• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Iritzia: Mario J. Chamorro C > DERECHO A ELEGIR EL PROPIO GENERO

  • Derecho a elegir el propio género
  • Diario La Estrella [Panamá], 2007-11-10 # Mario J. Chamorro C · Filósofo

La Enciclopedia Británica señala que la identidad de género consiste en la “concepción propia de un individuo sobre si es varón o mujer, distinguido del sexo biológico”. Y sobre esa concepción subjetiva del individuo, se quiere basar el derecho.


Por consiguiente, se quiere que la sociedad se someta a ese sentirme y que sea ese sentimiento el que determine la norma de moralidad, no la razón y valores cristianos.


Los activistas homosexualistas piden derechos, tales como:


1º. Derechos que los equiparen a la familia normalmente constituida, con: ley de parejas o uniones que incluya a los homosexuales; institucionalizar el matrimonio gay; derecho a adoptar niños; establecer una ley de género, que redefina legalmente lo que significa ser hombre o mujer, permitiendo que estos conceptos dependan no de la genética, sino de la voluntad de cada uno (ser hombre, mujer, homosexual, lesbiana, bisexual, transexual, etc… serían identidades sexuales libremente asumidas y cambiantes).


2º. Se pide una educación sexual o de valores en las escuelas en clave homosexual o con identidad de género, que es lo mismo. Se instruye a los profesores para que desarrollen con los niños diversos juegos: “Juan, imagínate que estás casado con Pedro, ¿cómo pasearían por la calle?, muy bien, agarrados de las manos”. Se enseña a los niños que los opositores a la homosexualidad son malos o tontos y se les invita a experimentar: “Niño, ¿Qué te gusta más, los niños o las niñas?”. Etc. (Leer la Cuarta Validación de la Guía del Docente para 4º, 5º, y 6º Grados, Prevención de ITS / VIH / SIDA. Ya repartida a los profesores de primaria). Se quiere preparar a las nuevas generaciones a considerar normal, social y moralmente aceptable la actividad homosexual.


3º. Establecer leyes que contemplen la represión a toda crítica a la homosexualidad como un delito de opinión que se debe castigar penalmente.


Ya está listo el proyecto de ley para imponernos la Identidad de Género como ley de la República, que además, constituye al Estado en único tutor de los derechos sexuales del niño o niña. ¿No será el querer imponernos esas leyes una violación mayor de los derechos humanos de los que rechazamos esa moral hedonista? ¿No será que las consecuencias sociales que se derivarán de esa imposición de igualdad de género destruyan nuestra sociedad a un nivel que sea imposible después reparar?


La identidad de género que se pide no tiene base histórica, biológica, antropológica, moral o religiosa. La única base es la afectiva, emotiva y sensual, nunca una base racional. Entre paréntesis, una ley que no está basada en la moral racional no obliga a su cumplimiento, y tendrá que ser impuesta por la fuerza como sucede en Inglaterra, en donde se ha obligado a los orfanatos cristianos a dar en adopción niños a parejas de homosexuales y lesbianas, y los orfanatos católicos que son obligados, al no acceder, han tenido que cerrar. Represiones, insultos, cárcel, multas, sometimiento a juicio a religiosos y pastores protestantes que han expresado su oposición a la identidad de género en Inglaterra, Suecia, Canadá, Bélgica, etc. Una vez que admitimos la identidad de género, todas estas maravillas son consecuencias imparables.


Para sorpresa, esa nueva norma de moralidad hedonista no es nueva. Viene de la antigua Grecia y sus consecuencias fueron desastrosas. Es la negación de la naturaleza humana. Parece que la renuncia a la naturaleza es lo que nos traerá la felicidad, tanto como la destrucción del medio ambiente nos ha traído la riqueza. Y ya nos aterra el costo. Señores gobernantes y diputados, es esa la Patria que quieren heredar?

