• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

> Berria: Eliza > RICARDO BLAZQUEZ PIDE AHORA NO CULPAR DE LAS DIFICULTADES A DERECHAS O IZQUIERDAS

  • El líder de los obispos pide ahora no culpar de las dificultades “a derechas o izquierdas”
  • Blázquez censuró la legislación que “quiere desacreditar a la familia cristiana”
  • El País, 2008-01-05 # Juan G. Bedoya • Madrid

La consigna es el mutismo total. Los obispos no dirán nada sobre la reacción del Gobierno y el PSOE ante la masiva concentración del domingo pasado en favor de la familia cristiana en la madrileña plaza de Colón. Tampoco hablará la Conferencia Episcopal, con el argumento de que no fue este organismo quien convocó el acto. Pero su presidente, el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, deslizó ayer una idea que puede ser tomada como un mensaje general ante el revuelo causado por los ataques lanzados contra el Ejecutivo socialista por los cardenales Antonio María Rouco (Madrid), Antonio Cañizares (Toledo) y Agustín García-Gasco (Valencia).

Hay que “llevar con dignidad las dificultades” que se encuentran en la misión apostólica “sin echar las culpas a derechas o izquierdas”, aconsejó el obispo presidente de la Conferencia Episcopal ante cientos de sacerdotes catalanes.

Ricardo Bláquez hizo esa recomendación en la cuarta jornada del clero -sacerdotes y diáconos- de las diócesis de Barcelona, Sant Feliu de Llobregat y Terrassa, los tres obispados que forman la archidiócesis. Entre las dificultades, el presidente de la Conferencia Episcopal destacó la frialdad y el desinterés en relación a la vivencia religiosa, y la debilidad institucional y la fragilidad de la Iglesia en la sociedad actual.

Blázquez tituló su discurso Situación actual de los sacerdotes a la luz de los discípulos de Emaús. La jornada estuvo presidida por el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach.
El obispo de Bilbao fue el primer orador en la concentración en favor de la familia cristiana celebrada el pasado domingo en la que no escatimó críticas. “Se quiere desacreditar a la familia cristiana contraponiéndola a una supuesta familia moderna” , afirmó. Después, censuró todas las leyes del Gobierno que ignoran que ignoran que no hay más modelo de familia posible que el que “está fundado por el matrimonio como unión estable entre un hombre y una mujer”.

Los obispos no hablan, pero sí sus organizaciones más poderosas, como la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP). Fundada hace un siglo por el cardenal Ángel Herrera Oria, cuenta entre sus socios con varios ex ministros y posee universidades -entre otras, la San Pablo-Ceu, en Madrid- y colegios. Su presidente, Alfredo Dagnino, confesó ayer sentir “inquietud” por el hecho de que “la prioridad de ciertas formaciones políticas sea desplegar una ofensiva contra la Iglesia católica, contra la jerarquía y contra los católicos”. Dagnino se refería a “las hostiles declaraciones de dirigentes del PSOE”.

Similar al nazismo
“El laicismo beligerante exige que la Asociación Católica de Propagandistas esté en la primera línea de la defensa de la libertad. El laicismo niega a la Iglesia la defensa de sus enseñanzas. Pretende arrojarla a una perpetua zozobra haciéndola depender de la benevolencia de quienes manejan un poder inmenso. El laicismo persigue el destierro civil de la Iglesia, añadió Dagnino. “Apoyadas en similares raíces de pensamiento determinaciones de este tipo ya se tomaron en la Alemania nazi por personas que habiendo llegado al poder por métodos estrictamente democráticos se sirvieron de él para transformar la sociedad y conformar un hombre nuevo”, aseguró Dagnino.

Anuncios

> Berria: Indarkeria > FRANCIA: DISTURBIOS EN LOS SUBURBIOS DE PARIS POR EL ASESINATO DE LARAMI Y MUSHIN

  • Disturbios en los suburbios de París
  • “Con los ‘keufs’, desde ahora es la guerra”
  • Familiares y amigos de los jóvenes muertos en Villiers le Bel exigen justicia con piedras y de cócteles molotov
  • Público, 2007-11-28 # Andrés Pérez · Villiers-le-Bel

Combatir el miedo con luz. Eso es lo que intentó ayer por la noche el alcalde de Villiers le Bel, la localidad del cinturón norte de París, epicentro de la protesta incendiaria que se extiende por las periferias francesas.


