• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

> Erreportajea: Osasuna > LESBIANAS Y ALCOHOLISMO: HASTA LA ULTIMA GOTA

  • Lesbianas y alcoholismo: Hasta la última gota
  • Las lesbianas no tienen mayor predisposición al alcoholismo que las mujeres heterosexuales. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que el alcoholismo puede afectar a más del 30% de las lesbianas ¿por qué ocurre este fenómeno? ¿cuál ha sido la experiencia de quienes han cruzado la línea de la adicción? RS lo devela en este reportaje.
  • Rompiendo el Silencio, 2008-01-01 # Érika Montecinos Urrea · RS

Cuando Doris (33), comunicadora audiovisual, se vio bebiendo sola en la habitación de un hotel que tomó exclusivamente para eso, supo que ya había “llenado el vaso”, así, literalmente. Y es que el alcohol en su vida se había instalado con todo, tras un mar de situaciones familiares y falsas relaciones que producían en ella un vacio.


“Cuando una está ahi, dentro del torbellino, no hay razones especificas, sino más bien todo lo que nos rodea parece ser motivo suficiente para tomar. En mi caso, todo iba cuesta abajo, y el rollo sentimental es súper fuerte para las personas que beben en exceso”, cuenta.


Doris añade que vio muy mal a su familia por esta decisión de sumirse en el alcohol, sobretodo a su mamá que lloraba desconsolamente cada vez que llegaba a su casa con bastantes copas demás. “Eso fue fuerte. Ver a mi Mama llorando por las embarradas que yo me mandaba en ese estado, pero nunca me buscaron ayuda. Mi familia sufrio por lo que ellos sentian al verme así, pero no por lo que yo en realidad estaba pasando”, explica.


Decidio dejarlo cuando “llenó el vaso”, como indica ella misma. “Muchas veces me decidí, pero no podia, no estaba lista aún para enfrentar la vida sin alcohol. Un día desperté y dije, “ya no quiero más, esto me aburrio”. Y de eso hace casi 5 años. Creo que fue el momento perfecto. Ya habia saturado y ahora, doy gracias al universo por todo lo que pasé, porque mientras más profundo caí, más grande fue el salto. Nunca más me dieron ganas de tomar”.


Tal como ella, son muchas las mujeres en los últimos años que han aumentado su ingesta de alcohol. Las lesbianas no tienen mayor predisposición al alcoholismo que las mujeres heterosexuales. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que el alcoholismo puede afectar a más del 30% de las lesbianas, cifra que la psicóloga de la Universidad de Chile, Kena Lorenzini, dice no compartir completamente.


“Estos estudios deben ser cuantitativos, sino tienen una metodología y muestra coherente con el universo de lesbianas, sus resultados pueden ser cuestionados Según mi experiencia, estos resultados no corresponden a la realidad, pero tampoco podría afirmar una cifra, pero indudablemente mi percepción es que el alcoholismo se da en mucho menor medida. Además el alcoholismo (del cual hay varias categorías) no sólo va a depender de que la mujer sea lesbiana, sino de otras variables, como si es joven, si viene de una familia disfuncional etc”, plantea.


Así y todo, muchos estudios sobre salud lésbica reconocen que el consumo excesivo de alcohol en ellas, puede incidir para un mayor incremento a padecer cancer de mamá, junto con la obesidad y la escasa preocupación a una revisión periódica.


El sitio español en Internet “Guirigay” afirma que en las lesbianas se dan altos índices de alcoholismo y tabaquismo.


“Somos sujetas de riesgo ante diversas adicciones debido a la presión social que tenemos que soportar. Además, la cultura lésbica es, por su especial situación, una cultura de bares. Prácticamente, sólo es posible conocer a otras personas lesbianas en los bares, lo que nos anima a beber y fumar”. Según el Instituto de Protección de la Juventud Gay y Lesbiana de Nueva York, el 30% de quienes allí asisten buscan solución al rechazo social en el alcohol o las drogas”, señalan.


