• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Berria: Diskriminazioak > NAFARROA: PARTIDOS EXIGEN MEDIDAS PARA EVITAR EXCLUSIONES DE GENERO COMO LA DEL CLUB LARRAINA

  • Los partidos exigen medidas para evitar exclusiones por género como la de Larraina
  • Nabai, PSN, IU y ANV cuestionan las ayudas a entidades que incumplan la Ley de igualdad. Tanto el Ayuntamiento como el Gobierno foral eluden posicionarse, alegando que se trata de “un club privado”
  • Diario de Noticias, 2007-08-23 # Alberto Pradilla · Pamplona

La polémica surgida tras la inscripción y posterior no admisión de un transexual en el club Larraina se trasladó ayer al ámbito político. Todos los grupos de la oposición, tanto en el Ayuntamiento de Pamplona como en el Gobierno de Navarra, exigieron medidas para evitar situaciones de exclusión por cuestión de género. Por su parte, tanto el área de Bienestar Social del Consistorio como el departamento de Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte del Ejecutivo foral declinaron entrar a valorar la polémica aludiendo a que Larraina “es un club privado” por lo que la administración pública carece de competencias en ese ámbito. De todos modos, la sociedad, a través de sus clubs deportivos, ha recibido distintas subvenciones durante los últimos años de manos de las diferentes administraciones. En este sentido, el portavoz de IUN en la cámara navarra, Ion Erro, avanzó que su formación presentará una pregunta parlamentaria sobre las ayudas recibidas por Larraina y solicitará su anulación.


La totalidad de los grupos que componen la oposición, tanto en el Ayuntamiento como en el Parlamento, reclamaron el cumplimiento de la ley de Igualdad a la hora de valorar la polémica surgida alrededor del club Larraina. Uxue Barkos, portavoz de NaBai en el Consistorio, hizo hincapié en que “lo extraño se produce en el mantenimiento, en pleno 2007, de unos estatutos que excluyen a la mujer”. “Tampoco se entiende que se beneficie de ayudas”, aseguró, al tiempo que señalaba que “Larraina pertenece a la historia de Pamplona pero no se ha adaptado al avance de la sociedad”.


La misma idea sobre las subvenciones fue mantenida también por el portavoz del PSN en el Ayuntamiento, Javier Torrens, quien señaló que toda asociación que reciba estas ayudas “deberá respetar los criterios de la Ley de Igualdad”. El portavoz socialista matizó que “si fuera un club estrictamente privado y sin función social no tendríamos nada que decir” pero calificó de “anacrónico” el mantenimiento de unos estatutos que impiden el acceso de la mujer.


La valoración de IUN fue más contundente al exigir, a través de un comunicado, la retirada de cualquier ayuda o subvención pública a esta sociedad deportiva “por su actitud machista y homófoba”. A su juicio, el club vulnera “el artículo 2º de la declaración de los derechos humanos, el artículo 14 de la Constitución, el Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona y del Gobierno de Navarra y absolutamente toda la normativa europea”. Por este motivo, Ion Erro avanzó que su grupo presentará una pregunta parlamentaria al Gobierno de Navarra sobre las ayudas concedidas a Larraina.


Por su parte, la portavoz de ANV en el Ayuntamiento, Mariné Pueyo, subrayó que “no se puede permitir” este tipo de casos de “desigualdad” para enfatizar que la discriminación “se ceba especialmente con las mujeres”. Además, consideró que “no valen ni entidades públicas ni privadas” en cuestiones de este tipo, y remarcó que estas últimas “también tienen que respetar los derechos de todas las personas”.


Ni el área de Bienestar Social del Consistorio pamplonés ni el Departamento de Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte del Gobierno de Navarra entraron a valorar la polémica suscitada en torno a Larraina alegando que se trata de “un club privado”.


Francisco Javier Lorente, concejal delegado de Bienestar Social y Deporte declinó realizar declaraciones mientras que fuentes de la Consejería que dirige Mª Isabel García Malo señalaron que “se entiende que el club es una entidad privada y como tal, se rige por unos estatutos por lo que el departamento no tiene ningún tipo de actuación” sobre el caso.


De todos modos, se insistió en que desde el Instituto de Igualdad “se seguirá trabajando en la aplicación de los planes de igualdad e implicados en la sensibilización y concienciación” para que no existan casos de discriminación por género.


Lo cierto es que el club ha recibido diversas subvenciones en los últimos años a través de sus divisiones deportivas. Así, tanto el Ayuntamiento de Pamplona como el Gobierno de Navarra han financiado diversas actividades deportivas de Larraina a pesar de que sus estatutos contradicen disposiciones como el artículo 4.5 de la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, en la que se establece que “los poderes públicos no facilitarán ningún tipo de ayuda a las asociaciones que en su proceso de admisión o en su funcionamiento discriminen por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

> Berria: Diskriminazioak > IRUÑEA: EL CLUB LARRAINA EXPULSO A LA TRANSEXUAL POR EL IMPAGO DE UNA CUOTA

  • Larraina expulsó al transexual por el impago de una cuota
  • Izquierda Unida pide que se retiren las ayudas públicas al club pamplonés
  • Diario de Navarra, 2007-08-23 # Gabriel González · Pamplona

El impago de la cuota de entrada es la razón esgrimida por el club Larraina para no aceptar como socio a un transexual que, valiéndose de que en su DNI figura como hombre, se inscribió en este club, exclusivo para hombres. El sector crítico de socios que invitó al transexual a hacerse socio para reivindicar una apertura de la entidad «a una sociedad plural», lo consideran una excusa «sacada de la manga».


