• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

> Berria: Sariak > UNA FOTO SOBRE MATRIMONIOS FORZOSOS DE NIÑAS EN AFGANISTAN GANA EL PREMIO UNICEF

  • Una foto sobre matrimonios forzados de niñas en Afganistán gana el premio Unicef a mejor imagen del año
  • En segundo lugar, se ha reconocido el trabajo del bangladesí Golam Mostofa Bhuiya Akash sobre la explotación laboral de niños en su país
  • El País, 2007-12-17 # EFE · Berlín


La imagen de Ghulam, una niña afgana de once años sentada junto a su marido de 40, realizada por la fotógrafa estadounidense Stephanie Sinclair, ha sido elegida hoy en Berlín como mejor fotografía del año por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), entre otras 1.230 imágenes, por su denuncia de una práctica “mundial” y “terrible”, según la esposa del presidente federal alemán, Eva Luise Köhler, colaboradora de la organización.


Köhler ha subrayado la gravedad del problema de los matrimonios forzados en todo el mundo y señalado que esas niñas no sólo son alejadas de su familia y del colegio y sometidas a relaciones sexuales sino que son utilizadas también como fuerza de trabajo.


La foto del año de Unicef, que muestra a una niña que mira con temor y recelo a su esposo, forma parte de una serie de retratos e imágenes sobre matrimonios infantiles que Sinclair realizó durante dos años en Afganistán, Etiopía y Nepal, donde es habitual que las familias casen a sus hijos adolescentes entre sí. La fotógrafa ha relatado que la familia de Ghulam decidió “venderla” para poder alimentar al resto de sus hijos aunque “se sentían avergonzados” de ello.


En segundo lugar, se ha reconocido el trabajo del bangladesí Golam Mostofa Bhuiya Akash sobre la explotación laboral de niños en su país, mientras el alemán Hartmut Schwarzbach obtuvo el tercer premio por la imagen de Annalyn, una niña filipina que vive en una colonia de mineros cerca de Manila.


Entre los proyectos finalistas escogidos por Unicef también figura un reportaje sobre mujeres violadas en el genocidio de Ruanda (1994) junto a sus hijos, del israelí Jonathan Torgovnik, que este año ganó el Premio al Retrato Fotográfico de la National Portrait Gallery de Londres.


Las enfermedades también están presentes en la selección de finalistas de Unicef con los menores congoleses víctimas de la polio del británico Finbarr O’Reilly o la serie sobre el valor de las madres que luchan por sus hijos enfermos, de la estadounidense Renée Byer.

Anuncios

> Elkarrizketa: Per Engebak > "EL ESTIGMA DEL SIDA SE VA REDUCIENDO"

  • Per Engebak· Director de Unicef para el este y el sur de África
  • “El estigma del sida se va reduciendo”
  • El País, 2007-11-15 # Inmaculada de la Fuente · Madrid

Per Engebak, director regional de Unicef para el Este y Sur de África, conoce bien la carga que llevan sobre sus hombros los siete millones de huérfanos que ha dejado el virus a su paso. Niños condenados a formar parte de una fatal espiral: vieron morir a sus padres a causa del sida, y quizás ellos mueran por el mismo mal. O no, el último informe Innocenti, Protegiendo la infancia, describe avances. “El estigma del sida se va reduciendo”, afirma. Pero también desafíos.


De los 15 millones de huérfanos en el mundo atribuidos al sida, más de la mitad viven en África subsahariana. Un continente en el que llueve sobre mojado, con una larga tradición de huérfanos por otras causas. En los últimos años, un tercio de los huérfanos africanos lo son por el virus del sida. Se estima, además, que de los 400.000 niños que se infectan al año, el 80% son africanos.


Pregunta. Se ha roto la cultura del silencio y se atisban cambios. ¿Hay razones para la esperanza?
Respuesta. Niños y jóvenes podrían convertirse en poderosos agentes del cambio si se les da información y se les ayuda a salir del círculo vicioso en que se hallan: la generación de sus padres ha sido sacrificada. El reto actual es salvar la suya.


P. ¿El compromiso de los gobiernos es ahora mayor?

R. Los gobiernos de Kenia, Tanzania y Malaui, entre otros, desarrollan planes de acción para ayudar a las familias que sufren la ausencia del padre, de la madre o de ambos. En Zimbabue, por ejemplo, el 8% de los niños son huérfanos. En Lesoto, país muy afectado, se han arbitrado subsidios para las abuelas. Algunas cuidan a nueve o diez niños. La solidaridad es muy fuerte en los núcleos próximos: el 80% de la ayuda se canaliza a través de las comunidades locales. En Kenia se intenta movilizar a los jóvenes para frenar el contagio.


