• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Iritzia: Beatriz Etxabe Antero > CARTA DE LA MADRE DE UNA NIÑA VIOLADA EN ZESTOA

  • Carta de la madre de una niña violada en Zestoa
  • Noticias de Gipuzkoa, 2008-01-04 # Beatriz Etxabe Antero

Soy la madre de la niña de 14 años de Zestoa agredida sexualmente, forzada y violada, e incluso robada (le quitaron los 20 euros que llevaba para volver en taxi a casa) por tres compañeros de su escuela.

Supe antes por los medios de comunicación que la Fiscalía de Menores ha archivado el caso por falta de pruebas, cosa que no me queda más remedio que aceptar. Pero no puedo aceptar cómo se ha publicado, tratando de perjudicar a mi hija, cuando, por ella, puedo poner la mano en el fuego sin quemarme.

En pocas cuadrillas falta un local, trastero o lugar donde reunirse para hablar de sus cosas, porque todavía no entran en bares y no tienen otros sitios de reunión. Mi hija conoce a esos chavales de la escuela y tonteaban de una forma normal; por ello, no se asustó, ni pensó nada malo cuando le propusieron que entrara al local con ellos.

Quiero preguntar quién quiere en su primera relación estar con tres chicos, uno tapándole la boca para que no la oigan gritar, otro quitándole la ropa para el otro violarle y aprovecharse todos. Tristemente eso es lo que pasó.

Estoy totalmente dolida con la forma de actuar de sus padres. Todos queremos a nuestros hijos, es nuestro deber quererlos y protegerlos. Pero se los castiga cuando han roto un cristal. Esto ha sido muy serio, han herido a mucha gente, incluidos a vosotros, como padres, que sabéis tan bien como yo lo que pasó, pero queréis limpiar su nombre y el vuestro. Pero que han violado a una compañera de clase lo llevarán siempre, no lo olvidará nadie tan fácilmente, vosotros tampoco.

Aparte de los padres, que no veo muy normal su forma de actuar, también quiero decir que me he sentido defraudada con el comportamiento de los profesores y la dirección de la escuela. No han sabido proteger a la agredida y el trato ha sido igual tanto para con los chavales como con los padres, cosa que no veo justa.

En su día tuve llamadas para que no denunciáramos el caso y lo hicimos. Hoy no sé qué haría, y lo digo de verdad, porque me ha defraudado totalmente cómo funciona la justicia, y sólo yo sé lo que estamos pasando en casa.

Las dudas y los comentarios los dejo para los que miran mucho de qué familia eres, donde está antes el qué dirán que la verdad. Me dijo el fiscal que archivaba el caso, aun creyendo lo contrario, porque faltaban las pruebas.

Las pruebas las he tenido yo, con sus golpes y moraduras, que nadie ha querido ver, y sus malas noches. Y ya han pasado siete meses y seguimos, ella y yo, con tratamiento psicológico. Eso tampoco lo vio el médico forense.

La rabia y la impotencia dicen que se curan con el tiempo, y llegará el momento que lograremos estar en calma y dormir en paz. En cambio, supongo que habrá muchos que, como se dice, llevarán la procesión por dentro.

Desde aquí quiero agradecer al pueblo de Zestoa y a todos los que me han demostrado que están con nosotros.

> Iritzia: Irene Boada > IGLESIA Y ABUSO DE MENORES

  • Iglesia y abuso de menores
  • El Periódico de Catalunya, 2008-01-03 # Irene Boada · Periodista y filóloga

Unos 150 sacerdotes han sido acusados en Irlanda de abusar de menores en los últimos 70 años, y más de 15.000 víctimas han recibido compensación económica, tras una exhaustiva investigación apoyada por los obispos irlandeses. En EEUU, el abuso infantil dentro de la Iglesia católica ha recibido aún más atención mediática, y la Iglesia de Inglaterra y Gales ha establecido un comité independiente para asesorar en materia de abuso sexual, después de que varios curas pederastas fueran condenados. El arzobispo de Gales se vio obligado a abandonar su cargo tras haber protegido a algunos pederastas.


En España, pocos curas pederastas han sido condenados. Pocas víctimas han presentado denuncias, pero ese crimen se ha cometido como en todas partes. Y, encima, tenemos que oír al obispo de Tenerife diciendo que la culpa es de los niños, y la Iglesia española sigue sin condenar estos hechos. Una institución tan obsesionada por la abstinencia sexual y, sin embargo, con tantos casos de pederastia. Es hora de que los crímenes salgan a la luz y exigir responsabilidades.