Según explicaron ayer miembros de este sector de socios, que persigue que el club acepte a mujeres y niños de todas las edades , el transexual recibió ayer la comunicación del club. En ella se le ruega que devuelva el carné que le fue entregado hace un par de semanas, por el impago de la cuota de entrada.


Un miembro de este sector añadió que el club pasó el recibo de la citada cuota, de 1.000 euros, antes de lo que esta persona esperaba, y al no haber fondos suficientes el banco devolvió el recibo. Este socio considera que la razón es «una excusa que se han sacado de la manga, porque lo que realmente no quieren es un cuerpo de mujer en sus piscinas». Asegura que a nadie se le ha impedido ser socio por impago de la cuota: «En los estatutos figura que al que no pague la cuota se le concede un mes de plazo para subsanarlo. Ayer estuvo en el banco solucionándolo». Agregó que su reivindicación sigue y que, en función de cómo evolucione el asunto, tomarán medidas.


Sobre este tema se pronunció Izquierda Unida de Navarra, que pidió la retirada de cualquier ayuda o subvención pública a esta sociedad deportiva «por su actitud machista y homófoba». IU apela a la actual Junta Directiva a que adapte sus estatutos «a la realidad social actual».

> Berria: Diskriminazioak > IRUÑEA: EL BIKINI DE LA POLEMICA EN EL CLUB LARRAINA

  • El bikini de la polémica en el club ‘Larraina’
  • Una transexual, con cuerpo de mujer pero con DNI de varón, logró hacerse socia del club pamplonés que desde 1933 sólo admite a hombres. -Se bañó en la piscina y la junta directiva la ha expulsado aduciendo el impago de una cuota de entrada
  • El País, 2007-08-23 # Agencias · Madrid

En ninguna de las abarrotadas piscinas que existen en España hubiese llamado la atención que, en pleno agosto, una chica se paseara en bikini, remojara su cuerpo en las frías aguas y se tumbara a tomar el sol. En el club pamplonés Larraina, sin embargo, que una fémina utilizara las instalaciones causó un revuelo inusitado a mediados de agosto. No sólo porque el tradicional recinto sea exclusivo para varones desde que fuera fundado en 1933, sino porque la mujer en cuestión era una transexual.


La bañista, que tiene aspecto femenino pero que conserva el DNI de varón, no llegó a Larraina sólo porque tuviera la inocente intención de pertenecer al club. La inscripción fue instada por un pequeño grupo de socios que, disconformes con los arcaicos estatutos que prohíben la presencia de mujeres en las instalaciones deportivas, se aprovecharon de un vacío legal de Larraina para demostrar hasta qué punto resulta absurdo que el recinto sólo pueda ser utilizado por hombres en pleno siglo XXI.


‘El club puede quedar obsoleto’

Pero la polémica visita al club de mediados de agosto ha llegado a oídos de la junta directiva, que ha expulsado a la transexual aunque la abonada ya tenía hasta carné. En un primer momento, han justificado la decisión señalando que ella no había pagado la cuota de ingreso de 1.000 euros. Al correr de las horas, sin embargo, el presidente del club, José Ignacio Oroz, ha indicado que la transexual “incumple un estatuto, y no es elegante que yo diga qué estatuto incumple”.


Uno de los socios críticos, quienes se reconocen una minoría y que hasta ahora han permanecido en estricto anonimato, ha señalado que “cuando el club se creó hace casi 80 años las circunstancias eran otras, porque la mujer tenía un papel diferente en la sociedad. Pero ahora es otro su papel, de forma que incluso sería beneficiosa su presencia en el club”. Otro de los abonados del grupo minoritario ha indicado que “con esta polémica, están consiguiendo que el club quede obsoleto y que vaya perdiendo socios”. Larraina cuenta con 1.300 adscritos y, recientemente, ha abierto la entrada a nuevos abonados hasta llegar a unos 2.000 para poder aumentar sus ingresos.


La expulsión de la transexual ha provocado diversas reacciones políticas en Navarra. IUN-NEB ha exigido la retirada de cualquier ayuda o subvención pública a Larraina “por su actitud machista y homófoba”. La coalición de izquierdas asegura ser conciente de que un club privado puede aplicar las normas que estime conveniente, pero han afirmado que “con este tipo de discriminación está vulnerando el artículo Segundo de la declaración de los derechos humanos, el artículo catorce de la Constitución, el Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona y del Gobierno de Navarra y absolutamente toda la normativa europea”.


A las puertas de cumplir los 75 años, Larraina es el único club de España que limita el acceso como socios a los varones.

