• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

> Berria: Prostituzioa > ANDALUCIA: SEVILLA ELIMINARA LA PROSTITUCION EN LA CALLE Y MULTARA A LA CLIENTELA

  • Sevilla eliminará la prostitución en la calle y multará a los clientes
  • El País, 2007-12-20 # F. P. M. · Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla aprobará en el primer pleno de 2008, que se celebrará a finales de enero, la nueva ordenanza antivandálica que, entre otras medidas, perseguirá la prostitución en las calles. El Gobierno local, del PSOE e IU, ha cambiado así de opinión y auspicia ahora este plan que rechazó el pasado mes de marzo tras una propuesta del PP.


La normativa local impondrá al cliente sanciones que pueden llegar a 3.000 euros, al tiempo que los agentes policiales facilitarán información y ayuda a las prostitutas. El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, confirmó que se encuentran “en un último periodo de audiencia de todos los colectivos que participaron en esta ordenanza para aprobarla de inmediato”.


Las asociaciones vecinales de los barrios más afectados por esta práctica callejera aplaudieron este tratamiento de la prostitución. Los vecinos de uno de los barrios más afectados expresaron su deseo de que la ordenanza se cumpla para acabar con la sensación de inseguridad y los incidentes que se suceden en esta zona. “Nuestras calles se llenan de prostitutas y travestís que provocan mucho jaleo, insultos a estas personas, venta de droga e incluso auténticas batallas campales. En muchas ocasiones, es insoportable”, dijo Manuel Gil, portavoz de la asociación de vecinos Huerta del Pilar.


Igual que en Barcelona
La ordenanza sevillana comulga con el espíritu y las medidas que se aplican en Barcelona, ciudad pionera en regular la prostitución callejera. Ambas persiguen al cliente, preservan a los menores de la exposición pública de esta práctica, y ofrecen información y ayuda a las prostitutas.


Con todo, hay diferencias en las sanciones. Si en Barcelona las multas a los clientes oscilan entre 750 y 3.000 euros, las sanciones en Sevilla pueden ser más elevadas: 1.500 por requerir a una prostituta y 3.000 por mantener relaciones sexuales en la calle. Menos dureza se aplicará contra las prostitutas. Los agentes les informarán de que esta práctica está prohibida y les ofrecerán ayudas sociales. En la Ciudad Condal, estas mujeres son igualmente informadas pero, si persisten en su actitud, son multadas por desobediencia. Además, pagan 750 euros si están cerca de un colegio.

Anuncios

> Berria: Prostituzioa > ANDALUCIA: FORZARON A PROSTITUIRSE A UN TRAVESTI BRASILEÑO ENFERMO DE SIDA HASTA POCO ANTES DE SU MUERTE

  • Forzaron a prostituirse a un travesti enfermo de sida hasta poco antes de su muerte
  • ABC, 2007-12-17 # José L. García · Sevilla

Un travesti brasileño enfermo de sida, al que una red de explotación sexual introdujo ilegalmente en España, fue obligado a prostituirse en un piso particular de Sevilla utilizado como picadero hasta el momento en que la enfermedad obligó a ingresarlo en un centro hospitalario, donde falleció poco después. Los responsables de la red han sido detenidos.


El caso de este travesti se ha conocido a partir del momento en que la Brigada de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía en Sevilla ha logrado localizar y desarticular el piso en el que una organización que actúa en Sevilla y Marbella, recluía a varios travestis brasileños a los que mantenía en un régimen de semi esclavitud, disponibles para los clientes las veinticuatro horas del día, sin descanso de ningún tipo.


La organización captaba a sus víctimas en Brasil y, al igual que las redes de trata de blancas, les pagaba el billete de avión hasta España. Una vez en nuestro país comenzaba su calvario, ya que se les retiraba el pasaporte y se les forzaba a prostituirse.