¿Las lesbianas estamos expuestas en mayor medida a las adicciones como el alcohol? En el Movimiento Unificado de Minorias Sexuales (MUMS) se han tomado el tema muy en serio y cuentan con un Centro en primera respuesta, destinado a brindar orientación y asesoria a aquellas lesbianas y gays que tienen que lidiar con este problema, muy pocas veces reconocido como tal.


Desde la calle
Isabel (27), traductora, aún se recuerda pidiendo monedas en las esquinas del centro de Santiago para comprarse “la chela”. Su desayuno habitualmente era un pan con mantequilla y una cerveza “de a litro”. Su familia, que hace poco se había enterado sobre su orientación sexual, no le aguantó más su “estilo de vida”,e incluso, su madre le insistía en que el alcohol fue el culpable del lesbianismo de su hija. Frente a todo eso, la expulsaron de la casa.


“No tenía a dónde ir, llamé a mis supuestas amigos en ese momento, en su mayoría gays ¿y me vas a creer que ninguno se ofrecio a brindarme apoyo?. Llegué a la casa de unos Okupas y ahí me puede mantener durante algunos meses, pero macheteaba monedas sólo para beber. Mi estudios fueron suspendidos, mi carrera se fue a la cresta. Yo no era nadie”, relata.


Las razones para que comenzara a beber de esa menera, las relaciona con el abandono de su primera pareja mujer. “Me fui al hoyo. Sentía un vacio muy grande, como que el alcohol era lo único que me podía mantener en otra dimensión, fuera del dolor”, dice.


Felizmente, esa época quedó atrás para Isabel y hoy con mucho esfuerzo y el apoyo de su misma familia que después la buscó, pudo “rehabilitarse” y retomar su vida. Hoy se considera “astemia” y sólo pide bebidas cuando va a algún bar.


“Mis amigas me molestan, porque dicen que cómo puedo ir a un bar a tomar bebida!, pero eso no me aproblema, me siento mejor sobria y disfrutarlo realmente, no perderme de la diversión porque estoy tirada en el suelo sin saber qué pasa”, manifiesta.


Lorenzini indica que evidentemente el vivir una doble vida puede facilitar la utilización de cualquier tipo de elemento que permita el alivio de la tensión psíquica vivida, “no sólo el alcohol y las drogas, sino también lo puede ser volverse callejera (por lo insoportable que le significa estar en su casa) , trabajólica, hipersexualizada, hiperpolola etc. Siempre que hay una doble vida, existirá un mayor riesgo de consumo de alcohol, pero no es condición sine qua non”.


  • Kena Lorenzini, psícologa: “Es difícil dejar de beber sólo con buenas intenciones”

¿Cómo pueden algunas lesbianas que están muy metidas en esto del alcohol salir adelante y dejarlo?
Cualquiera persona, lesbiana o no, para dejar el alcohol debe seguir un tratamiento, el cual debe ser , desde mi punto de vista, multidisciplinarlo, es decir, psiquiatra, psicólog@, terapeuta ocupacional. Será ambulatorio o no dependiendo de cada caso. Creo que es tremendamente difícil dejar la adicción al alcohol sólo con buenas intenciones, se necesita en primer lugar una toma de conciencia de que se tiene el problema con el alcohol, y trabajar que hay tras ese consumo, se puede aventurar que es por el hecho de ser lesbiana en un mundo hostil, pero lo más probable es que las causas sean múltiples y es necesario que indague en ella, con ayuda para conocerlas.


¿Hay mayor predisposición de lesbianas jóvenes para el consumo de alcohol?
En realidad, hay mayor disposición de l@s jóvenes en general a consumir alcohol, por ello no sé si la variable lesbiana influye demasiado. Son múltiples las hipótesis para explicar esta mayor disposición de l@s jóvenes al consumo, pero la realidad parece confirmar este dato.