> Berria: Diskriminazioak > IRUÑEA: UNA MUJER TRANSEXUAL, EL PRIMER BIKINI EN EL CLUB LARRAINA

  • El primer bikini en Larraina
  • El club pamplonés es exclusivo para hombres. Hace dos semanas se hizo socio un transexual invitado por un sector que pide aperturismo.
  • Diario de Navarra, 2007-08-22 # Gabriel González

EL club Larraina de Pamplona se fundó en 1933 con una singularidad: piscina exclusiva para hombres. Los estatutos al respecto no han cambiado 74 años después, pero hace quince días entró a la piscina la primera mujer. Y lo hizo con carné de socio en la mano. Se trata de un transexual que se ha operado para ser mujer pero que en su DNI aún figura su nombre masculino, de ahí que cumpla este requisito para su ingreso.


Su presencia, con un aspecto femenino, causó revuelo en las pocas personas que allí se encontraban. Su inscripción en este club, de más de 1.300 socios, no fue al azar. Un sector de miembros del club, que reconoce que es minoritario, le invitó a hacerse socio «para reivindicar una apertura del club a una sociedad más plural y para denunciar la discriminación sexual que se da en el club», ya que consideran que el veto a las mujeres «es un modelo obsoleto y retrógrado». «Había ese hueco legal y ella se involucró», añaden.


La reivindicación de abrir el club a las mujeres es una postura que se ha mantenido durante años por parte de un sector de socios. El pasado mes de enero, el club aprobó rebajar la edad mínima para ser socio infantil de 6 a 4 años, pero algunos pidieron que la apertura fuera total, para mujeres y niños de todas las edades. «Aprovechando que el año que viene se cumplen 75 años, sería la fecha idónea para cambiar los estatutos», apunta una persona de este sector crítico, que prefiere el anonimato. La persona transexual, que sólo ha ido un día a las instalaciones, declinó hacer declaraciones al respecto.


Incumple un requisito

Ayer mismo, la directiva de Larraina envió un burofax a esta persona comunicándole que no era socio del club. Las razón, según explicaron fuentes de la directiva, es que «incumple uno de los requisitos para ser socio que figuran en el estatuto, y que nada tiene que ver con su identidad sexual». Las fuentes no quisieron especificar qué punto de los estatutos no cumplía esta persona.


Entre los cinco requisitos para pertenecer a Larraina figuran el hecho de ser varón y tener como mínimo 18 años para ser socio de número, y tener 4 años para ser socio infantil. Además, según los estatutos, «se deberá hacer efectivo el importe de la cuota de entrada y el correspondiente a la anualidad, y entregar las fotografías necesarias para la expedición del carné». Según explicaron estas fuentes de la directiva, por «un error burocrático y de buena voluntad se le envió el carné precipitadamente». Y añadieron: «Luego se comprobó que no cumplía uno de los requisitos, le hemos rogado que devuelva el carné de socio». La comunicación la conocerá hoy, ya que ayer no se encontraba en su domicilio cuando llegó el correo de la notificación. Sí que sabe que el club le ha enviado un burofax.


Tradición y apertura

El sector mayoritario y clásico del club deportivo considera que sus actuales estatutos de club privado responden a una tradición que no hay por qué cambiar, que en modo alguno pretende ser machista y niegan que sea discriminatoria.


El sector minoritario, al contrario, defiende que debe darse una apertura a mujeres y niños, porque entienden que el club «está muerto» y tiene que cambiar «hacia una sociedad más abierta». Esta no es la primera polémica que surge en el seno del club Larraina. El año pasado, el debate interno se centró en la continuidad o no del equipo de waterpolo, que desapareció.

> Berria: Diskriminazioak > IRUÑEA: EL CLUB LARRAINA, SOLO PARA HOMBRES, DENIEGA EL ACCESO A UNA TRANSEXUAL TRAS ADMITIRLE

  • Un club pamplonés sólo para hombres deniega el acceso a un transexual tras admitirle
  • Terra, 2007-08-22

La junta directiva del Club Larraina, sociedad privada pamplonesa que admite sólo a hombres, ha negado el carné de socio a un transexual al que en un principio se le admitió con su DNI de varón y que lo solicitó apoyado por un grupo de socios que quieren la apertura de las instalaciones a las mujeres.


Uno de los socios críticos confirmó a Efe que su reivindicación de abrir esta sociedad deportiva a las mujeres ha chocado en los últimos tiempos con la directiva, si bien explicó que consideraron una buena forma de conseguir ‘despertar algunas mentes’ y un debate social solicitar la inscripción de un transexual con su documentación original masculina.

Tras recibir el visto bueno, el transexual acudió con su carné a las instalaciones, si bien su aspecto femenino motivó una polémica que llegó a oídos de la Junta Directiva, que ayer le envió una comunicación en la que se revocaba su condición de socio al transexual, con quien Efe contactó pero declinó hacer declaraciones.

Por su parte, el presidente de la Junta Directiva del Club Larraina, José Ignacio Oroz, señaló que en este caso ‘nunca se ha hablado de expulsión, sino que no es socio quien nunca ha sido socio porque incumple un estatuto’, si bien rechazó explicar cuál de ellos incumple, ‘pero evidentemente incumple uno’.

‘No es elegante que yo diga qué estatuto incumple’, insistió Oroz, quien declinó hacer más declaraciones amparado en que ‘la seriedad, la prudencia, el sentido común y la moderación es lo que debe existir en un tema tan delicado’.