En este caso, los responsables de la red repartían las ganancias con los travestis, pero al mismo tiempo les obligaban a que, de lo obtenido, les pagaran la manutención, el alojamiento, el dinero prestado para comprar el billete de avión y los trescientos o cuatrocientos euros que les entregaban para sus primeros gastos, junto con una carta de invitación para viajar a distintas localidades de España. Una vez «situados», los brasileños eran obligados a devolver a la organización el dinero sobrante.


La red tenía pisos similares al descubierto en Sevilla en varios puntos de España, uno de ellos en Marbella, desde donde algunos de los travestis fueron reexpedidos a Sevilla porque aquél estaba lleno.


Además de los gastos de transporte y manutención, los propios explotados tenían que pagar los anuncios que la red ponía en la Prensa ofreciendo sus servicios, que asimismo eran publicitados a través de una página web del tipo «relax».


Una vez que indentificaron a los cabecillas de la red, uno de los cuales, Jonathan Carlos C., llegó a casarse con un travesti español para conseguir la regularización de su estancia en España, los investigadores intervinieron en el club «Opalo» y en un piso de la calle Júpiter, donde se encontraban los travestis en condiciones infrahumanas, obligados a atender a la clientela a la hora que fuera.


El precio de los servicios sexuales era de sesenta euros la media hora y cien euros la hora completa.


Una vez localizado el piso, los agentes llevaron a cabo un registro en el que fueron localizados mil euros, una pistola simulada, tres ordenadores, billetes de avión y diversa documentación que está siendo analizada.


Como responsables de sendos delitos contra los derechos de los trabajadores, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, prostitución, amenazas y coacciones, han sido detenidos los dos cabecillas de la organización: Antonio E.C., de 42 años, y Jonathan Carlos C., de 23 años, que ha sido imputado por estancia irregular en España. Asimismo han sido detenidos Luiz Carlos C. de 24 años; Robson Wagner B.R., de 40 años, y Alexandre P.M., de 37 años, por infracción a la Ley de Extranjería.

> Berria: Justizia > ANDALUCIA: CARLOS SALDAÑA, DUEÑO DEL ARNY, EN LIBERTAD TRAS CUMPLIR 9 DE LOS 33 AÑOS DE CONDENA

  • El dueño del ‘Arny’, en libertad tras cumplir 9 de los 33 años de condena
  • El Diario Vasco, 2007-10-17 # EFE · Sevilla

Carlos Saldaña, dueño del pub Arny, que fue condenado en 1998 a 33 años de cárcel por prostitución de menores, ha conseguido la libertad condicional tras un cumplimiento efectivo de casi nueve años de prisión. Fuentes del caso afirmaron que la juez de Vigilancia Penitenciaria de Sevilla, en una resolución notificada ayer, concedió a Saldaña la libertad condicional, después de tres meses calificado en tercer grado y régimen abierto, que le permitía salir de prisión todos los días para trabajar.


El caso Arny, uno de los mayores escándalos de prostitución homosexual de menores registrado en España, en el que estuvieron imputados personajes conocidos, se saldó con la condena en la Audiencia de Sevilla de 16 de los 49 hombres procesados, entre ellos el dueño del local, Carlos Saldaña.


Saldaña fue condenado por once delitos de prostitución de menores, pero el principio de cumplimiento efectivo del triple de la máxima pena individual impuesta situaba en 9 años el máximo que debía pasar en prisión, explicaron las citadas fuentes.


Saldaña, de 53 años, ya salía desde hace varios meses de la cárcel para trabajos puntuales en una consulta de fisioterapia, y desde agosto se hallaba en régimen abierto y sólo regresaba a Sevilla-II para dormir. El imputado pasó 9 meses de prisión provisional entre octubre de 1995 y julio de 1996, y tras la confirmación en el Supremo de la sentencia emitida por la Audiencia de Sevilla volvió a ingresar en abril de 2000 y cumplió su condena en las cárceles de Huelva, Madrid y Sevilla. El expediente de libertad fue iniciado de oficio por la Junta de Tratamiento de la cárcel.