> Berria: Eliza > BERMEJO PIDE A LOS OBISPOS QUE REFLEXIONEN SOBRE LA PEDERASTIA

  • Bermejo pide a los obispos que reflexionen sobre la pederastia
  • El ministro de Justicia critica al prelado de Tenerife
  • El País, 2007-12-30 # Juan G. Bedoya • Madrid

“Difíciles de digerir”. Con esta impresión ha recibido el Gobierno las declaraciones del obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, sobre la homosexualidad y la pederastia. El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, pidió ayer una reflexión a la Conferencia Episcopal tras calificar las palabras del prelado como “enormemente desafortunadas”.

El obispo Álvarez comparó la homosexualidad con la pederastia y dijo que hay menores que desean y provocan los abusos sexuales, en una entrevista publicada por La Opinión de Tenerife. También declaró que “sólo un 6% de los homosexuales se debe a cuestiones biológicas”. Añadió: “No hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica, como podría practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta”.

Advertido por la periodista que le estaba entrevistando sobre la evidente diferencia que hay entre una relación homosexual y un abuso, el obispo replicó: “Por supuesto, pero ¿por qué el abusador de menores es enfermo?”. La periodista: “Un abuso es una relación no consentida”. Y el obispo: “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso, si te descuidas, te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”.

Estas son las opiniones que, según Fernández Bermejo, “deberían hacer reflexionar a la Conferencia Episcopal”. Lo dijo ayer en declaraciones a la Cadena Ser. También que las opiniones del prelado son más desafortunadas “por lo que suponen que por lo que realmente acaban diciendo”. “A veces resulta difícil digerir que un obispo pueda decir semejantes cosas”, añadió.

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, Juan José Tamayo, acusó al obispo de Tenerife de “demonizar y culpabilizar” a los adolescentes que sufren abusos sexuales, y de “desculpabilizar a los pederastas”.

En declaraciones a la agencia Servimedia, Tamayo añadió que lo dicho por el prelado es “una agresión contra la dignidad humana y la integridad física de los adolescentes, y una pérdida de los criterios éticos más elementales en relación con la violencia y la violación sexual”.

El obispo “demuestra un profundo desconocimiento de las investigaciones científicas sobre la sexualidad. Se mueve en un paradigma homofóbico, al considerar la homosexualidad perjudicial para las personas y para la sociedad, y al entender la práctica de la homosexualidad como un vicio. Con declaraciones como ésta no extraña el descrédito que la Iglesia católica tiene entre los adolescentes y los jóvenes, que huyen de ella como de la peste”, concluyó.

> Berria: Eliza > DURAS CRITICAS AL OBISPO DE TENERIFE POR EQUIPARAR HOMOSEXUALIDAD Y PEDERASTIA

  • “Hay adolescentes que desean los abusos, incluso te provocan”
  • Duras críticas al obispo de Tenerife por una declaración en la que equipara la homosexualidad con la pederastia
  • El País, 2007-12-28 # José Manuel Pardillas · Tenerife

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, recibió ayer un aluvión de críticas tras comparar la homosexualidad con la pederastia y afirmar que hay menores que desean y provocan los abusos sexuales. En una entrevista publicada por La Opinión de Tenerife, Álvarez asegura que “sólo un 6% de los homosexuales se deben a cuestiones biológicas; no hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica, como podría practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta”.


En ese instante, la periodista del diario Laura Docampo le interrumpe: “La diferencia entre una relación homosexual y un abuso está clara”, a lo que el obispo responde: “Por supuesto, pero ¿por qué el abusador de menores es enfermo?”. La periodista replica: “Un abuso es una relación no consentida”. Y el obispo: “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso, si te descuidas, te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”.


El obispo no atendió ayer las llamadas telefónicas de EL PAÍS. El vicario general del obispado, Antonio Pérez, intentó matizar las declaraciones: “El obispo en sus palabras no pretende justificar ni comprender un fenómeno absolutamente rechazable como es el abuso de menores”.


