• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Berria: Oroitzapena > UN CUARTO DE SIGLO DE ORGULLO GAY: 25 HOMOSEXUALES PARA 25 AÑOS

  • Aniversario: Un cuarto de siglo de orgullo «gay»
  • 25 homosexuales para 25 años
  • Armand de Fluviá, heraldista de prestigio de 71 años, es quizás el primer español que dio la cara al contar en televisión, en 1978, que era «gay». El viernes se celebra un cuarto de siglo de lucha reivindicando que se puede ser diferente pero igual
  • El Mundo, Crónica, 2002-06-23 # Ana María Ortiz / Reportaje elaborado con información de Montse Fernández


Hace 25 años, ese armario por el que hoy desfilan en dirección de salida, artistas, políticos, militares y hasta sacerdotes para entonar públicamente el «yo soy gay, ¿y qué?» era un mueble cerrado (y bien cerrado) por los candados de la represión. En algún lugar de la casa de Armand de Fluviá deben de andar las llaves que lo abrieron. Enarbola el catalán de 71 años, el primer activista gay español, un discurso sosegado y embutido en la modestia de quien no quiere un protagonismo que se le antoja perjudicial. Casi hay que dictarle sus gestas. «Pero usted fue el primer español que reconoció públicamente su homosexualidad, ¿no?».

El próximo viernes se cumplen 25 años de la primera manifestación gay en España y la fecha servirá de onomástica al colectivo homosexual para conmemorar que llevan ya un cuarto de siglo organizados como comunidad reivindicativa. El lema de la manifestación del sábado: «25 años de lucha». Armand de Fluviá y los 24 nombres que le siguen, uno por cada año, son sólo algunos de los españoles que en este tiempo se han atrevido a asomarse para mirar el armario desde el otro lado.

1- Armand de Fluviá, heraldista.
Fue el primero en salir del armario, allá por 1978, en el programa de más audiencia entonces de la TV3, Vosté pregunta. «La reacción fue fantástica, casi no me dejaban salir a la calle, todo el mundo quería felicitarme». No era para menos. Por aquel entonces, aún seguía vigente una ley que decía que Armand, por el mero hecho de mantener relaciones homosexuales, era un «peligro social».Y que alguien se reconociera como tal en voz alta…

Paradójicamente, esa Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social figura en su currículo de activista como uno de sus mayores logros.En 1970 el anteproyecto se presentó ante las cortes franquistas con la intención de condenar a los homosexuales por el simple hecho de serlo. Armand, escondido bajo el seudónimo de Roger de Gaimon (tras el que se refugió hasta su salida del armario) y Francesc F. (con el de Mir Bellgai) intentaron, desde la clandestinidad, luchar contra la barbaridad. «Era la gota que colmaba el vaso: enfermos, posibles delincuentes, tarados, viciosos y ahora peligrosos sociales».

Ayudados por la revista francesa Arcadie, hicieron llegar su protesta a los obispos procuradores en Cortes y consiguieron que el editorial de un periódico calificara la medida de «desorbitada».Fruto de esta actividad clandestina, la ley suavizó su letra: sólo atacaría a los que «probadamente realicen más de un acto de homosexualidad». «La primera victoria del incipiente movimiento gay español», reza en los anales de la causa homosexual. Y Armand, su hacedor.

Genealogista y heraldista (es consejero heráldico de Cataluña, máxima autoridad en la materia), Armand de Fluviá nació en 1931 entre los algodones de la alta burguesía catalana. Estudió Derecho y abandonó una carrera diplomática que le hubiera permitido asentarse en cualquier otro país donde ondeara con libertad la bandera arcoiris para comenzar, pasito a pasito, a acarrear derechos al lado de lo homosexual. Y eso que había visto con sus propios ojos lo fácil que eran las cosas en otros lares: «Recuerdo un viaje a Holanda en 1959. Entré en la discoteca DOK, gente del mismo sexo bailando lentos en pareja. Aquello en España era impensable.Era lo que yo estaba buscando, pero nunca quise abandonar el país. Creía que la lucha había que hacerla aquí».