Didier Vaillant anunció una “noche en blanco” con todos los edificios municipales abiertos e iluminados: salas de deporte, centros sociales, casas de cultura. Todo. Para que los jóvenes no los quemen en choques con la Policía. Para que vengan y empiecen a hablar sobre sus relaciones con las fuerzas del orden y sobre la muerte de Larami y Mushin, el domingo.


A última hora de ayer, los primeros coches camuflados de la Policía empezaban a acelerar bajo los últimos rayos del sol, preludio a chalecos antibalas y cascos. Las primeras abuelas empezaban a parapetar sus ventanas, pese a la temperatura sorprendentemente primaveral dejada por un sol radiante inacostumbrado de noviembre. Los helicópteros sobrevolaban la ciudad como si fuera tierra apestada. Los primeros jóvenes empezaban a bajar la capucha, a subirse la bufanda y a preparar un stock de piedras y de cócteles molotov. “No habrá calma hasta que no haya justicia. No es momento de palabras. Con los keufs (maderos), ahora es la guerra”. Quien habla es un joven francés de origen maliano. Entra en una panadería, la panadería de Villiers-le-Bel donde trabajaba dos semanas al mes, como aprendiz, Larami, uno de los dos jóvenes muertos cuando la minimoto que pilotaban fue impactada brutalmente por un coche de Policía.


El hermano de Larami
El muchacho se niega a dar su nombre de pila a este corresponsal. Pero es el panadero quien lo delata. Se trata de un hermano de Larami. Con la voz temblorosa y una mirada de incomprensión, habla de su hermano, “un valiente que se atrevía a trabajar un oficio tan duro como el de panadero”.


Habib, el artesano de la harina y los hornos asiente: “Durante los dos periodos de práctica que pudo hacer, siempre llegó a las seis de la madrugada en punto. Siempre respetuoso”.


El hermano, de 18 años, a quien se le escapan las palabras, añade: “Ahora ya nada tiene sentido. Yo quería entrar en el Ejército, ser bombero o algo así. Estoy en un contrato de reinserción. Pero después de esto, nada”.


El relato de los vecinos del barrio sobre lo ocurrido entre la Policía, de un lado, y Larami y Moushin, de otro, difiere cada vez más de la versión oficial difundida por las autoridades, en un divorcio de consecuencias incalculables.


Todo fue “un accidente”
Según la Fiscalía de Pontoise encargada del caso, y que no es autoridad judicial independiente como lo sería un juez de instrucción, “el examen técnico de los vehículos y las constataciones médico-legales corroboran los primeros elementos de la investigación”, es decir, que todo fue un accidente.


Didier Vaillant, el alcalde de Villiers-le-Bel, arropado por otros seis alcaldes del cinturón pobre de París, exigió “rápidamente una investigación imparcial” para “hacer la luz totalmente”, e invitó a los vecinos, adultos y jóvenes, a ponerse en contacto con la Justicia o con el Ayuntamiento para comunicar sus testimonios.


Ayer por la noche, los primeros disturbios empezaban a estallar en suburbios ya lejanos de Villiers-le-Bel, dejando planear el recuerdo de la revuelta juvenil de otoño de 2005. El llamamiento “a la calma y al diálogo” de Didier Vaillant era como una baliza de emergencia.

El blog de una víctima, desbordado
Un aluvión de comentarios ha inundado en las últimas horas el blog de Moushin, una de las víctimas que murió a bordo de la moto el pasado domingo. La existencia del blog fue revelada ayer por el semanario L’Express siguiendo indicaciones de los amigos de Moushin.


“La puta, moushin, eres demasiado joven, descansa en paz, snif”, dice en uno de los comentarios harko93. “Siento rabia por ver que han matado a un chaval como tú”, confiesa turko68, otro internauta. Rachel envía sus condolencias a la familia, mientras que Sama promete al fallecido que su muerte “será vengada”.


