• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

> Berria: Indakeria > CHILE: ASESINAN A TRANSEXUAL EN PUENTE ALTO

  • Asesinan a transexual en Puente Alto
  • Opus Gay, 2007-12-29

Un brutal asesinato padeció anoche en Puente Alto la transexual Gabriela Alejandra Albornoz Jiménez (27), quien falleció de una estocada en el tórax perpetrada por una turba de nueve sujetos, supuestamente neonazis, que antes la agredió en el suelo son sistemáticos golpes de pies y puños.


Los hechos tuvieron lugar en Avenida Eyzaguirre con Brasil, zona conocida como el Barrio Rojo, y donde Gabriela ejerció el comercio sexual por más de 10 debido a la falta de oportunidades laborales y educacionales.


La madre de la víctima, Carmen Jiménez, sostuvo que “las autoridades deben tomar cartas en el asunto. No saben el daño que causan a una persona y a una familia completa”.


El caso, que quedó en manos del fiscal Guillermo Adasme, y del subcomisario de la Brigada de Homicidios de Investigaciones, Francisco Sepúlveda, despertó el repudio del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).


“Es tiempo ya de que los poderes Ejecutivo y Legislativo se pronuncien contra este tipo de brutales atropellos e implementen medidas concretas para combatir el accionar de estos grupos, pues constituyen un claro peligro para todos los sectores sociales, y en especial para los más vulnerables, como la población transexual”, dijo la activista Movilh, Karin Avaria, tras exigir la rápida aprobación del Proyecto de Ley que Establece Medidas contra la Discriminación.


Grabriela es la tercera persona transexual asesinada este año, luego de las muertes de Moria Donaire González (30) y Graciela Carrasco Berríos (54), quien participó en cursos de reconversión laboral del Movilh.


Al momento de la tragedia, Gabriela estaba en compañía de dos amigas que lograron escapar del ataque. Durante el brutal incidente los homicida gritaron consignas hitlerianas, lo que hace suponer a la policía civil que se estaría en presencia de grupos neonazis.

> Berria: Faxismoa > LA POLICIA CALCULA QUE EN ESPAÑA HAY CASI 10.000 ULTRAS Y NEONAZIS

  • 32 años de la muerte del dictador
  • La policía calcula que en España hay casi 10.000 ‘ultras’ y neonazis
  • Sólo en Madrid han sido detenidas este año 64 personas por 59 actos delictivos
  • El País, 2007-11-18 # Jesús Duva · Madrid

“La actividad delictiva de los grupos ultraderechistas, concretada en peleas y agresiones, es estable y no ha experimentado este año ningún aumento significativo respecto al pasado”, asegura un informe de la policía de Madrid, extensible al resto de España. “Desde la vuelta del verano hay una ofensiva muy fuerte de los grupos xenófobos”, replica Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia. Las alarmas han saltado tras la muerte del joven antifascista Carlos Javier Palomino, de 16 años, apuñalado el pasado fin de semana por un militar supuestamente ligado a grupos neonazis en el metro de Legazpi (Madrid).


El principal temor del Ministerio del Interior no es a un supuesto repunte de la ultraderecha, sino a que se desencadene una dinámica de acción-reacción entre los grupos de extrema derecha y los de extrema izquierda y antisistema. Este temor está relacionado con un supuesto intento de revancha mutua tras el reciente asesinato del joven madrileño.


“El nivel de desorganización de los grupos neonazis es total. Carecen de liderazgo. Lo único que les identifica es su estética y el uso de determinadas prendas. Suelen reunirse en conciertos de rock de bandas neonazis, en espectáculos de fútbol y en otros eventos”, sostiene el informe de los servicios de Información de la policía. Éstos tienen fichados a unos 1.200 integrantes de estos grupúsculos en la Comunidad de Madrid y calculan que en el resto de España hay en torno a 8.000 más.


En 2006, estos radicales protagonizaron en Madrid 58 acciones delictivas mientras que en lo que va de año han intervenido en 59, según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. Éstas, además, resaltan que el año pasado fueron detenidas 64 personas implicadas en este tipo de incidentes, mientras que en lo que va de año han sido arrestadas 69. “Eso prueba que estamos encima de estos grupos”, asegura un mando de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.


