contundente: en el año 2002, la esposa del entonces presidente del gobierno, Ana Botella, hizo unas declaraciones al periódico El Mundo en las que hablaba de la “familia tradicional”: “Creo que la familia tradicional, la familia formada por hombre y mujer, con todos sus defectos, se ha demostrado que es lo mejor para la formación y el crecimiento de un niño. Todos sabemos, porque tenemos hijos, que no les gusta ser diferentes. Mi hijo Alonso, por ejemplo, dice que él quiere ir al colegio en autobús y en metro, porque quiere ser igual que el resto. Sentirse diferente a los niños les hace sufrir y más si tiene por padres a dos hombres o a dos mujeres”. Acabó su respuesta añadiendo de forma clara: “Yo no soy partidaria de la adopción de niños por parte de gays y lesbianas.”

Pero el episodio más indignante fue el protagonizado por Aquilino Polaino. El catedrático de Psicopatología de la Universidad Complutense, invitado por el PP al Senado, afirmó que “los modelos de exposición social a los que esté expuesto el niño o la niña a lo largo de su desarrollo psicoemotivo van a determinar en algunos y a condicionar en todos los casos el desarrollo emocional de la persona”, por lo que “para el desarrollo psicoemocional es preciso la comparecencia de hombre y mujer como figuras de padre y madre respectivamente”. Sin embargo, cerró su intervención hablando del perfil psicopatológico de los homosexuales, que, según dijo han sido educados por padres “hostiles, alcohólicos, distantes” y por madres “sobreprotectoras”, sobre todo, con los hijos varones. Tras su discurso homófobo, fueron muchos los aplausos que recibió por parte de senadores del PP aunque, por suerte, fueron más numerosas las críticas que recibió el supuesto experto y, sobre todo, el Partido Popular.

Ante este panorama, no resultó extraño que el Partido Popular recurriera en el TC la ley de matrimonio homosexual, aprobada por amplia mayoría absoluta en el Congreso, tal y como he señalado en el artículo anterior. Sin embargo, no es cierto que el recurso sólo se haya interpuesto contra el nombre y la adopción, tal y como señaló Mariano Rajoy en el programa “Tengo una pregunta para usted”, sino que éste se ha dirigido contra la totalidad de la Ley:

4. Objeto del recurso.
El presente recurso se dirige contra la totalidad de la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio y, en particular, contra las normas contenidas en el artículo único y las disposiciones adicionales primera y segunda de dicha Ley.

Estamos, por tanto, ante una mentira más de un partido que ha hecho de la homofobia una de sus señas de identidad en los últimos años…

  • Para que no te olvides (3): Homofobia de partido
  • Diario de un comunista gay, 2007-12-27

Felipe del Baño, miembro del Partido Popular y homosexual declarado, aseguró en una entrevista concedida al diario 20 Minutos que él no ve la homofobia de su partido. “Sí puede haber, pero tanto en el PP, como en el PSOE, como en IU y en la sociedad”, afirmó Del Baño, que recientemente ha mostrado su interés por ser candidato al Congreso “para que el PSOE no capitalice los apoyos del movimiento gay”. Mariano Rajoy afirmó en el programa “Tengo una pregunta para usted” que ni él ni su partido estaban en contra de los homosexuales. “Hay algo que me dolió especialmente y que me pareció profundamente injusto, que fue la utilización que algunos hicieron de ese tema diciendo que el Partido Popular porque se oponía al matrimonio homosexual estaba en contra de los homosexuales”, añadió el líder de un partido que, en los últimos años, ha hecho de la homofobia una de sus principales “políticas”. Y es que, más allá de su negativa a la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo, la homofobia en nuestro país ha encontrado en el PP un digno representante.

A principios de mayo del año 2002, con el PP en el poder, se debatía en la ONU la inclusión de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA) en el grupo de ONG que asesoran al Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC). La medida, que contaba con el apoyo de Alemania, Francia y Holanda, fue rechazada por veintinueve votos en contra, entre los que se encontraba el voto negativo del representante español. España fue el único país europeo que votó en contra de la medida, aliándose, por tanto, con países como Irán y Sudán, que castigan la homosexualidad con la pena de muerte, o con Uganda y Qatar, ambos países con leyes homófobas. “Ni siquiera Austria, con Gobierno conservador, se ha opuesto”, aseguró Jordi Petit, expresidente de la ILGA.