> Erreportajea: Literatura > EL CURA DEUSTO: GAY, VASCO Y NACIONALISTA

  • El cura Deusto: gay, vasco y nacionalista
  • ABC, 2007-09-08 # Fernando Iwasaki

Todos los grandes escritores chilenos están en deuda con Augusto Goeminne Thomson (a) «Augusto D´Halmar», pues el Premio Nacional de Literatura de Chile -que consiste en una dotación económica de 20 mil euros más una pensión vitalicia de 600 euros mensuales- fue creado a sugerencia suya cuando el mismo D´Halmar regresó de Europa en 1934, más bien escaso de liquidez. El crítico Hernán Díaz Arrieta (a) «Alone» lo contó así en sus memorias Pretérito imperfecto (1976): «Años después, yendo por la calle, llamó de una acera a otra a un colega influyente, le hizo notar que se aproximaba el aniversario de su nacimiento, el cual tenía importancia histórica en la literatura nacional, y que fueran pensando en hacerle un regalo digno de la ocasión. Pero nada de estatuitas, ¿eh?… Algo positivo. De ese modo, con ese fin determinado nació el Premio Nacional de Literatura, que D´Halmar fue el primero en recibir». Corría el año de 1942 y D´Halmar era el más importante literato chileno vivo, muy por encima de Pablo Neruda, Gabriela Mistral y Vicente Huidobro.

El comienzo de Pasión y muerte del cura Deusto está fechado en Sevilla el 1 de enero de 1920, por lo que habría que calcular que D´Halmar vivió en la Ciudad Hispalense entre 1919 y septiembre de 1920, fecha del punto final de la novela. No es una obra que exalte la historia de Sevilla, ni sus leyendas urbanas, ni sus estampas más típicas. Todo lo contrario, pues cuando aparecen la Semana Santa, los toros, la copla o el flamenco, es sólo para mostrarnos sus aspectos más sórdidos y depravados. La historia en sí es muy simple: Ignacio Deusto, nuevo párroco de San Juan de La Palma llega a Sevilla huyendo de su Algorta natal, porque su «íntimo amigo» ha abandonado el seminario para casarse con su propia hermana. Destrozado aunque protegido por su nodriza Mónica, Ignacio Deusto conoce en Sevilla a Pedro Miguel «Aceitunita», gitanillo huérfano a quien el arzobispo acaba de jubilar como Seise porque va a cumplir catorce años. Así, dispuesto a hacer del «Aceitunita» un cantor sacro, Deusto se convierte en mentor del niño y se vuelca en una educación sentimental que no es otra cosa que la sublimación del deseo sexual a través de la música, los rezos, las miradas y las caricias: «Permanecieron así, postrados en la oscuridad creciente. Pedro Miguel se sentía invadir por un suave deseo de llorar, y sin saber lo que hacía se cogió a la mano que pendía a su lado y la oprimió contra su corazón. Y Deusto, abandonándosela, pensaba vagamente que ese taciturno angelus a los pies de la Purísima Concepción, y junto a un niño, debía de ser la felicidad».

Con el paso de los años, Pedro Miguel fue despertando el interés de poetas, pintores, toreros y tonadilleras, quienes a cambio de alhajas y dineros fueron apartándolo del regazo del cura Deusto y atrayéndolo hacia los suyos: «Mire usted, maestro, y dejémonos de rodeos y evasivas. Mi porvenir no puede crecer a la sombra de un campanario; tampoco voy a depender eternamente de las Nevas y los Alcázar; ser un epiceno, como usted dice» (hay que admitir que lo de ««epiceno», queda muy fino). ¿A qué personajes del ambiente homosexual sevillano de comienzos del siglo XX retrató D´Halmar en su novela? ¿Quiénes serían en realidad el pintor Sem Rubí, el poeta Giraldo Alcázar, el matador «El Palmero» y esa tonadillera «La Neva», que organizaban saraos arábigos en la alta noche sevillana?: «No era la primera vez que Pedro Miguel traspasaba las verjas de ese palacete mudéjar, donde el poeta ocultaba su ambiguo harén; pero, no habiéndose acogido a su hospitalidad, ignoraba hasta ahora cuántos refinamientos reservaba a sus huéspedes. El baño tibio, como entre los moros, fue lo primero que se puso a su disposición y, como no debían volver a salir sino a medianoche, para recorrer los bailes, en cambio de sus estrechos trajes de fantasía y sus botas de montar, encontraron los excursionistas amplias vestimentas blancas y blandas babuchas, de acuerdo con la pureza de los tapices y la holgura de los divanes».