Esteban Ibarra discrepa: “Nuestra ONG calcula que cada año hay en España unos 4.000 incidentes racistas, xenófobos, homófobos y contra indigentes. Son delitos de odio sin más motivación que el odio al inmigrante, al homosexual, al indigente, al que es diferente… Son obra de bandas neonazis o de lobos solitarios, que también actúan así siguiendo instrucciones de su organización”. Ibarra sostiene que en los últimos tres años se han registrado delitos de este tipo en 200 municipios. Y concluye: “A mí me salen 70 muertos desde el asesinato de la dominicana Lucrecia Pérez en 1992, en Aravaca, hasta hoy”.


Los violentos neonazis suelen actuar en Madrid en Chamberí y los bajos de Aurrerá y cerca del complejo Galaxia (en Moncloa), el distrito de Latina, los alrededores del estadio Vicente Calderón, el corredor del Henares, Parla, Pozuelo de Alarcón y Aravaca. En el resto de España, los puntos donde se ha detectado mayor actividad ultra son Cataluña, Valencia y Andalucía.


“Estos grupúsculos violentos responden al esquema de los skin head (cabeza rapadas), tienen un liderazgo espontáneo, no consolidado, y una estructura de tipo defensivo”, explica el informe policial. Muchos de estos individuos suelen ir a actos y manifestaciones de partidos como Democracia Nacional, Movimiento Social Republicano, Alternativa Española, La Falange, Alianza Nacional, y Nación y Revolución, que niegan cualquier implicación en hechos violentos. La policía afirma que no hace seguimiento de estas organizaciones porque “son legales”.


Los servicios de Información de la policía consideran que grupúsculos como Volsfront, Hammerskin y Blood and Honour, que tienen un alto nivel estructural y organizativo, están “a la baja” tras los golpes que la policía y la Guardia Civil les han asestado en el último año.


José Manuel Sánchez Fornet, líder del Sindicato Unificado de Policía (SUP), declara: “Hay que potenciar el personal dedicado a controlar a los ultras. La lucha contra los ultras violentos no figura entre los objetivos fundamentales de la policía”.


Visita del Ku Klux Klan
El ex líder del Ku Klux Klan y ex congresista republicano por Luisiana David Duke se encuentra en España para dar un ciclo de conferencias y presentar su último libro Supremacismo judío. Mi descubrimiento de la cuestión judía. El poder judío en la sombra (Ediciones Ojeda). Hoy se encontrará en Madrid, mañana irá a Valladolid, informa Francisco Cantalapiedra, y tiene previsto ir, entre otros sitios, a Valencia y a Asturias a lo largo de la semana. Los actos están organizados por las asociaciones de extrema derecha Alianza Nacional y Democracia Nacional.Duke es uno de los políticos más conflictivos de EE UU. En 1980 creó la NAAWP (Asociación Nacional para el Avance del Pueblo Blanco). La revista Time le dedicó una portada con el titular Mr White.Algunas de las actitudes de Duke pueden ser delito en España. El artículo 510 del Código Penal especifica que quienes “provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones por motivos racistas, antisemitas (…) serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses”.

  • El odio al inmigrante, eje de los partidos de ultraderecha

La xenofobia era desde hace varios años el común denominador de la veintena de pequeños partidos políticos que representan a la ultraderecha, según los expertos policiales consultados. “Pero hemos observado que el odio al inmigrante se ha convertido ahora en el eje fundamental de todas estas organizaciones”, explica un mando policial. “Intentan capitalizar el descontento y la inquietud social que hay en determinados barrios periféricos de las grandes ciudades, donde hay un alto índice de población inmigrante”, agrega. Y recuerda que en los últimos sondeos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) resulta que “la inmigración” -sin especificar qué aspecto ni por qué- es una de las principales preocupaciones de los españoles.