Por aquel entonces, la noticia pasó casi desapercibida. El gobierno, que manejaba a su antojo el aparato mediático (principalmente TVE, Antena 3, Onda Cero y Cadena COPE), consiguió acallar uno de los episodios más homofóbicos protagonizados por el Partido Popular.

Cinco años más tarde, en abril de 2007, el Parlamento Europeo condenaba las declaraciones homófobas de políticos y religiosos, debido, sobre todo, a los ultimos acontecimientos acaecidos en Polonia. La inciativa, promovida por los grupos Socialista, Liberal, Los Verdes e Izquierda Unitaria Europea obtuvo 325 a favor, 124 en contra y 150 abstenciones. La mayoría de diputados del PP se abstuvo, a excepción de Jaime Mayor Oreja y José Javier Pomés, que votaron en contra de la medida. Algo que no es de extrañar, teniendo en cuenta que Mayor Oreja, como la mayoría de los políticos del PP, no ha condenado el franquismo, un régimen en el que miles de homosexuales fueron perseguidos y estigmatizados.

  • Para que no te olvides (4): Homófobos en nombre del PP
  • Diario de un comunista gay, 2007-12-29

En julio del año 2003, Francisco Murcia, diputado del Partido Popular en el Congreso, llamó de forma despectiva “maricón” al coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares. Según informó en su día NacionGay, “la presidenta de la Cámara llamó la atención al Sr. Murcia y Llamazares aclaró que para él no era ningún insulto que le aplicaran cualquier calificativo referente a la orientación sexual”.

El 26 de abril de 2005, en pleno debate sobre la regularización del matrimonio entre personas del mismo sexo, el alcalde de Pontons (Barcelona), el popular Lluís Fernando Caldentey, afirmó públicamente que no casaría nunca a parejas del mismo sexo porque “para mí un gay es una persona tarada, que nace con una deformación física o psíquica”. “¿Por qué demonios se deben constituir matrimonios gays?”, se preguntó entonces Caldentey, que afirmó que “lo normal es que las personas nazcan macho o hembra, porque yo no he visto nunca dos perros machos haciendo el amor. No es natural”.

Tras las declaraciones de Caldentey, se armó la polémica: el entonces presidente del PP catalán, Josep Piqué, pidió disculpas a todas las asociaciones de gays y lesbianas, anunciando además la apertura de un expediente disciplinario contra Caldentey como paso previo a su expulsión del Partido Popular. Sin embargo, el alcalde homófobo seguía en sus trece: días más tarde de sus primeras declaraciones, Caldentey aseguraba que “tal vez la palabra ‘tarados’ no es la más adecuada, pero los homosexuales son deficientes para procrear y educar”. Agregó además que los niños educados por parejas homosexuales “tendrán una deficiencia formativa, tendrán carencias”, por ejemplo cuando se les tengan que explicar cuestiones sexuales. “Yo mismo, si a una niña le tengo que explicar lo que es la regla no sé como hacerlo, porque nunca la he tenido”, afirmó.

Dos años más tarde, Caldentey era de nuevo el candidato del Partido Popular a la alcaldía de Pontons, obteniendo de nuevo mayoría absoluta en los comicios de mayo de 2007. “Todo lo ocurrido es ya un caso archivado, tanto yo como el partido lo damos por superado”, afirmó Caldentey. El presidente del comité de derechos y garantías del PP catalán, Fernando Martínez, explicó que después de aplicar medidas “cautelares” sobre Caldentey y “elevar” el tema a la dirección del PP en Madrid, finalmente el asunto se acabó “desvaneciendo”.

Un caso similar al del alcalde de Pontons ocurrió en octubre de este mismo año, cuando un concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Berga, Josep Saña, envió un email a un edil socialista en el que se preguntaba “cómo es que hay tantos homosexuales en el mundo, con el asco que damos los hombres peludos, dándose por el culo por todas partes, cosa de lo más innatural y depravada”.

Un portavoz del partido señaló que Saña no representa al PP y que se le abría expediente de expulsión. Supongo que el expediente, al igual que ocurrió con el del alcalde de Pontons, acabará desvaneciéndose, aunque el caso ha pasado a engrosar la lista de hechos y dichos homófobos de políticos en nombre del Partido Popular.