> Berria: Trans > ANDREA MUÑIZ RECIBE EL DNI QUE RECONOCE EL PRIMER CAMBIO DE SEXO EN DONOSTIA

  • El primer DNI que reconoce el cambio de sexo en Donostia
  • La transexual Andrea Muñiz retiró ayer su nueva tarjeta de identificación en medio de críticas a la Administración
  • El Diario Vasco, 2007-10-31 # Cristina Turrau · DV · San Sebastián

Era un hecho esperado, que fue recibido entre reproches y reivindicaciones. La donostiarra Andrea Muñiz Celestino, presidenta de Transexualidad de Euskadi y primera mujer en Gipuzkoa que obtiene el cambio legal de sexo, retiró ayer su Documento Nacional de Identidad (DNI) con críticas a partidos políticos y a distintas administraciones públicas. Andrea Muñiz, de 37 años de edad, había conseguido a primeros de mes una partida de nacimiento, expedida por el Registro Civil, en la que figuraba su condición de mujer. Ayer logró su primer DNI como mujer. Pero no había espacio para las celebraciones. «El PSOE no ha cumplido lo que había prometido, salvo la aprobación de la Ley Integral de Género y ello porque algunas personas anunciamos una huelga de hambre», dijo. «En las próximas elecciones generales animamos a votar a Izquierda Unida».


La Ley Integral de Género, aprobada el pasado mes de marzo, permite a las personas transexuales cambiar de de nombre y sexo en sus documentos de identidad sin necesidad de someterse a una operación genital y sin procedimiento judicial. Andrea Muñiz criticaba ayer que las operaciones de cambio de sexo no estén siendo sufragadas por la Seguridad Social en todo el Estado. «Esa posibilidad se ha dejado como una competencia territorial», dijo.


La primera transexual guipuzcoana con cambio legal de sexo criticó además que «la ley de maltrato de género no incluya a las personas transexuales». Pasando a su caso concreto, criticó al Ayuntamiento de San Sebastián por no poner a su disposición un piso en calidad de «persona maltratada». «Yo vengo sufriendo un caso de maltrato psíquico en el ambiente familiar», dijo. «Pero no he podido denunciarlo como violencia de género por no tener un DNI de mujer». Aclaró que la persona a la que desea denunciar no es su pareja, «pero sí una persona de mi entorno familiar».


Andrea Muñiz ha denunciado algunas humillaciones sufridas al tener que presentar una documentación que no concordaba con su identidad sexual. Alguna de ellas se produjo ante el pasaje de un avión. Con su nuevo DNI no encontraba motivos de alegría. «No me llega para un avión, sino sólo para abrir una cuenta con el dinero de mis clientes. Me van a obligar a ejercer la prostitución porque no encuentro ningún apoyo social». Las puertas de los trabajos se le cierran. «Las empresas deberían dejar de tener prejuicios a la hora de contratar a las personas transexuales. Y los problemas crecen si eres una persona conocida, como es mi caso».

> Berria: Salaketak > TRANSEXUALIDAD EUSKADI DENUNCIA DEMORAS EN EL TRAMITE LEGAL DE REASIGNACION DE SEXO

  • La líder de los transexuales en la CAV denuncia demoras en el trámite legal de cambio de sexo
  • Andrea Muñiz afirma llevar 4 meses esperando a que el registro civil de Donostia atienda su solicitud
  • Noticias de Gipuzkoa, 2007-09-07 # J.I. · Donostia

“Con una ansiedad que no te puedes imaginar”. Andrea Muñiz Celestino, presidenta de la Asociación de Transexuales de Euskadi, se manifestó ayer en estos términos a la hora de definir la situación que vive al no poder plasmar en su DNI su condición de mujer, tal y como facilita la nueva Ley de Identidad de Género aprobada el pasado marzo. Según denunció, el cúmulo de “negligencias” del personal del Registro Civil de Donostia ha hecho que la tramitación del cambio legal de sexo se haya demorado.