Anuncios

> Iritzia: Eva Nordbeck > VACUNAS Y VIRGINIDAD

  • Vacunas y virginidad
  • Diario Siglo XXI, 2007-02-28 # Eva Nordbeck · Barcelona

Las autoridades sanitarias han convenido incluir la vacunación contra el virus del papiloma humano, causante de la muerte anual de un porcentaje nada despreciable de mujeres. Dicho virus se contrae vía genital y en proporción al número de contactos sexuales. De poco sirve el preservativo porque el contagio es piel a piel. El enorme gasto sanitario que conllevará podría reducirse drásticamente si en las escuelas se enseñara a guardar la intimidad sexual. En efecto, la virginidad hoy cuenta con pocos adeptos, no tanto entre la juventud sino entre la edad adulta encargada de velar por su educación. Son muchos los niños empujados a “probar” ya que desde las atalayas mediáticas y educativas les promocionan la actividad sexual sin ningún escrúpulo. Nacen así jóvenes no aptos para guardar la castidad y hacen desgraciado su matrimonio. Nadie les ha enseñado que la virginidad es fuente de fuerza para afrontar las dificultades propias de la convivencia matrimonial y que no pueden ser superadas cuando el amor se ha roto sin conservarse por las relaciones íntimas previas a la boda.

> Berria: Osasuna > SALUD GAY, 10 PUNTOS A TENER EN CUENTA

  • Salud gay: 10 puntos a tener en cuenta en tu próxima visita al médico
  • Sentido G, 2007-12-22 # Dr. Vincent M. B. Silenzio · GayWired / © Traducción de Esteban Rico para SentidoG.com


La siguiente es una lista con diez temas realmente importantes que los hombres gays deben consultar con sus médicos:

1. HIV/SIDA: El hecho de que los hombres que tienen sexo con otros hombres se encuentran en un alto riesgo de contraer HIV es algo sabido, aunque la efectividad del sexo seguro con el fin de reducir la tasa de infección es una de las armas más poderosas de la comunidad gay. Sin embargo, durante los últimos tiempos se ha podido ver un regreso a muchas de las prácticas de sexo no seguro dentro de la comunidad. Mientras que los tratamientos efectivos contra el HIV han estado dando muy buenos resultados durante los últimos años, no es sustituto para la prevención de la infección. Se ha podido probar que el sexo seguro reduce radicalmente las posibilidades de contraer el virus del HIV. Todos los profesionales de la salud deberían estar alertas acerca de como aconsejar y promover las prácticas de sexo seguro ante sus pacientes.


2. Consumo de Drogas:
Según ciertos estudios, los hombres gays consumen drogas en mayor cantidad que el resto de la población, y no solamente en las grandes ciudades como New York, San Francisco y Los Angeles. Este consumo incluye una cantidad de sustancias que van del nitrato de amyl (también conocida como “poppers”), pasando por la marihuana, el éxtasis y las anfetaminas. Los efectos a largo plazo de la mayoría de estas sustancias aún son desconocidos. Sin embargo, los conocimientos actuales sobre estas sustancias sugieren que las consecuencias se irían agravando con el paso de los años.


3. Depresión:
La depresión parece afectar a los hombres gays en un mayor nivel que al resto de la población. Las posibilidades de sufrir depresión son mayores, y el problema puede ser aún más serio para aquellos hombres que no asumen su sexualidad públicamente o no poseen el correspondiente apoyo de su entorno. Los adolescentes y los jóvenes son los que corren mayor riesgo de cometer suicidio a causa de esto. Los servicios de salud mental dirigidos a los hombres gays deberían ser más efectivos en la prevención, diagnostico y tratamiento de estas afecciones.


4. Hepatitis:
Los hombres que tienen sexo con otros hombres corren el riesgo de infectarse con el virus de la hepatitis. Este virus puede ser potencialmente fatal, y puede generar enfermedades como la cirrosis y cáncer de hígado. Por fortuna, existe la inmunización para prevenir dos de los tres virus más peligrosos de la hepatitis. La inmunización universal para el virus de la Hepatitis A y de la Hepatitis B Virus está recomendada para todos los hombres gays sexualmente activos. El sexo seguro es efectivo para reducir el riesgo de contagio de la Hepatitis viral y actualmente es el único método de prevención para el virus de la Hepatitis C, el cual es muy grave.