  • Para que no te olvides (5): El PP y su lucha en favor de la homofobia
  • Diario de un comunista gay, 2007-12-31

Según las conclusiones de un estudio presentado por el COGAM en noviembre del año 2005, alrededor de un 15% de los alumnos madrileños de entre 14 y 16 años tiene “actitudes homófobas que provocan situación de acoso y pueden repercutir en que los jóvenes homosexuales tengan miedo a salir del armario o a expresar su afectividad”, según explicó la antropóloga Belén Molinuevo, una de las autoras del informe.

“Para poder superar cualquier tipo de discriminación por razón de sexo u orientación sexual es preciso poner los mecanismos y las acciones que permitan hacer frente a este reto desde el ámbito educativo”. Así comenzaba la Proposición no de Ley presentada en enero de 2006 por el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, que instaba al gobierno regional a que:


1. Elabore un Plan contra la discriminación por razón de sexo u orientación sexual en el sistema educativo.

2. Cuente para la elaboración del mismo con la participación, al menos, de: organizaciones sindicales, organizaciones de padres y madres, organizaciones estudiantes, colectivos GLTB, colectivos de mujeres, el Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid y el Defensor del Menor.

3. Presente el Plan contra la discriminación por razón de sexo u orientación sexual en el sistema educativo en un plazo de seis meses desde la aprobación de esta PNL por la Asamblea de Madrid

4. El Plan tenga dotación Presupuestaria en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid 2007.

El pleno de la Asamblea de Madrid rechazó la proposición de Izquierda Unida. La votación terminó con 53 votos a favor-los de los diputados de IU y del PSOE- y 56 en contra, correspondientes a los escaños del Partido Popular. El PP argumentó que la iniciativa de IU es “demasiado específica” y que “no prevé otros motivos de acoso o discriminación escolar”. La portavoz de Educación, Gador Ongil, explicó que su partido presentó una proposición alternativa “mucho más general” que en algunas semanas se debatirá en el pleno.

“La Comunidad está en manos de la extrema derecha educativa”, aseguró entonces Jorge García, segundo portavoz de IU en el Parlamento regional, que destacó también que el PP ni siquiera hizo enmiendas o recomendaciones, “lo que pone en evidencia que no tienen ningún interés en este tema”.

La situación se repetía en octubre de 2007: el pleno de las Cortes Valencianas rechazó, con los votos del PP, una proposición no de ley de Compromís pel País Valencià, apoyada por el PSPV, en la que reclamaba que la Cámara instara al Consell a elaborar un plan contra la discriminación por razón de sexo, orientación sexual o identidad de género en el sistema educativo.

La diputada de Compromís pel País Valencià, Mònica Oltra, alertó de los riesgos de la «homofobia» y defendió la evolución de la sociedad española con sendos símiles televisivos: “Se ha pasado, dijo, de la familia retratada en Cuéntame cómo pasó a otra reflejada, dijo, en series actuales como Los Serrano o Aquí no hay quien viva”.

La popular Gema Amor le ofreció a través de una enmienda consensuar un plan global contra la discriminación de cualquier tipo y en todos los ámbitos sociales pero Oltra lo vio una «burla», ya que descafeinaba su propuesta, centrada en la labor en las escuelas.

A día de hoy, ninguna de las dos Comunidades Autónomas, ha elaborado ningún plan para luchar contra la homofobia o contra cualquier tipo de discriminación en el ámbito educativo.

> Berria: Abortoa > CHAVES PROPONE UNIDADES EN LOS HOSPITALES PUBLICOS PARA ABORTAR

  • Chaves propone unidades en los hospitales públicos para abortar
  • Más del 97% de las interrupciones del embarazo se practica en centros privados
  • El País, 2007-12-20 # Tereixa Constenla · Sevilla

El aborto se ha caído de la oferta electoral del PSOE, pero no del debate público. Ayer fue el presidente andaluz, Manuel Chaves, quien retomó el tema proponiendo que se creen en los hospitales públicos de toda España “unidades singulares específicas” para hacer abortos y que se incentive a los médicos que quieran hacerlos y, por lo tanto, que no se acojan a la objeción de conciencia.


En 2005, sólo el 2,91% de los 91.664 abortos practicados en España se realizó en centros públicos.