“Hay gente en Bilbao que, al mes de aprobar la ley, pudo hacer oficial su cambio de sexo. Yo, que presenté la documentación el 11 de mayo, todavía no lo he conseguido”, protestó. Por esa razón, Muñiz ha enviado una carta al lehendakari, Juan José Ibarretxe, y al Arartako, Iñigo Lamarca, “para que insten al Registro Civil de Donostia a cumplir su obligación sin más dilaciones que lesionen sus derechos”.

En opinión de la líder transexual, el retraso se debe a las “negligencias” y a la “discriminación” mostrada por el personal responsable de realizar los trámites. “Me han tratado muy mal”, resumió Muñiz. “Por motivos personales, familiares y económicos, el 1 de octubre me voy del País Vasco para no volver. Tras esta negligencia, puedo ser la única persona transexual de Euskadi y del Estado que se va a quedar con la identidad anterior”, agregó.

Esta situación se da siete meses después de que el Congreso aprobará la Ley de Identidad de Género, tras un plante del colectivo de transexuales -con amenaza de huelga de hambre incluida-, en el que participó la propia Andrea Muñiz.

> Berria: Trans > INDIA: INTENTA SUICIDARSE LA ATLETA QUE PERDIO UNA MEDALLA POR DUDAS SOBRE SU SEXO

  • Intenta suicidarse la atleta india que perdió una medalla por dudas sobre su sexo
  • La Voz de Asturias, 2007-09-05 # EFE

La atleta india Santhi Soundarajan, que perdió su medalla de plata ganada en los 800 metros de los últimos Juegos Asiáticos por dudas acerca de su identidad sexual, intentó hoy suicidarse en su domicilio ubicado en el sur del país. Según una fuente policial, la atleta fue hallada inconsciente por sus vecinos en el exterior de su casa, en la localidad de Pudukkottai, situada en la región sureña de Tamil Nadu.


Santhi saltó a la fama tras no superar una prueba de determinación de sexo tras su medalla de plata, obtenida en los Juegos Asiáticos que se disputaron en diciembre de 2006 en Doha (Qatar). La Policía ha declarado el caso como un intento de suicidio, según la cadena india de televisión IBN-News, y ha iniciado una investigación mientras la joven permanece estable en un hospital.


“Santhi puede hablar y ha negado haber intentado suicidarse. Mantiene que tomó medicinas para el dolor de estómago”, declaró el superintendente de Policía del distrito, Kapil Kumar, a la agencia india PTI. Sus vecinos dicen, sin embargo, que Santhi se encontraba frustrada y que acababa de regresar a su casa tras un viaje de dos días a la capital regional, Chennai (antigua Madrás).


Aunque la atleta fue desposeída de su medalla, el jefe del Gobierno regional, M. Karunanidhi, decidió como compensación concederle un premio de un millón y medio de rupias (unos 27.000 euros). Santhi, que contaba 25 años en el momento de obtener su medalla, aún no ha alcanzado la pubertad pese a que su certificado de nacimiento establece que era niña en el momento de nacer.


“Santhi tiene toda nuestra solidaridad, y esto debería servir para que la gente detenga la discriminación que sufre la gente con ‘sexo ambiguo’. Si las minorías sexuales quieren participar en una competición, ¿existe una categoría?”, se quejó entonces Asha Barathi, presidente de una asociación de transexuales de la región.


Su caso reavivó el debate sobre la violenta exclusión social que sufren en la India los miembros del denominado “tercer sexo”, conocidos como “hijra” (literalmente, “impotentes”) en el país. De los cinco millones de “hijra” indios, apenas un puñado son verdaderos hermafroditas: los demás son varones de nacimiento que más tarde deciden operarse los genitales y vestir “saris” y ropa de mujer.