El trágico desenlace de la novela -sugerido por el propio título del libro- tiene como escena final la separación del cura Deusto y Pedro Miguel en la misma parroquia de San Juan de La Palma: «Tú sabes -dijo [Deusto] con voz ardiente y retenida- que yo no lo sabía. Pero ahora comprendo más que nunca que lo nuestro no tiene solución en esta tierra. No, no soy yo. No, no eres tú, por piedad, no nos entreacusemos mutuamente. Nadie hasta ahora había encarado este problema. Tú no puedes ser ya lo que has sido para mí; yo no quiero, porque tampoco puedo ser otra cosa que lo que hasta ahora. Ni podemos seguir juntos, ni podremos separarnos. Hemos perdido a Dios, y éste es nuestro castigo». D´Halmar no escatimaba lirismos: «Entonces comprendieron los ojos negros y los ojos verdes, que nunca se habían mirado hasta entonces. Y era delicioso y a la par terrible. Quien haya mirado una sola vez así en la sombra, no debiera volver a ver la luz».
Como los «ojos verdes» eran vascos y los «ojos negros» gitanos, me gustaría terminar esta reseña con un apunte sobre el nacionalismo vasco que late en Pasión y muerte del cura Deusto, detalle que no debería extrañarnos porque la gran burguesía chilena tiene su origen en el mismo Bilbao. Así, aunque Deusto rezaba en euskera ¡Jagon nagizu nere aingeru! y su nodriza -que le llamaba «Iñaki» en la intimidad- siempre le rogaba regresar al caserío («¿Qué tenemos de común con lo que nos rodea? Vámonos a Algorta, y esto nos parecerá después un purgatorio»), sus veleidades nacionalistas quedaban de manifiesto cada vez que hacía delante del gitanillo la apología de «la raza del hierro»: «Deusto enseñaba a Pedro Miguel cómo era ésa tal vez la más vieja de Europa, más que todas sus civilizaciones, existiendo ya como pueblo cuando los demás eran todavía bárbaros y trashumantes. Raíz de los más seculares podía ser su idioma. Ni romanos, ni normandos, ni árabes consiguieron imponerse en aquel territorio de riscos y selvas, sobre esos cuantos pelotaris, bailarines o matuteros que desdeñaban entre ellos mismos los títulos y no aceptaban feudales. Y mucho después que España había absorbido los regionalismos, intactos se conservaban sus fueros».

En su divertidísimo libro El club de la pelea: los premios nacionales de literatura (2005), el escritor chileno Andrés Gómez cuenta que el funeral de Augusto D´Halmar fue tan apoteósico que dieciocho oradores pidieron la palabra. El último fue de traca: «Yo no vengo a pronunciar un discurso, señores. Sólo vengo a decirles que es hora de cerrar el cementerio y este cadáver debe ser sepultado».

Augusto D´Halmar: Pasión y muerte del cura Deusto. Editora Internacional (Madrid, 1924).

> Berria: Bikoteak > ANDALUCIA: EL 5% DEL TOTAL DE PAREJAS DE HECHO REGISTRADAS SON DE HOMOSEXUALES

  • Un 5% del total son parejas homosexuales
  • ABC, 2007-08-23

En la ciudad de Sevilla sólo entre un cinco y un seis por ciento de las parejas que se han registrado como parejas de hecho en el registro son homosexuales.