En el blog, escrito bajo el seudónimo Chamoo, el joven posa con gafas de sol, o a lomos de un camello en una playa. Confiesa que su madre es la persona que más quiere en este mundo y que le gustan “los billetes, las monedas, el dinero y los cheques”. “Te ríes de mí porque soy diferente. Yo me río de vosotros porque sois todos iguales”, dice Moushin, que se declara de carácter tranquilo. Su perfil le revela como estudiante de secundaria que vive con sus padres. 178 cm de altura, 65 kilos, ojos marrones, pelo negro. Su última entrada de información la hizo el sábado a las 18.17 horas.

> Berria: Faxismoa > REINO UNIDO: MANIFESTANTES ANTIFASCISTAS LOGRAN RETRASAR LA CONFERENCIA DE DOS ULTRADERECHISTAS EN OXFORD

  • Manifestantes antifascistas logran retrasar la conferencia de dos ultraderechistas en Oxford
  • Un club de debate oxoniense invitó al negacionista del Holocausto David Irving y al líder del fascismo británico, Nick Griffin
  • El País, 2007-11-27 # EFE · Londres

El foro de la Oxford Union, en el que estaba previsto que participara el historiador David Irving, condenado en 1996 a tres años de cárcel por negar el Holocausto, se vio alterado hoy ante las protestas de medio millar de personas, que se congregaron frente a la popular sociedad de debates.


Entre los manifestantes se encontraban estudiantes musulmanes y judíos de la prestigiosa Universidad críticos con la invitación que la Oxford Union había hecho al historiador revisionista y al líder del ultraderechista Partido Nacional Británico (BNP),


Nick Griffin, para participar en el debate “Libertad de Palabra”. La concentración, convocada por grupos universitarios y la asociación “Unidos frente al fascismo”, pretendía impedir la entrada de Griffin e Irving al recinto de la sociedad de debates, algo que no lograron, pues los polémicos invitados habían llegado con más de dos horas de adelanto.


Sin embargo, los manifestantes sí consiguieron alterar la organización del evento, después de que treinta personas accedieran a la sala de debates y cantaran en ella proclamas contra la particiación de ambos en el foro. Fuera, las cerca de quinientas personas que acudieron a la llamada de las organizaciones antifascistas obstaculizaban la entrada de varios de los estudiantes que habían pagado su entrada para presenciar el debate gritando “debería darte vergüenza”.


Casi dos horas después de la hora prevista de inicio, el evento no había comenzado aún y los responsables de la iniciativa optaron por celebrar dos debates en salas separadas a fin de que pudieran llevarse a cabo. La decisión de la Oxford Union de invitar al historiador revisinista, que fue tomada por un margen de dos a uno en las votaciones, ha generado gran polémica los últimos días en el Reino Unido y ha provocado la dimisión de un miembro de esa conocida sociedad de debates por su desacuerdo.


La controversia ha llegado, incluso, al Gobierno del laborista Gordon Brown, cuya titular de Interior, Jacqui Smith, afirmó hoy en el Parlamento británico que “deplora profundamente” los planteamentos del controvertido historiador y del político ultraderechista. Asimismo, la ministra recordó que existe legislación en el Reino Unido que esperaba que se pudiera usar si Irving o Griffin “sobrepasaban el marco” legal.


A pesar del revuelo, la entidad, cuyos miembros proceden princialmente de la Universidad de Oxford, decidió mantener su invitación al historiador y al líder ultraderechista aduciendo que es importante facilitar una plataforma a gente con distintos puntos de vista. Griffin, que fue procesado en 1998 por incitación al odio racial por publicar material político en el que negaba el Holocausto, ha rechazado que su partido sea racista. Por su parte, Irving fue condenado en febrero de 1996 a tres años de cárcel en Austria por poner en tela de juicio la existencia de cámaras de gas en el campo de concentración nazi de Auschwitz.

> Berria: Arrazakeria > PROTESTA CONTRA LA VISITA DE UN EX LIDER DEL KU KLUX KLAN A BARCELONA

  • Protesta contra la visita de un ex líder del Ku Klux Klan a Barcelona
  • Un grupo de intelectuales y políticos denuncia ante el TSJC que el ex político David Duke dará una conferencia antisemita
  • El País, 2007-11-21 # EFE · Barcelona

Un ex líder del Ku Klux Klan, la organización terrorista estadounidense que promueve el racismo, el antisemitismo, la homofobia y el anticatolicismo, visita Barcelona el fin de semana para dar una conferencia sobre “el creciente y el casi omnímodo poder del lobby judío norteamericano”, el sábado en la Librería Europa, según anuncia la tienda en su web.