“Las políticas migratorias de los gobiernos liberales están consiguiendo lo que no consiguieron guerras, epidemias y catástrofes en siglos pasados. Nuestra Identidad está en peligro y es prioritario que la defendamos, al igual que defenderíamos cada uno nuestros hogares de un intruso. La inmigración destruye tu futuro”, asegura Alianza Nacional.


Democracia Nacional propugna en su programa ideológico “el fortalecimiento del ius sanguinis como criterio de nacionalidad” y “la prohibición expresa de conceder derechos políticos en España a residentes de nacionalidad extranjera”.


La oveja negra
Democracia Nacional ha copiado el cartel del partido ultraderechista Unión Democrática de Centro, ganador de las últimas elecciones legislativas en Suiza, para lanzar el mismo mensaje xenófobo. En el de Democracia Nacional, tres ovejas blancas echan a patadas a una negra, dibujadas sobre el fondo de una bandera española. Y el lema no deja lugar a dudas: “¡Compórtate o lárgate! Contra los altos índices de delincuencia extranjera”.


Al margen de este enemigo común -la inmigración- y el nacionalismo español a ultranza no hay nada más que sirva de nexo a estos grupúsculos. Los intentos por hacer un frente común han resultado un fracaso, sobre todo porque no ha surgido un líder que aglutine a todos, según expertos policiales.


“Los ultraderechistas constituyen un problema residual, aunque estable, que suele aflorar cada año en torno al 20-N y al aniversario de la muerte de Franco”, dice un guardia civil. Éste cree que no ha habido un aumento de los ataques a inmigrantes. Sin embargo, otros analistas no descartan que la realidad esté deformada y que haya una estadística oculta debido a que puede haber agresiones que los inmigrantes no denuncian.

> Berria: Indarkeria > EL CRIMEN NEONAZI EN MADRID ABRE EL DEBATE SOBRE LA ULTRADERECHA

  • La reacción frente a los actos de violencia xenófoba
  • El crimen del nazi de Madrid abre el debate sobre la ultraderecha
  • IU, sindicatos de policía y oenegés piden la prohibición de marchas racistas
  • El Periódico de Catalunya, 2007-11-13 # Juan Ruiz Sierra · Madrid

Un día después de la muerte en Madrid del menor Carlos Javier Palomino a manos de un militante de extrema derecha, el presidente de la asociación Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, se asomó a la web de Alianza Nacional, un partido que ha convocado para el próximo sábado una marcha contra la inmigración. Ibarra leyó el comunicado de invitación al acto xenófobo y dijo: “¿Lo ves? Esto no se puede permitir. Es como si se autorizaran manifestaciones contra Catalunya o contra los homosexuales. Las instituciones cometen una irresponsabilidad al minimizar el problema de los movimientos racistas”. Como él, diversas oenegés, partidos políticos e incluso sindicatos de policía señalaron ayer que todas las manifestaciones de tintes xenófobos deben prohibirse. El crimen del metro de Legazpi ha abierto el debate.


Palomino, el menor fallecido, tenía 16 años y se topó con su presunto homicida cuando ambos se dirigían a una marcha de este tipo, organizada por Democracia Nacional y autorizada por la Delegación del Gobierno en Madrid, solo que el primero iba a reventarla y el segundo a proclamar la supuesta necesidad de que España se convierta en un país sin inmigrantes. La pregunta parece clara: ¿Estaría ahora vivo este joven de 16 años si no se hubiera permitido el acto racista? Muchos piensan que probablemente sí.


El Sindicato Unificado de Policía (SUP), el mayoritario en el cuerpo, por ejemplo. Su secretario general, José Manuel Sánchez Fornet, sostuvo que “a estos grupos no se les presta la atención debida”, algo negado con estas palabras por el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho: “Existe un plan especial de seguimiento de bandas organizadas y violentas y sus resultados son cada vez son más positivos”.


El precedente
Independientemente de los rendimientos del citado plan, lo cierto es que el crimen del pasado domingo ha servido para que se discuta sobre los difusos límites del derecho de manifestación. La delegada del Gobierno en la capital, Soledad Mestre, explicó que la marcha que propició el homicidio fue autorizada porque Democracia Nacional es un partido legal. También apuntó un precedente: hace tiempo, la delegación prohibió una protesta de Falange Española y los tribunales la desautorizaron.