En el 2006, de las 729 parejas que se registraron en la provincia hispalense, 41 eran del mismo sexo. Estas cifras se corresponden con los datos de Andalucía, en la que de las 1.852 inscripciones, el 95% son de parejas heterosexuales.


A pesar de la escasa repercusión que tiene para las personas del mismo sexo, el Colectico de Lesbianas y Gays, Bisexuales y Transexuales, Colega, premió en el año 2003, uno después de la elaboración de la redacción de la 5/2002 Ley de Parejas de Hecho, al gobierno andaluz. Este galardón fue concedido por la promoción realizada en los derechos humanos y de los valores de tolerancia, respeto y justicia.

> Berria: Salaketak > ANDALUCIA: ATA, ACCS Y LOS VERDES RECLAMAN POLICIAS GAYS Y TRANSEXUALES PARA ATENDER LAS AGRESIONES A ESTOS COLECTIVOS

  • Reclaman policías gays y transexuales para atender las agresiones a estos colectivos
  • ABC, 2007-08-08 # Carlos Yagüe · Sevilla

Francisco Garrido, primero por la derecha, junto a Milagros López, Rafael Crespo y Mar Cambolle

El parlamentario de Los Verdes, Francisco Garrido, quiere que España siga el ejemplo de otros países, como Holanda, en el que «agentes de policías gays, lesbianas o transexuales» atiendan los casos relativos a estos colectivos, «dada la especial sensibilidad que pueden mostrar y la confianza que pueden brindar», dijo.


Francisco Garrido realizó esta afirmación en una rueda de prensa que se celebró con motivo de la agresión de los cocheros a dos transexuales hace dos semanas en el centro de Sevilla. Garrido condenó todos los actos violentos de esta índole, que «suponen la vulneración de los derechos de las personas». El parlamentario también alertó acerca de lo conveniente que sería que pudiera «desaparecer la homofobia dentro de los cuerpos de seguridad del Estado», indicó.


Por su parte, el delegado de Los Verdes en Sevilla, Rafael Crespo, presentó una serie de propuestas que su grupo junto a la Asociación de Transexuales de Andalucía han elaborado para presentar ante el Parlamento, que incluyen conocer el número y las características de los delitos violentos contra las minorías sexuales en España, elaborar un protocolo policial específico para proteger los derechos de los transexuales, que en los planes de enseñanza y de educación de las Academias de Policía se recoja la formación sobre derechos y libertades de las minorías sexuales y, por último, la puesta en funcionamiento de un número de teléfono de la Policía, de atención personalizada y gratuito.


Garrido afirmó que el interés de Los Verdes por los hechos violentos contra este colectivo no es nuevo. «Desde el principio de la legislatura he hecho preguntas al Ministerio del Interior para conocer el volumen de estos delitos y la respuesta que tengo es que la policía no registra específicamente los delitos homófobos».


La intención del parlamentario es que el peso de la justicia recaiga sobre las personas que llevaron a cabo la agresión, y no todo sobre el gremio de los cocheros. «Es injusto atacar a un colectivo que nada tiene que ver», concluyó.


Los cocheros se desmarcan de la agresión
Tanto Milagros López, presidenta de la Asociación de los Cocheros de Sevilla, como Mar Cambolle, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía, quisieron aclarar que lamentan los hechos, y que de estos se deben responsabilizar los causantes y no todo el colectivo de los cocheros. Mar Cambolle indicó que desde su asociación «condenamos el hecho transfobo que se ha producido y a los individuos que lo han cometido, tenemos claro que la profesión no tiene que ver con la agresión». Milagros López aseguró acerca de la agresión que «no es justo, pero que tampoco lo es que se meta a todo el colectivo». Desde Madrid, concretamente desde la asociación de Transexualidad Clínica, surgió la posibilidad de organizar una manifestación en las paradas de los cocheros, opción desmentida por Cambolle. «Lo consideramos una intromisión porque la asociación es fantasma y sólo representa a su portavoz. Vamos a condenar el acto y a presentarnos como acusación particular. Si hay protesta será para exigir al gobierno que cumpla su función».