Un grupo de intelectuales periodistas y políticos presentará hoy una denuncia ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) porque la intervención del ideólogo y ex político David Duke puede suponer “una exaltación del racismo y el antisemitismo”, según ha explicado la periodista y ex dirigente de ERC Pilar Rahola.


La librería Europa, conocida por difundir contenidos xenófobos, advierte en su web de que se reserva el derecho de admisión a la conferencia. “Se ruega asistir vestido con corrección”, señala la nota, “personas de estética skin abstenerse”.


Uno de los políticos más conflictivos de EE UU
David Duke es uno de los políticos más conflictivos de Estados Unidos. Ex congresista republicano por Luisiana, se encuentra de visita en España para presentar su último libro Supremacismo judío. Mi descubrimiento de la cuestión judía. El poder judío en la sombra (Ediciones Ojeda). Tras pasar por Madrid y Valladolid, convocado por las asociaciones de extrema derecha Alianza Nacional y Democracia Nacional, llegará el sábado a Barcelona.


En 1980, Duke creó la NAAWP (Asociación Nacional para el Avance del Pueblo Blanco). La revista Time le dedicó una portada con el titular Mr White. Algunas de las actitudes de Duke pueden ser delito en España. El artículo 510 del Código Penal especifica que quienes “provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones por motivos racistas, antisemitas (…) serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses”.

> Berria: Faxismoa > LA POLICIA CALCULA QUE EN ESPAÑA HAY CASI 10.000 ULTRAS Y NEONAZIS

  • 32 años de la muerte del dictador
  • La policía calcula que en España hay casi 10.000 ‘ultras’ y neonazis
  • Sólo en Madrid han sido detenidas este año 64 personas por 59 actos delictivos
  • El País, 2007-11-18 # Jesús Duva · Madrid

“La actividad delictiva de los grupos ultraderechistas, concretada en peleas y agresiones, es estable y no ha experimentado este año ningún aumento significativo respecto al pasado”, asegura un informe de la policía de Madrid, extensible al resto de España. “Desde la vuelta del verano hay una ofensiva muy fuerte de los grupos xenófobos”, replica Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia. Las alarmas han saltado tras la muerte del joven antifascista Carlos Javier Palomino, de 16 años, apuñalado el pasado fin de semana por un militar supuestamente ligado a grupos neonazis en el metro de Legazpi (Madrid).


El principal temor del Ministerio del Interior no es a un supuesto repunte de la ultraderecha, sino a que se desencadene una dinámica de acción-reacción entre los grupos de extrema derecha y los de extrema izquierda y antisistema. Este temor está relacionado con un supuesto intento de revancha mutua tras el reciente asesinato del joven madrileño.


“El nivel de desorganización de los grupos neonazis es total. Carecen de liderazgo. Lo único que les identifica es su estética y el uso de determinadas prendas. Suelen reunirse en conciertos de rock de bandas neonazis, en espectáculos de fútbol y en otros eventos”, sostiene el informe de los servicios de Información de la policía. Éstos tienen fichados a unos 1.200 integrantes de estos grupúsculos en la Comunidad de Madrid y calculan que en el resto de España hay en torno a 8.000 más.


En 2006, estos radicales protagonizaron en Madrid 58 acciones delictivas mientras que en lo que va de año han intervenido en 59, según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. Éstas, además, resaltan que el año pasado fueron detenidas 64 personas implicadas en este tipo de incidentes, mientras que en lo que va de año han sido arrestadas 69. “Eso prueba que estamos encima de estos grupos”, asegura un mando de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.


Esteban Ibarra discrepa: “Nuestra ONG calcula que cada año hay en España unos 4.000 incidentes racistas, xenófobos, homófobos y contra indigentes. Son delitos de odio sin más motivación que el odio al inmigrante, al homosexual, al indigente, al que es diferente… Son obra de bandas neonazis o de lobos solitarios, que también actúan así siguiendo instrucciones de su organización”. Ibarra sostiene que en los últimos tres años se han registrado delitos de este tipo en 200 municipios. Y concluye: “A mí me salen 70 muertos desde el asesinato de la dominicana Lucrecia Pérez en 1992, en Aravaca, hasta hoy”.