Animado por la tímida conquista en la redacción de la Ley de Peligrosidad, en 1970 decide fundar, junto con Francesc F., el Movimiento Español de Liberación Homosexual (MEHL), el primer grupo gay que surgía en España. «Estábamos divididos en seis grupos, 60 o 70 personas entre los que había dos o tres mujeres.Nos reuníamos en nuestras casas, cambiando de sitio para que no nos pillaran los serenos y los vigilantes», recuerda hoy Armand.«Barcelona era el foco de este movimiento y seguimos reuniéndonos periódicamente hasta el 73 o 74. Entonces la policía se enteró y el ministro de Exteriores López Rodó tomó medidas para que no nos llegara el boletín que nos enviaba la revista francesa Arcadie. Todo el mundo se iba poco a poco revolucionando: obreros, estudiantes, sacerdotes… y supongo que pensó que sólo faltaba que también los maricones se revolucionaran. Por eso tuvimos que dejarlo».

Sería por poco tiempo. No bien enterrado Franco, en 1975, el FAGC (Front d’Alliberament Gai de Catalunya) nacía con los rescoldos del MELH y sentaba las bases para todos los programas reivindicativos de los movimientos que luego fueron surgiendo. «Del 75 al 80 fueron los cinco años mejores de mi vida», dice Armand de Fluviá, «en las Ramblas había una movida increíble, la gente salía a calle, sacudiéndose la represión. Una maravilla. En el 80 se comenzó a poner freno a esa ebullición y todavía no se ha recuperado.Es cierto que hay más jolgorio y más visibilidad, pero también más desmovilización. Me parece muy bien que la gente se divierta, pero que no olviden que todavía hay que luchar bastante y que formarse ideológicamente para enfrentarse con la ideología dominante».

El 28 de junio de 1977, hace 25 años, 5.000 personas asistían en Barcelona a la primera manifestación del orgullo gay. «Aquel año yo estaba en Nueva York», cuenta Armand, «y me manifesté con todos los grupos de allí, miles y miles de personas. Yo desfilé al lado de la agrupación de Puerto Rico y aquello me marcó bastante.Luego supe que la de Barcelona había sido duramente reprimida por la Policía con heridos y detenciones».

Durante los primeros años de democracia, más que derechos, lo que recogieron, con aureola de éxito, fue la supresión de leyes y normas que equiparaban la homosexualidad con la delincuencia.Como que en 1979, la Ley de Peligrosidad Social cambiara su nombre por el de Ley de Escándalo Público y suprimiera el supuesto de homosexualidad. Todavía se recuerda que, tras la muerte de Franco se concede un amplio indulto que libera a los presos de la dictadura, pero del que no se benefician los homosexuales y hasta 1992 la Organización Mundial de la Salud no retiró la homosexualidad de su listado de enfermedades mentales.

Hoy la consigna de la lucha viene a ser la conquista de la igualdad y de la normalidad. Y eso, aseguran los colectivos gays, se logra, entre otras, cosas con la visibilidad. Pero Armand de Fluviá se muestra rotundo con quienes tratan de empujar del armario a quien no quiere salir. «Sólo justifico el outing cuando se trata de descubrir a un homosexual que contribuya a la represión de los colectivos gays y lésbicos».

Entre las aspiraciones más inmediatas figura el matrimonio, que Armand quiso contraer, hace años, y no pudo, y la adopción, de la que sí ha gozado. «En mi caso fue posible porque el niño que adopté era mi sobrino». Lo acogió bajo su tutela en 1976, recién nacido el bebé y la democracia. «Desde muy pequeño le hablé de mi homosexualidad y ahora está casado y muy feliz».

Armand de Fluviá última un libro, “El moviment gai en la clandestinidat del franquisme 1975-1980”, en el que narrará todas sus vivencias.

2- Miquel Iceta, diputado del PSC.
Hizo pública su homosexualidad el 12 de octubre de 1999, durante la campaña de las elecciones autonómicas y ante miles de personas.«Recibí el respaldo desde Federico Trillo hasta algún sacerdote que escribió apoyándome. Y recomiendo a otros políticos homosexuales que lo hagan público. Contribuye a dar una imagen más real y a normalizarlo».

3- Eduardo Mendicutti, escritor .
«Nunca he hecho pública mi homosexualidad de manera expresa, he hablado siempre con naturalidad, sin hacerlo de manera explícita, al hilo de lo que escribía». «Queda todavía por hacer. Hasta que todo el mundo entienda que cualquier tendencia sexual es absolutamente normal. Aparentemente se acepta, pero no es verdad».