P. Hasta hace poco el tratamiento se centraba en los adultos. ¿Aumenta la sensibilidad por el sufrimiento de los niños?
R. Hace cinco años sólo el 5% de los huérfanos recibía ayuda, ahora ésta llega al 30%. Aunque la prioridad es atender a los adultos, los jóvenes de 15 a 19 años son los más vulnerables a la infección: el riesgo del contagio sigue siendo alto. Por otra parte, para tratar a los niños ha habido que calibrar la dosis pediátrica. Estos medicamentos ya están calibrados y las compañías ya no tienen excusas para producirlos. Por ahora, sólo el 5% de los niños seropositivos recibe cotrimoxazol, un antibiótico de bajo coste que puede reducir a la mitad las muertes de estos chicos por infecciones asociadas al sida. Uno de los objetivos de Unicef para 2010 es que el 80% de los que lo necesiten reciban tratamiento antiretroviral o cotrimoxazol.


P. ¿Hasta qué punto huérfanos y afectados rehacen su vida?

R. En Botsuana, y los países en que las familias reciben ayuda, apenas se han detectado diferencias en la escolarización de los niños afectados por el sida y los que tienen una vida familiar normal.


P. Muchos de estos chicos viven verdaderos dramas…
R. Están traumatizados por la magnitud de su esfuerzo: algunos han cuidado y han visto morir a sus padres. Muchos requieren atención psicosocial: su vulnerabilidad los hace potenciales víctimas de la explotación sexual. Además, al perder a sus padres, carecen de experiencia agrícola para autoabastecerse. Nadie les ha enseñado.


P. En algunas áreas el virus se ceba en las mujeres. ¿Un reflejo más de la desigualdad de género?

R. En Suazilandia, el 50% de las mujeres están infectadas. Y las jovencitas entre 15 y 19 años tienen altas tasas de infección: inician antes sus relaciones al alcanzar la madurez sexual antes que los chicos. A estas edades, además, su autoestima no es muy alta para negociar sus relaciones y protegerse. Hay campañas dirigidas a que desarrollen estas habilidades.

> Berria: Hiesa > AFRICA: EL SIDA PROVOCA VIOLENCIA HACIA LA MUJER

  • El sida provoca violencia hacia la mujer en África
  • Muchas se contagian por violaciones y son rechazadas socialmente. La cifra de mujeres infectadas es tres veces mayor a la de hombres.
  • 20 Minutos, 2007-03-06 # Ana Martín



Mujer, sida y violencia. Ésta es la situación que más se repite actualmente en el continente africano, ya que el VIH es causa y consecuencia de la violencia hacia las mujeres, según denuncia Ayuda en Acción.


Veinticinco millones de personas viven en el África subsahariana con VIH, según datos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

De ellas, un 57% son mujeres y “las encuestas más recientes indican que por cada hombre portador de esta enfermedad llega a haber hasta tres mujeres jóvenes infectadas”, indican desde esta ONG.

Son víctimas de esta enfermedad en muchos casos al ser contagiadas a través de violaciones y precisamente, por sufrirla, son más vulnerables y se ven sometidas a una mayor marginación social.


Decisión masculina
Hay una gran cantidad de factores que hacen que la mujer viva a un nivel muy inferior al del hombre en África.

El riesgo de muerte maternal afecta a una de cada 15 mujeres en el África subsahariana y el índice de alfabetización de féminas adultas es de un 77% en el Norte África y del 63% en África Central y Occidental, según datos de Unicef.

La toma de decisiones es otra capacidad inalcanzable para ellas. En Burkina Faso, Mali y Nigeria, el 75% aseguran que son sus maridos quienes tienen la primera y última palabra, aunque si las mujeres tuvieran el mismo nivel de influencia al decidir que ellos en los hogares, habría 1,7 millones de niños malnutridos menos en el área subsahariana.

Ellas son siempre las últimas
En un continente cada vez más pobre y en el que los recursos llegan a duras penas, las mujeres son las últimas en acceder a estas ayudas.

Siempre los varones estarán por delante de ellas a la hora de recibir recursos. E incluso en situación de necesidad, son ellos los que tienen prioridad para recibir alimentos u otros bienes.

“Es lo que se llama ‘dejadez fletal’”, indica Ana Lidia Fernández-Layos, responsable de género de Ayuda en Acción.