> Erreportajea: Trans > TRANSEXUALES MASCULINOS, DESCONOCIDOS Y DESATENDIDOS

  • Desconocidos y desatendidos
  • Los transexuales masculinos demandan más investigación y una mejor atención sanitaria
  • El País, 2007-08-23 # June Fernández · Bilbao


Frente a las transexuales femeninas, más conocidas y presentes en los medios de comunicación, pero también estigmatizadas y afectadas por la prostitución o el paro, la transexualidad masculina es una realidad a la que pocas personas sabrían ponerle cara. Los guipuzcoanos Amets Odriozola e Imanol Noia, dos de los más de 30 transexuales masculinos que viven en Euskadi y Navarra, esperan que logrando visibilidad trascienda su principal demanda: una atención sanitaria pública y de calidad que investigue para perfeccionar el tratamiento de reasignación sexual y determinar sus riesgos.


Ambos tenían claro desde niños que se identificaban con los chicos, aunque no supieran ponerle nombre. “La transexualidad no es una patología, sino algo presente en la naturaleza que cuestiona la bipolaridad rígida, pero la sociedad no acepta la ambigüedad”, explica Iván Garde, presidente de la asociación navarra de transexuales Ilota Ledo. “Cuando de pequeño te niegan tu identidad, aparcas en el subconsciente tus sentimientos y creas una identidad artificial, hasta que un detonante hace que aflore todo”. Un programa televisivo sobre transexuales femeninas y una charla con un transexual masculino catalán fueron los de Amets e Imanol.


A Odriozola su médico de cabecera le asignó a un psicólogo y un endocrino, aunque relata que le confesaron que “lo que saben sobre el tema lo van aprendiendo” con él. No todos tienen esa suerte: como la Seguridad Social no excluye la transexualidad, pero tampoco la incluye de manera explícita en el catálogo de prestaciones, muchos especialistas rechazan a estos pacientes por prejuicios o comodidad, lo que les obliga a desplazarse a otras provincias o pagar a médicos privados. Es el caso de Noia quien, tras una mala experiencia en el Hospital de Cruces, acudió a un cirujano plástico no especializado que le dejó más cicatrices de las habituales en el pecho.


Muchos psicólogos “intentan convencerte de que no eres transexual y diagnostican doble personalidad o el Síndrome de Peter Pan, pudiendo provocar patologías”, critica Garde. Quienes lo aceptan a menudo exigen que, antes de hormonarse, el paciente se enfrente a la sociedad como hombre durante dos años, lo que considera “mucho pedir, porque qué menos que ayudarse de algún cambio físico”, reclama.


Lejos de lo que se suele pensar, la operación genital no es la intervención principal y muchos deciden prescindir de ella. “No cubre las expectativas, provoca complicaciones para orinar y pérdida de sensibilidad. Los genitales no definen a una persona ni garantizan la aceptación social, porque las mujeres transexuales siguen estigmatizadas”, argumenta. “Es una decisión difícil”, coinciden Amets e Imanol, “porque quieres verte completo, pero entraña riesgos”. Ambos recuerdan la operación de pecho como el paso más importante, además de las hormonas, con las que en menos de seis meses aparece el vello, cambia la voz y se endurecen los rasgos y la complexión. “El entorno visualiza el cambio, y a partir de ahí es todo más fácil”, señala Garde. “Es un gran avance porque permite poder vivir en nuestro sexo”, apunta Noia.


Odriozola recuerda el temor de que la testosterona provoque osteoporosis y colesterol alto. Por ello, la principal reivindicación de los tres es que se investigue más para conocer los efectos secundarios, contar con buenos especialistas y perfeccionar las operaciones genitales. “Pero, además de la resistencia ideológica, somos pocos y no salimos rentables”, lamenta Imanol.


Los hombres no suelen tener problemas para conseguir o conservar el trabajo. Iván es camionero; los compañeros del curso de Auxiliar de geriatría de Amets respetan su condición, e Imanol, que vivió el cambio cuando era profesor de la UPV, donde todos le apoyaron, es ahora profesor de aerobic. Los dos vascos encuentran complicado buscar pareja y dicen no tener prisa por encontrarla, mientras que Garde convive con su mujer y su hijo: “Nos cuesta profundizar en las relaciones por miedo, pero a ella no le importa. Mi hijo me soltó un día: ‘Tú antes eras una chica’ y le dije que sí. Con los niños es todo más fácil”.