4- Eusebio Poncela, actor.

Tampoco ha tenido inconveniente en dar cuenta de su orientación sexual a través de las páginas de Zero. En su filmografía figuran títulos como La ley del deseo, Martin (Hache) o Sagitario (2001), de Vicente Molina Foix, donde da vida a un homosexual.

5- José Mantero, sacerdote.
«Doy gracias a Dios por ser gay», decía en febrero en Zero. Apartado de su diócesis y suspendido en sus funciones, ha iniciado una serie de charlas para «destapar» las mentiras de la jerarquía eclesiástica sobre la homosexualidad. «La estadística habla de un 30%, por encima del 10% de la sociedad. Aunque pienso que tiran para abajo. Estoy rodeado».


6- Juan Goytisolo, escritor.

El escritor barcelonés, que vive en Marruecos, explicó su condición homosexual en títulos como Coto de vedado (1985) y En los reinos de Taifas (1986). En otros como, Carajicomedia (2000), representa su etapa más radical, marcada por la aceptación de su homosexualidad.

7- José Sánchez Silva, teniente coronel.
En septiembre de 2000 se convertía en el primer militar que confesaba su homosexualidad. «Al nacer era, potencialmente, un vicioso repugnante, según una sentencia del Supremo. Me convertí en «vago y maleante» hasta 1970 por la Ley de este nombre. Entre los 19 y los 28 fui un «peligro social…». Dos países de la OTAN (Turquía y EEUU) prohiben aún la homosexualidad en sus ejércitos.


8- Francisco Nieva, dramaturgo.

Dramaturgo, director y escenógrafo es miembro de la Real Academia de la Lengua. Entre otros, ha recibido el Premio Nacional de Teatro (1980), Premio Príncipe de Asturias (1992) y Premio Nacional de Literatura (1992).

9- Juan González Ruiz, coronel .
Hace nueve días presentaba su libro En tránsito del infierno a la vida. La experiencia de un homosexual cristiano. Ha permanecido 38 años en el Ejército, donde ha ocupado altos cargos, el último en el Alto Estado mayor. Hasta 1986, el Código de Justicia militar español catalogaba la homosexualidad de delito contra el honor.Era castigada con penas de entre seis meses y seis años y la separación del servicio.


10- Rafael Amargo, bailaor.

El bailaor granadino de flamenco, como viene siendo habitual entre quienes hacen pública su homosexualidad escogió la portada de Zero. Su carrera es seguida con interés en las páginas que el colectivo gay tienen en Internet.

11- Jorge Cadaval, humorista.
El componente de Los Morancos escogió, en julio pasado, la revista Zero «Soy gay y punto. Desde siempre lo he tenido muy claro».«Quién se dedique a la educación tiene que tener esto muy clarito.Tienen delante a adolescentes que son homosexuales y lo pasan mal».

12- Luis Antonio de Villena, escritor.
Ya dejó entrever su homosexualidad en sus libros, a finales de los 70. «25 años frente a 15 siglos es mucho tiempo. Queda por hacer todo o casi todo. Basta con hacer una comparación con la lucha que reivindica la igualdad de las mujeres. Está infinitamente más adelantada».

13- Eloy de la Iglesia, director de cine.
«Cuando realmente se hizo evidente en el entorno familiar hubo de todo: desde el típico “ya lo sabía” hasta reacciones más de rechazo, pero rechazo a la idea de que se hiciera público». «He disfrutado de una profesión donde no existe la homofobia implícita que hay en otras. Me ha causado muchos más problemas mi situación política y mi forma de pensar».


14- Ventura Pons, director de cine.

Presente en festivales de cine gay en su filmografía figuran Ocaña retrato intermitente e Informe sobre el FAGC. Esta último documental, recoge la lucha de los militantes de la organización FAGC (entre ellos Armand de Fluviá) por los derechos de los gays y lesbianas.

15- Nacho Duato, coreógrafo.
En 2000 recibió el Triángulo Rosa en reconocimiento por su labor a favor de los gays y lesbianas. Poco antes aparecía en Zero para reconocer una homosexualidad que nunca ocultó.


16- Jerónimo Saavedra, senador.