En siete comunidades, entre ellas Andalucía, ningún hospital público lleva a cabo interrupciones de embarazo. En el caso andaluz, se ha concertado con clínicas privadas de forma que la operación se financia con fondos públicos y se realiza por profesionales privados. Los conciertos fueron ayer defendidos por el ministro de Sanidad, Bernat Soria, informa Efe. “El hecho de que el sistema público concierte con la clínica privada no quiere decir que deje de ser público”, dijo Soria.


En una entrevista a RNE, Chaves propuso la creación de esas unidades. “Se trataría de disponer de unidades que garanticen el derecho de las mujeres y el respeto a la legalidad”, explicaron con posterioridad a EL PAÍS fuentes próximas al presidente andaluz. Pero la propuesta no significa un compromiso de Chaves para incluir el aborto en la sanidad de Andalucía, donde también se celebran elecciones el próximo año. “Es una aportación a una reflexión abierta por el presidente del Gobierno”, agregaron fuentes de su entorno.


Chaves aseguró que es necesario hacer una “autocrítica” sobre el papel desempeñado hasta ahora por la sanidad pública en la práctica de abortos y defendió un cambio en la ejecución.


Sobre la reforma de la actual ley del aborto, Chaves no se salió del último guión escrito por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que el martes aseguró que no figurará en el programa electoral y zanjó las especulaciones sobre la recuperación de una iniciativa -una ley de plazos- que sí defendieron en el programa anterior. “Lo positivo en estos momentos es abrir un periodo de reflexión sobre los cambios que hay que introducir en la ley, si es que hay que introducir cambios”, dijo Chaves, que también es presidente federal del PSOE.


En España, el 88% de los abortos se practican en las primeras 12 semanas de gestación. Pero la práctica de algunos en embarazos muy avanzados, como los detectados en las clínicas del doctor Morín en Cataluña, ha avivado el debate sobre la conveniencia de modificar la actual legislación española, que sólo ampara el aborto en caso de violación, malformación del feto y riesgo para la salud física o psíquica de la madre. Este último supuesto ampara al 96,6% (datos de Sanidad de 2005) de los abortos que se realizan.


España es uno de los países comunitarios que cuenta con una legislación más restrictiva. De sus vecinos, tanto Francia como Portugal disponen de una ley de plazos que no pone obstáculos a los abortos en las primeras semanas de gestación. El caso portugués resulta especialmente llamativo, ya que de la absoluta clandestinidad -entre 20.000 y 40.000 mujeres abortaban ilegalmente al año, muchas en clínicas españolas- se pasó a la despenalización durante las primeras 10 semanas. La ley fue aprobada en referendo y ratificada en el Parlamento en marzo de este año.

> Berria: Abortoa > PSOE: ZAPATERO RECTIFICA SOBRE EL ABORTO

  • Zapatero rectifica sobre el aborto
  • La Ejecutiva del PSOE convence al presidente para revisar la ley. Una reforma había sido descartada para el programa porque no existía “demanda social”
  • El País, 2007-12-18 # Anabel Díez · Madrid

No estaba previsto que en el programa electoral del PSOE para las elecciones del próximo mes de marzo hubiera modificaciones en relación a los tres supuestos de despenalización del aborto que existen en España. Las irregularidades y presuntas ilegalidades descubiertas en clínicas de Barcelona y Madrid han provocado que la situación cambie: “Daremos respuesta en el programa electoral”. Éstas fueron las palabras del presidente tras escuchar las exposiciones de los miembros de su partido en la reunión que ayer celebró la Comisión Ejecutiva Federal.


Algunos miembros de la cúpula del PSOE no estaban tranquilos con la decisión oficiosa de que la ampliación del aborto no figurara en el programa electoral. En la campaña de 2004 se comprometió la regulación de una ley del aborto de plazos, lo que no se ha cumplido y los intentos de IU-ICV para que se abordara han caído en saco roto. La cúpula del partido había defendido que no hay “demanda social” para un cambio de esta ley, el mismo discurso empleado sobre la eutanasia, dos temas muy polémicos para la derecha y la Iglesia.


Lo cierto es que la Ejecutiva socialista vivió ayer uno de los debates más intensos de los últimos tiempos, según han informado asistentes a la reunión. Aunque del debate se salió sin saber qué compromiso concreto fijará el PSOE en su programa electoral, sí quedó claro que habrá cambios para que la legislación del aborto ofrezca “más claridad y más seguridad jurídica”.


