• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Iritzia: Antonio Salvador > LA HOMOSEXUALIDAD COMO FETICHE

  • La homosexualidad como fetiche
  • El Llanto de la Acequia, 2008-01-03 # Antonio Salvador

Están intentando convertir en objeto de consumo un prototipo de imagen de homosexual que, en realidad, nos convierte en esclavos del mercado para ser respetados. El homosexual es ciudadano respetable según su condición de consumidor.
(Colectivo Liberacción)

No tengo ningún amigo gay ni ninguna amiga lesbiana. O por lo menos eso creo, aunque nunca se sabe. De hecho, no hay porqué saber. Cada uno tiene derecho a preservar su intimidad, a resguardar su interior del acecho de las habladurías.

He empezado este texto así, porque no soporto a los tunantes que enmascaran su homofobia, refiriendo sus supuestas amistades en el ámbito homosexual. Tampoco trago a la progresía reinante, que utiliza esta misma puta frase para ganarse los votos y los afectos de la comunidad gay.

La homosexualidad es una opción sexual más, tan respetable y tan natural como el resto. Por mucho que se empeñen los católicos integristas y sus acólitos de Falsimedia, no es una enfermedad ni una maldición bíblica. Es un estado del ser, un hilo cualquiera de la compleja madeja en la cual se desenvuelve la humanidad.

En estos últimos tiempos la homosexualidad se ha banalizado, ha sido reconvertida en un objeto de consumo, en un juguete nuevo del santísimo mercado. Notorios homosexuales copan las pantallas de televisión, despellejando al famoserío o pontificando sobre cosas de las que no tienen ni zorra idea. Exagerando al máximo, utilizando su condición sexual para divertir al personal, insultan a su propio colectivo, adornando con su solicitada presencia el circo mediático que sufrimos (y que merecemos).

Perseguidos, torturados y encarcelados por los fundamentalismos religiosos de cualquier signo, olvidados por el bendito marxismo, que en muchas ocasiones contribuyó también a su desdicha, hombres y mujeres consumidos en la hoguera, sólo por ser diferentes. Uno de los puntos negros de mi admirada Revolución Cubana fue su actitud pasada hacia los homosexuales, felizmente superada y corregida.

El Imperio se hace abanderado de la causa arcoiris, con el odioso objetivo de justificar la próxima invasión de Irán. Ese maldito Imperio, formado por 50 estados, algunos de los cuales tipifica la sodomía como delito. Tras el atentado del 11 de septiembre de 2001, los imperialistas usaron argumentos feministas para respaldar el ataque contra Afganistán. En enero de 2008, el burka sigue siendo la prenda estrella en la triste pasarela afgana.

No es guay ser homosexual, ni debe serlo. No es antinatural ni pecaminoso, es algo normal. No hay que maldecir a los homosexuales, ni elevarlos a los altares. Todos los ciudadanos debemos disfrutar de idénticas libertades, libertades que nunca podrán realizarse en este sistema criminal. La ampliación de derechos civiles hacia estos grupos es positiva, siempre que entendamos que se enmarca en un proyecto electorero y vacío de principios sociales (ese magma ante conocido como PSOE).

Yo no tolero a los homosexuales, porque la tolerancia implica situarse en una posición de superioridad sobre los tolerados. Y resulta que no me considero superior a nadie, porque creo en la igualdad, la denostada y vituperada igualdad.

El capitalismo nos fabrica, nos utiliza y nos tira, cuando ya no le servimos. La socialdemocracia, que gestiona en estas horas el devenir español, nos acaricia el lomo y nos acerca la zanahoria mientras esgrime el palo. Esta versión light de la realidad, ha entronizado a cierto tipo de homosexual como modelo a seguir: Un gay (o una lesbiana), sin ningún tipo de inquietud social, no digamos pretensiones subversivas, con una buena posición económica, siempre a la última moda.

Señores, estamos hablando de temas muy serios, aspectos relacionados con la identidad sexual de un ser humano, por favor, no frivolicemos. Ya sé que venderíais a vuestra misma madre, y por ello, no os importa jugar con los sentimientos de un maricón o de una bollera. De todo hacéis negocio, hasta de la vergüenza de la que carecéis. Es inútil pediros un favor: que concibáis la homosexualidad tan humana como la reproducción.

Maldigo a los mercaderes, que trafican con sus semejantes, maldigo a las mafias rosas, que rentabilizan su condición sexual, maldigo a los politicastros que nos engañan, y maldigo a los empresarios que los eligen. Intentemos el socialismo, pues. O inventamos, o erramos.

> Erreportajea: Biluztasuna > SEXO NO ES SEXISMO

  • Sexo no es sexismo
  • Los desnudos en el calendario desatan las críticas por el uso del cuerpo femenino. ¿O es que España se ha vuelto muy censora?
  • El País, 2008-01-03 # A. de Cózar / M.R. Sahuquillo

¿Qué diferencia hay entre la desnudez que muestran las azafatas del calendario de Ryanair y la que enseñan, por ejemplo, los policías locales de Pinto en el suyo? La respuesta a esta pregunta varía según quien mire los almanaques, pero, aparte de las diferencias obvias, hay tres que sirven para plantear un debate, o bien la ausencia de él.


La primera: el calendario de las azafatas ha sido polémico, mientras que el de los policías ha pasado inadvertido entre la marabunta de bomberos, policías, deportistas, desempleados y otras profesiones y colectivos que desde hace años optan por el desnudo como forma de llamar la atención, recaudar dinero para ellos mismos o para terceros. El calendario de las chicas de Ryanair, que la aerolínea irlandesa vendió con el reclamo de “el más caliente de 2008”, despertó duras críticas por sexista. La organización de consumidores Facua denunció ante el Instituto de la Mujer y el Instituto Nacional de Consumo a la compañía por “atentar contra la dignidad de las mujeres y presentar una imagen estereotipada de las azafatas”. A nadie, sin embargo, le extrañaron u ofendieron las imágenes de los forzudos policías, algunas de las cuales son igual o más explícitas.