5. ETS:
Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) son muy comunes en los hombres gays sexualmente activos. Estas enfermedades incluyen infecciones para las cuales existen tratamientos efectivos (sífilis, gonorrea, clamidia, ladillas, entre otras), y otras para las cuales no existe cura hasta el momento (HIV, Hepatitis A, B, o C, Papiloma Humano, etc.). No hay ninguna duda de que el sexo seguro reduce el riesgo de contraer ETS, y la prevención de estas infecciones por medio del sexo seguro es clave.


6. Cáncer de colon, de próstata y de testículo:
Los hombres gays pueden estar en riesgo de muerte a causa del cáncer de próstata, de colon o de testículo. Los análisis para detectar estos tipos de cáncer deberían llevarse a cabo varias veces en la vida del hombre gay y el acceso a los servicios de salud deberían ser más accesibles y debería haber más información al respecto.


7. Alcohol:
A pesar de que algunos estudios recientes han logrado mejorar nuestro entendimiento del uso del alcohol en la comunidad gay, aún se cree que los hombres gays consumen más y son más dependientes de las bebidas alcohólicas que los hombres heterosexuales. Una bebida diaria no debería afectar a la salud en forma negativa; sin embargo, algunas enfermedades relacionadas con el alcohol se pueden generar con un bajo consumo del mismo. Los servicios sociales dirigidos a la comunidad gay deberían estar pendientes de este tema para poder enfrentarlo y tratarlo con sus miembros.


8. Tabaco:
Estudios recientes parecen asegurar la noción de que los hombres gays consumen tabaco a un nivel mayor que los hombres heterosexuales, alcanzando un 50 por ciento según algunas encuestas. Los problemas de salud relacionados con el consumo de tabaco incluyen enfermedades pulmonares, problemas de corazón, presión alta, cáncer de pulmón entre otros problemas serios. Los hombres gays deberían estar expuestos a programas de concientización y de ayuda para abandonar el consumo de tabaco.


9. Vida Sana (dieta y ejercicio):
Los problemas con la propia imagen corporal son mucho más comunes entre los hombres gays que entre sus pares heterosexuales, ya que los hombres gays están más expuestos a sufrir trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia. Mientras que el ejercicio regular es muy bueno para la salud cardiovascular, en otras áreas, el exceso de ejercicio puede ser perjudicial. El uso de sustancias como son los anabólicos y ciertos suplementos puede afectar la salud en forma adversa. En el otro lado del espectro, el sobrepeso y la obesidad son problemas que también afectan a un gran subgrupo de la comunidad gay. Esto puede causar una serie de problemas de salud, como la diabetes, la presión alta y problemas de corazón.

10. Papiloma Anal: De todas las infecciones que se contagian por vía sexual a las que los gays están expuestos, el virus del papiloma anal, el cual genera verrugas anales y genitales, es considerado como algo más que un simple inconveniente. En realidad, estas infecciones juegan un papel importante en el creciente número de casos de cáncer anal en los hombres gays. Algunos profesionales de la salud ahora recomiendan que los hombres gays se hagan análisis regulares, de la misma forma que las mujeres se realizan chequeos frecuentes para detectar diferentes tipos de cáncer. El sexo seguro debería ser enfatizado para evitar el contagio. Los tratamientos para el papiloma anal existen, pero la recurrencia del virus es muy común, y la tasa en la cual la infección puede ser transmitida por vía sexual es muy alta.

> Berria: Abortoa > REGRESA EL MIEDO A ABORTAR

  • Regresa el miedo a abortar
  • Las clínicas temen que las mujeres usen medios inseguros por la presión
  • El País, 2007-12-20 # María R. Sahuquillo · Madrid

Las mujeres que quieren abortar tienen miedo y las que ya han abortado, también. En las clínicas de interrupción de embarazo las pacientes preguntan estos días si abortar es legal, algunas rehusan dar el DNI antes de someterse a la intervención y otras, que ya pasaron por esa operación, quieren recuperar ahora su historial médico o que sea destruido.


La alarma social que se ha desatado estos días a raíz de las detenciones de médicos implicados en abortos supuestamente ilegales en varias clínicas de Barcelona está repercutiendo en el día a día de las clínicas abortistas. Ayer mismo la fiscal pidió prisión provisional para los dos psiquiatras detenidos, informa Jesús García. Además, numerosas pacientes han sido llamadas ante el juez por haber abortado en estas clínicas y las mujeres están asustadas. También los facultativos tienen temores fundados a que ese miedo haga que se alejen de las clínicas y recurran a métodos clandestinos.