Los intervinientes expresaron la imperiosa necesidad de “poner al día” la legislación de la interrupción voluntaria del embarazo, después de 22 años de vigencia de la actual, y tras ponerse de manifiesto que produce “efectos indeseados”.


En primer lugar tomó la antorcha del debate Maribel Montaño, responsable de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Federal, que expuso los defectos de la legislación actual y las posibilidades de perfeccionarla. Tomaron el relevo en el debate Leire Pajín, Carmen Hermosín, María del Mar Moreno, Elena Valenciano, Diego López Garrido, Juan Fernando López Aguilar, Andrés Rojo y Sergio Gutiérrez.


No quedó ni un solo aspecto sin abordar. Desde la estadística, hasta el trasfondo ideológico, sin obviar la realidad de que durante los ochos años de gobierno del PP no se planteó la supresión de los actuales supuestos. Y se recordó que en España es posible abortar con un embarazo de siete, ocho o nueve meses porque el tercer supuesto, o de peligro para la salud física o psíquica de la madre, no establece plazos ni límites. El 97% de los abortos se encuadra en el supuesto de riesgo para la salud psíquica de la madre. Los casos que ahora están ante el juez se han producido por la nula o falsa intervención del psicólogo que debe certificar ese riesgo. A partir de ahí, los intervinientes en la reunión del órgano socialista ofrecieron posibilidades para un nuevo escenario. La regulación de una ley de plazos fue la más demandada. Es decir, se podría interrumpir el embarazo con 12 o 16 semanas sin requisito alguno. Para estados más avanzados sí habría exigencias.


Al final del debate una de las intervinientes pidió la palabra para preguntar: “¿Creéis que alguien va a dejar de votarnos por hacer una nueva ley del aborto?”. Zapatero no respondió a esa pregunta pero sorprendió gratamente a sus compañeros cuando anunció que se implicaría personalmente en la redacción para el programa.

> Berria: Hauteskundeak > PSOE: DOS PROMESAS ELECTORALES DE 2004 GUARDADAS EN EL CAJON

  • Dos promesas electorales de 2004 guardadas en el cajón
  • El País, 2007-11-29 # Emilio de Benito · Madrid

El PSOE incluyó en la página 100 del programa electoral de 2004 este compromiso electoral: “Reformaremos la legislación sobre el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo para adoptar un sistema de plazo”. La iniciativa suponía incluir el llamado “cuarto supuesto”, que las mujeres pudieran decidir que abortan sin tener que dar ninguna justificación, siempre que lo hicieran antes de un límite (se barajaban las primeras 12 o 14 semanas de gestación). Con ello se ampliaban los supuestos en los que la interrupción del embarazo está despenalizada desde 1985: que sea consecuencia de una violación, que implique un grave daño físico o psíquico para la madre o que se detecte una malformación en el feto.


Pero poco después de ganar las elecciones, el Ejecutivo ya mostró su intención de dar marcha atrás. En agosto de 2004, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que la ampliación de la ley del aborto “no está en la previsión de la agenda legislativa con carácter inminente”. “El Gobierno debe establecer prioridades”, justificó entonces Diego López Garrido, secretario general del Grupo Socialista en el Congreso: “Hay urgencias, como simplificar el trámite del divorcio, la reforma de la judicatura o la ley sobre violencia de género, que pueden anteponerse al aborto”.


En septiembre de este año, se vio claro el retroceso. El PSOE votó contra tres propuestas de IU-ICV, ERC y BNG para aprobar la despenalización del aborto libre dentro de un plazo.


En el mismo programa electoral de 2004 se incluía esta otra iniciativa: “Promoveremos la creación de una comisión en el Congreso de los Diputados que permita debatir sobre el derecho a la eutanasia y a una muerte digna, los aspectos relativos a su despenalización, el derecho a recibir cuidados paliativos y el desarrollo de tratamientos de dolor”, afirmaba textualmente la página 34 del programa socialista.


Como en el caso del aborto, la promesa quedó desactivada en la realidad. Hasta siete interpelaciones sobre la despenalización de la eutanasia ha rechazado el Congreso, con el voto del PSOE. En septiembre de 2004, IU-ICV le tomó la palabra y propuso la creación de la comisión prometida. La iniciativa fue retirada ante la falta de apoyos.