Aunque es difícil explicar al entorno “que no ha socializado contigo, sino con una imagen falsa”, indica, los tres se sienten respetados. Amets, que vive feliz en la pequeña localidad de Astigarraga, lo tiene claro: “Es fundamental contar con apoyo familiar, y yo lo he tenido. También depende de la actitud vital. Hay que ser natural y tener intuición para saber cuándo dar cada paso”. “Fijarse pequeños objetivos progresivamente” es para Imanol el mejor consejo para aceptarse y ser aceptado.


La nueva Ley de Identidad de Género hace más sencilla la tramitación de la nueva identidad, pero no resuelve una reivindicación clave: regular que la Seguridad Social cubra el proceso. Así, se controlaría la objeción de conciencia y el tratamiento (cada operación vale unos 6.000 euros) dejaría de ser privativo. Quedan más asignaturas pendientes, recuerdan: incluir en la norma a menores e inmigrantes, omitir el término diagnóstico de la ley porque supone patologizar al colectivo, y poder cambiar de nombre al iniciar el proceso.

> Berria: Trans > JESSICA CARRIQUE, PRIMERA TRANSEXUAL EN ANDALUCIA A LA QUE SE RECONOCE SU NOMBRE

  • Un transexual logra por primera vez en Andalucía que cambien el nombre de su DNI
  • Jessica Carranque es la segunda persona en España en alcanzar este logro tras más de un año de reclamaciones y trámites burocráticos
  • Sur, 2007-07-09 # EFE · Málaga

Después de un año de reclamaciones y trámites burocráticos, Jessica Carrique se ha convertido en la primera transexual en Andalucía, y la segunda en España, en obtener el Documento Nacional de Identidad (DNI) con su nuevo nombre.


El presidente del colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales de Málaga (Colega), Santiago Rubio, explicó que fue hace más de un año cuando Jessica, con el apoyo de la asociación, solicitó el cambio de nombre ya que “era muy femenina y se ha considerado siempre muy mujer”.


Tras aportar numerosa documentación e incluso algunas pruebas médicas se demostró que Jessica hacía vida normal como mujer desde hacía tiempo por lo que la Justicia le dio la razón y dictó una sentencia favorable.


No obstante, y según indicó Rubio, la Seguridad Social no la reconocerá por su nueva identidad hasta dentro de tres meses, un hecho que está siendo “bastante duro” para ella.


Por otro lado, la Confederación Colegas, junto a la Federación Española de Sociedades Sexológicas (FESS), ha puesto en marcha la campaña “La Transexualidad no es una enfermedad. La Transfobia sí” con el fin de recabar esfuerzos y lograr la desclasificación de la transexualidad como enfermedad mental.


En este sentido, señaló que hace unos meses ya se solicitó la retirada de la transexualidad de la lista elaborada para la Clasificación Internacional de Enfermedades Mentales (CIE) durante el proceso de revisión abierto por la Organización Mundial de la Salud (OMS).


“No nos choca que en el siglo XXI se considera la transexualidad como una enfermedad porque, aunque en España hemos avanzado en este sentido, en otros cuarenta países se sigue penando y en otros ocho matando”, recalcó.

> Erreportajea: Drags > REYES POR UN DIA

  • Reyes por un día
  • Diez mujeres aprenden en un taller a vestir y comportarse como hombres
  • El País, 2007-07-09 # Virginia Collera · Madrid

“Todas habéis traído vuestros penes falsos, ¿verdad?”, pregunta la estadounidense Diane Torr a las diez chicas que se han apuntado a su taller de drag kings. Comienza la mutación: el pene en su sitio, los pechos disimulados bajo un apretado vendaje, barba, bigote o perilla, a elegir, maquillaje, cejas pobladas, ropa masculina, abundante gomina…


“Pero, todavía parecemos chicas, ¿verdad?”, preguntan. Afirmativo. “Ya lo dice Diane, no es cuestión de físico sino de actitud”, apostillan. Durante una veintena de horas, la artista Diane Torr les enseñará a caminar, comer, beber, sonreír o mirar como hombres. Una breve introducción al comportamiento masculino.