Ex ministro y ex presidente del Gobierno autónomo de Canarias, en diciembre de 2000, prologa y presenta el libro Outing en España.Los españoles salen del armario. «En los años 50 y 60, uno buscaba la salvación en los pocos bares de ambiente de Madrid o en los viajes al Mediterráneo, donde había más tolerancia. Tenías un temor horrible porque enseguida te aplicaban la Ley de Peligrosidad Social; en Canarias te enviaban a campos de trabajo en Fuerteventura».

17- Leopoldo Alas, escritor.
Aunque nunca ocultó su orientación sexual, la hizo pública en un reportaje en 1995. Es autor de libros como Ojo de loca no se equivoca donde responde a preguntas como: ¿es fácil salir del armario?, ¿hay que denunciar a los famosos que ocultan sus verdaderas tendencias sexuales?


18- Empar Pineda, dirigente feminista.

Dio un empujón al colectivo de lesbianas para que se reconociera su existencia y sigue luchando por sus derechos. El pasado 20 de abril encabezaba una besada protesta ante la Asamblea de Madrid por la retirada de un cartel publicitario lésbico.

19- Inma Serrano, cantautora.
La alicantina aparecía en un número especial de la revista Zero, en 2001, en el que se daba el nombre de 100 personalidades del mundo de las letras, la música, o la escena… que habían reconocido o reconocían su homosexualidad.


20- Álvaro Pombo, escritor.

«Queda incluir la aceptación social de la homosexualidad dentro del sistema legislativo español. Creo que en el libro de María de la Válgoma y José Antonio Marina, La lucha por la dignidad, se establecen los más profundos motivos jurídicosociales y sobre todo éticos de la causa que defendemos. Por eso me parece necesario, ahora que vamos a tener una semana de celebraciones del orgullo gay, recordar que uno de los peligros que acechan a los homosexuales, en su legítima lucha por la dignidad, es empeñarse en ejercitar una autenticidad artificia».

21- Nacho Canut, músico.
«Nunca lo he negado ni ocultado ni disimulado. Cuando yo me di cuenta de que era homosexual, y me acepté como tal, dije: “Bueno, ¿y quién hay más?” No encontré a nadie. Hoy hay periodistas, actores, escritores y quizás el próximo presidente del Gobierno sea homosexual».


22- Jesús Vázquez, actor y presentador.

Superado el calvario del caso Arny, en 2000, también eligió Zero como escaparate para decir que es gay. «Hasta que no se apruebe una ley de parejas, la comunidad gay seguirá estando discriminada», decía.

23- Terenci Moix, escritor.
En el primer volumen de sus memorias, El peso de la paja, explica con todo lujo de detalles el despertar de su sexualidad. El escritor vivió un apasionado romance con Pier Paolo Passolini y una duradera relación sentimental con un actor catalán cuya ruptura casi le lleva al suicidio.


24- Moncho Borrajo, humorista.

En noviembre pasado aprovechaba un homenaje que le brindó la SGAE por sus 30 años en escena. «Creí que era un buen momento para hacerlo público: le dediqué el homenaje a mi pareja como lo haría cualquier estrella de Hollywood al recibir un Oscar». «Lo poco que sabíamos era que si te descubrían podían aplicarte electroshocks y cosas así: la homosexualidad era una enfermedad».

25- Arturo Tejerina, periodista.
Colaborador en Telemadrid en el programa de Terelu Campos, experto en asuntos del corazón, su nombre es uno de los muchos que han salido del armario al amparo de Zero.

> Erreportajea: Lesbianismoa > REUNION EN BARCELONA DE COLECTIVOS DE LESBIANAS

  • Reportaje: Lesbianismo: el tabú de los tabúes
  • Colectivos de lesbianas de toda España se reúnen el próximo fin de semana en Barcelona
  • El País, 1987-02-06 # Milagros P. Oliva, Barcelona

Representantes de los colectivos de lesbianas de toda España se reunirán durante este fin de semana en Barcelona para discutir en unas jornadas de reflexión los problemas vitales con que se encuentran y las estrategias a seguir en el futuro como grupos organizados en defensa de sus intereses. Lograr que el movimiento feminista en concreto y la sociedad en general acepten plenamente el lesbianismo como una opción sexual posible y normal, como cualquiera otra de las existentes, es el principal objetivo de estos colectivos.