Las acusaciones de sexismo llevan a la segunda diferencia. El Instituto de la Mujer estudió la denuncia de Facua y acordó que tenía razón: el anuncio es discriminatorio. La razón alegada es que Ryanair subraya los estereotipos que se suelen asociar a las azafatas. “Ocurre lo mismo que con otros colectivos profesionales como el de las enfermeras. La mujer profesional lo es tanto como el hombre, y ha costado mucho que se las considere como profesionales y no como objetos sexuales”, señala un portavoz del instituto. “No creo que la compañía hubiera presentado así a sus pilotos”, añade tras señalar que en el calendario no había ni un azafato desnudo.


Esos mismos argumentos no se han utilizado en el caso de los policías de Pinto. Además de que nadie se ha quejado públicamente de la ausencia de las agentes, el almanaque presenta una imagen de los policías locales como hombres fornidos y machotes y recurre a algunos chistes sexuales bastante facilones, como ése en el que un policía tapa su trasero con una señal de prohibido el paso.


Los críticos con el calendario de Ryanair recurren a las diferentes legislaciones sobre el tema para señalar que ambos casos no son comparables. La Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género dice que es ilícita “la publicidad que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución”, incluyendo aquí “los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, bien su imagen asociada a comportamientos estereotipados”. La interpretación de qué se considera vejatorio o estereotipado queda fuera de la redacción de la ley.


La tercera diferencia entre ambos calendarios es la que más escandaliza a los críticos. El almanaque de los policías de Pinto es un acto voluntario de los agentes. El de Ryanair también, según ha manifestado la empresa -ninguna azafata lo ha negado por ahora-, pero es la compañía la que lo ha publicitado, y muchos ven ahí una publicidad encubierta para vender más billetes de avión. Es lo que dice Facua, que el calendario es una campaña de publicidad y que Ryanair utiliza a sus trabajadoras como reclamo sexual. “Presenta a la mujer como un objeto. Es denigrante, y sobre todo para las trabajadoras de un determinado colectivo, las azafatas. Con este calendario se transmite el mensaje de que hay que escoger Ryanair porque sus azafatas son las más guapas”, asegura Ruben Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores.


En cualquier caso, a Ryanair la discusión le ha salido rentable. De los 10.000 calendarios que se pusieron a la venta a finales de octubre en los aviones y por Internet sólo quedan unos cuantos ejemplares que ya sólo se pueden comprar a bordo. La compañía niega que el almanaque tenga un fin publicitario y sea una más de las campañas polémicas que acostumbra a hacer. “Desde que Facua nos denunció las ventas se han multiplicado, así que agradecemos toda esa publicidad gratuita”, bromea Maribel Rodríguez, directora comercial para España y Portugal de la compañía.


La compañía aérea además asegura que el calendario “no sólo no denigra” a sus trabajadoras sino que fue idea de ellas mismas. “La propuesta surgió en el buzón de ideas que la compañía pone a disposición de los empleados, y gustó mucho. Así que se hizo. Ryanair asumió todos los costes y la distribución del calendario”, explica Rodríguez. “Manifestamos el derecho de la mujer a desnudarse en un calendario o donde quiera. Además, es un producto que está muy bien hecho. Y sí, es un calendario sexy, por supuesto que lo es, y con ese objetivo se ha hecho. Las personas que han posado en él se sienten muy orgullosas de ello”, dice la directora comercial de la compañía.


Unos días después de que el calendario de las azafatas de Ryanair saliese en todos los medios de comunicación y Facua presentase la denuncia, la aerolínea daba las gracias a la asociación de consumidores en un comunicado y les llamaba “remilgados”. Con otros adjetivos se expresan y critican la “hipersensibilidad” de los más críticos, y aseguran que la barrera de lo políticamente incorrecto es demasiado estrecha; dicen que se está viviendo en una época de moralina y pacatería.


Aparte de las diferencias entre ambos calendarios y los diferentes raseros a la hora de juzgarlos, lo cierto es que a la publicidad le gusta el sexo como arma para venderlo todo, desde coches hasta caramelos, bebidas, coches o desodorantes. Muchos aseguran que la controversia sobre el calendario ha destapado el desequilibrio que existe en la publicidad, y critican que los cuerpos y desnudos que aparecen en ésta sean casi siempre femeninos. “No nos parece mal que la publicidad exhiba el cuerpo, porque el cuerpo humano no es para ocultarlo. Pero echamos en falta que haya más hombres. Nos preocupa mucho esa especie de puritanismo que cada vez más se manifiesta contra del sexo explícito. No tenemos que tener miedo a la contemplación del sexo; lo que pasa es que tiene que ser equilibrado y consentido por las personas que se dejen fotografiar”, declara Empar Pineda, del colectivo feminista Las Otras Voces. “El calendario no es una cosa para llevarse las manos a la cabeza, hay demasiada moralina en este sentido”, sigue Pineda.


“No creo que nuestra crítica al calendario tenga nada que ver con la mojigatería ni con el desnudo”, señala Emilia Sánchez-Pantoja, coordinadora de la asociación feminista Red de Cambio. “El desnudo del cuerpo femenino es lícito y además es bello, lo cual no quiere decir que se pueda utilizar como mero reclamo publicitario para que una compañía aérea haga el agosto, o el diciembre”, explica.


Otros ven la polémica como “ridícula” y critican la “moralidad disfrazada” que hay en estos temas. “Hemos entrado en una peligrosa etapa de apariencia progre en la que se confunde lo que es denigratorio con lo políticamente incorrecto”, dice el director creativo de la agencia de publicidad Sra. Rushmore, Carlos Alija. “Una cosa es la pornografía, y otra la sexualidad. Un anunciante está en su derecho a emplear la sexualidad como un atributo de su comunicación y de la imagen de sus modelos, siempre que no vulnere la ley. Él es el primer interesado en que su imagen no resulte ofensiva”, comenta.