Por su parte, uno de los socios del sector crítico, aseguró que con esto ‘no pretendemos dinamitar el club y cambiarlo radicalmente, sino que puede ser poco a poco’, si bien dejó clara su oposición a la existencia de un club que ‘discrimina al 50 por ciento de la sociedad’.

Así, y tras señalar que aún desconocen los argumentos por los que finalmente se le ha denegado al transexual el carné, advirtió de que ‘si es cuestión de género, llevaremos a cabo las acciones pertinentes, porque no se puede discriminar a nadie por ser transexual’ y a priori se trata de una petición ‘legal dentro del reglamento del club, porque es un chico’.

Valoró en todo caso la ayuda de esta persona transexual, que ‘tenía claro que no se hacía de un club deportivo para ir a un gimnasio, sino para ayudar a una serie de socios que somos una minoría a la que nos parece que hace falta que Larraina se abra a la sociedad y que tenga chicos y chicas’.


En ese sentido, reconoció que ‘cuando el club se creó hace casi 80 años las circunstancias eran otras, porque la mujer tenía un papel diferente en la sociedad’, pero ahora es otro su papel, de forma que incluso sería ‘beneficiosa’ su presencia en un club que en este momento cuenta con 1.300 socios y que ha abierto la entrada a nuevos socios hasta llegar a unos 2.000 para aumentar sus ingresos.

Por ello, este socio dijo que ‘quizá ahora sea el momento ideal para abrirlo a las mujeres y que este sea un club como todos los demás’, aunque insistió en que ‘reconocemos que una mayoría de socios tiene un orgullo de ser de Larraina por ser especiales, algo que no acabamos de entender’.

Por ello, ‘sabemos que somos minoría y nos encontramos con que este transexual quiso poner su granito de arena para hacer reflexionar y que las cosas vayan cambiando poco a poco, aunque sabíamos que la reacción iba a ser muy negativa’.

‘No queremos ni ofender a nadie ni cambiar radicalmente el club, sino que éste pueda seguir siendo un club deportivo con unos socios nuevos que lo dinamicen, abrirlo a niños y mujeres y potenciar más actividades, darle un impulso al club. Y si eso tiene que venir a través de la apertura a la mujer, pues bienvenido sea’.

> Berria: Musika > ESTADOS UNIDOS: LA MUSICA RAP, EN EL PUNTO DE MIRA DE LA LUCHA CONTRA EL RACISMO Y EL SEXISMO

  • Los ‘raperos’, en el punto de mira de la lucha contra el racismo y el sexismo en Estados Unidos
  • Parte de la opinión pública demanda que acaben con los temas más polémicos
  • Noticias de Gipuzkoa, 2007-08-14 # David Valenzuela · Nueva York

La música rap está en el centro de la polémica en Estados Unidos, donde en las últimas semanas se han multiplicado las protestas que piden que las letras de este sonido callejero abandonen las palabras racistas y sexistas.


Son muchas las plataformas sociales que, desde hace unos meses, reclaman que se eliminen del léxico de los raperos norteamericanos una serie de palabras que, a su parecer, encierran connotaciones discriminatorias por raza y sexo, y que son algo común en las letras de este sonido surgido en Nueva York a finales de los setenta.


Así, una parte de la opinión pública de EEUU, acompañada por algunos políticos, que ha decidido echar el freno a lo que ven como un modo más de discriminación por ser de raza negra o mujer, por lo que han empezado a pedir a las discográficas que acaben con los temas más polémicos.


Raperos de fama mundial, como 50 Cents o Snoop Dog, y multitud de grupos y solistas menos conocidos en, pero con un buen hueco en la industria musical estadounidense, incluyen de manera habitual vocablos que suenan peyorativos, como nigga – negro- o bitch -puta- en sus letras desde hace décadas.


El mediático reverendo afroamericano Al Sharpton, quien encabeza la Red Nacional de Acción y se ha convertido en abanderado de la causa contra los raperos , se manifestó en Detroit (Michigan) ante el Museo Motown, dedicado al mítico ritmo negro de los años sesenta. “He escogido estar aquí porque este lugar simboliza los tiempos en los que la música entretenía sin insultar”, aseguró Sharpton, donde denunció que se utilice dinero público para subvencionar a artistas que utilizan esas “palabras prohibidas” o empresas que los distribuyen. El reverendo se refirió al dinero que algunos estados dedican a la denominada industria del entretenimiento -discográficas, emisoras de radio o canales de televisión-, y que en el caso del estado de Nueva York llega a sumar casi tres millones de dólares. “Nuestros opositores utilizan el argumento de la libertad de expresión, pero ¿acaso ellos tienen el derecho de utilizar los impuestos del pueblo para denigrar a las personas?”, argumentó.


Sharpton no es el único que se opone a las inversiones estatales en esa industria mientras el rap utilice palabras sexistas y racistas, ya que la causa también cuenta con el apoyo de algunos políticos, como el senador demócrata de Nueva York Antoine Thompson.


“La música debería respetar a todo el mundo, ya se sea mujer, hombre, afroamericano, latino, homosexual o heterosexual”, afirmó Thompson. El senador ha liderado el movimiento político para detener las ayudas económicas al sector, ya que “el dinero del estado de Nueva York no puede ir a manos de compañías que se enriquezcan con ofensas a la mujer y a las minorías”.