Esta situación deriva en un nivel más elevado de malnutrición en niñas y mujeres.

Ellas también son víctimas directas de los conflictos armados, ya que no se pueden trasladar a otras zonas del país por temor a que sean violadas.

Y a la hora de recibir tratamiento contra las enfermedades, son las mismas mujeres las que prefieren que se curen los varones porque son ellos los propietarios de las tierras y, en caso de que ellos muriesen, ellas no heredarían los terrenos.

“Sólo el 1% de las propiedades del mundo son de mujeres”, recalca Fernández-Layos.

Los ingresos de las mujeres representan un 51% de lo que ganan los hombres en este continente, aunque hay ciertos signos de cambio.

La representación femenina en las instituciones legislativas es del 16,8% allí y abanderan estos avances Uganda (29,8%) y Mauritania (17,9%).

II Encuentro España-África
Con la presencia de la Reina Sofía, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y otras personalidades como Ellen Jonson-Sirleaf, vicepresidenta de Liberia, se inaugura mañana el II Encuentro España-África en el marco de la celebración del Día de la Mujer este jueves.

Mujeres africanas y españolas se reunirán en Madrid para poner en común ideas y conocimientos en un intento de alcanzar la igualdad.

> Berria: Hiesa > NICARAGUA: REGRESA A CLASES LA NIÑA DISCRIMINADA POR SIDA

  • Regresa a clases niña nicaragüense discriminada por sida
  • El Nuevo Herald, 2007-02-13 # Filadelfo Alemán · AP · Manuagua

Una niña de cinco años, discriminada en su escuela por padecer del VIH-Sida, se reintegró a clases el martes luego de una reunión en la que a los padres de otros niños que la rechazaban se les explicó su derecho a la educación, se informó oficialmente.

Rafael Ruiz, delegado del ministerio de Educación Pública en la ciudad de León, 76 kilómetros al occidente de esta capital dijo a AP que la pequeña retornó a sus clases la mañana del martes, “luego que se les explicó a los padres de los otros niños, que no debían temer por sus hijos porque la enfermedad no es transmisible por contacto”.

“Les explicamos además que la ley establece el derecho a la educación a las personas que conviven con el VIH/Sida y el de sus hijos e hijas, y no se les puede impedir el acceso a las escuelas”, dijo.

Los padres objetaban que la niña utilizaba los mismos materiales educativos, platos y vasos del preescolar.

Agregó, sin embargo, que al menos tres o cuatro padres de familia insistieron en trasladar a sus hijos a otro preescolar.

La niña quedó huérfana hace dos años y la tiene a cargo de su abuela, cuando falleció su madre que padecía de la enfermedad. Es alumna del preescolar “Los Angelitos” del barrio periférico conocido como El Arrozal II de esa ciudad que comparte con 50 niños más.

El doctor Armando Matute, encargado de la clínica, que atiende casos de Sida en la ciudad de León, dijo a AP que “es el primer caso de discriminación de un niños por esa enfermedad que se conoce en el país”.

Agregó que “para algunos padres de familia con poco nivel escolar, existe una especie de tabú con el sida al creer que no se puede convivir con quien lo padece, lo cual debe ser superado con más educación”.

Víctor Gutiérrez Mendoza, director del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas) de la ciudad, dijo a AP, que el caso fue denunciado por la abuela de la niña el fin de semana.

“Nos dijo que un grupo de padres de familia le manifestaron que debía retirar de clases a su nieta o lo pedirían formalmente por escrito a los ministerios de Salud y Educación”. Ella es miembro de un grupo de “auto ayuda” para personas que conviven con el sida.

“La niña perdió una semana clases”, dijo Gutiérrez Mendoza.

Un reciente informe de la Unicef sostiene que unos 19.000 nicaragüenses podrían estar padeciendo del sida, aunque sólo 2.200 casos aparecen registrados oficialmente.

Pero lo que más preocupa al organismo y a las autoridades locales es que de esos 2.200 casos registrados, el 24% de las víctimas corresponde a jóvenes y el 11% a niños que fueron contagiados de forma por su madre durante el embarazo o a través del parto.

Berria: Erauzketa > LA UNION EUROPEA COINCIDE CON UNICEF EN COMBATIR LA "TRADICIONAL" ABLACION DEL CLITORIS

  • Europeos coinciden con UNICEF en combatir ablación del clítoris tradicional
  • Terra, 2007-02-06

Mientras el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) reclamaba hoy el fin de la mutilación genital femenina, autoridades de la Unión Europea (UE) y de varios países del viejo continente condenaban esa tradición.