En estos momentos existen colectivos organizados de lesbianas con una notable actividad militante en Barcelona Madrid, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Pamplona, Santiago de Compostela, La Coruña, El Ferrol y Zaragoza que reúnen varios cientos de activistas y simpatizantes. El movimiento de lesbianas se estructura actualmente en dos corrientes, la que acepta la doble militancia de sus integrantes, como lesbianas y como militantes de partidos políticos o de organizaciones feministas y la que se organiza en colectivos totalmente autónomos, aunque participan normalmente como tales en las campañas y acciones de las feministas y las otras organizaciones de lesbianas.

La primera de estas corrientes, que es también la más numerosa, ha organizado colectivos de lesbianas en todas aquéllas ciudades en las que existe movimiento feminista articulado con comisiones internas diferenciadas, por ejemplo la Comisión de Lesbianas integrada en la Asociación Gallega de la Mujer, el colectivo de lesbianas integrado en la Coordinadora Feminista de Navarra o los que existen en las ciudades anteriormente citadas. Entre estos colectivos, los más numerosos son los de Madrid y Barcelona.

Autoafirmación pública
El Colectivo de Feministas Lesbianas de Madrid es uno de los de militancia más activa: las 30 o 40 mujeres que constituyen el núcleo de las asiduas e inquebrantables se reúnen dos veces por semana y participan en prácticamente todas las actividades del movimiento feminista, aparte de campañas propias como la que llevaron a cabo el viernes 23 de enero pasado, para protestar por la detención de dos mujeres por haberse besado en público. Ese día, las lesbianas de Madrid se concentraron en la Puerta del Sol, a las ocho de la tarde, y reivindicaron su derecho a expresarse como cualquier otra pareja heterosexual con prolongados besos en la boca. Aunque, en general, a las lesbianas no les gusta ostentar su condición, son conscientes de que el movimiento todavía precisa de una cierta dosis de provocación y autoafirmación pública como ariete contra los prejuicios de la sociedad frente a ellas. Consideran que el lesbianismo sigue siendo “el tabú de los tábúes”, hasta el punto de que la sociedad ha llegado a tolerar el derecho a la homosexualidad masculina, aunque sea con reticencias y considerada como una desviación, pero se resiste a conceder el mismo derecho la homosexualidad femenina.

Por eso, cuando en 1981 fue creado el Colectivo Feminista de Lesbianas de Madrid, a raíz del Primer Encuentro de Feministas Lesbianas de España celebrado en junio de 1980, el grupo se marcó tres objetivos prioritarios: la creación de un espacio propio que facilitara la autoafirmación personal de las lesbianas y les permitiera vivir su opción de forma desinhibida y con alegría; incidir en el movimiento feminista para lograr que éste asumiese plenamente la defensa del lesbianismo como una opción sexual tan posible y legítima como cualquier otra para todas las mujeres; y, finalmente, actuar como colectivo ante la opinión pública en defensa de sus intereses.

Con idénticos propósitos fue creado hace un año el Grupo de Feministas Lesbianas de Barcelona, en el que participan asiduamente entre 30 y 40 lesbianas, algunas de ellas también militantes de partidos políticos extraparlamentarios. De momento, se encuentra en fase de consolidación y todavía no ha abordado plenamente el trabajo de elaboración teórica, aunque ya se apunta que uno de los centros de la discusión será, con toda probabilidad, la disyuntiva de si el lesbianismo es una opción política o una opción personal y qué tipo de vinculación debe tener con los movimientos sociales, cuestión de la que los colectivos se escabullen tanto como pueden, puesto que no tiene fácil respuesta.

Las autónomas
Existen además de estos colectivos, algunas organizaciones completamente autónomas, sin ninguna vinculación orgánica con el movimiento feminista, aunque colaboran con él en algunas campañas públicas. Se trata de colectivos menos numerosos y más dispersos, entre los que destacan dos con sede en Barcelona: la Red de Amazonas y el Grup de Lluita per l’Alliberament de la Dona, cuyas siglas, GLAL, son de tan dificil retención que sus integrantes ya han anunciado para las jornadas del próximo fin de semana la sorpresa de un nuevo nombre. Este es, seguramente, el colectivo lésbico más antiguo. Fue creado hace ocho años y participa en la Internacional Gay. Ha colaborado en numerosas ocasiones con el FAGC (Front d’Alliberament Gay de Catalunya) y ha desarrollado un intenso trabajo teórico, especialmente en lo relativo a las discriminaciones legales contra las lesbianas.