“Yo les ayudo a crearse un álter ego, este no es un taller de disfraces, tienen que meterse en la piel de los hombres y disfrutar de los privilegios que ellos tienen”, explica Torr, que organizó el primer taller de drag kings en Nueva York en 1989 y, desde entonces, no ha parado. Es la segunda vez que recala en Madrid, la primera con el festival Escena Contemporáneo, ahora en el marco del ciclo Sui Generis.


Lo primero es elegir una identidad masculina. Nuria es Iván. “Un currante”. Raquel es David. “Un macarrilla de Vallecas”. Melanie es Kevin -aunque todas le dicen que le pega más Shaggy, insisten en que se da un aire al personaje de Scooby Doo-. “Yo me he inspirado en mi hermano pequeño”. Se sienten cómodas. Coinciden en que ser hombre es un relajo. “No te observan tanto, así que tampoco pasa nada si tienes barriga, es más, puedes hasta sacarla y no pasa nada”, dice Nuria. Lo peor de la transformación: la venda. “Es horrible, a veces parece que te falta el aire”, dice Melanie. El pene, en cambio, no les da problemas. “Además, lo de tocártelo te sale de manera muy espontánea porque como se te mueve tienes que volver a colocártelo. Es muy estimulante”, explican.


Se lo están pasando pipa. Ninguna de las chicas niega el componente lúdico del taller. “Queremos jugar con los géneros, experimentar y aprender. Aquí te das cuenta de que no sabes nada de la masculinidad”, señala Iris.


“Lo que más les cuesta a las españolas es dejar de sonreír, es algo totalmente cultural, lo hacen para agradar”. En las últimas horas del taller, casi todas han logrado borrar su sempiterna sonrisa. Con gesto serio, caminan con las piernas más abiertas, adelantan su pelvis, restringen sus gestos, calculan sus movimientos. La voz masculina no les sale, así que optan por callar. La profesora mira con orgullo a sus reyes antes de encargarles una última misión -de género-: salir a la calle y desplegar las lecciones aprendidas.


“Es muy poco tiempo, les queda mucho por asimilar, además, la figura del drag king no es muy común en España, pero al final no es tan complicado, nuestro comportamiento es humano, ni masculino ni femenino, esa distinción es una construcción que ha levantado nuestra sociedad”, asegura Torr.


Algunas regresan triunfantes, otras frustradas, pero sobre todo y sin excepción, agotadas. Aunque todas repetirían la experiencia. “Pero el año que viene. ¡Es muy cansado ser hombre! ¡Es pesadísimo! Yo me he sentido como un robot”, dice Sayak.


Nani asiente. “Yo entiendo que los hombres se vistan de drag queens porque para ellos es una liberación, sin embargo, para nosotras ser drag king es una represión física brutal”.

> Berria: Eskubideak > CUBA: MARIELA CASTRO IMPULSA UN PROYECTO DE LEY QUE RECONOCE LOS DERECHOS DE GENERO

  • La hija de Raúl Castro impulsa un proyecto de ley que reconoce los derechos de género
  • Terra, 2007-06-15

Mariela Castro Espín, hija del presidente provisional de Cuba, Raúl Castro, afirmó hoy que hay voluntad política para eliminar de las leyes todas las formas de discriminación de género y con ese fin impulsa un proyecto de ley que reconoce derechos de transexuales y homosexuales.


La directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) de Cuba mantuvo un encuentro con los participantes del V Congreso Internacional de Cultura y Desarrollo que estuvo centralizado en el tema de la defensa de la diversidad cultural y concluyó este jueves en La Habana.


Respecto a la labor que viene desarrollando desde la dirección del CENESEX, Castro Espín, explicó que trabajan en un proyecto que introduce modificaciones al Código de Familia vigente en Cuba desde 1975 y reconocería derechos de transexuales y homosexuales, entre otros.