Los publicistas también reconocen que la publicidad está plagada de sexo, pero aseguran que es a imagen y semejanza de la sociedad. “En los anuncios hay sexo porque en la televisión, el cine y la vida hay mucho sexo. La publicidad es un espejo de ello”, dice Alija, que critica el “rol ejemplificador, moralizante y educativo” que algunos le dan a la comunicación comercial. “Últimamente la publicidad es muy light; a este paso terminaremos con anuncios en los que sólo friegan platos los hombres, las mujeres no llevan escote y donde las fiestas en casa del embajador parecen retiros espirituales, porque todo apunta a que allí va a haber poco cachondeo. No se parece mucho a la vida real”, dice. Alija asegura que los publicistas últimamente ponen mucho cuidado en qué aparece en sus anuncios por miedo a recibir denuncias como la de Facua contra el calendario de Ryanair.


En cualquier caso, y aunque las interpretaciones son subjetivas, los anuncios que se consideran sexistas se siguen retirando. La asociación de autorregulación Autocontrol de la Publicidad, con 270 asociados que representan aproximadamente el 70% de la inversión publicitaria del país, ha revisado 110 anuncios, antes de su emisión, desde la entrada en vigor de la ley. En los anuncios revisados, Autocontrol indicó la necesidad de hacer cambios en 54 casos. En 56 ocasiones la asociación consideró que se infringían las normas y desaconsejó su emisión. Uno de esos casos fue un polémico anuncio de Dolce & Gabbana en el que un grupo de hombres miraban cómo otro agarraba a una mujer contra el suelo. Autocontrol consideró que esta publicidad mostraba a una mujer sometida sexualmente contra su voluntad y que debía ser retirada. La decisión del jurado de la asociación no es vinculante, pero la firma italiana decidió retirar el anuncio. ¿Se ha convertido España en un país demasiado censor? No parece que eso le vaya a importar mucho a Ryanair. El Instituto de la Mujer sólo ha podido enviar un escrito a la compañía, y anuncia que pedirá a la UE que tome cartas en el asunto. No puede hacer mucho más. España, por ahora, no tiene competencias sobre los almanaques que se venden en los cielos.

> Berria: Transfobia > ANDALUCIA: ATA DENUNCA A JESUS QUINTERO POR UN PROGRAMA TRANSFOBO

  • Los transexuales cargan contra Quintero
  • La Asociación de Transexuales de Andalucía cree “vergonzoso” el mensaje que sobre los transexuales transmitió el especial de Navidad de ‘Ratones Coloraos’ (Canal Sur y Telemadrid)
  • 20 Minutos, 2007-12-31 # Europa Press

La presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), Mar Cambrollé, consideró “vergonzoso” y “deleznable” el mensaje que sobre las personas transexuales se transmitió el pasado día 25 de diciembre desde el programa Ratones Coloraos (Canal Sur. Martes, a las 22.30 h. y Telemadrid. Miércoles, a las 23.30 h.), que produce, presenta y dirige el periodista Jesús Quintero.

En un comunicado, Cambrollé criticó que desde una televisión pública se aprueben y fomenten “afirmaciones científicamente trasnochadas que, en un lenguaje soez y lleno de tópicos, no hacen otra cosa que denigrar la dignidad ya no sólo de las personas transexuales, sino de la sociedad en general”.

En esta línea, la presidenta de la ATA aseguró que Quintero se dedicó a equiparar transexualidad y homosexualidad, al tiempo que consideró que “no es de recibo ir de progresista y defensor de los marginados sociales, para luego caer tan bajo, al colaborar, aplaudir y difundir este tipo de intervenciones que vejan, humillan y perpetúan las imágenes estereotipadas sobre la mujer, y no sólo de la mujer transexual”.

Asimismo, Cambrollé le recordó al presentador de Ratones Coloraos que la transfobia que, a su juicio, fomenta con este tipo de actuaciones, “en vez de fomentar referentes positivos sobre la transexualidad acordes con la realidad legislativa vigente desde marzo de 2007, es muy similar a la que históricamente han sufrido otros colectivos de nuestra comunidad, a los que en otros tiempos se pudo hasta disparar con total impunidad por la sola razón de su condición”.

> Berria: Merkataritza > LATINOAMERICA: EL 80% DE LOS HOMOSEXUALES ASUME PUBLICAMENTE SU CONDICION

  • El 80% de los homosexuales asume públicamente su condición
  • Un estudio de consumo realizado por la agencia de medios OMD en Argentina, Colombia, México, Perú, Chile y Uruguay, sostiene que el 80% de los homosexuales asumen públicamente su condición, lo que constituye un cambio social a nivel latinoamericano.
  • La Nación, 2007-12-27

Se trata del primer estudio realizado a nivel latinoamericano sobre hábitos de consumo de homosexuales y lesbianas, constituyéndose en un grupo al que las empresas y agencias empiezan a observar para diferenciar su oferta de productos.


El estudio, que incluyó a más de 2.500 personas de esa condición, ya sean gays, lesbianas, bisexuales y transexuales en seis países de la región: Argentina, Colombia, México, Perú, Uruguay y Chile, constata la mayor libertad en este grupo para asumir abiertamente su opción sexual, no obstante señala la dificultad de la sociedad en aceptarlos. “Existe una gran paradoja porque pese a que los homosexuales han salido mayoritariamente del closet -como se dice coloquialmente- gracias a una apertura de la sociedad en diversos ámbitos, ésta todavía no los acepta completamente, pese a que constituyen entre un 7% y un 10% de la población mundial”, explica la directora de Research de OMD, Karina Besprosvan .