Eso no es ningún motivo para que se autoricen los actos racistas, vino a decir Gaspar Llamazares. Para el coordinador general de IU, agrupación que pedirá en el Congreso la prohibición de todo este tipo de protestas, el Ministerio del Interior ha de negar a los xenófobos su derecho a manifestarse y que “luego ellos lo defiendan ante los tribunales”. Sánchez Fornet, del SUP, propone otra vía: que una ley prohíba expresamente este tipo de marchas.


Mientras tanto, a juicio de Ibarra, de Movimiento contra la Intolerancia, quien ayer se concentró junto a casi mil personas en Madrid en repulsa del homicidio de Legazpi, el racismo avanza: “Yo nunca lo había visto tan presente como ahora”.

> Berria: Indarkeria > C. MADRID: EL FORO SOCIAL EXIGE MAS FIRMEZA CON LAS MARCHAS ULTRAS

  • El Foro Social exige más firmeza con las marchas ultras
  • El Gobierno estudia prohibir una manifestación de la Falange este sábado // Algunos colectivos reclaman la ilegalización de partidos racistas y ultras
  • Público, 2007-11-13 # Patricia Rafael · Madrid

“Nazis asesinos. Carlos, no te olvidamos”. La pintada, en letras negras, se podía leer ayer en una pared del madrileño distrito de Villa de Vallecas. Muy cerca de allí vivía Carlos Javier Palomino, el joven de 16 años que murió el domingo de una cuchillada en el corazón. El supuesto agresor, un militar de 24 años, y al parecer de ideología ultra, está detenido a la espera de pasar a disposición judicial.


A cinco minutos andando de la pintada está el instituto Tirso de Molina. Carlos no llegó a estudiar en él porque se puso a trabajar cuando dejó el colegio que lleva el mismo nombre. Pero muchos de sus amigos estudian en el centro, por lo que ayer no fue un día cualquiera.


Poco después de las nueve de la mañana, al acabar la segunda hora de clase, unos 40 estudiantes se manifestaron hasta la junta de distrito para protestar por lo que calificaron como “una muerte a manos de un nazi”. Durante el camino cantaron canciones como “Carlos, hermano, no te olvidamos”, según contó uno de los participantes. “Deberían haber prohibido la manifestación de los ultras. A Carlos le mataron porque iba a protestar contra una concentración racista”, afirmó otro de sus amigos, que no quiso dar su nombre.


Carlos, simpatizante de la plataforma antifascista, iba protestar contra una manifestación convocada por el partido de ultra derecha Democracia Nacional con el lema Contra el racismo antiespañol. Le mataron por el camino. Para el próximo sábado hay convocada una nueva marcha, en este caso por Alianza Nacional, con el lema La inmigración destruye tu futuro, según figura en su página web. En otros foros de ultraderecha, aparecen más convocatorias para el 17 de noviembre con los eslóganes: “Basta de inmigración, no necesitamos manos de obra extranjera encontrándose miles de españoles en paro” o “La inmigración destruye tu futuro. Contra la suplantación de los españoles por masas de pueblos alógenos”.


La delegada del Gobierno de Madrid, Soledad Mestre, indicó que estudiará las opciones para prohibir una de las muchas manifestaciones convocadas por la Falange para el sábado. Serán justo tres días antes de que se conmemore la muerte de Franco, el 20 de noviembre. “Tendremos que ajustarnos a la ley”. Precisamente la Delegación había prohibido la celebración de la manifestación de Falange. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, tras un recurso del partido, ordenó que se anulase la decisión, informó Efe.


“Si las marchas cumplen con los requisitos de la ley orgánica que regula el derecho de manifestación, los jueces no las prohíben porque en teoría los lemas y los recorridos cumplen con la norma”, aseguran fuentes policiales que siguen de cerca a estos grupos ultras.


Ilegalizar un partido
Otros aportan posibilidades para evitar que partidos con ideas que fomentan el racismo puedan manifestarse: “La Ley de Partidos dice que se podrá ilegalizar una formación que alenta la persecución de las personas por su ideología, religión, creencia, nacionalidad, raza, sexo u orientación sexual”, explica un letrado.