La Red de Amazonas es un colectivo muy diferente a los anteriores. Se trata, en realidad, de un servicio de conexión entre las lesbianas de toda España. El grupo Amazonas, con sede en Barcelona, tuvo desde el principio una constante relación con las organizaciones de lesbianas de otros países y decidió crear la red de conexión para divulgar la gran cantidad de documentación y trabajo teórico elaborado en el extranjero. La creación de la red obtuvo su impulso definitivo en el Sexto Encuentro de Feministas Independientes, celebrado en mayo del año pasado en Ciudad Real.

Del grupo Amazonas ha surgido un nuevo colectivo estable, creado en noviembre pasado, el Grupo de Estudios Lesbianos, que se reúne semanalmente en el Centre de Dones de Barcelona. Esta corriente no acepta la doble militancia y plantea la necesidad de que las lesbianas elaboren un nuevo análisis de su situación diferente del análisis feminista. Acusan a las feministas de haberse ocupado hasta ahora exclusivamente de la mujer desde la óptica heterosexual y reclaman un nuevo enfoque, en el que la opción lésbica constituya el punto de mira principal.

Mónica Wittig
Uno de los puntales de esta opción es el trabajo teórico de Mónica Wittig, escritora francesa de 50 años, afincada en Los Ángeles, cuyas obras, de gran calidad literaria, tienen una gran influencia, más allá incluso de los grupos de lesbianas y del movimiento feminista. Fragmentos de algunos de sus libros -Las guerrilleras, El borrador para amantes o su primera novela Oponax- fueron fotocopiados y distribuidos entre los grupos españoles bastante antes de ser traducidos al castellano por importantes editoriales.

> Berria: Borroka > LA COFLHEE CRITICA LA PASIVIDAD DE LA ADMINISTRACION FRENTE AL SIDA

  • Las organizaciones de liberación homosexual critican la pasividad de la Administración frente al SIDA
  • El País, 1985-12-29 # Barcelona

El análisis de la situación de los homosexuales en España centrará el acto de apertura oficial del congreso anual de la Asociación Gay Internacional (AGI), que se inicia hoy en Cabrera de Mar (Barcelona). Jordi Petit, dirigente del Front d’Ailiberament Gai de Cataluña (FAGC), organizador del congreso, leerá un documento que critica la “pasividad, el desinterés y la homofobia” que ha presidido la actuación del Gobierno y del Consell Executiu de la Generalitat en relación al SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

En la tarde de ayer habían llegado ya a la sede del congreso un total de 70 delegados de organizaciones de liberación homosexual de un total de 13 países europeos. Para últimas horas de la noche estaba prevista la llegada de las delegaciones de Italia, Noruega y Suecia. El documento que leerá Petit, cuyo texto fue dado a conocer ayer a la Prensa, subraya que la próxima entrada de España en el Mercado Común no ha hecho variar “las costumbres tradicionales de doble moral”. A modo de ejemplo, el documento recuerda que, un año después de que el Parlamento de Cataluña ratificara por unanimidad los acuerdos antidiscriminatorios del Consejo de Europa, la esposa del presidente de la Generalitat, Marta Ferrusola, declaró que no sabía si la homosexualidad es una tara, un vicio, un defecto, o todo a la vez”.

El documento también critica la actuación del Gobierno socialista afirmando que “han hecho una de cal y otra de arena”. Es cierto”, señala, “que nunca había existido un marco de libertad como el de ahora; pero también es cierto que esta libertad acaba cuando los libros de texto no hablan de la homosexualidad, cuando comienza la doble vida y el gueto, en el que la mayoría de los homosexuales y lesbianas nos vemos obligados a situarnos a causa de la presión social”.

La celebración del congreso coincide con el décimo aniversario del FAGC. En este tiempo, según el documento, “hemos conseguido erradicar la represión policial de la homosexualidad, reformar la antigua ley de Peligrosidad Social y obtener la legalización del nuestra organización”, entre otros aspectos.