El estudio también arroja datos como el de las confianzas entre ellos, señalando que a la primera persona a la que le comentan sobre su opción sexual es a sus amigos (72%), lo que suele ocurrir entre los 20 y 34 años (en el 55% de los casos).


Los realizadores de este estudio de mercado señalan que la falta de aceptación de la sociedad hacia ellos provoca una diferenciación entre el comportamiento público y le privado. “Hay un espacio de consumo público, donde también comparten espacios con gente heterosexual, que corresponde a sus ambientes de trabajo, a sus salidas con conocidos, a las compras en el supermercado, en tiendas de ropa y al consumo de medios masivos. El ámbito privado, en tanto, es donde pueden expresar libremente su sexualidad: dentro de su casa, con amigos íntimos, familiares, lugares nocturnos gays y en Internet, así como en ciertas tiendas de ropa y cosmética, turismo y entretenimiento”, agrega la ejecutiva.


Tendencias de consumo
El trabajo de OMD es investigar las conductas de consumo del segmento de homosexuales, lesbianas destinado a orientar mejor las campañas de empresas. De esta forma, clasificó en grupos sus hábitos con datos claves para las compañías que ofrecen productos y servicios. Entre los más relevantes están los “conservadores”, los “aventureros” (más abiertos, impulsivos y disfrutan de salir, sobretodo a espacios “gay friendly” o amigables), los “asumidos” (se comporta del mismo modo en el ámbito público y privado).


Estos datos son determinantes para los avisadores y sus marcas, porque identificar sus comportamientos implica comunicarse con ellos a través de diversas formas y medios. “No quieren que les hablen a través de los estereotipos gays, sino en su propio lenguaje, entendiendo sus sentimientos, sus emociones y su manera de ser. Claramente necesitan y demandan una comunicación a su medida”. Algo que valdría la pena para las empresas avisadoras, porque según la ejecutiva, “los homosexuales son fieles a las marcas. Una vez que encuentran una que les habla en su idioma, son leales a ella. Prueba de ellos, es que un 76% afirma que cuando encuentra una marca que le gusta, se queda con ella”.


A su vez, el 60% cree que cada vez son más las marcas que hacen publicidad para personas con su orientación sexual. Incluso reconocen algunas marcas con las que han ido generando más empatía debido a que éstas han sabido orientarse hacia sus gustos y necesidades, como Dolce & Gabanna, Calvin Klein, Levi’s, Absolut, Sisley, Diesel, Gucci, Banana Republic, Johnie Walter, MTV, Luky Strike, Versace, Prada, Nike y Hyundai, entre otras.


Lo privado se hace público
Por otra parte, el estudio de OMD determinó que cada vez más, gays y lesbianas conviven con personas heterosexuales en el ámbito público. Son los bares, pubs y restaurantes, donde se produce el contacto físico entre ellos, aunque discreto, se expresa más libremente, sin importar la presencia de heterosexuales, que también asisten cada vez más a lugares “gay friendly”.


Las discotheques son los lugares públicos donde los homosexuales se expresan más libremente. “Ahí no sienten miedo y el contacto físico alcanza los mayores niveles aceptables en un ambiente público. También se da el flirteo y el plato principal son los shows tipo Gogo-men, vedettos y stand up comedys riéndose de ellos mismos”, explica la ejecutiva.


Tantos las marcas como el entretenimiento forman parte de su estilo de vida, constituyéndose en aspecto que ocupa un lugar importante en el gasto total de sus ingresos. Las lesbianas, por el contrario, son menos gastadoras y salen menos.


Este segmento de la población es tipificado por el estudio como consumidores hedonistas y pragmáticos, enfocados hacia la “calidad de vida” y la “buena apariencia”. Buscan verse y sentirse únicos, por lo que marcan tendencias en la moda, están en la constante búsqueda de la diferenciación y del estilo propio. Las lesbianas, en cambio, tienen ligado el consumo a una necesidad, según la investigación.


“También se verifica un culto al cuerpo, a la presencia, a la autenticidad a través de una vestimenta variada y con tendencia a lo casual, pero con estilo. Un estilo fashion, vanguardista y distinto con sello propio”, explica Karina Besprosvan.


La investigación también determinó un recorrido gay en los diferentes países de Latinoamérica, en los que coincidentemente, el día más importante para salir es el sábado. En Chile, hay unos 60 locales que son los preferidos por los homosexuales, aunque el barrio Bellavista y el sector del Museo de Bellas Artes son los principales lugares de reunión de esta comunidad, donde encuentran bares, restaurantes, cafés y discotheques.


No se trata de lugares exclusivamente ni 100% gays, sino más bien “gay friendly”. Algunos de los lugares más frecuentados son Bunker, Fausto, Bokhara, Bar de Willy, Naxos, Femme, Farinelli, Queen, El Toro, Sabor a Mi, Capricho Español y Mucca. Se trata de sitios con estilo minimalista, o con mucho estilo, algunos son elegantes, otros bohemios o alternativos, pero siempre llamativos.

> Berria: Merkataritza > CONOZCA PATRONES DE CONSUMO DE HOMOSEXUALES EN LATINOAMERICA

  • Conozca patrones de consumo de homosexuales en Latinoamérica
  • Terra, 2007-12-27 # Santiago · Chile

Un 80% de los homosexuales ha reconocido públicamente su condición o “salido del closet”, lo que responde a un importante cambio social, según lo determinó la última investigación de la agencia de medios OMD a nivel Latinoamericano.


Esto, pese a que la sociedad aún no los acepta abiertamente, según el estudio cuali-cuantitativo, que incluyó a más de 2.500 personas de esa condición, ya sean gays, lesbianas, bisexuales y transexuales de 6 países de la región.