Soledad Mestre señaló que el asesinato de Carlos Palomino no es racista, sino más bien una “agresión ideológica violenta”. Precisamente en las cámaras del metro de Madrid que la grabaron se ve que no se produce ninguna pelea previa a la puñalada entre la víctima y el agresor, según indicaron a Público fuentes cercanas a la investigación. Se ve cómo el supuesto atacante viaja solo en el vagón. Entonces entran Carlos y sus amigos. Intercambian unas palabras y el agresor le propina entonces un navajazo al joven vallecano.


Las protestas por la muerte de Carlos volvieron ayer a la Puerta del Sol por segundo día consecutivo. Unas 2.000 personas, convocadas por el Foro Social de Madrid mostraban carteles con los siguientes mensajes: “No más víctimas del terrorismo fascista” o “20-N no murió el fascismo”.

> Berria: Faxismoa > HUNGRIA: LOS PARTIDOS PARLAMENTARIOS CONDENAN A LA ULTRADERECHISTA "GUARDIA HUNGARA"

  • Partidos magiares condenan ‘Guardia Húngara’ de ultraderecha
  • Terra, 2007-08-31

La totalidad de partidos representados en el Parlamento húngaro expresaron hoy de manera unánime su rechazo de la ‘Guardia Húngara’ (MG), una nueva organización de ultraderecha que se fundó y presentó al público hace una semana


En la rueda de prensa convocada para tal fin, hubo sin embargo acusaciones cruzadas entre los líderes de los diferentes partidos a la hora de explicar las causas de esta última radicalización de la vida política en el país.


El primer ministro, el socialdemócrata Ferenc Gyurcsány, dijo que actualmente ‘aquí, en este país, se reúnen los fascistas’ y que ‘el mayor partido de la oposición (el Fidesz, conservador) hasta el momento no se ha distanciado de la Guardia Húngara’, con lo que ‘legaliza su actividad’.


Gyurcsány aprovechó la rueda de prensa para anunciar que su gabinete presentará próximamente ante el legislativo un proyecto de ley para asegurar una mayor protección de las minorías étnicas y religiosas y de los homosexuales.


El jefe del grupo parlamentario del Fidesz, Tibor Navrasics, respondió a las acusaciones afirmando que el jefe de Gobierno es ‘la raíz de los problemas, en alusión a la difícil situación económica del país, y que lo que estaba haciendo ‘no es nada más que el fomento de la histeria’.


Los partidos más pequeños, por contra, consideraron que en la sociedad magiar no hay más fascismo que en Europa Occidental.


Mátyás Eorsi, jefe del grupo parlamentario de los liberales de la Alianza de Demócratas Libres, se felicitó de que, a diferencia de lo que ocurre en otros países del Viejo Continente, en Hungría ‘no existe en el Parlamento ningún partido extremista’.


Ibolya Dávid, presidenta del Foro Democrático (de centro derecha) y organizadora de la conferencia de prensa multipartita, recalcó que ‘la gran mayoría de la opinión pública rechaza la actividad de la Guardia’.


La Guardia Húngara fue formada el 25 de agosto por los representantes del partido de ultra derecha Jobbik en el antiguo castillo real, vestidos con un uniforme negro decorado con la bandera de franjas de los Arpád (familia real húngara hasta el siglo XIV), utilizada en los años 30 por los pronazis magiares.


La nueva organización ha causado preocupación en diferentes organizaciones internacionales, entre ellas el Congreso Judío Europeo y el Congreso Judío Mundial.


Según un sondeo publicado por el semanario HVG, un 13 por ciento de la población apoya la actividad de la MG, mientras un 60% la rechaza y condena la formación.