A pesar de que el acto oficial de apertura se celebra hoy, las tareas del congreso ya se iniciaron el viernes con un debate sobre la relación entre el movimiento homosexual y los denominados movimientos alternativos. Ayer se desarrolló la 34 reunión de la Coordinadora de Frentes de Liberación Homosexual del Estado Español (COFLHEE) que aprobó un documento en el que se critica la resolución adoptada por el ministerio de Sanidad y Seguridad Social en la que se aconseja a las personas pertenecientes a los llamados “grupos de riesgo” de contraer el SIDA que se abstengan de donar sangre, y el Régimen Disciplinario del Ejército, que “constituye un castigo encubierto de la homosexualidad”.

> Berria: Eskubideak > EL CONGRESO APRUEBA UNA PROPOSICION CONTRA LAS DISCRIMINACIONES A GAYS Y LESBIANAS

  • El Congreso vota una moción contra las discriminaciones a los homosexuales
  • El País, 1985-06-12 # EP, Madrid

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados aprobó ayer una proposición no de ley, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, por la que se insta al Gobierno a proteger y eliminar cualquier discriminación con respecto a los homosexuales, de acuerdo con las normas aprobadas por el Consejo de Europa en 1981 y por el Parlamento Europeo en 1984. La inclusión de esta última referencia fue auspiciada por el diputado de Euskadiko Ezkerra, Juan María Bandrés. Esta proposición no de ley, que fue defendida por la diputada socialista Dolors Renau, no es vinculante para el Gobierno, sino que tiene un carácter de mero compromiso moral y voluntad política.

Los grupos Minoría Catalana y Centrista se adhirieron a la proposición, que sólo contó con el rechazo del Grupo Popular. José María Ruiz Gallardón, al justificar el voto negativo de su grupo afirmó que en estas recomendaciones no se prohiben las manifestaciones o actos públicos que “enaltezcan la homosexualidad”, y que no se protege suficientemente a los niños si se permite que los gays se expresen abiertamente.

  • Una fiesta ‘gay’

“Invitamos al señor Fraga a la fiesta de gays y lesbianas del próximo sábado en el centro de Barcelona para que vea que no nos comemos a nadie y por si quiere bailar con nosotros”, afirmó Jordi Petit, representante del Front d’Alliberament Gai de Catalunya. Jordi Petit, junto a José María Torres, del País Vasco, y Manuel Hernández, de Madrid, en delegación de la coordinadora del movimiento gay de España, aguardaban en un hotel cercano al Congreso de los Diputados a que finalizaran los trabajos de comisión.

Jordi Petit aprovechó la ocasión para reivindicar una ley antidiscriminatoria, del mismo modo que existe en Francia, que penalice cualquier agresión contra los homosexuales. Asimismo los representantes del movimiento gay mostraron su preocupación por entender que el Ministerio de Sanidad no está tomando las debidas precauciones con respecto al síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), enfermedad que azota prioritariamente a los homosexuales.

> Berria: Ekainak 28 > ACTIVIDADES DE EHGAM EN DONOSTIA

  • Jordi Petit: “Los homosexuales suponen el diez por ciento de la población masculina”
  • El País, 1982-06-21 # José Luis Barbera, San Sebastián

La Agrupación de Homosexuales de Euskadi (EHGAM) ha organizado una serie de actos preliminares a la celebración el día 26, en San Sebastián, del Día del Orgullo Gay. A lo largo de la pasada semana han tenido lugar conferencias y actos en los que han intervenido la feminista Amparo Pineda, el miembro del Frente de Liberación Gay de Cataluña (FAGC) Jordi Petit y Eduardo Haro Ibars, quien aportó una crítica personal a los planteamientos con que los medios de comunicación recogen la problemática homosexual.

Jordi Petit, abordando el tema Homosexualidad masculina y vida cotidiana, señaló que la práctica homosexual se sitúa en los países mediterráneos en un porcentaje que alcanza al 10% de la población, cifra que debe rebajarse a la mitad en el caso del resto de los países occidentales. “Según datos fiables, un 30% más de la población ha mantenido alguna vez en su vida algún tipo de relación homosexual y heterosexual”, ha afirmado Jordi Petit. Miembros de EHGAM sostienen asimismo que en el País Vasco se da también un gran porcentaje de prácticas homosexuales y que dichas prácticas no se han visto reflejadas socialmente, hasta hace unos años, a causa de la poca permeabilidad que mostraría la sociedad vasca, muy ideologizada por la religión católica, frente a fenómenos de este tipo.