“Existe una gran paradoja porque pese a que los homosexuales han salido mayoritariamente del closet -como se dice coloquialmente- gracias a una apertura de la sociedad en diversos ámbitos, ésta todavía no los acepta completamente, pese a que constituyen entre un 7% y un 10% de la población mundial”, explica la Directora de Research de OMD, Karina Besprosvan.


En efecto, el estudio determinó que a la primera persona a la que le comentan sobre su condición sexual, es a sus amigos (72%), lo que suele ocurrir entre los 20 y 34 años (en el 55% de los casos).


Otra de las importantes conclusiones del estudio, es que al no haber una aceptación total de la sociedad hacia ellos, las personas homosexuales se mueven entre el ámbito público y el ámbito privado, desde donde van construyendo su identidad, lo que determina sus conductas como consumidores y lo que en definitiva hace que gasten más que otros segmentos, porque responden a dos realidades diferentes.


“Hay un espacio de consumo público, donde también comparten espacios con gente heterosexual, que corresponde a sus ambientes de trabajo, a sus salidas con conocidos, a las compras en el supermercado, en tiendas de ropa y al consumo de medios masivos. El ámbito privado, en tanto, es donde pueden expresar libremente su sexualidad: dentro de su casa, con amigos íntimos, familiares, lugares nocturnos gays y en Internet, así como en ciertas tiendas de ropa y cosmética, turismo y entretenimiento”, agrega la ejecutiva.


El estudio asimismo, halló datos claves para las compañías que ofrecen productos y servicios. Entre los más relevantes, está que dentro de este grupo hay tres sub – segmentos diferentes.


Los “conservadores”, son más apegados a sus familias, disfrutan en ámbitos privados y sólo se “abren” con sus amigos. Los “aventureros”, son más abiertos, impulsivos, disfrutan mucho salir, ya sea con personas gays o heterosexuales que sean “gay friendly” y van a lugares en los que son bienvenidos. Los “asumidos”, en tanto, cuentan abiertamente sobre su condición, se comportan del mismo modo en el ámbito público y privado, se proyectan en pareja y defienden los derechos gay.


Estos datos son determinantes para los avisadores y sus marcas, porque identificar tres sub – segmentos, implica comunicarse con ellos a través de diversas formas y medios. “Tienen una forma diferente de entender la comunicación de las marcas, afirma Besprosvan.


“No quieren que les hablen a través de los estereotipos gays, agrega, sino en su propio lenguaje, entendiendo sus sentimientos, sus emociones y su manera de ser. Claramente necesitan y demandan una comunicación a su medida”.


Algo que valdría la pena para las empresas avisadoras, porque según la ejecutiva, “los homosexuales son fieles a las marcas. Una vez que encuentran una que les habla en su idioma, son leales a ella. Prueba de ellos, es que un 76% afirma que cuando encuentra una marca que le gusta, se queda con ella”.


A su vez, el 60% cree que cada vez son más las marcas que hacen publicidad para personas con su orientación sexual. Incluso reconocen algunas marcas con las que han ido generando más empatía debido a que éstas han sabido orientarse hacia sus gustos y necesidades, como Dolce & Gabanna, Calvin Klein, Levi`s, Absolut, Sisley, Diesel, Gucci, Banana Republic, Johnie Walter, MTV, Luky Strike, Versace, Prada, Nike y Hyundai, entre otras.


Hedonistas y pragmáticos
Del mismo modo, el estudio determinó que los gays son consumidores hedonistas y pragmáticos, enfocados hacia la “calidad de vida” y la “buena apariencia”. “En lo que más les agrada gastar, es en entretenimiento: viajes, salidas, ropa y cosmética.


Su consumo, según el estudio, no se fundamenta en la necesidad sino en el placer. La ropa interior llamativa es un “must” del estilo, mientras que la ropa para la noche es uno de sus principales objetivos al momento de proyectar una imagen deseable. Según el estudio, buscan verse y sentirse únicos, por lo que marcan tendencias en la moda, están en la constante búsqueda de la diferenciación y del estilo propio.


Las lesbianas, en cambio, tienen ligado el consumo a una necesidad, según la investigación. “También se verifica un culto al cuerpo, a la presencia, a la autenticidad a través de una vestimenta variada y con tendencia a lo casual, pero con estilo. Un estilo fashion, vanguardista y distinto…con sello propio”, explica Karina Besprosvan.


La tecnología no les llama demasiado la atención, no se obsesionan por tener lo último, ni tienen un vínculo emocional con los productos de esta categoría, según la ejecutiva. Pero sí, con la funcionalidad que les proporciona el hecho de tener productos tecnológicos: “La usan para estar conectados, para conocer gente, para desarrollar sus vínculos sociales, para generar espacios propios, para compartir, para salir al mundo, para existir: ver y ser vistos, hablar y ser escuchados”, agrega.


Asimismo, la inmediatez de su realidad, su futuro todavía incierto y su modelo familiar, según el estudio, hacen que se declaren en su mayoría como compradores hedonistas: darse un gusto para ellos es muy importante.


“El aquí y ahora es donde buscan disfrutar, producto de todo lo que estuvieron que reprimirse. Son sensibles, fieles, estudiosos al momento de comprar. La compra, para ellos, es un rito que disfrutan desde el solo hecho de pensar en salir de shopping. Para el 60%, salir de compras es una de sus actividades favoritas. Principalmente gastan en productos para mimarse, hacerse cariño y en entretenimiento, como viajes y salidas.


Sin embargo, de acuerdo a la investigación, este tipo de consumo lo realizan ahorrando tiempo en la compra y revisando varias opciones, para no pagar de más. Según la investigación, los gays son “early adopters”, es decir, suelen ser los primeros en probar los productos que aparecen en el mercado. “Son más aventurados al momento de consumir. No tienen miedo al fracaso y a diferencia de los heterosexuales, son más libres a probar nuevos productos”, asegura Besprosvan.