Los violentos neonazis suelen actuar en Madrid en Chamberí y los bajos de Aurrerá y cerca del complejo Galaxia (en Moncloa), el distrito de Latina, los alrededores del estadio Vicente Calderón, el corredor del Henares, Parla, Pozuelo de Alarcón y Aravaca. En el resto de España, los puntos donde se ha detectado mayor actividad ultra son Cataluña, Valencia y Andalucía.


“Estos grupúsculos violentos responden al esquema de los skin head (cabeza rapadas), tienen un liderazgo espontáneo, no consolidado, y una estructura de tipo defensivo”, explica el informe policial. Muchos de estos individuos suelen ir a actos y manifestaciones de partidos como Democracia Nacional, Movimiento Social Republicano, Alternativa Española, La Falange, Alianza Nacional, y Nación y Revolución, que niegan cualquier implicación en hechos violentos. La policía afirma que no hace seguimiento de estas organizaciones porque “son legales”.


Los servicios de Información de la policía consideran que grupúsculos como Volsfront, Hammerskin y Blood and Honour, que tienen un alto nivel estructural y organizativo, están “a la baja” tras los golpes que la policía y la Guardia Civil les han asestado en el último año.


José Manuel Sánchez Fornet, líder del Sindicato Unificado de Policía (SUP), declara: “Hay que potenciar el personal dedicado a controlar a los ultras. La lucha contra los ultras violentos no figura entre los objetivos fundamentales de la policía”.


Visita del Ku Klux Klan
El ex líder del Ku Klux Klan y ex congresista republicano por Luisiana David Duke se encuentra en España para dar un ciclo de conferencias y presentar su último libro Supremacismo judío. Mi descubrimiento de la cuestión judía. El poder judío en la sombra (Ediciones Ojeda). Hoy se encontrará en Madrid, mañana irá a Valladolid, informa Francisco Cantalapiedra, y tiene previsto ir, entre otros sitios, a Valencia y a Asturias a lo largo de la semana. Los actos están organizados por las asociaciones de extrema derecha Alianza Nacional y Democracia Nacional.Duke es uno de los políticos más conflictivos de EE UU. En 1980 creó la NAAWP (Asociación Nacional para el Avance del Pueblo Blanco). La revista Time le dedicó una portada con el titular Mr White.Algunas de las actitudes de Duke pueden ser delito en España. El artículo 510 del Código Penal especifica que quienes “provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones por motivos racistas, antisemitas (…) serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses”.

  • El odio al inmigrante, eje de los partidos de ultraderecha

La xenofobia era desde hace varios años el común denominador de la veintena de pequeños partidos políticos que representan a la ultraderecha, según los expertos policiales consultados. “Pero hemos observado que el odio al inmigrante se ha convertido ahora en el eje fundamental de todas estas organizaciones”, explica un mando policial. “Intentan capitalizar el descontento y la inquietud social que hay en determinados barrios periféricos de las grandes ciudades, donde hay un alto índice de población inmigrante”, agrega. Y recuerda que en los últimos sondeos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) resulta que “la inmigración” -sin especificar qué aspecto ni por qué- es una de las principales preocupaciones de los españoles.


“Las políticas migratorias de los gobiernos liberales están consiguiendo lo que no consiguieron guerras, epidemias y catástrofes en siglos pasados. Nuestra Identidad está en peligro y es prioritario que la defendamos, al igual que defenderíamos cada uno nuestros hogares de un intruso. La inmigración destruye tu futuro”, asegura Alianza Nacional.


Democracia Nacional propugna en su programa ideológico “el fortalecimiento del ius sanguinis como criterio de nacionalidad” y “la prohibición expresa de conceder derechos políticos en España a residentes de nacionalidad extranjera”.


La oveja negra
Democracia Nacional ha copiado el cartel del partido ultraderechista Unión Democrática de Centro, ganador de las últimas elecciones legislativas en Suiza, para lanzar el mismo mensaje xenófobo. En el de Democracia Nacional, tres ovejas blancas echan a patadas a una negra, dibujadas sobre el fondo de una bandera española. Y el lema no deja lugar a dudas: “¡Compórtate o lárgate! Contra los altos índices de delincuencia extranjera”.