Tal coincidencia de criterios se daba este martes con ocasión del Día Mundial contra la Mutilación Femenina, una práctica muy extendida en Africa subsahariana y Oriente Medio.


Cada año de dos a tres millones de niñas sufren la extirpación del clítoris, parcial o total, o de todos los órganos genitales exteriores, según distintas fuentes de ámbito internacional.


Operaciones de este tipo han sido practicadas al menos a 130 millones de mujeres en el mundo, de acuerdo con la UNICEF.


La mutilación genital femenina se suele hacer con utensilios rudimentarios y en ausencia de higiene, lo que puede provocar infecciones a las niñas.


Por su parte, la comisaria de Relaciones de Exteriores de la UE, Benita Ferrero-Waldner, consideró hoy que la ‘aborrecible’ práctica de la ablación no puede justificarse por ninguna tradición y recalcó que ‘debemos ponerle fin, ahora’.


‘No podemos cerrar los ojos a esta práctica’, señaló en un comunicado.


Según la comisaria austríaca, la UE seguirá haciendo lo posible para poner fin a dicha costumbre, que tiene lugar no sólo fuera de las fronteras comunitarias europeas sino también dentro.


En Italia, la ministra de Sanidad, Livia Turco, indicó hoy que es necesaria la formación de las mujeres que proceden de comunidades donde se practica la ablación para que sepan ‘que sólo ellas pueden decidir sobre su vida, su propio cuerpo y el de sus hijas’.


Turco hizo estas declaraciones en el congreso ‘Mutilación Genital: una cuestión de derechos’, celebrado hoy en Roma con ocasión del Día Mundial para la eliminación de esta practica.


Explicó que la inmigración trajo nuevas culturas y usanzas pero que ‘en una democracia madura, como la italiana, la expresión de las diferentes culturas encuentra un límite en la tutela de los derechos humanos enunciados en las convenciones internacionales’.


El presidente del Senado italiano, Franco Marini, envió al congreso un mensaje en el que describe la mutilación como un ‘delito contra la dignidad humana’ y deplora que ‘aún queda lejos la completa derrota’ del fenómeno de la ablación.


También la ministra alemana de Cooperación y Ayuda al Desarrollo, Heidemarie Wieczorek-Zeul, ha calificado hoy la ablación femenina como una ‘grave violación de los derechos humanos’.


Wieczorek-Zeul lamentó que siga teniendo que haber un día internacional para llamar la atención sobre este tipo de costumbres, que, según dijo, se practican todavía en 28 naciones de Africa, en la península Arábiga y en parte de Asia.


La ministra de Asuntos Exteriores de Austria, Ursula Plassnik, destacó hoy desde Viena que la mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos que ‘no tiene raíces en ninguna religión’.


‘La violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos que de forma espeluznante se produce en todas las culturas y estratos sociales. La mutilación genital femenina es parte de ella’, añadió Plassnik.


En España, el gobierno regional de Madrid destinó más de 600.000 euros (unos 780.000 dólares) a programas de sensibilización contra la ablación en Africa, destinados especialmente a Senegal y Mauritania, según su consejera de Inmigración Lucía Fígar.


La UNICEF recordó hoy en un comunicado que los países miembros de la ONU se comprometieron hace cinco años, en una sesión especial, a poner fin en 2010 a esta dolorosa y arriesgada práctica.


La agencia de la ONU anunció que este año intensificará los esfuerzos coordinados para que en 2015 queden reducidas a la mitad las mutilaciones femeninas en 16 países africanos, una meta que también fue incluida en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

> Berria: Erauzketa > UNICEF RECLAMA EL FIN DE LA MUTILACION GENITAL FEMENINA

  • UNICEF reclama el fin de la mutilación genital femenina
  • Terra, 2007-02-06

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) hizo hoy un llamamiento para poner fin a la mutilación genital femenina, práctica muy extendida en Africa subsahariana y en Oriente Medio.

Con motivo del Día Mundial contra la Mutilación Femenina, UNICEF recordó que los países miembros de la ONU se comprometieron hace cinco años, en una sesión especial, a poner fin a esta dolorosa y arriesgada práctica en 2010.


Cerca de dos millones de niñas sufren cada año la mutilación del clítoris o de todos los órganos genitales exteriores, operación que ha sido practicada al menos a 130 millones de mujeres y niñas en el mundo, según UNICEF.