Los centros han detectado que el flujo de mujeres que ha acudido a sus locales las últimas semanas ha disminuido ligeramente. “Si una mujer tiene que abortar lo hará. Nos preocupan sobre todo las mujeres inmigrantes. Se corre el riesgo de que vuelvan a hacerlo con el Cytotec o que se pongan en manos de las aborteras. No olvidemos que siguen existiendo”, dice Empar Pineda, portavoz de la clínica Isadora de Madrid. Otro riesgo, según las clínicas es que, por miedo, las mujeres dejen pasar demasiado tiempo antes de acudir a los centros. “Cuantos más días pasen más riesgos hay para su salud”, explica Gael Leveder, de Dator.


Las mujeres no quieren hablar. Se sienten inseguras y prefieren no hacer comentarios sobre lo que está sucediendo. “Puede que no me pase nada, pero… por si acaso. Nunca se sabe”, cuenta una latinoamericana en la clínica Dator. “No, no. No quiero decir nada”, apunta una china en Isadora. El comentario es generalizado entre las españolas, las inmigrantes o las menores que ayer visitaban estas dos clínicas madrileñas. Silencio. “Saben que algo está ocurriendo. Sobre todo desde que en Barcelona se llamó a declarar a las mujeres”, dice Leveder.


Desde hace semanas las clínicas reciben peticiones que les trasladan a la década de los ochenta, cuando el aborto acababa de legalizarse. “Preguntan si estamos en regla, si los médicos tienen titulación y qué ocurre con sus datos”, dice la portavoz de Dator, una de las clínicas históricas. El caso no es único. Sucede lo mismo en la mayoría de las clínicas españolas. “Las mujeres acuden a los centros en tensión. Muchas tienen la sensación de hacer algo ilegal. Algunas se niegan incluso a darnos el DNI, algo que es imprescindible para someterse a la intervención. Otras ponen pegas para darnos el teléfono o la dirección de su casa”, cuenta Eva Rodríguez Armario, presidenta de la Asociación de Clínicas Acreditadas para Interrupciones Voluntarias del Embarazo (Acai).


“Ayer nos llamó una mujer que abortó hace cinco años y que quería recuperar su historial. Las mujeres quieren garantías para saber que sus datos son confidenciales”, cuenta Pineda. Lo mismo ha ocurrido en la clínica El Sur de Sevilla: “Vino una mujer que abortó hace diez años. Tenía miedo de que su expediente saliese a la luz y su madre y su actual marido descubrieran que había tenido un embarazo a los 18 años”, dice una trabajadora social. Los datos médicos sólo pueden ser revelados a petición expresa del interesado o por mandato de un juez.

> Berria: Hiesa > PAIS VASCO: NACEN LOS CINCO PRIMEROS BEBES DEL PROGRAMA PARA PADRES SEROPOSITIVOS

  • Nacen los cinco primeros bebés del programa para padres seropositivos
  • Osakidetza ofrece desde 2006 en Galdakao la técnica del lavado de semen
  • El País, 2007-12-13 # Estela M. Suero · Bilbao

Los enfermos de sida no sólo han visto garantizada su vida gracias a los avances médicos, sino que además pueden darla. En las últimas semanas, cuatro mujeres han dado a luz en Euskadi a cinco bebés sanos -dos de ellos son gemelos-, pese a que sus padres están infectados con el VIH. Otras cinco futuras madres de los tres territorios aguardan, ya embarazadas, el momento de los nacimientos y una más sufrió un aborto. Los bebés han sido engendrados gracias a la técnica de lavado de semen para enfermos de sida que Osakidetza ofrece desde noviembre de 2006, dentro de la red sanitaria pública, en el Hospital de Galdakao. La técnica sólo es aplicable cuando es el hombre el que sufre la enfermedad y su compañera no está infectada por el virus.