Dijo que el proyecto fue presentado recientemente a la
Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) y a varias organizaciones sociales del país.

Explicó que entre sus propuestas incluye permitir las operaciones de cambios de sexo y el cambio de identidad para los transexuales, la legalización de las uniones de parejas del mismo sexo, el reconocimiento de sus derechos patrimoniales y personales, y la adopción de niños.

‘Consideramos que debemos ponernos de acuerdo en que en el Código de Familia entra un artículo de identidad de género y orientación sexual para el derecho a la libre orientación sexual e identidad de género’, señaló la sexóloga ante varios centenares de artistas e intelectuales participantes en el foro.

A su juicio, ‘los valores tienen que llevar a darle a la familia el referente y la seguridad de que es el espacio donde podemos convivir y donde la institución familiar tiene la responsabilidad de aceptar, respetar, cuidar, querer, apoyar a todos sus integrantes independientemente de sexo, raza, género, orientación sexual, identidad de género, discapacidad, lo que sea’.

‘La familia es el grupo donde se aprenden los valores más importantes de la vida y por tanto no se puede seguir perpetuando la discriminación y la exclusión’, opinó la especialista.

Mariela Castro dijo que la propuesta ‘está ya en espera de su aprobación por el Buró Político (alta dirección del Partido Comunista) para poderlo presentar al Parlamento como anteproyecto de ley’.

A una pregunta de la prensa sobre si el proyecto sería presentado este año a la consideración del Parlamento, respondió que ‘es nuestra gran aspiración, pero no lo puedo asegurar porque no depende de nuestro deseo’.

‘Las leyes por si solas no son suficientes para lograr verdaderos cambios subjetivos culturales y sociales que sustituyan prejuicios y actitudes discriminatorias generalizadas en la población con relación a todo lo que se identifica como diferente’, apuntó.

Indicó además que hasta ahora el CENESEX a diagnosticado a 27 transexuales pero hay más de 40 en estudio y que hay unos cuantos que se van a operar antes de concluya este año, amparados en una resolución del ministerio de Salud Pública que las autoriza.

‘Nosotros consideramos que son personas normales con necesidades especiales por parte de la sociedad’, señaló.

> Berria: Trans > GASTEIZ: LA NUEVA IDENTIDAD DE HAIZEA

  • Nueva identidad
  • Noticias de Alava, 2007-06-08


“Si le hubiera cortado las alas habría sido mío, no habría escapado. Pero así, habría dejado de ser pájaro. Y yo…, yo lo que amaba era un pájaro.”. Es sólo la letra de una canción compuesta por Mikel Laboa, pero con la que se siente plenamente identificada Haizea Caballero Ruiz. Impedir que nadie interrumpa su vuelo ha sido su lucha desde que tiene uso de razón. Una pelea que le ha costado su trabajo, su familia y sus amistades hasta el punto de tener que emigrar de su ciudad natal, Logroño, para iniciar en Vitoria una nueva vida, hace sólo cuatro años.


Desde ayer es la primera mujer transexual con un DNI en el que se hace referencia a su género verdadero y su nombre femenino. Un reconocimiento que no habría sido posible sin la promulgación de la Ley de Identidad de Género, que entró en vigor el 16 de marzo, y de la que esperan beneficiarse más de 36 personas en Euskadi. Sin embargo, y a pesar de ver finalmente reconocido su derecho, Haizea se muestra tajante ante su nuevo documento de identidad: “No vale para nada”, asevera.


Cierto es que ese trozo de papel plastificado le evita pasar de nuevo por situaciones bochornosas, como cuando el pasado 27 de mayo, el día de las elecciones municipales, le llamaron la atención por haber acudido a votar “con el DNI del marido”. “Y no es la primera vez que me ocurría”, asegura. Sin embargo, la discriminación social sigue estando ahí, también la sanitaria, “y ésas son las trabas que más nos perjudican”. Haizea se encuentra actualmente sin trabajo. La nómina de su mujer, Nati, a quien no ocultó su verdad desde que la conoció hace ahora 17 años, es la única que entra por la puerta de casa desde que cambiaron de ciudad. No se habla ni con su padre, ni con sus dos hermanas; con su hermano “sólo un poco”, aunque mantiene muy buenas relaciones con su madre.