> Berria: Hedabideak > CANARIAS: EL INSTITUTO DE LA MUJER TRAMITA DOS DENUNCIAS POR TRATAMIENTO INCORRECTO DE LA VIOLENCIA MACHISTA

  • El asesinato de Edelmira
  • El ICM tramita dos denuncias por el “incorrecto” tratamiento de la violencia machista en la prensa canaria
  • El uso de “crimen pasional” justifica la violencia que el hombre ejerce sobre la mujer, según el Observatorio de Publicidad Sexista canario
  • La Opinión, 2007-08-09 # Ideapress · Santa Cruz de Tenerife

El Observatorio de Publicidad y la Comunicación Sexista del Instituto Canario de la Mujer tramita en lo que va de año un total de 11 denuncias, la mayoría referentes a publicidad sexista en prensa (5) y en televisión (4). Gran parte de las denuncias alegan un uso del cuerpo de las mujeres como reclamo publicitario, la utilización de modelos de comportamiento estereotipados y el fomento de la violencia machista.


Dos de las denuncias se atribuyen al tratamiento de la información sobre la violencia de género en la prensa escrita del Archipiélago. En este sentido, el titular de una noticia publicada en un diario de las Islas el 11 de junio de 2007, “Dos crímenes pasionales cuestan la vida a una mujer y a un hombre en Tenerife”, contribuye a justificar la violencia que el hombre ejerce sobre la mujer con el uso conjunto de “crimen” y “pasional”, según el Observatorio, porque justifican estos graves hechos como “pasionales” y los relaciona con el amor.


Otra noticia publicada en prensa el 28 de enero de 2007 y referida a un caso de violencia de género, se ilustra con una foto de la víctima donde su cuerpo aparece desnudo y su rostro a la vista en el momento en que es trasladada en una camilla a la ambulancia. Según el ICM, la noticia “no respeta la vida privada de la víctima y su dignidad personal”.


La última denuncia se refiere a un artículo de Arturo Pérez Reverte titulado “Mujeres como las de antes” y publicado en el suplemento dominical del periódico ABC el 22 de julio de 2007. Según el ICM, en dicho artículo se denigra a las mujeres al referirse a ellas con expresiones como “una torda ejemplar” y unas “focas desechos de tienta”, haciendo apología de la violencia de género, al escribir textualmente, sobre una mujer, “que camina por la calle arqueando las piernas…, con tan poca gracia que es como para, piadosamente – ¿acaso no se mata a los caballos? – , abatirla de un escopetazo”. Para el Observatorio, el artículo menosprecia muchos avances en materia de igualdad de oportunidades entre los sexos, reclamando la vuelta a modelos de comportamiento anteriores estereotipaos y “esclavizantes” para las mujeres.


El Observatorio de Publicidad Sexista dirige severas críticas a varios spots publicitarios emitidos en televisión en el Archipiélago, la mayoría por un uso estereotipado de la imagen de la mujer y por fomentar la violencia machista. En este contexto, una de las denuncias presentadas se dirige hacia un anuncio de la Consejería de Sanidad del Gobierno canario, dentro de la campaña para combatir la obesidad infantil de 2007. El Observatorio entiende que “la imagen de la niña que lo protagoniza incentiva a todas las niñas a ser modelos”, y no contribuye a “fomentar una imagen diversificada y realista de las posibilidades y aptitudes de las mujeres y los hombres en la sociedad”.


El Observatorio de la Publicidad y la Comunicación Sexista es un instrumento del Instituto Canario de la Mujer para lograr el tratamiento de las mujeres en los medios de comunicación de acuerdo con los principios constitucionales. Todos los ciudadanos y ciudadanas pueden convertirse en observadores de la realidad publicitaria en lo medios de comunicación y en denunciantes de los casos que consideren que no son acordes con el principio de igualdad entre mujeres y hombres.


El Observatorio recibe y divulga las denuncias ciudadanas y, en los casos en que se refieran a contenidos cuyo ámbito de divulgación sea la Comunidad Autónoma de Canarias, les da traslado a la parte afectada, emite recomendaciones acerca de un tratamiento adecuado y solicita la rectificación o cesación cuando proceda. Estas actuaciones se complementan con otras como la investigación, el premio a las iniciativas de información y publicidad ejemplares, y el asesoramiento, información y formación de profesionales, como instrumentos fundamentales para el cambio de mentalidades y la generación de formas de publicidad y comunicación igualitarias.