Al margen de este enemigo común -la inmigración- y el nacionalismo español a ultranza no hay nada más que sirva de nexo a estos grupúsculos. Los intentos por hacer un frente común han resultado un fracaso, sobre todo porque no ha surgido un líder que aglutine a todos, según expertos policiales.


“Los ultraderechistas constituyen un problema residual, aunque estable, que suele aflorar cada año en torno al 20-N y al aniversario de la muerte de Franco”, dice un guardia civil. Éste cree que no ha habido un aumento de los ataques a inmigrantes. Sin embargo, otros analistas no descartan que la realidad esté deformada y que haya una estadística oculta debido a que puede haber agresiones que los inmigrantes no denuncian.

> Berria: Indarkeria > EL CRIMEN NEONAZI EN MADRID ABRE EL DEBATE SOBRE LA ULTRADERECHA

  • La reacción frente a los actos de violencia xenófoba
  • El crimen del nazi de Madrid abre el debate sobre la ultraderecha
  • IU, sindicatos de policía y oenegés piden la prohibición de marchas racistas
  • El Periódico de Catalunya, 2007-11-13 # Juan Ruiz Sierra · Madrid

Un día después de la muerte en Madrid del menor Carlos Javier Palomino a manos de un militante de extrema derecha, el presidente de la asociación Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, se asomó a la web de Alianza Nacional, un partido que ha convocado para el próximo sábado una marcha contra la inmigración. Ibarra leyó el comunicado de invitación al acto xenófobo y dijo: “¿Lo ves? Esto no se puede permitir. Es como si se autorizaran manifestaciones contra Catalunya o contra los homosexuales. Las instituciones cometen una irresponsabilidad al minimizar el problema de los movimientos racistas”. Como él, diversas oenegés, partidos políticos e incluso sindicatos de policía señalaron ayer que todas las manifestaciones de tintes xenófobos deben prohibirse. El crimen del metro de Legazpi ha abierto el debate.


Palomino, el menor fallecido, tenía 16 años y se topó con su presunto homicida cuando ambos se dirigían a una marcha de este tipo, organizada por Democracia Nacional y autorizada por la Delegación del Gobierno en Madrid, solo que el primero iba a reventarla y el segundo a proclamar la supuesta necesidad de que España se convierta en un país sin inmigrantes. La pregunta parece clara: ¿Estaría ahora vivo este joven de 16 años si no se hubiera permitido el acto racista? Muchos piensan que probablemente sí.


El Sindicato Unificado de Policía (SUP), el mayoritario en el cuerpo, por ejemplo. Su secretario general, José Manuel Sánchez Fornet, sostuvo que “a estos grupos no se les presta la atención debida”, algo negado con estas palabras por el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho: “Existe un plan especial de seguimiento de bandas organizadas y violentas y sus resultados son cada vez son más positivos”.


El precedente
Independientemente de los rendimientos del citado plan, lo cierto es que el crimen del pasado domingo ha servido para que se discuta sobre los difusos límites del derecho de manifestación. La delegada del Gobierno en la capital, Soledad Mestre, explicó que la marcha que propició el homicidio fue autorizada porque Democracia Nacional es un partido legal. También apuntó un precedente: hace tiempo, la delegación prohibió una protesta de Falange Española y los tribunales la desautorizaron.


Eso no es ningún motivo para que se autoricen los actos racistas, vino a decir Gaspar Llamazares. Para el coordinador general de IU, agrupación que pedirá en el Congreso la prohibición de todo este tipo de protestas, el Ministerio del Interior ha de negar a los xenófobos su derecho a manifestarse y que “luego ellos lo defiendan ante los tribunales”. Sánchez Fornet, del SUP, propone otra vía: que una ley prohíba expresamente este tipo de marchas.


Mientras tanto, a juicio de Ibarra, de Movimiento contra la Intolerancia, quien ayer se concentró junto a casi mil personas en Madrid en repulsa del homicidio de Legazpi, el racismo avanza: “Yo nunca lo había visto tan presente como ahora”.