La agencia de la ONU anunció en un comunicado que este año intensificará los esfuerzos coordinados para que en 2015 queden reducidas a la mitad las mutilaciones femeninas o ablaciones en 16 países africanos, una meta que también fue incluida en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.


‘Más allá de la fecha del 2015, la campaña de la UNICEF irá destinada a eliminar la práctica en una generación de niñas’, reza el documento.


UNICEF resaltó que la mutilación genital femenina tiene graves consecuencias para la salud de las mujeres, según un estudio donde se constata que la mayoría de las víctimas de la ablación requieren de cesárea por complicación en el parto, así como experimentan hemorragias después dar a luz, entre otros problemas.


‘El ambicioso objetivo de eliminar esta práctica en una generación puede lograrse si se avanza en los programas ya existentes’, añade el comunicado.


La campaña emprendida por el organismo internacional para poner fin a este tipo de mutilación cuenta con el apoyo de otras agencias de la ONU, instituciones financieras mundiales, la sociedad civil, el sector privado y los países donantes.


UNICEF agradeció el compromiso demostrado por países como Italia, que ha aportado 1,8 millones de euros (2,3 millones de dólares) para apoyar programas de concienciación contra la mutilación genital femenina en Africa.


En Sudán, por ejemplo, los líderes religiosos usan su autoridad para afirmar que esta práctica es una violación a los principios espirituales y teológicos.


Este tipo de concienciación comunitaria ha permitido, según la UNICEF, reducir las ablaciones en otros países, como la República Centroafricana, Egipto, Eritrea, Etiopía, Guinea, Kenia, Mali, Nigeria y Yemen.

> Berria: Hiesa > UNICEF REVELA QUE SOLO SE TRATA EL 10% DE LOS MENORES CON VIH

  • Unicef revela que sólo se trata al 10% de los menores con VIH
  • El País, 2007-01-30 # M. S. · Madrid

Un reciente informe de Unicef, Infancia y sida: un balance, pone de manifiesto que la principal causa de esta infección en los menores de 15 años sigue siendo la transmisión vertical madre-hijo. El estudio se ha realizado en 70 países subdesarrollados y en vías de desarrollo. No obstante, la campaña “Unidos por la infancia. Unidos contra el sida”, emprendida por Unicef, pone de manifiesto que en países del este y del sur de África ha aumentado notablemente en los dos últimos años el número de mujeres infectadas por el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) que reciben tratamiento para prevenir la transmisión vertical de la infección. Por ejemplo, en Namibia el porcentaje del 6% de 2004 ha ascendido al 29% en 2005. En este mismo periodo de un solo año en Suráfrica se observó un incremento del 22% al 30%.

En cualquier caso, el informe lamenta que en los países de renta media y baja sólo el 9% de las mujeres embarazadas con VIH reciben tratamiento antirretroviral para impedir la transmisión de la infección a sus hijos. Además, sólo el 10% de los niños infectados en todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral y sólo el 4% de los nacidos de madres infectadas reciben tratamiento profiláctico para prevenir las infecciones oportunistas, que a menudo resultan mortales.

La cara olvidada
Hace un año, Unicef denunció que los niños siguen siendo “la cara olvidada de la pandemia del sida”. Ann M. Veneran, su directora ejecutiva, afirma que existe una necesidad urgente de ayudar a los pequeños afectados por este problema: “Hemos de centrarnos en varios puntos: prevenir la transmisión vertical y mantener a las madres libres de la enfermedad, garantizar el tratamiento a los niños seropositivos y ayudar en todo a los huérfanos por esta causa”.

El informe también destaca que se han producido avances en el abordaje pediátrico de este problema “gracias a las mejoras en los diagnósticos, al trabajo de sanitarios mejor preparados, a fármacos más baratos y a protocolos de tratamiento más sencillos”. En algunos países -por ejemplo, Botsuana, India, Ruanda, Suráfrica y Tailandia- se ha conseguido facilitar las cosas al integrar el control pediátrico en los centros para adultos.

El informe indica que en el último año y medio el precio del tratamiento antirretroviral infantil se ha reducido notablemente gracias a la ayuda de algunas instituciones, entre ellas la Fundación Clinton. También subraya la necesidad de centrar estrategias en adolescentes y jóvenes en situaciones de riesgo de contraer la infección, especialmente en el sexo femenino.

Las últimas observaciones sugieren que la disminución de la prevalencia del VIH en Kenia, áreas urbanas de Costa de Marfil, Malaui y Zimbabue, así como en áreas rurales de Botsuana, se debe en gran medida a la adopción de comportamientos sexuales más seguros entre los jóvenes.