> Berria: Erasoak > C. VALENCIANA: TRES NEONAZIS ATACAN A CINCO JOVENES HOMOSEXUALES EN GANDIA

  • Tres jóvenes de estética neonazi atacan a cinco chicos homosexuales en Gandia
  • Los agresores les golpearon y les gritaron: «¡Maricones, bolleras! ¡Fuera de España!»
  • Levante, 2007-07-30

M. Vázquez, Valencia Cinco jóvenes, cuatro de ellos menores, fueron víctimas el sábado de la agresión, los insultos y el acoso de tres chicos de estética neonazi en Gandia, tal como denunció ayer Marta Pérez, una de las víctimas y coordinadora del grupo joven del col·lectiu Lambda. Los atacantes «podrían ser los mismos que el pasado 6 de julio agredieron e insultaron a un grupo de gays y lesbianas que estaban en la terraza de un bar» en esta localidad de la Safor, según fuentes de Lambda. Todo comenzó poco antes de las diez de la noche, cuando Marta y otros cuatro jóvenes caminaban por la calle Formentera, en Gandia, «para ir a la playa, al escenario donde se celebraba la fiesta del orgullo gay». De repente, advirtieron que tres chicos los seguían de cerca. «Iban detrás y empezaron a gritar que éramos unos maricones, que nos fuésemos de España y que hablásemos en valenciano porque estábamos en Valencia», relató la coordinadora del grupo joven del col·lectiu Lambda. Sin embargo, los agresores no tenían intención de quedarse sólo en las palabras, los insultos y las descalificaciones, y pronto se acercaron a sus víctimas. «Uno de nosotros les pidió que nos dejasen en paz», señaló Marta, y, eso, al parecer, fue precisamente lo que estaban esperando, puesto que a partir de ese momento comenzaron a llover golpes y empujones sobre los miembros de Lambda. «A los dos chicos de nuestro grupo les dieron patadas y puñetazos mientras nos gritaban: “¡Maricones, bolleras! ¡No queremos gays en España!” -contó una de las víctimas- y, luego, fueron a por una de las tres chicas, que llevaba una bandera del arco iris (símbolo del colectivo gay) colgada al cuello». La chica, menor de edad, forcejeó con los agresores y «acabó con un hematoma en el cuello y varios arañazos», mientras le espetaban «cosas como: “¡Dános la bandera que la vamos a quemar, bollera de mierda!”», señaló Marta. Ella, que ya era blanco del acoso de los atacantes, puestos que se incitaban entre sí gritándose: «”Pegad sólo a los chicos y a ésa que parece un tío”», según fuentes de Lambda, se acercó inmediatamente a su compañera para intentar ayudarla y también sufrió los golpes y empujones de los agresores.


Sin embargo, uno de los que peor parte se llevó fue uno de los chicos del col·lectiu de gays y lesbianas, «que es de piel cetrina y parece árabe», por lo que los atacantes «se cebaron especialmente con él: le pegaron por ser gay y por inmigrante, aunque es español», agregó Marta.


Los agresores únicamente se marcharon del lugar «cuando vieron que les plantábamos cara y que yo sacaba el móvil para llamar a la Policía Local de Gandia», detalló la joven. Sólo entonces aceptaron soltar su presa y huir corriendo del lugar. Una nueva agresión Pero el calvario de las víctimas no acabó aquí, especialmente el de la coordinadora del grupo joven del col·lectiu, puesto que hora más tarde, ya de madrugada, volvió a ser objeto de un ataque aunque, esta vez, todo apunta a que fue circunstancial y no fruto de su condición sexual. «Era ya de madrugada e íbamos hacia el coche cuando vimos a un grupo de chicos rompiendo a patadas el espejo retrovisor de un automóvil -señaló Marta- . Cuando se acercaron al nuestro, les gritamos que no le hiciesen nada y, entonces, uno de ellos se acercó como para pegarnos mientras que otro se metió por medio. Al final me llevé un puñetazo en toda la cara». No obstante, y pese a las lesiones que le provocó esta última agresión, Marta le restó ayer importancia «porque creo que no tuvo la misma intención que el otro ataque».