Más de la mitad tiene celular, DVD, computador, MP3, TV Cable, cámara digital e Internet Banda ancha. El 38% tiene casa o departamento propio y el 33% tiene auto. En efecto, el segmento homosexual está creciendo junto con el reconocimiento de su condición. Ello, unido a su gusto por ir de compras y gastar su dinero en productos y servicios, ha hecho que se desarrolle un cada vez más importante “Pink Market” (o Mercado Rosa) orientado a satisfacer sus necesidades. “Es un grupo tentador para las marcas porque tienen poder adquisitivo, una importante porción cuenta con estudios superiores y está económicamente activa.


“Conocer de arte, degustar buenos vinos, traer lo último en cortes de cabello, vestir ropa vanguardista, acudir al gimnasio y al spa con regularidad, alimentarse sanamente son signos de distinción de la comunidad homosexual, que en los últimos años han adoptado también las clases sociales con mayor poder adquisitivo”, explica la ejecutiva..


Lo Privado se hace Público
Por otra parte, el estudio de OMD determinó que cada vez más, gays y lesbianas conviven con personas heterosexuales en el ámbito público. En efecto, según la investigación, en bares, pubs y restaurantes, el contacto físico entre ellos, aunque discreto, se expresa libremente, sin importar la presencia de heterosexuales, que también asisten cada vez más a lugares “gay friendly”.


Asimismo, se determinó que las discotheques son los lugares públicos donde los homosexuales se expresan más libremente. “Ahí es donde están en territorio propio. Al ritmo de la música electrónica, el tecno pop y el house en ambientes de poca iluminación, encuentran el lugar idóneo para expresar su sexualidad.


Ahí no sienten miedo, añade la ejecutiva, y el contacto físico alcanza los mayores niveles aceptables en un ambiente público. También se da el flirteo y el plato principal son los shows tipo Gogo-men, vedettos y stand up comedys riéndose de ellos mismos”. Como el entretenimiento y aprovechar el hoy forman parte de su estilo de vida, el gasto en este ítem es importante dentro del total de sus ingresos. Las lesbianas, por el contrario, son menos gastadoras y salen menos.


La investigación también determinó un recorrido gay en los diferentes países de Latinoamérica, en los que coincidentemente, el día más importante para salir es el sábado. En Chile, hay unos 60 locales que son los preferidos por los homosexuales, aunque el barrio Bellavista y el sector del Museo de Bellas Artes son los principales lugares de reunión de esta comunidad, donde encuentran bares, restaurantes, cafés y discotheques.


No se trata de lugares exclusivamente ni 100% gays, sino más bien “gay friendly”. Algunos de los lugares más frecuentados son Bunker, Fausto, Bokhara, Bar de Willy, Naxos, Femme, Farinelli, Queen, El Toro, Sabor a Mi, Capricho Español y Mucca. Se trata de sitios con estilo minimalista, o con mucho estilo, algunos son elegantes, otros bohemios o alternativos, pero siempre llamativos.


Consumo de Medios
El estudio “Entre lo Público y lo Privado” determinó, asimismo, que los homosexuales no sólo consumen medios de comunicación especialmente elaborados para ellos, sino que también comparten y son ávidos consumidores de medios masivos. El 47% considera que Internet es el medio que mejor informa, mientras que a la mayoría le parecen más atractivos la TV y las Revistas (53 y 52%).


“Internet es su medio paradigmático porque les permite la oportunidad de expresarse y comunicarse con otros pares. A través de ella, tienen acceso a las series que no transmiten por TV abierta, a los chat, a las páginas gay y a información enfocada netamente a ellos”, detalla. Sin embargo, también consumen Televisión, Radio y Prensa, aunque ninguno de éstos les merece confianza, según el estudio.


En cuanto a los géneros televisivos, las “series” del cable son las favoritas del mundo gay porque no los exhiben como estereotipos. “Ven mucho más cable que TV abierta y algunas de sus favoritas son Will & Grace, Sex and the City, Six Feet Under, Queer eye for the straight guy, Ellen, Queer as Folk y The L World. El horario para ver TV es principalmente en la noche cuando llegan a sus casas”, agrega.


En relación a las revistas, se interesan por las orientadas a la Estética, el Arte y la Salud, no necesariamente a las con contenido homosexual. Pero no suelen comprarlas, hay una lectura por Internet, en las casas de amigos, peluquerías o por subscripciones gratuitas. Quienes compran revistas (que no son la mayoría) lo hacen principalmente en el extranjero, y estas luego pasan a formar parte de una colección.

> Berria: Homofobia > LOS CURSOS IMPORTADOS DE ESTADOS UNIDOS PARA "CURAR LA HOMOSEXUALIDAD" SE PONEN DE MODA

  • Los cursos importados de EEUU para «curar la homosexualidad» se ponen de moda en España
  • El presidente del Consejo Evangélico de Galicia da seminarios sobre «cómo criar hijos heterosexuales»
  • El Mundo, 2007-12-26 # Olga R. Sanmartín · Enviada especial · Zaragoza

«Los padres pueden intervenir para quitar la homosexualidad». Con esta afirmación tan rotunda, el educador Marcos Zapata, director de varios centros de menores avalados por la Xunta de Galicia, comienza uno de sus cursos que tienen por título Cómo criar hijos heterosexuales. Estamos en la Iglesia Evangélica Bautista de Zaragoza, ante un auditorio de unas 50 personas (algunas se han llevado a sus niños pequeños) que toman notas obedientemente y levantan la mano para hacer preguntas como ésta:


– ¿Puede uno salir de la homosexualidad y tener una vida completamente normal?


– Sí. Hay que tener una firme voluntad. Pero cuando uno prescinde de determinadas compañías, deja de consumir pornografía y de visitar bares y saunas, la curación es posible en el 67% de los casos.