El secretario de Movimientos sociales del PSOE, Pedro Zerolo, calificó estas declaraciones como “impropias e irresponsables” y las vinculó a “una línea integrista”, que “debe haber sorprendido a los propios feligreses católicos”. Zerolo aseguró que Álvarez “busca notoriedad con una clara intencionalidad política”, que vinculó a la cercanía de la manifestación prevista en Madrid el día 30 por la defensa de la familia tradicional. “Si Dios existe, tendría que estar llorando ante estas declaraciones”, concluyó el defensor de los derechos de los gays.


La comunidad homosexual en Canarias reaccionó con indignación. Los colectivos Algarabía, Altihay, Gamá y su grupo Diálogo Cristiano y Lánzate emitieron ayer un comunicado conjunto en el que lamentan “el tono y contenido del mensaje”, que “representa las posturas más retrógradas de la Iglesia católica y alejadas de los valores de nuestra sociedad”. Estos grupos advierten del error de vincular la homosexualidad con una enfermedad, “de la misma forma que en la actualidad nadie en su sano juicio defendería teorías del pasado como la supremacía de la raza blanca, del hombre sobre la mujer o la inconveniencia de los matrimonios interraciales”.


Todos argumentos defendidos en otros tiempos por la Iglesia y sobre los que ha sabido modificar su discurso.

> Berria: Eliza > EL OBISPO DE TENERIFE ARREMETE CONTRA LOS HOMOSEXUALES, PERO JUSTIFICA LOS ABUSOS SEXUALES A MENORES

  • “Hay adolescentes de 13 años que están deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”
  • El obispo de Tenerife arremete contra los homosexuales, pero justifica los abusos sexuales a menores de edad
  • El Plural, 2007-12-27 # José María Garrido

La pasada Nochebuena, el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, afirmó que la “homosexualidad perjudica a las personas y a la sociedad”. Para el obispo, el 94% de los homosexuales lo son por vicio. Sin embargo, Álvarez se mostró mucho más condescendiente con los violadores.


En una entrevista publicada en “La Opinión de Tenerife”, el obispo de Tenerife empezó afirmando que “aunque no fuera políticamente correcto decirlo”, la homosexualidad es una “enfermad”, y acabó justificando que los violadores abusen sexualmente de adolescentes.


“Te provocan”
“Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo (con que se abuse sexualmente de ellos), y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”, relató sin sonrojarse el obispo de Tenerife.


Palabras textuales
Debido a la gravedad de las declaraciones efectuadas por el obispo de Tenerife, El Plural estima oportuno reproducir textualmente el fragmento de la entrevista en “La Opinión de Tenerife” en la que Bernardo Álvarez justifica los abusos sexuales a menores de edad.


– Pregunta: “La diferencia entre una relación homosexual y un abuso está clara”.


– Respuesta: “Por supuesto. Pero, ¿por qué el abusador de menores es enfermo?”


– Pregunta: “Para empezar, un abuso es una relación no consentida”.


– Respuesta: “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”.


Lamentable
Igual de lamentable es la opinión que el obispo de Tenerife vertió sobre la homosexualidad. Para empezar, Álvarez lamentó que ya no fuera “políticamente correcto” decir que la homosexualidad es una “enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano”. “Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir”, subrayó el obispo católico.


Vicio
Asimismo, Bernardo Álvarez señaló que “sólo un 6% de los homosexuales se deben a cuestiones biológicas”. Para el obispo de Tenerife, el 94% restante de homosexuales lo son por vicio.


Igual que el abuso de menores
“No hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica como puede practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta”, relató Álvarez.


A favor de
la COPE
Mucho más condescendiente se mostró el obispo con Federico Jiménez Losantos. “Si no existiera la COPE habría que inventarla, porque si no estaríamos todos cortados por la misma línea informativa”, recalcó Álvarez.

> Berria: Eliza > EL OBISPO DE TENERIFE AFIRMA QUE ALGUNOS MENORES INCITAN AL ABUSO SEXUAL

  • El obispo de Tenerife afirma que algunos menores incitan al abuso sexual
  • Bernardo Álvarez, en declaraciones a un diario local, compara la homosexualidad con las agresiones sexuales a niños
  • El País, 2007-12-27

“Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”. En estos términos se ha referido al abuso de menores el obispo de Tenerife Bernardo Álvarez en una entrevista que publica el diario local “La Opinión”.


Poco después de las 14.00, el vicario general del obispado, Antonio Pérez, ha matizado estas declaraciones en nombre de Álvarez: “El obispo en sus palabras no pretende justificar ni comprender un fenómeno absolutamente rechazable como es el abuso de menores”.