> Iritzia: Arturo Pérez-Reverte > MUJERES COMO LAS DE ANTES

  • Mujeres como las de antes
  • XL Semanal, 2007-07-22 # Arturo Pérez-Reverte

Muchas veces he dicho que apenas quedan mujeres como las de antes. Ni en el cine, ni fuera de él. Y me refiero a mujeres de esas que pisaban fuerte y sentías temblar el suelo a su paso. Mujeres de bandera. Lo comento con Javier Marías saliendo del hotel Palace, donde en el vestíbulo vemos a una torda espectacular. «Aunque ordinaria», opina Javier. «Creo que no lo sabe», apunto yo. Seguimos conversando carrera de San Jerónimo arriba, en dirección a la puerta del Sol. Es una noche madrileña animada, cálida y agradable, que nos suministra abundante material para observación y glosa. Yo me muevo, fiel a mis mitos, en un registro que va de Ava Gardner y Debra Paget a Kim Novak, pasando por la Silvana Mangano de Arroz amargo; y Javier añade los nombres de Donna Reed, Rhonda Fleming, Jane Rusell y Angie Dickinson, que apruebo con entusiasmo. Coincidimos además en dos señoras de belleza abrumadora, aunque opuesta: Sophia Loren y Grace Kelly. Al referirnos a la primera, Javier y yo emitimos aullidos a lo Mastroianni propios de nuestro sexo –no de nuestro género, imbéciles– que vuelven superfluo cualquier comentario adicional. Haciendo, por cierto, darse por aludidas, sin fundamento, a unas focas desechos de tienta que pasan junto a nosotros vestidas con pantalón pirata, lorzas al aire y camiseta sudada; creyendo, las infelices, que nuestro «por allí resopla» va con ellas. Respecto a Grace Kelly, dicho sea de paso, me anoto un punto con el rey de Redonda –me encanta madrugarle en materia cinéfila, pues no ocurre casi nunca–, porque él no recuerda la secuencia del pasillo del hotel en Atrapa a un ladrón, cuando doña Grace se vuelve y besa a Cary Grant ante la puerta, de un modo que haría a cualquier varón normalmente constituido dar la vida por ser el señor Grant.


Pero no sólo era el cine, concluimos, sino la vida real. Los dos somos veteranos del año 51 y tenemos, cine aparte, recuerdos personales que aplicar al asunto: madres, tías, primas mayores, vecinas. Esas medias con costura sobre zapatos de aguja, comenta Javier con sonrisa nostálgica. Esas siluetas, añado yo, gloriosas e inconfundibles: cintura ceñida, curva de caderas y falda de tubo ajustada hasta las rodillas. Etcétera. No era casual, concluimos, que en las fotos familiares nuestras madres parezcan estrellas de cine; o que tal vez fuesen las estrellas de cine las que se parecían muchísimo a ellas. Hasta las niñas, en el recreo, se recogían con una mano la falda del babi y procuraban caminar como las mujeres mayores, con suave contoneo condicionado por la sabia combinación de tacones, falda que obligaba a moverse de un modo determinado, caderas en las que nunca se ponía el sol y garbo propio de hembras de gloriosa casta. En aquel tiempo, las mujeres se movían como en el cine y como señoras porque iban al cine y porque, además, eran señoras.


Con esa charla hemos llegado a la calle Mayor, donde se divisa por la proa un ejemplo rotundo de cuanto hemos dicho. Entre una cita de Shakespeare y otra de Henry James, o de uno de ésos, Javier mira al frente con el radar de adquisición de objetivos haciendo bip-bip-bip, yo sigo la dirección de sus ojos que me dicen no he querido saber pero he sabido, y se nos cruza una rubia de buena cara y mejor figura, vestida de negro y con zapatos de tacón, que camina arqueando las piernas, toc, toc, con tan poca gracia que es como para, piadosamente –¿acaso no se mata a los caballos?–, abatirla de un escopetazo. Nos paramos a mirarla mientras se aleja, moviendo desolados la cabeza. Quod erat demostrandum, le digo al de Redonda para probarle que yo también tengo mis clásicos. Mírala, chaval: belleza, cuerpo perfecto, pero cuando decide ponerse elegante parece una marmota dominguera. Y es que han perdido la costumbre, colega. Vestirse como una señora, con tacón alto y el garbo adecuado, no se improvisa, ni se consigue entrando en una zapatería buena y en una tienda de ropa cara. No se pasa así como así de sentarse despatarrada, el tatuaje en la teta y el piercing en el ombligo a unos zapatos de Manolo Blahnik y un vestido de Chanel o de Versace. Puede ocurrir como con ese chiste del caballero que ve a una señora bellísima y muy bien puesta, sentada en una cafetería. «Es usted –le dice– la mujer más hermosa y elegante que he visto en mi vida. Me fascinan esos ojos, esa boca, esa forma de vestir. La amo, se lo juro. Pero respóndame, por favor. Dígame algo.» Y la otra contesta: «¿Pa qué?… ¿Pa cagarla?».

> Erreportajea: Egoerak > CUBA: DIVERSIDAD SEXUAL, LA HORA DEL CAMBIO

  • Cuba: Diversidad sexual, la hora del cambio
  • Caminos, 2007-07-16 # Dalia Acosta · IPS

A pesar del machismo que corre por las venas de buena parte de su población, sea hombre o mujer, y de la homofobia bastante generalizada, Cuba podría ir más allá en su actual apertura hacia la diversidad sexual y reconocer amplios derechos a las parejas de personas del mismo sexo. .


Mientras la comunidad gay y lesbiana cubana se frota las manos con esperanza, los opositores de un nuevo proyecto de Código de Familia muestran su rechazo con frases como “la sociedad no está preparada”, “no es el momento oportuno” o “qué modelo imitará un niño que crezca en una pareja homosexual”.


Contrario a estas tendencias, representantes de diferentes sectores de la sociedad civil consultados por IPS estiman que para hacer justicia cualquier momento es bueno. “No me parece aceptable el argumento de que ‘la sociedad cubana no está preparada aún’ o que ‘no sea el momento oportuno’. Creo que estos argumentos pueden expresar veladamente posturas discriminatorias”, comentó a IPS el sociólogo Aurelio Alonso, autor del libro “El laberinto tras la caída del muro” (2006).