> Erreportajea: Hauteskundeak > PROGRAMA PSOE: NI MAS IMUESTOS NI ABORTO NI EUTANASIA

  • Ni más impuestos ni aborto ni eutanasia
  • El PSOE descarta incluir en su programa electoral medidas sociales que supongan un enfrentamiento con la Iglesia o impliquen mayor presión fiscal
  • El País, 2007-11-29 # Anabel Díez · Madrid

Ni reforma de la legislación del aborto ni debate sobre la eutanasia. Dos propuestas contempladas en el programa electoral de 2004 que el PSOE ha desestimado inicialmente incluir en su nueva oferta electoral. La Iglesia puede respirar tranquila máxime cuando es el tercer guiño que recibe de los socialistas después de que también desecharan cualquier reforma del acuerdo Iglesia-Estado de 1979 o de la Ley de Libertad Religiosa de 1980.


El coordinador del programa electoral del PSOE, Jesús Caldera, confirmó ayer, además de que se descarta incluir la eutanasia como oferta electoral, que el programa no incluirá nuevos impuestos ni medidas que eleven la presión fiscal.


Estos días se acumulan decenas de propuestas y líneas de actuación sobre la mesa Caldera, a la espera de otras muchas que están en elaboración y que irán sufriendo sucesivas cribas del partido, del Gobierno y del propio presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. En la redacción de estas propuestas están participando unas 1.100 personas, 500 más que en el anterior programa, destacó ayer Caldera. “El PSOE está desarrollando un programa participativo”.


No obstante, en la cúspide de la pirámide de decisión se han establecido algunas líneas rojas que no se traspasarán a no ser que Zapatero diga lo contrario. Algunas de ellas sepultan medidas en materias de ampliación de derechos y libertades que figuraban en el programa con el que el PSOE ganó las elecciones.


Sin avances
El programa del PSOE no incluirá la regulación de la eutanasia que en el programa de hace cuatro años figuraba, no como una no como un derecho a regular, sino como un asunto a tratar y debatir en una comisión parlamentaria. A punto de concluir la legislatura nada se ha avanzado. El coordinador del programa socialista reconoció ayer que no había previsión alguna de que la eutanasia vaya al programa socialista.


En efecto, en el PSOE se considera que la legislación no va a ir más allá de lo que se ha hecho en esta legislatura sobre regulación del testamento vital, que ya está en vigor en el Estado y en algunas comunidades autónomas como Cataluña, que fue pionera, y Madrid. El Parlamento aprobó en 2002 la creación de un registro en el que se puede exponer este testamento que recoge la voluntad del enfermo sobre el tratamiento que desea recibir de los médicos en la fase final de su vida.


Si bien no ha habido una demanda notoria en el Parlamento para la regulación de la eutanasia sí ha existido sobre la interrupción voluntaria del embarazo. El PSOE no ha cumplido su programa electoral en el que se comprometió a regularla por una ley de plazos. Ésta debía sustituir a la actual despenalización del aborto en tres supuestos. En estos momentos la intención de la cúpula socialista es no mencionar nada al respecto y que se mantenga la regulación del aborto como está. Desde el grupo parlamentario IU-ICV se ha intentado que el PSOE cumpliera su promesa con distintas iniciativas, pero siempre ha fracasado. No obstante, en el PSOE se insiste en que la sociedad española no está insatisfecha con la regulación que permite la interrupción del embarazo con relativa facilidad. En este sentido, se recuerda que los socialistas, junto a Nafarroa Bai, han presionado con insistencia al Gobierno conservador navarro para que supere la anomalía de que en esa comunidad no hay posibilidad de practicar abortos en los supuestos legales.


Pero lo cierto es que el PSOE no quiere ir más allá a pesar de que durante esta legislatura ha tomado medidas de ampliación de derechos que le han acarreado fortísimas críticas del PP y de la Iglesia Católica, como la regulación del matrimonio entre personas del mismo sexo y el reconocimiento legal de los transexuales sin necesidad de que tengan que someterse a operaciones quirúrgicas. En estos casos el PSOE siempre ha tenido a Izquierda Unida presionando con fuerza para que fuera más allá de lo inicialmente previsto.


El equipo económico también ha descartado el aumento de la presión fiscal, así como la creación de nuevos impuestos. El debate está abierto sobre el impuesto del Patrimonio pero la línea más segura apunta a su mantenimiento o en todo caso reforma, nunca supresión, a pesar de que el PSOE madrileño sí apostaba por la desaparición de este tributo.