Amparo Pineda ligó el desarrollo de los movimientos de liberación sexual al cambio social, cambio que, a su juicio, debe cuestionar el papel mismo de la familia patriarcal tradicional.

EHGAM agrupa un importante número de homosexuales del País Vasco, pero su implantación e influencia social es probablemente inferior a la del FAGC, que, con un número de miembros parecido, parece encontrar menos resistencia a la hora de proyectarse socialmente. El grupo de homosexuales del País Vasco, que dice buscar un acercamiento a la sociedad, ha solicitado a todos los ayuntamientos que hagan suya una moción en la que se reconoce la condición del homosexual como paso previo a la legalización del movimiento representado por EHGAM, organismo no legalizado, al contrario que el FAGC catalán.

En fecha reciente, EHGAM se dirigió también al Parlamento vasco pidiendo, con éxito, que esta institución asuma y ponga en práctica la resolución adoptada por el Consejo de Europa acerca de la homosexualidad, que fue votada positivamente por todos los representantes españoles, incluidos los parlamentarios de UCD.

El Día del Orgullo Gay será celebrado por los homosexuales de Euskadi con una manifestación que tendrá lugar en San Sebastián el día 26. EHGAM considera que el “orgullo gay no es una expresión de soberbia, sino, por el contrario, una manifestación de alegría, de identidad frente a la actitud de repulsa social e institucional existente”.

> Berria: Borroka > LA COFLHEE SOLICITA EN DURANGO LA LEGALIZACION DE TODOS LOS COLECTIVOS GAY

  • El FAGC recurre contra la negativa a su legalización
  • El País, 1979-07-18

El Front d’Alliberament Gay de Catalunya (FAGC) ha presentado recurso contencioso- administrativo contra la resolución del Ministerio del Interior por la que se denegó la legalización a dicho colectivo. Este organismo celebró el pasado fin de semana en Durango (Vizcaya) su séptima reunión estatal, con la participación de EHGAM (Euskadi), FAGC (Cataluña), FLHA (Aragón), FLHOC (Castilla) y MASPV (País Valenciano). Entre los acuerdos tomados destacan la decisión de celebrar en Barcelona, el próximo mes de septiembre, las primeras jornadas de estudio y debate sobre la homosexualidad; solicitar la legalización de todos los frentes integrantes de la COFLHEE; colaborar en la campaña de recogida de medio millón de firmas en pro de la ley de divorcio; denunciar el contenido del último documento de la Conferencia Episcopal Española, en el que se condena toda forma de sexualidad no encaminada a la función meramente reproductora, y condenar las agresiones fascistas a los actos legalizados con motivo del Día Mundial del Orgullo gay.

> Berria: CUBA > EL PARTIDO COMUNISTA PIDE INFORMACION AL FAGC

  • El Partido Comunista de Cuba pide información a los homosexuales catalanes
  • El País, 1979-03-08 # Enric canals, Barcelona

El Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) ha solicitado al Frente de Liberación Gay de Catalunya (FAGC) un informe sobre las actividades de esta organización y sus puntos de vista sobre la problemática de la homosexualidad. Según informaron a El País miembros del FAGC, la petición del informe fue hecha por el cónsul de la República de Cuba en Barcelona, a través de dirigentes del PSUC, quienes hicieron llegar la petición a los responsables de la organización de homosexuales catalanes.

Los responsables del FAGC han manifestado que la petición del informe podría estar relacionado con la apertura de un futuro debate en el PCC sobre la homosexualidad.

La petición de un informe de este tipo ha sorprendido a los dirigentes del FAGC, los cuales señalan la cerrada actitud que el PCC ha mantenido tradicionalmente frente a la homosexualidad. A este respecto indican que actualmente ser homosexual es causa de inmediata expulsión de las filas del PCC.

Por otra parte, se informa que el FAGC ha remitido un informe sobre la no legalización de este movimiento por las autoridades españolas a la organización Amnesty International. Igualmente, han contactado con veinticinco organizaciones de homosexuales de varios países, con el fin de que emprendan acciones de protesta contra la resolución del Ministerio del Interior español.