> Berria: Indarkeria > C. MADRID: EL FORO SOCIAL EXIGE MAS FIRMEZA CON LAS MARCHAS ULTRAS

  • El Foro Social exige más firmeza con las marchas ultras
  • El Gobierno estudia prohibir una manifestación de la Falange este sábado // Algunos colectivos reclaman la ilegalización de partidos racistas y ultras
  • Público, 2007-11-13 # Patricia Rafael · Madrid

“Nazis asesinos. Carlos, no te olvidamos”. La pintada, en letras negras, se podía leer ayer en una pared del madrileño distrito de Villa de Vallecas. Muy cerca de allí vivía Carlos Javier Palomino, el joven de 16 años que murió el domingo de una cuchillada en el corazón. El supuesto agresor, un militar de 24 años, y al parecer de ideología ultra, está detenido a la espera de pasar a disposición judicial.


A cinco minutos andando de la pintada está el instituto Tirso de Molina. Carlos no llegó a estudiar en él porque se puso a trabajar cuando dejó el colegio que lleva el mismo nombre. Pero muchos de sus amigos estudian en el centro, por lo que ayer no fue un día cualquiera.


Poco después de las nueve de la mañana, al acabar la segunda hora de clase, unos 40 estudiantes se manifestaron hasta la junta de distrito para protestar por lo que calificaron como “una muerte a manos de un nazi”. Durante el camino cantaron canciones como “Carlos, hermano, no te olvidamos”, según contó uno de los participantes. “Deberían haber prohibido la manifestación de los ultras. A Carlos le mataron porque iba a protestar contra una concentración racista”, afirmó otro de sus amigos, que no quiso dar su nombre.


Carlos, simpatizante de la plataforma antifascista, iba protestar contra una manifestación convocada por el partido de ultra derecha Democracia Nacional con el lema Contra el racismo antiespañol. Le mataron por el camino. Para el próximo sábado hay convocada una nueva marcha, en este caso por Alianza Nacional, con el lema La inmigración destruye tu futuro, según figura en su página web. En otros foros de ultraderecha, aparecen más convocatorias para el 17 de noviembre con los eslóganes: “Basta de inmigración, no necesitamos manos de obra extranjera encontrándose miles de españoles en paro” o “La inmigración destruye tu futuro. Contra la suplantación de los españoles por masas de pueblos alógenos”.


La delegada del Gobierno de Madrid, Soledad Mestre, indicó que estudiará las opciones para prohibir una de las muchas manifestaciones convocadas por la Falange para el sábado. Serán justo tres días antes de que se conmemore la muerte de Franco, el 20 de noviembre. “Tendremos que ajustarnos a la ley”. Precisamente la Delegación había prohibido la celebración de la manifestación de Falange. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, tras un recurso del partido, ordenó que se anulase la decisión, informó Efe.


“Si las marchas cumplen con los requisitos de la ley orgánica que regula el derecho de manifestación, los jueces no las prohíben porque en teoría los lemas y los recorridos cumplen con la norma”, aseguran fuentes policiales que siguen de cerca a estos grupos ultras.


Ilegalizar un partido
Otros aportan posibilidades para evitar que partidos con ideas que fomentan el racismo puedan manifestarse: “La Ley de Partidos dice que se podrá ilegalizar una formación que alenta la persecución de las personas por su ideología, religión, creencia, nacionalidad, raza, sexo u orientación sexual”, explica un letrado.


Soledad Mestre señaló que el asesinato de Carlos Palomino no es racista, sino más bien una “agresión ideológica violenta”. Precisamente en las cámaras del metro de Madrid que la grabaron se ve que no se produce ninguna pelea previa a la puñalada entre la víctima y el agresor, según indicaron a Público fuentes cercanas a la investigación. Se ve cómo el supuesto atacante viaja solo en el vagón. Entonces entran Carlos y sus amigos. Intercambian unas palabras y el agresor le propina entonces un navajazo al joven vallecano.


Las protestas por la muerte de Carlos volvieron ayer a la Puerta del Sol por segundo día consecutivo. Unas 2.000 personas, convocadas por el Foro Social de Madrid mostraban carteles con los siguientes mensajes: “No más víctimas del terrorismo fascista” o “20-N no murió el fascismo”.