El laboratorio de andrología del hospital vizcaíno fue el primero de Euskadi que comenzó a depurar el semen infectado. Hasta entonces, algunas clínicas privadas ofrecían también a parejas serodiscordantes la posibilidad de concebir hijos sanos, aunque para ello recurrían a laboratorios de fuera de la comunidad autónoma y tenía un elevado coste para los usuarios.


El procedimiento para dejar las muestras de esperma limpias de VIH resulta complejo, pero evita cualquier riesgo de que el virus pase a la madre y al feto. José María Aritzeta, ginecólogo de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital de Galdakao, explica que no todas las familias afectadas pueden someterse a esta técnica de inseminación. De las 42 parejas -en su mayoría de entre 35 y 40 años- que en los últimos trece meses han pasado por su consulta, cerca de una treintena han iniciado el tratamiento.


Para poder hacerlo es necesario que el hombre cumpla una serie de condiciones de salud. Si es apto, a la mujer se le somete a inseminación artificial, pero previamente el esperma de su pareja habrá sido cuidadosamente tratado para evitar que el virus del sida se transmita a su descendiente.


Carmen Mar, jefa del laboratorio de andrología de Galdakao, reconoce que el procedimiento es complejo: “Se trata de librar a unas células [espermatozoides] del entorno vírico y asegurarte también de que los virus han sido eliminados completamente del entorno. Para ello, tienes que trabajar en unas condiciones de esterilidad exquisitas”. Del trabajo en el laboratorio depende que el riesgo de infección para la mujer sea nulo. El esperma tratado tiene una pequeña posibilidad (hasta el 7%) de contener células contaminadas. “A la mínima duda”, la muestra se desecha y se toma una nueva, apunta José María Aritzeta. Por ello, ninguna mujer ha contraído el VIH durante este tipo de intervenciones.


En general, la calidad del esperma de los enfermos de sida suele ser más baja que la del resto de la población. Pero cuando no hay diferencias, las mujeres de parejas serodiscordantes pueden quedarse embarazadas con más facilidad que las que acuden a las consultas de reproducción asistida por problemas de fertilidad, cuenta Mar. Si el embarazo no se consigue en una primera inseminación, se repite hasta un máximo de seis intentos, con un porcentaje de éxito del 43% en todo el tratamiento. Una vez que el óvulo es fecundado, la gestación evoluciona con los mismos contratiempos y alegrías que cualquier otra.


Al final, plantearse traer al mundo a un bebé y convivir con el VIH es siempre una carrera de obstáculos. “Los niños son siempre muy deseados, y cuando al fin la mujer se queda embarazada, sus padres están contentísimos y muy agradecidos”, observa Elena Liébana, enfermera de la unidad de reproducción asistida de Galdakao.

> Elkarrizketa: Iñaki Lete > "LA PILDORA DEL DIA SIGUIENTE SUPONE UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD"

  • Iñaki Lete · Jefe de Ginecología del Hospital Santiago de Vitoria
  • “La ‘píldora del día siguiente’ supone una segunda oportunidad”
  • El País, 2007-11-22 # Eduardo Azurmendi · Vitoria

Iñaki Lete (Oñati, 1956), jefe del servicio de ginecología del Hospital Santiago de Vitoria, da la bienvenida a la campaña de vacunación contra el cáncer de cuello de útero que Sanidad iniciará este mes con 9.000 niñas, aunque reconoce que si fuese un gestor económico podría dudar de la justificación económica de la medida. Lete también aplaude la decisión de Sanidad de financiar la píldora del día siguiente, que califica de “segunda oportunidad”, aunque precisa: “Nunca puede reemplazar a la anticoncepción regular”.


Pregunta. Sanidad anuncia que va a financiar la píldora del día siguiente. ¿Qué opina?
Respuesta. Me parece una buena medida. Tenemos las experiencias de otros países y otras comunidades que nos han enseñado que el que sea gratuita para las mujeres no incrementa su uso ni hace que se utilice peor la anticoncepción.