> Berria: Erasoak > C. VALENCIANA: NUEVA AGRESION DE SKINS A JOVENES HOMOSEXUALES EN LA PLAYA DE GANDIA

  • Un grupo de skins agrede e insulta a cinco jóvenes homosexuales en la playa de Gandia
  • Es el quinto ataque perpetrado por jóvenes neonazis en un mes en el municipio
  • Quinto ataque homófobo en poco más de un mes en Gandia. Cinco jóvenes homosexuales fueron víctimas el sábado de patadas, empujones e insultos por parte de un grupo de “estética neonazi” cuando acudían a una celebración gay en la playa del municipio de la Safor. Tres de los asaltados sufrieron heridas leves. La policía busca ahora a los responsables de la agresión.
  • Las Provincias, 2007-07-30 # A.CH. · Valencia

Agresión homófoba en Gandia. Cinco miembros del Colectivo Lambda que celebraban una fiesta en la playa junto a varios jóvenes fueron agredidos, insultados e increpados por un grupo de “estética neonazi”, tal y como confirmaron fuentes de la entidad y una de las víctimas.


La agresión se produjo durante una celebración en Gandia a la que acudieron una decena de jóvenes de Valencia, así como otros muchos de la comarca de la Safor.


Hacia las 21.30 horas del sábado, cuando cinco de los participantes en la celebración caminaban por la calle Formentera del municipio valenciano, fueron rodeados por tres jóvenes “con aspecto skin”, tal y como indicaron los denunciantes.


Los agresores empezaron a insultar a los jóvenes y a lanzar comentarios cómo “no queremos gais en España”. Enseguida llegó la violencia. “Pegad sólo a los chicos y a esa que parece un tío”, incitó uno de ellos a sus acompañantes, según un comunicado de Lambda.


Patadas en el tórax

Los autores del ataque se cebaron especialmente con dos jóvenes, ambos menores de edad, los cuales recibieron varias patadas en el tórax.


El acoso continuó hacia otra de las jóvenes, que portaba la tradicional bandera arco iris, símbolo del movimiento gai. “Danos la bandera que la vamos a quemar”, aseguró uno de los agresores.


La chica forcejeó con los asaltantes, ayudada por su compañera sentimental. Esta cayó al suelo en la disputa y se ocasionó excoriaciones en un codo.


Los jóvenes salieron corriendo para escapar de los autores del ataque. Tras lograr refugiarse en un local cercano, alertaron de lo ocurrido a la Policía Nacional. Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, ya no había ni rastro de los agresores.


Desde Lambda aseguraron que los sospechosos ya protagonizaron otro violento episodio similar el pasado 6 de julio. Entonces, irrumpieron en la terraza de un bar en el que se hallaban varios jóvenes homosexuales, lanzaron por los aires botellas y vasos y agredieron a varios de ellos.

Tatuajes muy característicos
Las mismas fuentes indicaron que la policía tiene identificados a los sospechosos, algunos de los cuales presentan “tatuajes muy característicos”.


En poco más de un mes, Gandia ha sido escenario de cinco ataques homófobos, entre ellos los dos ocurrido este mes de julio. El primero de ellos se produjo en junio, cuando un miembro del Colectivo de Gais y Lesbianas de la Safor fue golpeado y llamado “escoria” por un desconocido a las puertas de la sede de la entidad.


El 30 de junio, según la asociación, cinco individuos propinaron patadas y puñetazos a un joven que se hallaba en un local gai y le rociaron la cara con un aerosol. Ese mismo día hubo otra agresión que la víctima no quiso denunciar.

“Pudo ser peor”
La coordinadora del Colectivo Lambda, Luisa Notario, animó a quienes sufran estas agresiones a sacarlas a la luz pública: “No debemos coartar nuestra libertad y que el miedo nos meta de nuevo en el armario, porque las leyes y la sociedad están de nuestra parte”.


Marta Pérez, coordinadora del grupo joven del Colectivo Lambda, vivió en primera persona el desagradable episodio. Los radicales quisieron golpearla por su aspecto masculino. “Podía haber sido peor”, aseguró recordando el sábado por la noche.


“Los daños morales siempre se notan más que los físicos, y sus agresiones verbales han acabado influyendo en el grupo”, lamentó Marta.


Eso sí, la joven aprovechó para lanzar un mensaje de esperanza: “Se empieza luchando por una bandera; se acaba consiguiendo nuestros derechos”.