La posición de Alonso fue compartida por la reverenda Raquel Suárez, integrante del equipo de pastores de la Iglesia Bautista Ebenezer, quien rechazó cualquier intento de frenar iniciativas dirigidas a disminuir la discriminación de determinados sectores poblacionales.


“Yo formo parte de la población y no pienso así. Los homosexuales también forman parte de esa población. Entonces el tema es más profundo. ¿Qué estamos entendiendo por población y quiénes formamos parte o no de ella? Hay que enfrentar cualquier manifestación que vaya en detrimento de la vida plena de los seres humanos”, dijo a IPS.


La propuesta de reforma ya fue entregada a la máxima instancia del gobernante Partido Comunista de Cuba, anunció en junio Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), principal impulsor junto a la Federación de Mujeres Cubanas, única organización femenina de esta isla caribeña.


Pero el debate se mantiene ausente de los medios de comunicación nacionales y se limita a pasillos universitarios, círculos intelectuales, especializados y académicos, grupos parlamentarios y autoridades de diferentes sectores y, por supuesto, a aquellas comunidades que aparecen como las principales beneficiadas.


Según el historiador y etnólogo Jesús Guanche, “el Código de Familia puede y debe ser reformado a la altura de los tiempos actuales, pues el concepto de familia se ha ampliado y diversificado”. “Si no se cambia, de todos modos las personas irán por un lado y como es habitual el cuerpo legal irá a la zaga y muy rezagado”, apuntó.


“Es necesario someter a debate público cualquier problema por peliagudo que se crea. Problema que no se identifica es como si no existiera y, al contrario, problema que se identifica correctamente ya tiene el mismo una parte de la clave para su solución”, añadió Guanche a IPS.


Además de establecer el deber y la responsabilidad familiar de aceptar y cuidar a todos sus integrantes, independientemente de su identidad de género y orientación sexual, el nuevo Código de Familia reconocería los mismos derechos para las uniones entre parejas heterosexuales y homosexuales.


La iniciativa propone flexibilizar las regulaciones vigentes sobre la adopción para favorecer el acceso de cualquier pareja y ampliar los servicios actuales de reproducción asistida a lesbianas y mujeres solas. El Cenesex impulsa, además, una estrategia nacional para proteger a travestis, transexuales y trangéneros.


Siguiendo la experiencia de otros países, Cuba se quedaría en el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo, sin hablar aún de matrimonio, pues una decisión de ese tipo requeriría cambios en la Constitución. El artículo 36 de la ley fundamental establece que el matrimonio es la unión voluntaria entre un hombre y una mujer.


“Si la sociedad no estuviera preparada, la alternativa sería la apertura de espacios socializadores para el debate. Esta podría ser una buena ocasión para el análisis popular y recoger los puntos de vista de diferentes sectores de la sociedad civil”, propuso Zulema Hidalgo, del Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR).


Sobre el derecho a adoptar, Hidalgo comentó que muchos heterosexuales carecen de valores y recursos humanos, sin embargo, la sociedad no le cuestiona su condición de ser padres y madres. “Esto establece desigualdades. Nada tiene que ver la opción sexual con la educación de un niño o niña o con calidad de vida”, opinó.


En caso de ser aprobada la legislación, la isla se colocaría a la cabeza de los países del Caribe en el reconocimiento de los derechos humanos de las comunidades de gays, lesbianas, bisexuales, travestis, transexuales y toda la diversidad de personas transgéneros. En el área caribeña, países como Jamaica aún sancionan las manifestaciones homosexuales.


En América Latina y el Caribe, sólo en algunas jurisdicciones de Argentina, Brasil y México se han aprobado normas en este sentido, mientras que en Colombia, Costa Rica, Chile y Uruguay se tramitan proyectos legislativos al respecto. La pionera en legalizar la unión civil de parejas de un mismo sexo en la región fue la ciudad de Buenos Aires, en 2000.


La unión entre dos hombres o entre dos mujeres se reconoce en Dinamarca, Noruega, Suecia, Islandia, Finlandia, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Luxemburgo y Suiza. En tanto que Holanda, España, Bélgica, Canadá y el nororiental estado estadounidense de Massachusetts aprobaron directamente el matrimonio entre personas del mismo sexo.


Para Gabriel Coderch, coordinador general del OAR, en Cuba sí hay espacio para estos cambios, lo que hay que tener es valor para llevarlos a cabo. “Contradicciones siempre tendremos. Hace falta educar a la población, enseñarle que ser gay o lesbiana no es una enfermedad o un problema. Esa es una tarea ardua, indiscutiblemente”, admitió.


“Los cambios culturales son muy lentos, mucho más de lo que se desearía, sobre todo para los que están inmersos en la necesidad del cambio, pero se van produciendo”, aseguró Leticia Artiles, coordinadora de la Red Latinoamericana de Género y Salud Colectiva, de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (Alames).


Cuba sancionó “las ostentación pública de la homosexualidad” hasta la pasada década y, durante muchos años, las personas con esa opción sexual fueron excluidas de algunas carreras universitarias donde “se requería confiabilidad”, así como de puestos de dirección y del Partido Comunista. Ser homosexual era, salvo raras excepciones, antónimo de revolucionario.