P. El departamento siempre ha recelado que se dejen de usar otros métodos anticonceptivos. ¿Es un temor fundado?

R. La experiencia que tenemos de las comunidades cercanas es que no ha habido una explosión en su uso. Se trata de una buena herramienta de prevención del embarazo y por eso, cuanto más disponible esté mejor. El mensaje siempre es el mismo: la píldora poscoital es una segunda oportunidad; nunca debe reemplazar a la anticoncepción regular.


P. Sanidad comenzará a finales de mes la vacunación contra el cáncer de útero. Algunos profesionales han pedido una moratoria por la baja incidencia y el alto coste de las dosis. ¿Se trata de una buena medida?

R. En principio, una vacunación que proteja a las mujeres de un 70% de los cánceres de cuello de útero beneficia a las mujeres. También es cierto que a la industria farmacéutica le va a beneficiar y mucho.


P. Es un cáncer propio de los países pobres. España es el país del mundo con menor prevalencia de la enfermedad.
R. Lo que está claro es que la historia natural de la enfermedad es muy lenta. Desde que una mujer se infecta por el virus del papiloma humano [causante de la enfermedad] hasta que acabe haciendo un carcinoma en el cuello del útero se estima que, como mínimo, hacen falta diez años. En ese período de tiempo que pasa desde la infección hasta que el cáncer se hace invasor se producen unas lesiones precancerosas que se pueden diagnosticar con las citologías. Así, se coge la enfermedad en una fase inicial en la que con una simple intervención quirúrgica se ha resuelto el problema.


P. ¿Han sucumbido los políticos a la presión de la industria farmacéutica?
R. No lo sé. La responsabilidad de la Administración sanitaria es analizar la eficacia de la vacuna, que está demostrada frente a la lesión precancerosa. Quiero creer que habrán valorado que no es tan costoso pagar el dinero por la vacuna a cambio de los beneficios que se obtienen. Entiendo que haya alguna reticencia, porque no se trata de un problema de salud público y hay programas establecidos para atajar la enfermedad en su fase inicial. Yo, por mi parte y como especialista, bienvenida sea. Si viene a mi consulta una madre con una hija de 15 años a la que no van a vacunar en el colegio [sólo se pondrá a las niñas de 12 y 13 años], me pregunta por la vacuna y no ha empezado a tener relaciones sexuales, le diré que se la ponga si tiene los 500 euros que cuesta. Eso sí, antes le diré que no le protege de todo y tiene que seguir con sus medidas de prevención.


P. ¿Es partidario de incluir a las mujeres de 45 años en el programa de mamografías o cree que es mejor mantenerlo como hasta ahora a partir de los 50?

R. Me fio absolutamente de lo que hay ahora. Es más efectivo ampliar la edad, como se ha hecho llegando hasta los 69 años, que bajarla a 45. El riesgo de diagnosticar falsos positivos en el cáncer es más alto en mujeres de 45 años porque sus mamas son más densas y el radiólogo interpreta peor las imágenes.

> Berria: Trans > TRANSEXUALES CONVOCAN UNA PITADA ANTE LA SEDE DEL PSOE PARA RECLAMAR SUS DERECHOS

  • Los transexuales convocan una pitada ante la sede del PSOE para pedir operaciones de cambio de sexo gratis
  • Servimedia, 2007-11-16

El colectivo transexual Bloque Alternativo de Liberación Sexual ha convocado para esta tarde ante la sede del PSOE en Madrid una pitada para que el Gobierno cumpla con su compromiso de que la sanidad pública financie las intervenciones quirúrgicas de cambio de sexo.


Según ha informado este colectivo, el lema de esta convocatoria es “Basta de engaños, nuestra salud está en juego”.


Esta organización explica que recientemente el Ministerio de Sanidad ha propuesto a este colectivo una solución parcial a la prestación sanitaria transexual, que consistiría en la designación de uno o varios Centros de Referencia Estatal en toda España.


“Esta propuesta discriminaría a las personas transexuales que viven en localidades alejadas de los pocos centros de referencia que se designen. Especialmente llamativa sería la discriminación que supondría esta oferta para las personas con escasos recursos económicos”, afirma el Bloque.


Por ello, recuerda que la solución que el colectivo transexual demanda es acercar la primera atención a estas personas a los centros de atención primaria que tengan más próximos.