La Unión
de Mujeres Evangélicas en España (cuyo lema es, por cierto, «Unidas para amar y servir»), en colaboración con el Consejo Evangélico de Aragón, ha invitado a Zapata para que imparta las jornadas. Este pastor de Lugo, presidente del Consejo Evangélico de Galicia, se dedica a dar conferencias similares por toda España. Es padre de dos varones de cuatro y ocho años con los que, confiesa orgulloso, ve «el Pressing Catch». Su fuente de inspiración es Aquilino Polaino, «ese eminente psiquiatra español», y su lema: «Abraza a tu hijo todo lo que puedas porque, si no lo haces, otro hombre lo hará».


A pesar de que la Organización Mundial de la Salud dejó bien claro hace 17 años que la homosexualidad no es un enfermedad, Zapata se refiere a ella como «una desorientación», «una deformación» o «una cosa común que no encaja en el diseño natural», y la compara con el alcoholismo o con el cáncer. «Las relaciones homosexuales son de un alto grado de promiscuidad terrible, de aberraciones y de degradación personal espeluznante», manifiesta en el curso. Algunos de los asistentes exclaman: «Amén».


Seminarios como éste se están poniendo de moda en nuestro país. Asociaciones vinculadas a determinadas iglesias que prometen fórmulas mágicas para curar la homosexualidad o enseñan a los padres recetas para que los hijos «les salgan» heterosexuales se están implantando en España. Muchas de ellas lo hacen a través de internet. En algunas de estas web se pueden leer frases tan poco científicas como ésta: «El estilo de vida homosexual reduce más años de vida que fumar».


La mayoría de estas asociaciones está vinculada al protestantismo (aunque también hay católicas) y capta a sus seguidores entre la población inmigrante de Latinoamérica. Según fuentes de la Iglesia Evangélica, el 90% de las comunidades protestantes afincadas en España -que tienen un millón y medio de seguidores- son ultraconservadoras y han importado un modelo procedente del sur de EEUU radicalmente homófobo y obsesionado con «acabar con el lobby gay». En América ya funcionan asociaciones como Homosexuales Anónimos. También hay iglesias que aceptan a los homosexuales y que incluso los cuentan entre sus pastores, pero ésas no han llegado a España.


El resto se basa en la «teoría reparativa», un «tipo particular de psicoterapia que se aplica a los individuos que quieren superar su atracción homosexual». Pero, ¿acaso uno puede cambiar de identidad sexual? Zapata considera que sí. Y que los padres desempeñan un papel fundamental.


Este periódico contactó con Zapata, que se negó a hacer declaraciones «por miedo a los ataques de los gays». Se limitó a admitir que trabaja «con la identidad de los niños» y da «charlas en escuelas de padres».


En su curso de Zaragoza explicó que, cuando confluyen ciertos factores durante la infancia de un niño, «hay un 75% de posibilidades de que sea homosexual». El principal es «la falta de apego emocional con el padre del mismo sexo»; es decir, si el padre está ausente, la madre es posesiva o los roles no están claros, aumenta el «riesgo». Si encima hay abusos sexuales o el niño es «sensible», ya tenemos el «problema».


«La vacuna contra la homosexualidad es un papá», afirma Zapata. Y habla de seis etapas en el desarrollo del niño (desde los 18 meses hasta los 18 años) en la que el padre puede intervenir. Un ejemplo práctico de cómo hacerlo: «A mis hijos les gusta jugar a las cocinitas, así que lo que yo hago es enseñarles roles masculinos: en vez de cocinitas tenemos un bar. Y yo sé que van a ser unos hombres, como su papá».


Con perlas como «cuanto más guapo es un niño, más tendencia de los padres a consentirle actitudes de niña», Zapata se queda con todo el auditorio. Pregunta:


– ¿Qué se espera si a un niño sensible le llaman «niña» en el colegio?


Los asistentes responden con unanimidad:


– Que responda con un puñetazo.


Pues ya saben.


  • «Se puede ser gay y cristiano»
  • Luis M. dirigió el primer ministerio protestante en nuestro país que «restaura» la identidad sexual. Hasta que se aceptó a sí mismo
  • El Mundo, 2007-12-26 # O.R.S. · Madrid

Exodus Internacional es una organización protestante afincada en EEUU que tiene como objetivo «restaurar» a los homosexuales. Luis M. fue el encargado de abrir, en 1999, el primer ministerio de ex gays de España. «Mi misión era decirle a la gente que había otra forma de vivir y que cambiar era posible». Su trabajo consistía en formar, apoyado por distintas organizaciones evangélicas, a pastores y asociaciones de padres sobre «cómo curar la homosexualidad». Dos años después, decidió romper con todo eso y empezar a quererse y aceptarse tal cual era.


«Yo siempre he sido gay y por ese motivo me hicieron la vida imposible en el colegio. No quería defraudar a mi entorno. Todo el mundo me forzaba para que tuviera una novia. Me decían que, para que Dios realmente me aceptara, debía cambiar, y me lo creí. Me hicieron ver que Cristo podía sanarme y que todo era reparable. Yo me dedicaba a repetir este mensaje. Ahora me doy cuenta de que fui un estafador», relata a EL MUNDO con la voz quebrada.


El método de «curación» tiene varias fases. La primera es la contención: Luis estuvo 12 años sin tener relaciones sexuales. «Mi cambio pasaba por no tener sexo, pero en mi interior estaba intacto». La segunda es tratar de aparentar lo que uno no es. «Intenté quitarme la pluma. Me fijaba todo el rato en cómo hablaba y en todos los gestos que hacía para que no se notara que era gay». La tercera es dejar el ambiente y abandonar a los amigos. Rezar es indispensable y «hay que rendir cuentas a un mentor con el que se tienen charlas periódicas». También se celebran sesiones de confesión colectiva. Para los casos más extremos, existen centros residenciales sometidos a una fuerte vigilancia donde los chicos se internan («y pasa de todo»).