En cuanto a la homosexualidad, Álvarez señala que “perjudica a las personas y a la sociedad” y afirma, asimilándola a las agresiones sexuales, que “la persona practica [la homosexualidad] como puede practicar el abuso de menores”.


Diferentes diócesis de la Iglesia católica, especialmente en Estados Unidos (Boston y Los Ángeles) e Irlanda (Dublín) se han visto implicadas en escándalos de pederastia destapados y reconocidos en los últimos años.


Por otra parte, el máximo responsable de la Iglesia católica en Tenerife afirma que si en Canarias se registra el récord nacional de divorcios se debe a falta de madurez.


También se refiere el obispo a unas declaraciones de su homólogo de San Sebastián, quien denunció el “sectarismo” de la emisora de radio Cope, propiedad de la Conferencia Episcopal Española: “Primero hay que decir que la COPE no es la Iglesia. Es una emisora en la que la Iglesia tiene la mayoría de la propiedad. Esto significa que es libre, no la maneja nadie ni se vende a nadie. La llevan los que la dirigen y cada uno de los profesionales es libre y responsable de decir lo que quiera. Unas veces hay unas voces como las de la mañana, que yo no comparto para nada”. afirma Álvarez.


Sentencias judiciales

El obispo también se refiere a la publicación el pasado día 17, por parte de ELPAÍS, de la noticia de la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Canarias de condenar al Obispado y al Gobierno regional por vulneración de los derechos fundamentales de dos docentes de Religión.


“El artículo de El País es tendencioso y tiene una marcada agresividad. Con Las Palmas hemos optado por callarnos porque se han escrito cartas al director de ese periódico y no las publican. Segundo, en el TSJC ha habido una filtración que vulnera el secreto sumarial, porque ese artículo decía que el tribunal diría tal cosa. Pero lo que no dicen es que en varias ocasiones el Tribunal Supremo de España ha dicho que el de Canarias no tiene razón”.

> Berria: Eliza > EL OBISPO DE TENERIFE DECLARA QUE HAY MENORES QUE DESEAN EL ABUSO E INCLUSO TE PROVOCAN

  • Entrevista en el diario canario “La Opinión”
  • El obispo de Tenerife: ‘Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan’
  • El Mundo, 2007-12-27

“Puede haber menores que sí lo consientan -referiéndose a los abusos- y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”. Con estas palabras ha descrito el máximo responsable de la Iglesia en Tenerife, el obispo Bernardo Álvarez, el grave problema de los abusos a menores en una entrevista en el diario local ‘La Opinión’.


El obispo además compara la homosexualidad con los abusos y, aunque asegura que la diferencia entre la homosexualidad y los abusos está clara, plantea una pregunta: “¿por qué el abusador de menores es enfermo?”.


En cuanto su opinión sobre los homosexuales, Álvarez, pese a que asegura respetar esta condición sexual vuelve a mostrar su lado más crítico y afirma que “el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad”.


Para el obispo, hoy en día “no es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano. Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir”.


Además, considera que debido a la homosexualidad “a la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones”. Álvarez aconseja que para que no se lleguen a estos extremos “hay que promover la educación e inculcar los valores de la feminidad y la masculinidad”.


A la pregunta de si hay que orientar la homosexualidad, el obispo se muestra aún más crítico y afirma que “no se puede dejar a las personas libradas a lo que salga (sic), ¿por qué no hacemos lo mismo con la violencia o con otros impulsos que tiene el ser humano?”. Finalmente, asimila (la homosexualidad) a las agresiones sexuales, que “la persona practica como puede practicar el abuso de menores”.


Por su parte, el obispado de Tenerife ha explicado que Bernardo Álvarez no ha tratado con sus declaraciones de justificar “en ningún caso, un hecho tan condenable como es el abuso a menores”. En cuanto al resto de las declaraciones, el obispado remite únicamente a la entrevista.


Declaraciones que han abierto una fuerte polémica, sobre todo después de que algunas Diócesis de la Iglesia Católica, especialmente en EEUU -Boston, San Diego, Los Ángeles- e Irlanda -Dublín-, se hayan visto implicadas en graves escándalos de pederastia por los que la Iglesia ha llegado a realizar pagos millonarios a las víctimas.