> Berria: Salaketak > ANDALUCIA: COMUNICADO DE ATA, ACCS Y LOS VERDES CONTRA LAS AGRESIONES TRANSFOBAS EN SEVILLA

  • Comunicado contra las agresiones tránsfobas a los transexuales
  • Guerrilla Travolaka, 2007-08-07 # Mar Cambrolle (ATA) · Milagros López (ACCS) · Rafael Crespo (Los Verdes)

Las tres entidades y las personas que en este caso la representan, Mar Cambrolle, Presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía, Milagros López, Presidenta de la Asociación de los Cocheros de Sevilla, y Rafael Crespo, Portavoz de Los Verdes de Sevilla, condenamos enérgicamente las agresiones tránsfobas, ocurridas en Sevilla el 25 de Julio de 2007 en Sevilla, donde se agredió físicamente y moralmente a la mujer transexual Mónica Claro Ruiz, en una clara actitud de transfobia, intolerancia y contraria a la ley y al respeto a las mujeres. Hacemos un llamamiento a la sociedad a repudiar, perseguir y condenar estas actitudes, además de solicitar que, sobre estos individuos culpables de estas últimas agresiones cometidas, caiga todo el peso de la ley.


Durante el régimen de la dictadura franquista, las personas homosexuales y transexuales fueron vorazmente perseguidas, maltratadas, detenidas y encarceladas, sólo por amar de manera diferente o por sentirse hombres y mujeres en un cuerpo equivocado por la naturaleza.


Como consecuencia de una filosofía política de represión y de aniquilación de las minorías disidentes, se aprobaron leyes como la de Vagos y Maleantes y, finalmente, la Ley de Peligrosidad Social, que llegó a encarcelar a hombres y mujeres homosexuales y transexuales en las cárceles del régimen.


La Democracia
y la Constitución españolas trajeron nuevos aires de libertad para gays, lesbianas y transexuales, pero no es hasta este Gobierno, cuando las minorías sexuales perseguidas y discriminadas de nuestro país han empezado a ver satisfechas algunas de sus reivindicaciones históricas de igualdad ante la ley y el cumplimiento de la Constitución.


Falta mucho aún para la igualdad real y efectiva de los colectivos de gays, lesbianas y transexuales, en nuestro país. Uno de los apartados donde hace falta profundizar es en la seguridad y protección de las minorías sexuales, por parte de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, frente a las conductas y las acciones homófobas y tránsfobas, al mismo tiempo que se dé reconocimiento a la presencia de miembros gays, lesbianas y transexuales en los cuerpos policiales, con todos sus derechos y libertades fundamentales respetados.


Por todo ello, Los Verdes y la Asociación de Transexuales de Andalucía solicitamos:

  • Conocer el número y las características de los delitos violentos contra las minorías sexuales en España y saber la cuantía anual de éstos, para que se tomen las medidas policiales y sociales necesarias para combatirlos y prevenirlos.
  • La elaboración de un protocolo policial específico, para proteger los derechos de personas transexuales.
  • Que en los planes de enseñanza y de educación de las Academias de Policía, tanto Nacionales como Autonómicas y Municipales, sea recogida adecuadamente la formación sobre los derechos y libertades fundamentales, y la igualdad y el respeto a las minorías sexuales en España. Y que se cuente, para estos planes educativos, con el asesoramiento y participación de los colectivos de Gays, Lesbianas y Transexuales.
  • Instamos al Gobierno a poner en funcionamiento un número de teléfono de la Policía, de atención personalizada nacional y gratuito, para atender los casos de violencia de género, violencia social, violencia psicológica, violencia escolar, violencia familiar y violencia laboral contra personas gays, lesbianas y transexuales.