«Te dicen que, si cambias, la sociedad te va a aceptar. En realidad, es una secta donde torturan a la persona. Comparan la homosexualidad con el crimen, la mentira y la avaricia. Se aprovechan de la debilidad y del amor sincero que uno tiene hacia Dios. Juegan con tus valores». El primer misionero de Exodus Internacional en España conoció a chicos que se suicidaron porque no podían aguantar el abismo entre la realidad y el deseo. Y a otros que se casaron y fueron infelices toda la vida.


«Empecé a notar que algo no iba bien cuando vi que muchos líderes a los que idealizaba caían y tenían una doble vida. Estaban casados, pero mantenían contactos anónimos con chicos. Un día exploté y tuve una caída sexual». Luis M. decidió exponer lo que pensaba, pero se negó a hacer terapia. Le retiraron todos los apoyos y le dijeron que era «un traidor». Se intentó suicidar. Tocó fondo.


Hoy está fuera de todo eso, menos mal. «Sigo con fe. Me he dado cuenta de que Dios me ama tal cual soy, y que se puede ser gay y cristiano».


  • Las web
  • Es posible el cambio. Esta web católica está vinculada al grupo Juan Pablo II, que pide «desenmascarar la aniquilación psicológico-afectivo-sexual de los niños a través del instrumento del lobby gay». En el foro participan españoles. Ofrece una terapia on-line para «sanar las heridas de la tendencia homosexual».
  • Zapatos Nuevos. Llaman a orar «por los muchos quebrantados sexuales» y hay abundantes testimonios del estilo de «de un club gay a Jesús». Trabajan en Venezuela y en España.
  • Cristianos en Recuperación. Página en español de una asociación para la «Recuperación de la Atracción al Mismo Sexo».
  • Libertad Pura. Curso de 60 días para curar «la adicción a la pornografía y al pecado sexual».
  • Courage Latino. Apostolado católico para la atención de homosexuales.

> Berria: Turismoa > ASTURIAS: LA MANCOMUNIDAD DE TURISMO DE LA SIDRA DISEÑA UN PLAN PARA CAPTAR EL TURISMO GAY

  • La mancomunidad diseña un plan para captar el turismo gay el próximo año
  • La Fundación de Turismo pretende que los establecimientos hoteleros se muestren amenos para atraer a un colectivo de alto poder adquisitivo
  • La Fundación de Turismo de la Comarca de la Sidra se ha marcado para el próximo año que sus concejos se conviertan en un destino turístico del colectivo gay. El presidente, Miguel Ángel Naredo, considera que este sector de la población puede ser una importante fuente de turistas en la comarca, al encajar con el perfil de la oferta que hay: turismo rural, de fin de semana y saludable. La Fundación ha concluido la promoción de los concejos en Chueca, barrio de la capital de España donde reside principalmente la comunidad gay. También se pretende que los establecimientos se hagan atractivos.
  • La Nueva España, 2007-12-21 # Mariola Menéndez · Colunga

La Fundación de Turismo de la Comarca de la Sidra se ha marcado como uno de sus objetivos para el próximo año llegar a nuevos mercados, entre los que destaca atraer a la comunidad de gays, lesbianas y transexuales como turistas a los concejos de la zona.


Los responsables de la mancomunidad ya iniciaron en octubre actividades promocionales en este sentido en el barrio madrileño de Chueca, donde reside y se mueve la mayor parte de este sector poblacional de la capital madrileña. El gerente de la Fundación de Turismo, Miguel Ángel Naredo, destacó que, tras analizar diferentes sectores con posibilidades de apertura de nuevos mercados, han visto muchas posibilidades en la comunidad gay como una de las principales fuentes de turistas para la comarca sidrera.


Según él mismo explicó, «son personas de las que más viajan, tienen un nivel adquisitivo, en general, más alto y son más receptivas a lo que ofertamos en la Comarca de la Sidra como turismo rural, de calidad, en contacto con la naturaleza y saludable».


El diseño de un plan para atraer al turismo gay se trata de una novedosa propuesta porque, según Naredo, «en España no existe ningún destino rural que se conozca diseñado especialmente para ellos. Sí los hay urbanos, como Madrid, Sitges y Barcelona». Para logar un producto especializado, desde la Mancomunidad de la Comarca de la Sidra están trabajando en una especie de decálogo por el que se puedan guiar los alojamientos de la comarca para ser atractivos a los gays.


Esta especie de decálogo se denomina, en inglés, «gayfriendly». La idea es que los gays, lesbianas y transexuales se sientan cómodos y en un ambiente cordial cuando realicen turismo por alguno de los seis concejos mancomunados. Sirve como ejemplo el hecho de que no suponga ningún tabú o incomodo ni para el cliente ni para el establecimiento que una pareja de hombres o de mujeres solicite una habitación compartida con una sola cama, como lo haría cualquier heterosexual.


Por este motivo, Miguel Ángel Naredo indicó que se han puesto en contacto con asociaciones de este colectivo para lograr un asesoramiento.


Esta línea de promoción dentro del mundo gay pretende desestacionar el turismo en la comarca con el fin de que éste no sólo se produzca en los meses estivales y en las fechas tradicionales. El objetivo es que la Comarca de la Sidra se convierta en un atractivo durante todo el año, especialmente los fines de semana. En este sentido, se piensa en el público gay porque es el que más demanda este tipo de viajes cortos, según los expertos.


Otra de las vías promocionales será el llamado «marketing de guerrilla», unas campañas de promoción para alejarse de los circuitos habituales. Consistirá en la relación de campañas puntuales dirigidas principalmente a la población de Madrid, País Vasco y León como principales mercados. También se fomentará la calidad del turismo.