Cree que contando su historia puede evitar que los que vengan por detrás no tengan que pasar por lo que ha vivido ella. Actualmente, quien fue bautizada por sus amigas como Haizea hace dos años, está recibiendo tratamiento hormonal. Sin embargo, la falta de una Unidad de Trastornos de Identidad de Género en la capital alavesa le obliga a acudir a Madrid, donde continuará con el proceso. De hecho, entre sus reivindicaciones se encuentra la de crear un convenio entre Euskadi y dicha comunidad ante la falta de especialización de los profesionales vascos.


Éstas y otras demandas se las trasladará a partir del lunes a los distintos grupos políticos de Vitoria para que las tengan en cuenta durante la próxima legislatura. “Queremos la comprensión de todos los partidos, incluso de los que no nos apoyan”, añade.

> Berria: Trans > HAIZEA CABALLERO VUELVE A NACER

  • Vuelta a nacer
  • Haizea Caballero se ha convertido en el primer transexual alavés en conseguir que se le cambie el nombre y el sexo en su DNI
  • El Correo, 2007-05-11 # María Zabaleta · Vitoria

Haizea Caballero no olvidará nunca ese día en el que esta vecina de Vitoria de 38 años volvió a nacer. Como mujer, como siempre se había sentido y con todas las de la ley. Y es que aquel día de hace apenas un mes el Registro Civil realizó el primer cambio de mención registral -nombre y sexo- de una mujer transexual en la capital alavesa. La afortunada era Haizea.


«Iba con mucho miedo porque yo era la primera persona que me acercaba por allí y no sabía qué me iba a encontrar», recuerda. Sin embargo, y contra todo pronóstico, Haizea no se topó con ninguna traba burocrática o administrativa. «Todo lo contrario», recalca. «No me pusieron ninguna pega. De hecho, mi sorpresa llegó cuando en el registro rompieron la partida original y completaron la nueva, la buena». Ésa en la que no figura por ninguna parte que Haizea Caballero fuera registrada algún día como varón.


Porque eso forma parte del pasado. Ahora esta mujer -casada desde hace trece años con su novia de toda la vida- podrá ir al banco con la tranquilidad de saber que le van a dar dinero o hacer la compra sin tener que pasar por el bochorno de que le digan que el DNI que lleva en la cartera es el de su marido. La cuesta sobre la que se dibujaba el camino de su vida ha comenzado a allanarse, pero Haizea recuerda que aún queda mucho por hacer.


Discriminación laboral

«Las posibilidades laborales para las personas transexuales como yo son nulas. Tengo un currículum brillante con gran experiencia en gestión de empresas y de recursos humanos, pero en cuanto se enteran de que eres transexual, no hay nada que hacer», denuncia.

La Ley de Identidad de Género, que se aprobó el pasado mes de abril, ha supuesto un salto de gigante para la normalización legal de estas personas. «Ahora bien -matiza- falta conseguir lo más importante que es acabar con la exclusión social y laboral». Para ello, Haizea y otras dos personas -«ninguna de ellas transexual», matiza- acaban de constituir ATE, la Asociación de Transexuales de Euskadi, con la que pretenden luchar legal y socialmente contra todo tipo de discriminación. «Hay que trabajar con agentes sociales, sindicatos, organizaciones empresariales y partidos políticos para conseguir que, poco a poco, nuestra situación se normalice».


El próximo lunes, Haizea trasladará a un representante del PSE en el Ayuntamiento de Vitoria las peticiones y reivindicaciones de ATE en materia de política social. «Entre ellas, que se nos reconozca como un colectivo en riesgo de exclusión laboral y se nos aplique la norma de discriminación positiva».