En los últimos años, se observa un mayor tratamiento del tema de la homosexualidad en la televisión nacional, sobre todo vinculado a espacios sobre la epidemia del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).


En 2006, una delegación oficial cubana asistió a la Primera Conferencia Internacional sobre Derechos Humanos de la Comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales.


“Puede haber sectores de la sociedad que no estén preparados. En 1961 también había sectores no preparados para admitir la idea de un proyecto socialista. Cuando ideas más avanzadas aparecen como necesarias, hay que impulsarlas, a pesar de esos grupos de resistencia”, comentó el escritor Arturo Arango.


La comparación también es válida con la legalización del aborto en 1965, derecho que aún carecen millones de mujeres en el mundo. “¿Cuántos no se habrán escandalizado entonces? Ahora viviremos la euforia de unos y el escándalo de otros. Y luego llegará la normalidad, como con todo”, opinó una cubana radicada en el exterior.

> Berria: Homofobia > LIBERTAD DIGITAL LA TOMA AHORA CON EL COLECTIVO GAY

  • Su columnista Pablo Molina llama a celebrar el “Día del Macho”
  • LibertadDigital la toma ahora con el colectivo gay
  • El Plural, 2007-07-12 # E.V.T.

Si bien, en ocasiones, lo hacen por medio del humor, día a día queda más patente el desprecio que LibertadDigital muestra hacia las minorías –uno de los principales ejes de las medidas sociales emprendidas por el Gobierno socialista-. Enemigos de todo lo que tenga que ver con Zapatero y con la intervención estatal para la solución de muchos problemas –de la que estos críticos también disfrutan y han gozado en el pasado por fuerza- el búnker mediático conducido por Federico Jiménez Losantos ha lanzado un nuevo dardo al colectivo gay. Este hecho saca a relucir la contradicción en la que caen diariamente los miembros de este diario: donde se autoproclaman como “liberales”, muestran, en el plano social, una visión tremendamente retrógrada de la sociedad, que nos retrotrae, en ocasiones, a los mejores momentos del Régimen anterior.


No sin la ironía y la agudeza con las que el columnista de LibertadDigital Pablo Molina suele escribir sus artículos, en esta ocasión, el periodista ultraconservador ha decidido hacer objeto de sus destructivas críticas al colectivo de homosexuales y lesbianas, entre otros, que salieron a manifestarse en el exitosísimo Europride, festival europeo del orgullo gay celebrado en fechas pasadas en Madrid. El rotundo éxito del evento –con la imagen mostrada a Europa de un país cada vez más abierto en ciertas materias, en contraste con su pasado- bien puede haber asustado a los que hubieran deseado que la doctrina nacional-católica siguiera vigente.


“Hombres como Dios manda”

Aunque el periodista afirma que procede de una carta cuyo remitente no puede revelar (al más puro estilo Díaz de Mera), está bien claro que Pablo Molina ha ideado la creación del P.E.N.E (Plataforma de Españoles Ninguneados por el Estado), un colectivo que buscaría que se hiciera “justicia social”, ayudando a la ahora “minoritaria” opción “heterosexual”. Este grupo, formado, por tanto, por “hombres como Dios manda”, se encontraría en poco menos que peligro de extinción ante la avalancha de aberraciones que el Ejecutivo Socialista –y, sobre todo, en esta ocasión, el Ayuntamiento regido por Gallardón- habrían permitido.


Fútbol, piropos, cerveza…

Las reivindicaciones de este grupo son previsibles y grotescas: más días de fútbol emitidos por televisión y cerveza más barata, entre otras. Pero la cosa, para Molina, no quedaría ahí: en contraste con el Día del Orgullo Gay, estos propondrían el día “del Orgullo Macho”, que constaría de un “concurso de piropos” desde un andamio; campeonatos de cerveza y debates sobre “cerveza, toros, fútbol y mujeres”, así como una “maratón de fútbol televisado”.


Desprecios varios

Después de la misiva, compuesta, sin duda, por el periodista que firma la columna, no queda claro qué detesta éste más: si el hecho de que la liberación de las minorías de distinta orientación sexual se esté acercando cada vez más a una realidad, o bien, que el Ayuntamiento de Madrid subvencionara la celebración del festival Europride –el odio a Gallardón es una de las características del eje mediático creado en torno al gurú Jiménez Losantos-. De este modo, el desprecio a las ayudas públicas, junto con algo más que el recelo al colectivo homosexual, se dan la mano en el jocoso artículo de Pablo Molina, en el que se llega a catalogar como “desviados” a los gays.


¿Esto es liberalismo?

De esta manera, Pablo Molina, al igual que sus compañeros en LibertadDigital, se mantiene incólume al frente de esta especie de vanguardia reaccionaria comandada por Jiménez Losantos –desde siempre situado en los extremos ideológicos-, presta a denunciar cualquier cambio en la sociedad que, en muchas ocasiones, pueden ser beneficiosos para quienes no han nacido con las prestaciones adecuadas para encajar en el ideal del superhombre. En este punto, cabe plantearse qué concepto de liberalismo manejan los intelectuales de este y otros medios adosados a la derecha más extrema.